¿Qué tipos de tarifas móviles existen?

 

El mundo de las telecomunicaciones ha cambiado enormemente con el paso de los años. Hoy día disponemos de numerosas herramientas para comunicarnos y la llegada de Internet móvil ha sido una pieza clave en este cambio. La telefonía móvil es uno de los recursos más importantes de los que disponemos en la actualidad y se ha convertido no solo en el centro de la comunicación, sino también de la información y del entretenimiento.

 

Los teléfonos móviles inteligentes son dispositivos que nos mantienen comunicados permanentemente con el mundo y han dejado de ser simples medios para transmitir información. En realidad, se han convertido en instrumentos que mejoran la productividad en el trabajo que ayudan, y en muchos casos son imprescindibles, para todo tipo de tareas.

 

Todos estos son motivos por los cuales resulta vital tener un móvil que realmente resulte funcional. Actualmente podemos encontrar diversas opciones en el mercado, para todos los gustos y para todos los presupuestos. Pero más allá del terminal móvil que compremos, también es importante encontrar buenas tarifas para nuestros teléfonos.

 

Para ello es necesario tener en cuenta que entre las opciones que tenemos en el mercado disponemos de dos tipos: la telefonía móvil prepago y la telefonía móvil de contrato. Sin importar el tipo de móvil que tengamos, uno de los aspectos fundamentales es elegir una tarifa que se adapte a nuestras necesidades y que nos permita ahorrar dinero. En nuesra guía te damos algunas pistas para saber si te conviene más un móvil prepago o uno de contrato.

 

Muchos usuarios hacen gastos innecesarios al contratar tarifas que no les convienen, con servicios que no utilizan, por no saber elegir bien o por obligación. Para no caer en este tipo de trampas es importante comparar las diferentes ofertas que nos ofrecen los operadores para así contratar justo lo que necesitamos, independientemente de si se trata de tarifas móviles de prepago o de contrato.

 

 

¿Qué son las tarifas de telefonía móvil de prepago?

 

Aunque hoy día es normal tener un teléfono móvil, en los años 90 no lo era tanto. En esa época la única manera de contratar una tarifa era por medio de contrato y no todos los consumidores podían hacerlo porque los precios eran elevados, tanto el coste de los terminales como el de las tarifas.

 

En aquellos tiempos, la telefonía móvil estaba reservada para el pequeño grupo de personas que podía costear tales gastos, por ello, como una forma de democratizar el acceso al móvil, nació la telefonía móvil prepago, un sistema que permitía el acceso de todos los sectores de la población a los beneficios de la telefonía móvil.

 

Las tarifas móviles de prepago llegó a España en 1993 y a partir de ese momento se revolucionó el mercado de las comunicaciones: el acceso a la telefonía móvil se hizo mucho más libre gracias a esta nueva modalidad, la cual aprovecharon los operadores para captar numerosos clientes a través de diversas promociones.

 

¿En qué se diferencian las tarifas de telefonía móvil de prepago de las de contrato? 

 

Tras aquel cambio y hasta ahora, en el mundo de las comunicaciones inalámbricas conviven en un mismo plano la telefonía móvil prepago y la telefonía móvil de contrato. Si comparamos las tarifas móviles de prepago con las de contrato, encontraremos que cada una tiene aspectos relevantes que la hacen resaltar según los intereses de cada cliente. Cada una de ellas tiene un público distinto, ya que han sido pensadas para complacer diversos grupos de usuarios dependiendo de las necesidades de cada uno.

 

La telefonía móvil prepago y la telefonía móvil de contrato se diferencian básicamente en la forma en la que se pagan los consumos y por ende en las tarifas que se contratan. En el caso de la telefonía móvil prepago, o de tarjeta como también se le llama, se trata de una modalidad de pago adelantada donde el usuario ingresa en su tarjeta el dinero que consumirá en forma de minutos, mensajes o datos. Si quieres saber las mejores tarifas de prepago de este mes, consulta nuestra tabla.

 

En la telefonía móvil de contrato, por el contrario, se paga después de realizar el consumo, razón por la cual la tarifa móvil se asocia a la cuenta bancaria del usuario, de donde serán descontados los gastos. Los consumos del cliente se verán reflejados en una factura mensual que el usuario deberá pagar para continuar disfrutando de los servicios contratados.

 

¿Cómo saber si me conviene una tarifa de prepago en lugar de contrato?

 

Las tarifas de la telefonía móvil prepago y de contrato buscan atender las necesidades de dos tipos de clientes diferentes. Aunque los operadores constantemente tratan de aplicar estrategias para hacer que los clientes de tarifas móviles de prepago se pasen a contrato, ofreciéndoles descuentos en tarifas y hasta en terminales, lo cierto es que cada tipo de telefonía tiene sus seguidores porque se trata de distintos tipos de usuario. Para saber cómo realizar una portabilidad móvil, atento a nuestra guía.

 

La decisión de contratar una tarifa de  móvil prepago o de contrato debe estar basada en el análisis de nuestras necesidades como usuario. No todos los clientes utilizan su móvil de la misma manera, por ello unos necesitan más o menos servicios. Para quienes consumen pocos minutos, mensajes o datos, hacen uso esporádico del móvil, o quieren controlar más sus gastos, la tarifa móvil prepago podría ser una buena opción ya que solo pagarían lo que consuman, claro, dependiendo de la tarifa que se contrate. En el caso de los usuarios que hagan uso intensivo de sus móviles, podría convenirles más la telefonía móvil de contrato que la telefonía móvil prepago, ya que puede suponer un mayor ahorro.

 

Telefonía Móvil Prepago

 

¿Qué ventajas tienen las tarifas de móvil de prepago?

 

Tener una tarifa de telefonía móvil prepago no significa estar limitados, es simplemente una modalidad que atiende requerimientos distintos dependiendo de lo que necesite cada usuario. La telefonía móvil prepago continúa siendo bastante popular para aquellos que prefieren evitar asociar servicios a sus cuentas bancarias o para quienes no están cómodos con los compromisos de permanencia.

 

Así, la telefonía móvil prepago suele ser muy aceptada entre los adolescentes y jóvenes que no pueden contratar una tarifa de tipo pospago y sobre todo entre los clientes que desean tener un mayor control de sus gastos. Esta es sin duda una de las grandes ventajas de la telefonía móvil prepago, la garantía de controlar nuestros gastos, ya que al pagar antes, solo consumimos lo que tenemos a disposición sin sobregiros.

 

Hoy día, las tarifas de la telefonía móvil prepago incluyen casi los mismos beneficios y características que se incluyen en las tarifas de contrato, con la gran diferencia de contar con mejores precios. El ahorro que suponen las tarifas para la telefonía móvil prepago es otro de los beneficios de esta modalidad, ya que, a diferencia de muchas tarifas de contrato que los operadores obligan a contratar, en este caso, el cliente podrá contratar justo los servicios que necesita.

 

Pero el precio y la facilidad de control no son las únicas ventajas de la telefonía móvil prepago. Esta modalidad también ofrece a los usuarios una mayor libertad para cambiar de operador ya que no comporta compromisos de permanencia, lo que no sucede con la telefonía de contrato. Al no estar atado a una permanencia con una compañía, el usuario podrá conseguir mejores ofertas entre los operadores.

 

Sin embargo, conviene acotar que si lo que quieres es evitar los compromisos con el operador, las tarifas móviles de prepago podría no ser exactamente la mejor salida. Y es que esta modalidad de pago también puede comportar algunos tipos de compromisos mensuales asociados a las tarifas. Aunque no se trata de los compromisos de permanencia que adquieren los clientes con la telefonía de contrato, la modalidad prepago puede exigir ciertos requisitos como una recarga mínima, un consumo mínimo o incluso el pago de una cuota mensual.

 

¿Qué desventajas tienen las tarifas móviles de prepago?

 

La telefonía móvil prepago también tiene algunas desventajas respecto a las tarifas móviles de contrato y una de ellas, quizá una de las más importantes, es que con esta modalidad los operadores no ofrecen móviles financiados a los clientes. El beneficio de comprar un terminal a plazos solo se ofrece a los clientes que contratan tarifas pospago.

 

Esto ocurre porque los clientes de telefonía móvil prepago no adquieren ningún compromiso de permanencia con la empresa, un aspecto esencial para quienes disponen de la modalidad de contrato. Así, los clientes de prepago pierden la posibilidad de adquirir equipos a precios competitivos.

 

Otra desventaja de las tarifas de móviles prepago es que los paquetes de servicios suelen incluir menos minutos y megabytes para navegar que las tarifas de contrato. Las tarifas de pospago incluyen, por lo general, un paquete de servicios más completo porque están diseñadas para usuarios que le dan un uso intenso al móvil.

 

¿Tienen permanencia las tarifas móviles de prepago?

No como tal, pero la telefonía móvil prepago no está completamente exenta de los compromisos de pago con el operador. Algunas compañías exigen a los usuarios de telefonía móvil prepago un consumo mínimo o una recarga mínima, y en otros casos incluso una cuota mensual.

 

El consumo mínimo tiene que ver con una cantidad fija que el cliente debe gastar al mes para poder disfrutar de ciertos beneficios. Esta suma la estipula el operador y en caso de que el cliente no haga este consumo mínimo, deberá pagarlo igualmente.

 

Un caso similar ocurre con la recarga mínima, en la que los clientes de telefonía móvil prepago deben hacer una recarga mínima todos los meses para disfrutar de su tarifa prepago.

 

En el caso de las tarifas con cuota mensual, los usuarios deben pagar lo que consumen más la cantidad establecida de la cuota. El beneficio de este pago fijo está en que con esa cantidad mensual el operador le concede al usuario minutos o MB de datos gratis o inclusive descuentos en otros servicios.

 

Los clientes de telefonía móvil prepago tampoco disponen del beneficio de las ofertas convergentes que se ofrecen a los clientes de contrato. Estas ofertas ofrecen a los usuarios la posibilidad de integrar todos sus servicios en una misma tarifa para así obtener descuentos y mejores servicios. Por alguna razón, los operadores ofrecen este tipo de ofertas solo a quienes tengan tarifas de contrato, quizá como una estrategia para atraer a más clientes a la modalidad postpago.

 

Otra de las desventajas de la telefonía móvil prepago es que, en caso de que el cliente se quede sin saldo, estará incomunicado hasta que haga una recarga. De esta manera, si el usuario necesita comunicarse de manera urgente no podrá hacerlo ya que las únicas llamadas que podrá hacer desde su equipo serán las de emergencia.

 

El usuario puede realizar recargas en cualquier momento, por lo que no es necesario que el saldo esté en cero para hacerlo. Para evitar que los usuarios de la telefonía móvil prepago se queden imposibilitados de comunicarse en un momento determinado, algunas compañías telefónicas facilitan llamadas con cobro a destino o incluso hay modelos que funcionan en varios países y que permiten que el cliente reciba un anticipo de saldo o un traspaso desde la cuenta de móvil de otro usuario.

 

Telefonía Móvil Prepago

 

¿Se puede contratar un pack con una tarifa de prepago?

 

En los últimos tiempos los operadores han apostado fuertemente por las ofertas integradas, esto por el uso cada vez más intenso que los usuarios le dan a sus móviles. Las ofertas integradas son la mejor opción para aquellos usuarios que buscan paquetes de servicios completos a buen precio ya que les ofrecen un servicio todo en uno.

 

Las ofertas integradas no solo proporcionan un ahorro a los usuarios sino también la comodidad de tener todos los servicios en una sola factura. Hablamos de factura porque efectivamente las ofertas integradas o combinadas solo se ofrecen a quienes tienen afiliados sus servicios a un contrato.

 

Sin embargo, la telefonía móvil prepago, por ser una modalidad distinta en la que solo se paga lo que se consume de forma anticipada, no se beneficia de las ofertas integradas. Estas ofertas suponen un porcentaje de ahorro para los clientes que contratan varios servicios de comunicación como telefonía fija, móvil, Internet e incluso televisión. Claro que, es importante que antes de contratar una de las diferentes ofertas combinadas que ofrecen los operadores el cliente esté consciente de cuáles son los servicios que utiliza para no contratar algo que no necesita. Si quieres saber cuáles son las mejores tarifas de Internet y móvil del mercado, echa un vistazo a nuestro ranking.

 

Contratar servicios por separado puede ser más costoso que hacerlo dentro de un paquete combinado. Por esta razón este tipo de ofertas se ha hecho cada vez más popular no solo entre los clientes sino también entre los operadores, los cuales tratan de seducir a los usuarios con los mejores descuentos. Lamentablemente, y por el momento, este tipo de ofertas no está disponible para la telefonía móvil prepago.

 

¿Cómo contratar la mejor tarifa de telefonía móvil prepago?

 

A pesar de no disponer de algunos de los beneficios de los que disfrutan los clientes de contrato, las tarifas de telefonía móvil prepago también ofrecen ventajas a los clientes. En todo caso, sin importar el tipo de tarifa que se contrate, lo importante es tener en cuenta que, antes de contratar un servicio, es vital comparar las ofertas disponibles en el mercado.

 

Para contratar la mejor tarifa de telefonía móvil prepago es necesario que el cliente analice cuáles son sus hábitos de consumo y en base a eso comparar las diferentes ofertas que ofrecen los operadores. Las compañías ofrecen variados planes para adaptarse a las necesidades de cada tipo de cliente, ya que no todos consumen los servicios de la misma manera ni en la misma cantidad. Nosotros te ayudamos analizando todas las tarifas cada mes y seleccionando las mejores tarifas de prepago.

 

Con  tantas opciones que existen en el mercado puede ser difícil escoger una, por ello lo recomendable es estar conscientes de qué es lo que necesitamos. Cuando hablamos de contratar la mejor tarifa para telefonía móvil prepago no solo nos referimos al hecho de contratar una tarifa que sea barata, es más que eso. Más allá del precio, lo importante es contratar justo los servicios que necesitamos para que no gastemos de más en recursos que no utilizamos.

 

También es importante estar atento a las condiciones de ciertas ofertas. El trabajo de los operadores es atraer a la mayor cantidad de clientes y para ello utilizan muchísimas estrategias como promociones y descuentos. Sin embargo, es bueno recordar que no todo lo que brilla es oro. Si una oferta parece ser muy buena para ser cierta, quizá no lo sea.

 

Puede que al comparar las tarifas de telefonía móvil prepago elijas una en específico porque te ofrece justo lo que necesitas a un precio inmejorable. Sin embargo, siempre es importante estar atento a las condiciones de ciertas promociones ya que, puede ser que pasado el tiempo de la promoción, la oferta ya no te convenga. Si bien es cierto que por ser cliente de telefonía móvil prepago no tienes permanencia y puedes cambiar de tarifa o de operador cuando quieras, nadie quiere estar haciendo cambios todos los meses, por ello es mejor estar atento a la hora de escoger.

 

Como siempre, la clave para ahorrar está en la comparación entre las distintas opciones que hay en el mercado. Y es que aunque con el pasar del tiempo la cantidad de clientes de telefonía móvil prepago ha bajado, todavía tenemos en el mercado muchísimas opciones de tarifas con esta modalidad, razón por la cual debemos comparar para poder determinar cuál es la tarifa que realmente se adapta a nuestras necesidades.

 

Telefonía Móvil Prepago

 

¿Cómo se recarga el saldo en la telefonía móvil prepago?

 

Los clientes de telefonía móvil prepago deben atender otro aspecto para disfrutar del servicio de su móvil y es precisamente el proceso de recarga de saldo de la tarjeta. Cuando la telefonía móvil prepago apenas comenzaba, sólo era posible realizar estas recargas a través de las tiendas de la compañía telefónica con la que se tenía contratada la tarifa. Sin embargo, gracias a la integración del Internet en todos los ámbitos de nuestra vida diaria, hoy día es posible hacer estas recargas desde varios medios.

 

Una de las formas que tienen los clientes para realizar recargas de saldo es a través de sus ordenadores o dispositivos móviles, ya sea desde la página web del operador o desde su aplicación móvil. Asimismo, los clientes también tienen la posibilidad de hacer el proceso por medio del teléfono, ya que algunas compañías suelen tener un número telefónico dedicado a quienes hacen recargas móviles.

 

La telefonía móvil prepago también puede recargarse a través de terceros, por medio de cajeros automáticos o por la banca en línea. Muchos bancos permiten realizar recargas de saldo a través de sus plataformas en Internet o a través de su red de cajeros automáticos, bien sea con tarjetas de crédito o de débito. También es posible realizar recargas en establecimientos autorizados como locutorios, estancos, supermercados, entre otros.  Los mensajes de texto son otra vía para las recargas de saldo, aunque para ello es necesario registrar previamente una tarjeta bancaria.

 

Si partimos de la idea que la telefonía móvil prepago y la telefonía móvil de contrato están diseñadas para dos tipos de usuarios, la decisión entre contratar uno y otro es mucho más fácil. Pensar de esta manera nos obliga a analizar nuestros consumos para identificar el tipo de usuario que somos, ya que solo de esta manera lograremos contratar la mejor tarifa para nosotros.

 

Con la gran variedad de opciones que tenemos en el mercado, podemos encontrar muchas buenas ofertas, sin embargo, más allá de los beneficios, lo importante es que la tarifa realmente se adapte a lo que necesitamos. Puede que tu vecino o tu amigo haya contratado un paquete fenomenal a un precio de locura, pero quizá a ti no te funciona de la misma manera porque tus consumos no son iguales a los de él. A eso nos referimos con la importancia de analizar nuestros hábitos.

 

Al tener claro qué es lo que consumimos y en qué cantidad, podremos comparar las diferentes ofertas de los operadores para elegir la más adecuada para nosotros. Si al final te has decantado por la telefonía móvil prepago, debes tener en cuenta tanto las ventajas como las desventajas de ella para así no llevarte sorpresas luego.

 

Por lo tanto, si eres de los que quieres controlar tu consumo mensual sin perder la posibilidad de tener precios competitivos y disfrutar de ofertas, la telefonía móvil prepago sigue siendo una buena opción para contratar. Pero recuerda, comparar es la clave para contratar la más adecuada para ti, de esto dependerá realmente el ahorro.

 

Ver más...