Ahorra hasta 235€ en tu seguro de coche

Encuentra el seguro de coche más barato comparando 25 aseguradoras en pocos minutos

Comparamos los mejores productos en más de 25 compañías

¿Qué modalidades de seguros de coche existen?

Actualmente, estos son los tipos de póliza más habituales del mercado.

Seguros de coche a terceros: como ya hemos mencionado, esta póliza cubre la responsabilidad civil obligatoria, es decir, los daños que causemos a terceros. Además puede incluir otras coberturas como la responsabilidad civil voluntaria, asistencia en carretera, defensa jurídica o seguro del conductor.

Seguros de coche a terceros ampliado: el seguro a terceros ampliado es básicamente un seguro a terceros más completo que incluye, además de las garantías de la modalidad anterior, la cobertura de robo, de incendio y de lunas. Algunas compañías de seguros incluyen en esta modalidad, además, cobertura de defensa de multas, subsidio por retirada del carné o vehículo de sustitución.

Seguros de coche a todo riesgo: se trata de la modalidad de seguro más completa, ya que añade a todo lo anterior los daños propios del conductor y del vehículo.

Seguros de coche a todo riesgo con franquicia: con esta variante del seguro a todo riesgo el asegurado se compromete al pago de parte de la reparación en caso de siniestro. Por ejemplo, si se contrata una póliza con una franquicia de 300 euros, en caso de accidente el cliente deberá abonar 300 euros de la reparación y la compañía se hará cargo del resto. Esta modalidad permite rebajar el precio de la prima, con lo que es una opción interesante para aquellos conductores que quieren tener protegido su vehículo pero no lo usan a menudo.

En cualquier caso, pese a que las distintas modalidades de seguros incluyen coberturas similares, lo cierto es que es posible encontrar importantes diferencias entre compañías tanto en garantías como en precio. Por ello, es fundamental usar un comparador de seguros de coche  para elegir el seguro de coche que mejor se adapta a las necesidades del cliente y al mejor precio posible.

¿Qué tener en cuenta antes de contratar un seguro de coche?

Antes de contratar seguros de coche es fundamental informarse de las opciones, ofertas y, en general, de lo que nos ofrecen las distintas compañías. Encontrar un seguro de coche barato es importante, pero antes de elegir conviene repasar varios puntos que te ayudarán a contratar también el mejor producto:

  • Revisa qué cubre tu póliza: lo primero que debemos hacer es revisar con detalle las coberturas que incluye nuestro seguro de coche y no dejarnos guiar únicamente porque se trate de un seguro de coche barato. Así mismo, debemos analizar si necesitaremos todas las garantías que incluye o si podemos prescindir de algunas, lo que podría suponer una reducción en el coste de la prima.
  • Cuidado con las exclusiones: conviene saber que todos los seguros de coche, incluso los más completos, cuentan con una serie de exclusiones, es decir, situaciones o sucesos que nuestra póliza no cubrirá en ningún caso. Se enmarcan en este aparatado los siniestros que se produzcan como consecuencia de carreras o actos temerarios por ejemplo. Al margen de estas exclusiones generales para todas las compañías es recomendable analizar si nuestra póliza incluye exclusiones específicas.
  • Analiza los límites de las coberturas: también se debe revisar cuál es el límite de algunas coberturas para comprobar en qué medida estamos protegidos por nuestra póliza. Por ejemplo, hasta cuánto cubre la responsabilidad civil o si hay un máximo de servicio de asistencia en carretera al año.

¿Puedes ahorrar contratando una franquicia con tu seguro de coche a todo riesgo?

Los seguros de coche a todo riesgo son los más caros, pero también son la opción más recomendable para quienes acaben de comprar un vehículo nuevo. Para poder reducir la prima, las aseguradoras ofrecen a sus clientes la posibilidad de contratar una franquicia en su seguro a todo riesgo. Con esa opción, el conductor se compromete a que, en caso de que se produzca un siniestro por su culpa, hay una cantidad fija (la franquicia) que él mismo abonará y de la que la aseguradora no se hará responsable. Está pensada, por tanto, para los conductores con un historial limpio de infracciones.

¿Hay diferencia en el precio de las diferentes compañías de seguros de coche?

En los últimos años, debido a la fuerte competencia del sector y a la aparición de nuevas compañías de venta directa, las aseguradoras han mejorado y ampliado su oferta y han ajustado los precios para captar y fidelizar a sus clientes.

No obstante, es posible encontrar notables diferencias de precio entre las distintas compañías con lo que una de las formas más rápidas y sencillas de ahorrar en el seguro de coche es consultar un comparador de seguros de coche entre todas las ofertas del mercado para encontrar aquella que responde a nuestras necesidades al mejor precio.

Cada vehículo y conductor tienen unas necesidades concretas. Por ello, antes de contratar un seguro es conveniente analizar qué uso vamos a darle al vehículo y a que riesgos nos expondremos, con el fin de definir el tipo de seguro de coche que más nos conviene. 

¿Cuáles son las coberturas más importantes de un seguro de coche?

A día de hoy, incluso los seguros de coche más básicos están obligados a incluir la responsabilidad civil obligatoria, que cubre los daños que puedas provocar a terceros mientras conduces. A partir de ahí, las prestaciones cambian en función del producto. Por norma general, la asistencia en carretera o la cobertura de robos e incendios son algunos de los servicios más demandados por los conductores. Si además quieres contar con protección ante daños propios, tendrás que elegir la modalidad de todo riesgo, más cara que la de terceros o terceros ampliado.

¿Es más barato contratar un  de coche por Internet?

A la hora de elegir póliza, hay que tener en cuenta que no todas las aseguradoras funcionan igual. De hecho, según el canal de venta que utilizan podemos distinguir entre las compañías tradicionales (entre las que se encuentran empresas  como Mapfre, Generali, Allianz, AXA, Pelayo o Reale) y las de venta directa, que prescinden de mediadores y permiten realizar la mayoría de operaciones a través del teléfono e Internet.

Las aseguradoras tradicionales vienen avaladas por su mayor experiencia en el mercado y, además, cuentan con una mayor red de oficinas y empleados, lo que aporta confianza para algunos usuarios. Las compañías directas, sin embargo, suelen ofrecer seguros de coche más baratos, ya que pueden permitirse eliminar de sus primas los gastos adicionales que suponen los intermediarios.

Para algunos conductores, además, puede ser más cómodo tener la oportunidad de realizar sus gestiones a través de Internet, si bien es cierto que la mayoría de aseguradoras tradicionales empiezan a adaptarse a las nuevas tecnologías y a ofrecer la opción de operar por la Red a sus clientes.