Compara Tarifas de Fibra Óptica y ADSL

Compara las ofertas y tarifas de fibra óptica y ADSL y ahorra hasta 205 euros al año.

Velocidad de Internet

Permanencia

Precio

Operadores

32 ofertas
para el código postal:11370

Ordenado por: Precio total del primer año

Consulta tu cobertura de fibra óptica y las ofertas disponibles en tu localidad.

Descubre las tarifas de Internet más baratas que puedes contratar en tu domicilio.

Ofertas en tu localidad

Otras compañías de Fibra óptica de tu interés

¿Qué diferencias hay entre la fibra óptica y el ADSL?

A la hora de contratar una tarifa de Internet para tu hogar, puedes elegir entre dos tipos de conexiones básicas: ADSL y fibra óptica. La principal diferencia entre ambas es que la fibra óptica es más rápida y ofrece mejor calidad de conexión. Tradicionalmente, el ADSL solía ser más barato, pero a día de hoy los precios de las dos tecnologías se han igualado. Eso sí, el ADSL todavía cuenta con más red de cobertura, es decir, llega a más hogares. Con el tiempo, el alcance también se igualará gracias a la inversión de las telecos en el despliegue de sus redes de fibra, lo que probablemente dejará obsoleto al ADSL.

A día de hoy, siempre que tu operador pueda, te instalará fibra óptica, aunque no está de más que conozcas las características de todos los tipos de conexión que te ofrezcan. Por eso, en Kelisto hemos analizado qué es mejor, la fibra o el ADSL, así como la diferencia entre ambas tecnologías.

¿Qué es mejor, la fibra o el ADSL?

Para entender qué es mejor, si la fibra o el ADSL, debes saber que la primera diferencia es el material del que está compuesta la red: mientras que el ADSL está compuesto por hilos de cobre que se encargan de mandar señal eléctrica, la fibra está compuesta por hilos de vidrio o de plástico que se encargan de enviar señales de luz.

La fibra óptica pone a disposición del usuario la velocidad que realmente contrata a través de su operador a diferencia de lo que ocurre con el ADSL, que puede sufrir interferencias en la navegación debido a los cambios de temperatura o de tensión, cosa que no afecta a la fibra óptica. Además, la fibra óptica mejora la experiencia del usuario en Internet, ya que los tiempos de espera cuando subes o descargas archivos son menores al usar fibra óptica, ya que proporciona más velocidad.

A nivel técnico, la fibra óptica se llama también fibra óptica hasta el hogar (FTTH sus siglas en inglés), así que, si ves esas siglas, no te preocupes porque se trata del mismo servicio con el que podrás disfrutar de contenidos multimedia que requieren alta velocidad de ADSL en Internet como vídeos o televisión en alta definición.

A priori, si tenemos que decir qué es mejor, la fibra o el ADSL, la primera es la más recomendable y la que primero te ofrecerá tu proveedor. El único inconveniente es que en tu hogar no haya cobertura, en cuyo caso tendrás que irte al ADSL, si es que el operador lo comercializa –muchas telecos low cost solo ofrecen fibra-.

Ventajas de la fibra óptica frente al ADSL

La fibra óptica implica una diferencia crucial a la hora de contratar Internet basada en la estabilidad de la conexión y la velocidad, que supera a la del ADSL y que se mueve en un intervalo entre los 50 Mbps (o Mb) y 1 Gbps. Como la mejor manera de decidir el tipo de conexión a Internet en casa que contratamos es compararlos, hemos repasado cuáles son las ventajas de la fibra óptica frente al ADSL:

  • La velocidad de navegación que se puede contratar con ADSL es de hasta 30Mb, pero con la fibra óptica se pueden alcanzar velocidades de fibra que van de 50 Mb hasta 1 Gbps. Además, la velocidad que proporciona la fibra óptica no depende de la distancia del domicilio a una central telefónica.
  • La calidad de la conexión de Internet a través de la fibra óptica es mejor que la del ADSL por el grosor del material del que está hecha.
  • La estabilidad de conexión gracias a la fibra óptica es mayor que con la velocidad del ADSL porque la cantidad de megas con los que se navega es constante.
  • La instalación de la fibra óptica es sencilla, ya que por su flexibilidad y ligereza se puede adaptar a los conductos interiores que existan en la vivienda. Otra gran ventaja de la fibra óptica frente al ADSL es que, en caso de avería, se puede detectar donde está a través de control remoto sin necesidad de hacer obra en la instalación de casa.

El único inconveniente y el motivo por el que realmente se sigue ofreciendo ADSL al mismo precio que la fibra a pesar de las diferencias de velocidad es la cobertura de fibra óptica. Mientras que el ADSL funciona prácticamente en cualquier lugar de España, la fibra óptica todavía está limitada en algunas zonas. Como nuestro consumo de Internet en casa sigue creciendo, los operadores están invirtiendo en infraestructuras para garantizar que en un plazo de dos o tres años la situación cambie, pero a día de hoy si no tienes cobertura solo te queda optar por el ADSL o por alguna de las mejores tarifas para conectarte a Internet en casa con 4G, es decir, por navegar utilizando la misma tecnología que usa tu teléfono para conectarse a la Red. Recuerda que tienes a tu disposición nuestro comparador fibra y ADSL, que puedes utilizar para explorar los productos de las compañías de Internet y elegir la oferta que más se ajuste a tus necesidades.

¿Qué es la fibra óptica simétrica?

Ya hemos dicho que la velocidad con la fibra es más estable que con el ADSL, que, de hecho, siempre especifica que te ofrece una velocidad máxima de lo que contrates. Además, si haces una comparativa de fibra verás que la mayoría de compañías ofrecen ya lo que se denomina como "fibra óptica simétrica". Este concepto hace referencia a que las velocidades de carga -o subida de archivos, como cuando se retransmite en streaming- y descarga -es decir, cuando bajas cualquier contenido o cargas páignas- que recibirás son "simétricas", es decir, iguales. Por supuesto, la rapidez real de la fibra en cada momento puede depender de los dispositivos que tengas conectados a la red o de la cercanía al router, pero al contratar fibra simétrica tendrás la garantía de poder hacer diferentes tareas sin que se ralentice tu navegación.

¿Qué se necesita para instalar fibra óptica?

Si lo que te preocupa es el proceso de instalación de la fibra óptica en casa, ten en cuenta que tendrás que modificar la estructura de comunicaciones que actualmente existe en la vivienda. Lo normal es que un técnico del operador con el que contrates el servicio se desplace hasta tu casa para realizar la instalación de la fibra y lo deje todo hecho de forma gratuita y en poco tiempo.

A diferencia del cobre, la flexibilidad de la fibra y su ligereza (unos pocos gramos por cada kilómetro) hacen que sean aprovechables los conductos interiores de la vivienda, evitando que tengas que soportar una obra de albañilería. Otra de las ventajas sobre las actuales instalaciones de cobre es que la fibra permite la telemetría, de manera que en caso de avería es posible averiguar de manera remota en qué punto de la instalación se encuentra el problema y no tendrán que picar en la pared ni nada por el estilo para arreglarlo.

¿Cómo puedo saber si tengo cobertura de fibra óptica?

Saber cuáles son los operadores de fibra en tu zona, es decir, los que tienen cobertura para instalar esta tecnología en tu domicilio, es una forma de delimitar todas tus opciones para contratar Internet. Recuerda que, mientras que el mapa de cobertura de ADSL llega a casi todas las poblaciones españolas, la fibra está limitada al 80%, si bien su despliegue se halla en plena expansión y en los próximos años tendrá un alcance total.

En caso de no tener cobertura de fibra, las compañías que vendan ADSL te ofrecerán esta tecnología como sustituta, pero habrá otras que, sencillamente, no puedas contratar. Puedes comprobar la cobertura de fibra con tu código postal, ya sea poniéndolo en la página de la compañía que te interese o en nuestro comparador de fibra, donde te mostraremos todas las ofertas disponibles en tu zona.

Cómo elegir la velocidad de fibra óptica que necesitas

La fibra ya supone gran parte del total de líneas de bandas de ancha fija y para este año los operadores planean que la cobertura de fibra llegue a toda España. Esta tecnología se ofrece con diferentes opciones de ancho de banda, que vendría a ser la capacidad de transmisión de datos de tu conexión. De ahí que se relacione el ancho de banda con la velocidad de tu tarifa.

Por otro lado, hay que recordar que la estabilidad de conexión gracias a la fibra óptica es mayor que con el ADSL porque la cantidad de megas con los que se navega es constante, no se reducen ni varían en ningún momento. Asimismo, la instalación de la fibra óptica es sencilla, ya que por su flexibilidad y ligereza se puede adaptar a los conductos interiores que existan en la vivienda. Otra gran ventaja de la fibra óptica es que en caso de que haya una avería se puede detectar donde está a través de control remoto sin necesidad de hacer obra en la instalación de casa.

Velocidades de la fibra óptica

Como ya hemos comentado, al igual que ocurre con el ADSL (que se oferta con 20 Mb y 30 Mb), existen varias velocidades de fibra óptica que puedes contratar. Recuerda que como con la fibra óptica disfrutas fielmente de los megas que contratas puedes ajustarte más a tus necesidades, mientras que con el ADSL el operador solo te garantiza el máximo de velocidad que puedes alcanzar, aunque la mayoría del tiempo no llegues.

  • Fibra óptica de 50 Mb: las ofertas más básicas te permitirán acceder a contenidos multimedia sin limitaciones y su potencia permite perfectamente la descarga de archivos.
  • Fibra óptica a partir de 100 Mb: frente a la anterior, aumenta la velocidad de descarga, incluso si usas a la vez varios dispositivos.
  • Fibra óptica de más de 300 Mb: a este tipo de planes se les podría denominar como premium y son aconsejables si con las ofertas anteriores notas que cuando todos los que estáis en casa en casa os conectáis la navegación se ralentiza.
  • Fibra óptica de 1 Gbps: en la actualidad es la mayor velocidad de fibra óptica que puedes contratar en España y la proporcionan compañías como Vodafone, Orange o Yoigo.

¿Qué velocidad ofrece cada operador?

Las compañías de telecomunicaciones ofrecen a sus clientes diferentes tipos de velocidad en sus tarifas de Internet y fijo, aunque algunas reservan más velocidad para los clientes que contraten alguno de sus packs con televisión. Sin mirar a qué tarifa corresponde cada ancho de banda, esta es la velocidad que podrás contratar con cada operador:

  • Movistar: 20 Mb de ADSL, 300 Mb, 600Mb y 1 Gbps de fibra simétricos.
  • Orange: 20 Mb de ADSL, 100 Mb, 600 Mb y 1 Gbps de fibra simétricos.
  • Jazztel: 30 Mb de VDSL, 100 Mb y 600 Mb de fibra simétricos.
  • Vodafone: 30 Mb de ADSL, 100 Mb, 600 Mb y 1 Gbps de fibra simétricos.
  • MásMóvil: 20 Mb de ADSL, 100 Mb y 600 Mb de fibra simétricos.
  • Yoigo: 20 Mb de ADSL, 100 Mb, 600 Mb y 1 Gbps de fibra simétricos.
  • Pepephone: 20 Mb de ADSL, 200 Mb de fibra simétricos.
  • Lowi: 100 Mb y 300 Mb de fibra simétricos.
  • O2: 600 Mb de fibra simétricos.
  • Finetwork: 100 Mb, 300 Mb y 600 Mb de fibra simétricos.
  • Eurona: 50 Mb, 100 Mb y 600 Mb de fibra simétricos.
  • Alterna: 100 Mb y 600 Mb de fibra simétricos.
  • Euskaltel: 200 Mb y 600 Mb de fibra simétricos.
  • R: 200 Mb y 500 Mb de fibra.

Fuente: Kelisto.es con datos los portales de los operadores y la información de sus tarifas de Internet y fijo a 25 de marzo de 2020.

¿Para qué sirve un test de velocidad?

Si notas que tu conexión va demasiado lenta a pesar de haber contratado una oferta de fibra óptica con más de 100 Mb, puedes hacer un test de velocidad de Internet, una prueba con la que podrás comprobar los megas por segundo de subida y bajada que recibes.

Al analizar el resultado del test de velocidad de fibra óptica, recuerda que el resultado siempre será ligeramente inferior a la navegación real, ya que el propio programa que utilices consumirá varios de los megas de los que dispones. Para conseguir el resultado más fiable, te aconsejamos que no tengas conectados varios dispositivos ni estés utilizando otros servicios de Internet.

Además de deberse a posibles problemas en la tarifa, las incidencias relacionadas con la velocidad de Internet a veces tienen que ver con el equipo o con el número de dispositivos que se conectan a la Red y que puedan saturar la conexión. En este último caso, puedes plantearte cambiar de tarifa de fibra y aumentar los megas que tengas contratados.

¿Es mejor solicitar una portabilidad o hacer un alta nueva para contratar el servicio de fibra óptica?

A la hora de contratar un nuevo servicio de fibra óptica, siempre es mejor hacerlo mediante una portabilidad que a través de un alta nueva, ya que el servicio de fibra óptica va asociado a una línea de teléfono fija y realizando una portabilidad te aseguras mantener el mismo número. Si te das de baja con tu actual proveedor y luego contratas un alta nueva con otra compañía, perderás el número.

¿Dónde puedo solicitar una portabilidad de fibra óptica?

Cuando hayas hecho tu comparativa de fibra, puedes optar por solicitar una portabilidad. Este proceso hace referencia al traspaso del número de un operador -móvil o fijo- a otro. Por tanto, solo afecta a tus tarifas de telefonía y sirve para que no te asignen un número nuevo y conserves el anterior. Puedes solicitar la portabilidad a la nueva compañía que vayas a contratar, aunque esto no quita que tengas que darte de baja en los servicios que ya tuvieras contratados para que dejen de cobrarte.

Pasos para contratar una tarifa de fibra óptica

En el mercado existen numerosas ofertas de Internet. Los operadores se han lanzado a cambiar a sus clientes actuales de ADSL a fibra óptica sin aumentarles el precio, y están llevando a cabo promociones muy interesantes para lograr que todos los nuevos clientes opten ya por servicios de fibra óptica.

Además, los clientes de otros operadores pueden beneficiarse de importantes descuentos si cambian de proveedor solicitando una portabilidad de su servicio de conexión a Internet en el hogar mediante fibra óptica. Realizar este cambio no es complicado –en contra de lo que suele pensarse- y tan sólo hay que realizar una llamada telefónica o rellenar un formulario online para que el cambio de compañía sea efectivo en un plazo medio de 10 a 15 días.

Pero no todas las ofertas cumplen con lo que prometen y en ocasiones el coste de migrar a otra tarifa de Internet puede suponer un gasto mayor que el supuesto ahorro que se obtiene con el nuevo proveedor. Antes cambiar de ADSL o fibra es preciso tener en cuenta una serie de consideraciones para ahorrarse unos euros sin perder prestaciones en la línea de acceso a Internet. Te vamos a explicar cómo puedes cambiar de proveedor para hacerte con la mejor oferta de fibra óptica sin tener ningún tipo de problema ni ver interrumpido tu servicio.

¿Puedo hacer una portabilidad de fibra óptica, aunque tenga compromiso en otro operador?

Da igual con qué compañía de telecomunicaciones tengas contratado tu servicio de fibra óptica, puesto que cualquier consumidor que sea usuario de un servicio de acceso a Internet en el hogar tiene los mismos derechos a cambiar de compañía sin que la portabilidad suponga un coste añadido.

Antes de solicitar la portabilidad es fundamental comprobar si se mantiene algún tipo de compromiso de permanencia con el proveedor actual. Si existe un compromiso, hay que comprobar antes el coste de romperlo, puesto que éste puede llegar a suponer una penalización superior a 200 euros en función de los servicios o dispositivos que tengas vinculados a tu contrato de fibra óptica.

Si por el contrario contratas alguna de las tarifas de fibra óptica sin permanencia que ofrecen los operadores, podrás cambiar de compañía libremente, beneficiándote de los descuentos que te hagan otras compañías de la competencia o incluso recibir una contraoferta por parte del proveedor actual de telefonía móvil.

Si por ejemplo estás en esta situación, antes de cambiar de servicio de fibra óptica ponte en contacto con el servicio de atención al cliente de tu proveedor y dile que deseas darte de baja, señalando que el motivo es que has encontrado un precio más barato en la competencia. Seguramente te hagan una propuesta para rebajarte la factura durante los primeros meses. Eso sí, también es posible que te obliguen a mantener un compromiso de permanencia de alrededor de 12 meses.

¿Puedo contratar fibra óptica sin teléfono fijo?

Aunque tradicionalmente se asocia tener Internet en casa a una línea de teléfono, en nuestro comparador de fibra son varias las compañías con tarifas de Internet sin fijo. Estos operadores suelen ofrecer precios baratos, móvil para los que quieren llamar -aunque no tenga que ser siempre desde casa- y, en ocasiones, sus planes están libres de permanencia.

¿Cómo ahorrar en tu oferta de Internet?

España es uno de los países europeos con la red fibra óptica más extensa pero, a cambio de las inversiones que los operadores hacen para mejorar nuestro conexión, también pagamos las tarifas de Internet más caras. En gran parte esto es culpa de los precios que exigen las operadoras, pero existen algunas medidas que te permitirán pagar menos sin renunciar a la conexión que necesitas para tu hogar. Para que hacer una comparativa de ofertas de fibra óptica te resulte sencillo, te recomendamos echar un vistazo a nuestros tres consejos:

  • Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de contratar una oferta de Internet es si la cuota de línea está incluida en el precio que te ofrecen las compañías o no. Este importe es fijo, se paga todos los meses y suele rondar los 18 euros, así que es un factor a tener en cuenta para calcular el total que figurará en nuestra factura. A este gasto hay que sumarle otros adicionales, como los de instalación o la compra del router, que salvo en algunas excepciones te saldrán gratis.
  • En muchas ocasiones, los precios de las tarifas de fibra óptica más baratas corresponden a promociones con las que los operadores buscan atraer nuevos clientes. A veces puede parecer que una cuota muy baja merece la pena pero, si tras los primeros meses el coste sube mucho y no eres de los que cambian a menudo de operador, es posible que te convenga más una cuota fija un poco más alta. Para calcular hasta qué punto es mejor una oferta u otra, puedes tener en cuenta el dinero que pagarás durante el primer año y utilizar ese dato para hacer una comparativa de tarifas de Internet. Si vas a mantener tu contrato durante menos de 12 meses, recuerda que la mayoría de las tarifas de fibra óptica exigen este período de permanencia a sus clientes, algo a tener en cuenta si no quieres tener que pagar una penalización.
  • Como la mayoría de usuarios necesita varios servicios, como teléfono fijo, móvil o televisión en streaming, las compañías de telecomunicaciones ofrecen a sus clientes packs que aúnan diferentes combinaciones de tarifas y que, por norma general, te saldrán más baratos que si las contratas por separado.

El ahorro no debe estar reñido con contratar un servicio ajustado a tu consumo, así que por mucho que busques las tarifas de fibra óptica más baratas no debes renunciar a contratar la velocidad que necesites. El catálogo de ofertas suele ser muy amplio, por lo que conviene utilizar un comparador de tarifas de Internet y analizar qué compañía te ofrece la opción más económica en tu rango de consumo.