Tarifas de Fibra Óptica de Vodafone

Compara todas las ofertas de Fibra Óptica de Vodafone con Kelisto

Velocidad de Internet

Permanencia

Precio

Operadores

4 ofertas
para el código postal:Añadir

Ordenado por: Precio total del primer año

Consulta tu cobertura de fibra óptica y las ofertas disponibles en tu localidad.

Descubre las tarifas de Internet más baratas que puedes contratar en tu domicilio.

Ofertas en tu localidad

Contratar tarifas de fibra óptica con Vodafone

Vodafone nació en 1994 y, a día de hoy, es una de las operadoras más importantes de España, ya que se sitúa en el top 3 de contrataciones en líneas de banda ancha fija y telefonía móvil. Además, la cobertura de Vodafone llega a casi todos los hogares de España, por lo que con sus planes te asegurarás una buena calidad en la conexión a Internet.

Vodafone ofrece diferentes velocidades de conexión en fibra óptica, por lo que tendrás que elegir entre 300, 600 Mb o 1 Gbps, cuál es la que más te conviene. En todas ellas, viene incluido el servicio de teléfono fijo con llamadas ilimitadas. Si no tienes cobertura de fibra con Vodafone, tampoco tienes por qué preocuparte: el operador ofrece 35 Mb de ADSL como alternativa.

Cualquiera de las tarifas de Vodafone de Internet y Fijo incluye una línea fija con llamadas ilimitadas a fijos y móviles.

Vodafone, como uno de los principales operadores de telecomunicaciones de España, no limita su servicio a la conexión por Internet mediante fibra óptica. En la actualidad, ofrece también servicio de telefonía fija y telefonía móvil, así como televisión de pago por suscripción. Por todo ello, además de ofrecer algunas de las tarifas de fibra óptica más baratas, estas también son algunas de las más completas.

Por esa razón, la empresa ofrece una integración de los servicios que resulta más económica que su adquisición de forma separada, sus packs de Vodafone One, que integran todos los servicios disponibles.

Uno de los aspectos en los que debes fijarte antes de contratar cualquier tarifa de banda ancha es la permanencia. Esta condición marca el tiempo mínimo durante el que tendrás que mantener tu contrato. Podrás cancelar antes de cumplir este período, pero la compañía podría cobrarte una penalización.

En el caso de Vodafone tendrás que abonar nada por la instalación de la fibra o por el router –aunque sí te tocará devolverlo cuando canceles tu plan-. Aunque las tarifas de Internet y fijo del operador exigen permanencia, están libres de este requisito otras ofertas de Vodafone.