Simulador de hipotecas de Kelisto

Nuestro simulador te ayuda a desglosar todos los detalles de una hipoteca

Cargando...

 

¿Qué es un simulador de hipotecas?

Un simulador de hipotecas es una herramienta que te permitirá, a partir de ciertos datos relacionados con un préstamo hipotecario, conocer algunas de sus características que te permitirán comparar entre varias ofertas. Por ejemplo, cuál es la cuota que tendrás que pagar, cuántas cuotas mensuales que te quedarían por pagar si decides amortizar anticipadamente parte de tu deuda o cómo puede modificarse tu mensualidad si decides solicitar un período de carencia.

 

En definitiva, se trata de una calculadora especializada en préstamos para la compra de vivienda que te ayudará a decidir si una oferta es mejor que otra, si puedes permitirte las cuotas mensuales para pagar la hipoteca o cuáles son las consecuencias de algunas de las decisiones que tomes y cómo evolucionarán con el paso del tiempo, como la devolución anticipada de parte de tu deuda. Por tanto, un simulador no solo calcula la cuota de tu hipoteca, sino que te ofrecerá mucha más información relevante para que puedas tomar la mejor decisión. 

¿Cómo puedes calcular tu hipoteca con el simulador de hipotecas de Kelisto?

Calcular tu hipoteca con el simulador de hipotecas de Kelisto solo te llevará unos segundos. Con esta herramienta, podrás calcular la cuota mensual de tu préstamo hipotecario partiendo de un único dato: el precio de la vivienda que deseas comprar.

 

Con esta información, el simulador de hipotecas de Kelisto realizará cálculos para ofrecerte la cuota que tendrás que pagar por tu préstamo teniendo en cuenta un plazo y un interés nominal medio, basados en los criterios de mercado. Ahora bien, una vez obtenidos los resultados, podrás cambiar ese período y ese interés para adaptarlo mejor a tus circunstancias (o comparar entre distintas ofertas) y ver cómo cambiarían las cuotas mensuales de tu hipoteca en base a esas modificaciones. Es decir, nuestro no solo calcula la cuota de tu hipoteca, sino que te permite barajar distintos escenarios para tomar la decisión correcta. 

¿Qué es el coste total de la hipoteca?

El coste total de una hipoteca se calcula teniendo en cuenta diversos factores:

 

Los gastos de formalización:

Para contratar una hipoteca, hay que hacer frente a los gastos de tasación, notaría, registro y gestoría, además de al impuesto de hipotecas. Eso sí, solo el de tasación corre a cargo del cliente, los demás los paga el banco que concede la hipoteca.

 

Las comisiones:

El banco puede cobrar a los clientes una comisión de apertura en el momento en el que formalicen su hipoteca. Además, si devuelves tu deuda antes de tiempo o haces una subrogación, también tendrás que hacer frente a las comisiones correspondientes.

 

El tipo de interés: 

Para cuando termines de pagar la hipoteca, habrás pagado al banco el capital principal de la misma y los intereses generados. Estos se expresan en forma de porcentaje y constan en los contratos de todos los préstamos hipotecarios (donde aparece el Tipo de Interés Nominal y la Tasa Anual Equivalente, es decir, el TIN y la TAE). De hecho, todos los contratos deben incluir un cuadro de amortizaciones donde podrás ver, en detalle, los intereses que pagas cada mes.

 

Los productos vinculados:

La mayoría de los bancos bonifica el precio de sus hipotecas si el cliente contrata algunos productos extra, como seguros o planes de pensiones. Esto quiere decir que pagarás menos intereses, pero el gasto adicional que te supondrán estos productos impactarán en el coste total de la hipoteca. Recuerda, además, que este tipo de gastos -al igual que las comisiones- no constan en el cuadro de amortizaciones de una hipoteca.

 

¿Cómo puedo calcular qué hipoteca me puedo permitir?

Para calcular qué hipoteca te puedes permitir, solo tienes que utilizar un simulador de préstamo hipotecario como el de Kelisto para determinar a cuánto ascenderá tu cuota mensual en función de la cantidad de dinero que hayas solicitado, las comisiones y el tipo de interés (recuerda, eso sí, que este puede ser un tipo fijo o un tipo de interés variable). 

 

Una vez que tengas claros estos datos, puedes restar la cifra resultante de tus ingresos mensuales para comprobar si puedes permitirte una hipoteca en esas condiciones. Por ejemplo, si el simulador calcula una cuota de tu hipoteca de 900 euros, pero solo cobras 1.000 euros al mes,  lo más probable es que no vayas a poder asumir el coste de la hipoteca en cuestión. 

¿Qué ventajas tiene el simulador de hipotecas de Kelisto?

Fácil de utilizar

El simulador de hipotecas de Kelisto es una herramienta sencilla que no solo calcula la cuota de tu hipoteca. Además, te permitirá conocer todos los cálculos que necesitas saber para comparar y elegir el mejor préstamo hipotecario. Con solo introducir un dato (el precio de la casa que deseas), te permitirá saber el coste final de la operación y comparar las hipotecas que se adaptan a tu perfil. De esa forma, podrás obtener una primera visión sobre el tipo de préstamo que podrías solicitar a tu entidad.

 

Los resultados, en un solo paso

Con el simulador de hipotecas de Kelisto no tendrás que rellenar un interminable formulario para obtener tus resultados y comparar ofertas. En solo un paso, podrás visualizar los resultados del préstamo hipotecario, y, si lo deseas, cambiar los criterios preseleccionados de la herramienta. Eso sí, para hacerlo, no tendrás que moverte para volver a cambiar tus datos. Desde la propia pantalla de resultados podrás modificar todos aquellos elementos que desees.

Personalizable

Con el simulador de hipotecas de Kelisto recibirás unos resultados en base a los datos que introduzcas (sobre el precio de la casa que deseas comprar) y a los datos medios del mercado. Sin embargo, una vez que visualices la propuesta que te hace la herramienta, podrás modificar todas sus características: tanto el valor de la casa que quieres comprar, como el interés nominal, el plazo de amortización o los ahorros de los que dispones. De esa forma, podrás obtener un resultado mucho más adaptado a tus características, comparar ofertas o simular qué es lo que pasaría en distintas circunstancias, de forma que puedas saber si realmente podrás pagar la hipoteca.

Asesoramiento gratuito

Una vez realizados todos los cálculos con el simulador de hipotecas de Kelisto, podrás ir un paso más allá. Te ofrecemos la posibilidad de llamar a un teléfono gratuito para que nuestros expertos te asesoren sobre las hipotecas más adaptadas a tus características. De esa forma, en solo unos segundos, podrás comparar y elegir una opción real que se adapta tus finanzas personales.

¿Qué datos necesitas saber para utilizar el simulador de hipotecas de Kelisto?

Para empezar a utilizar el simulador de hipotecas de Kelisto solo necesitarás un dato: el precio de la vivienda que deseas comprar. A partir de esta información, nuestra herramienta trabaja por ti  y te ofrece información sobre el tipo de hipoteca que podrías obtener y el coste que tendrá para ti, basándose en tus características financieras y en datos medios del mercado. De esa forma, podrás averiguar en solo unos segundos qué cuotas mensuales tendrás que pagar, siempre que cuestiones como el tipo de interés no varíen.

 

Además, podrás modificar cualquiera de los elementos que conforman los cálculos (el interés, el importe, el plazo, etc.) para poder simular distintas circunstancias o ver qué pasaría si eligieras un préstamo hipotecario u otro, de forma que puedas comparar sus características.

¿Qué pasos tienes que dar para usar el simulador de hipotecas de Kelisto?

Cuando empieces a utilizar el simulador de hipotecas de Kelisto, la herramienta te formulará la siguiente pregunta: ¿cuánto cuesta la casa que quieres comprar? Para obtener los resultados que te permitirán comparar entre distintas hipotecas, únicamente tendrás que introducir esa cifra y pinchar en el botón “Simular hipoteca”.

 

Cuando el simulador de hipotecas de Kelisto haya echado cuentas, te ofrecerá varios datos:

  • La cuota mensual que tendrías que pagar a tu entidad
  • Los ahorros que vas a aportar para la compra de la vivienda
  • La cantidad que te concederá el banco
  • Los intereses que pagarás por tu hipoteca
  • Los impuestos y otros costes de la hipoteca relacionados con la operación

 

Una vez hayas visualizado los datos referidos a todos estos parámetros, nuestro simulador te dará la opción de que vayas cambiando todos ellos para ir realizando distintos cálculos o estimaciones. Con solo arrastrar las barras que aparecen bajo los epígrafes de “valor de la vivienda”, “ahorro aportado”, “intereses” y “años de devolución” podrás personalizar los datos que muestra por defecto la herramienta. De esa manera podrás comparar ofertas o saber, por ejemplo, qué pasaría con la cuota de una hipoteca si decides ampliar el plazo de devolución, o si volviera a subir el euríbor y, por tanto, el interés que tendrás que abonar por el préstamo.

¿Por qué es útil el simulador de hipotecas de Kelisto para comparar ofertas?

El simulador de hipotecas de Kelisto te permitirá saber la cuota de la hipoteca que podrías permitirte en base al precio de la vivienda. También te permitirá comparar diferentes ofertas y saber cómo variaría tu mensualidad en base al interés.

 

Para poder comparar entre distintas ofertas con el simulador de hipotecas de Kelisto, es esencial que conozcas un dato: el interés que tendrás que pagar con cada una de ellas. En este sentido, ten en cuenta que los distintos tipos de interés que hay en el mercado funcionan de manera distinta. Por ejemplo, en caso de tratarse de hipotecas variables, recuerda que ese interés se compone de dos elementos:

 

Un índice de referencia:

Normalmente es el euríbor a un año. Para realizar el primer cálculo, utiliza el último dato del euríbor a un año que se haya publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Su evolución suele ir pareja a la de los tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE). Por tanto, es conveniente que realices varias simulaciones para que observes cómo cambiaría tu mensualidad en base a los vaivenes de este índice.

 

El diferencial: 

Para poder introducir el dato del “interés” en el simulador también tendrás que tener en cuenta el diferencial que aplican las distintas hipotecas que deseas comparar. El diferencial es un porcentaje que cada banco suma al euríbor y que se mantiene fijo durante toda la vida del préstamo, si este es de interés variable.

 

En el caso de las hipotecas a tipo fijo, cada entidad te cobrará un interés concreto que, como su nombre indica, se mantendrá sin cambios durante toda la vida del préstamo.

 

Si quieres comparar distintas ofertas usando el simulador de hipotecas de Kelisto, tendrás que ir modificando la barra de “interés” de la herramienta para ver cómo cambiaría tu cuota mensual en base a la oferta que elijas para financiar la compra de tu futura casa.

¿Cómo debes usar el simulador de hipotecas de Kelisto para estimar qué pasará con tu cuota en el futuro?

En las hipotecas de interés variable  no solo debes calcular cuál es la cuota que comenzarías pagando por tu préstamo. También es esencial que estimes qué podría pasar en el futuro si vuelve a subir el euríbor (el índice de referencia que utilizan prácticamente todas las hipotecas variables en España y que evoluciona de una forma muy similar a la de los tipos de interés del BCE) cambia.

 

De hecho, a la hora de utilizar el simulador de hipotecas de Kelisto debes recordar que el euríbor a un año (así como en el resto de plazos para el que se calcula) lleva ya mucho tiempo en mínimos -al igual que los tipos de interés-, pero que esa situación podría cambiar. Pese a que los expertos auguran varios meses en valores similares, no debes obviar que el euríbor podría subir o que, incluso, con el paso de los años podría volver a valores máximos (en 2008 llegó a superar la barrera del 5%).

 

Esos cambios en el euríbor podrían provocar fuertes modificaciones en la cuota de hipoteca de interés variable, lo que podría provocar que tuvieras dificultades para asumir el pago y devolver tu deuda. Por tanto, siempre que utilices nuestro simulador no olvides que es importante que realices distintos cálculos moviendo la barra en la que se muestra el interés. De esa forma, sabrás cómo se moverían tus cuotas mensuales, y podrás comparar las distintas mensualidades y ver si realmente podrías asumir el pago si el euríbor a un año experimentara ciertos cambios.

 

Consejos acerca de la ampliación de hipoteca

Descubre qué trámites debes realizar si necesitas una ampliación de hipoteca.

Ver guía

¿Qué cosas no podrás calcular con el simulador de hipotecas de Kelisto?

Pese a tratarse de una herramienta muy completa, el simulador de hipotecas de Kelisto no podrá mostrarte todos los costes que tendrán asociados los préstamos que quieras comparar. ¿La razón? Muchas entidades aplican gastos que varían en función del tipo de cliente. Es decir, en función de cuáles sean tus características financieras (ingresos, deudas pendientes, etc), de si eres nuevo o antiguo cliente del banco (y de los años que pudieras llevar en tu entidad) o, incluso, del plazo de amortización que elijas o los ahorros de los que dispongas, el banco podría aplicarte unos gastos extra u otros. Incluso, estas cuestiones podrían cambiar en base a la negociación que logres realizar con la entidad.

 

Por tanto, para saber el coste real de la operación y poder comparar entre ofertas, recuerda que, además de usar el simulador de hipotecas de Kelisto para comparar, también tendrás que hacer ciertos cálculos extra en los que deberás tener en cuenta cuestiones como:

 

Las comisiones de la hipoteca:

Fundamentalmente las de estudio y apertura, que son las que pagarás al comienzo de la operación, aunque algunas ofertas no las apliquen. Tampoco te olvides de las que se aplican, por ejemplo, por amortización anticipada (que, además, son distintas en las hipotecas fijas y variables).

 

Los productos vinculados: 

Para conseguir el diferencial más bajo publicitado por las entidades, la mayoría requiere que el cliente contrate más productos, además del propio préstamo hipotecario. Es probable que el banco te exija que domicilies tu nómina, contrates seguros de hogar y de vida o tengas una tarjeta de crédito con la que realices un gasto mínimo. Debes revisar detenidamente qué coste pueden suponerte todos estos extras porque de ello dependerá el desembolso final que tendrás que hacer por tu hipoteca.

 

Recuerda, además, que estos gastos de una hipoteca tampoco estarán desglosados en el cuadro de amortizaciones que tu banco deberá entregarte cuando firmes el contrato del préstamo hipotecario que utilizarás para financiar la compra de tu vivienda. 

¿Qué términos debes entender en el simulador de hipotecas de Kelisto?

Valor de la casa: 

Este término se refiere al valor que tiene el inmueble para que el que quieres financiar la compra. Normalmente, los bancos calculan el importe que te prestarán usando el valor de tasación o de compraventa de los inmuebles (aplicando parámetros distintos si es una vivienda habitual o una segunda residencia), el menor de los dos. Por tanto, es recomendable que dispongas de ambas cifras para poder usar el simulador de hipotecas de Kelisto y comparar ofertas con la mayor precisión posible.

 

Tu cuota mensual: 

Se refiere al pago mensual que el usuario tendrá que abonar a su banco. En un primer momento, el simulador de hipotecas de Kelisto calcula esta cuota basándose en unos datos medios. Sin embargo, puedes ir cambiando cada ellos en los siguientes epígrafes de la herramienta de forma que puedas comparar ofertas con mayor exactitud.

 

Ahorro aportado: 

El usuario debería indicar cuáles son los ahorros de los que dispones para empezar a tramitar la petición de la hipoteca. El simulador de hipotecas de Kelisto realizará los cálculos teniendo en cuenta que dispones de un 20% del valor de la vivienda, ya que lo más habitual es que las entidades no te concedan más del 80% del valor del inmueble. No obstante, podrás modificar esta cifra siempre que lo desees para comparar entre distintas ofertas.

 

Intereses: 

Este dato hace referencia, en el caso de las hipotecas variables, a la suma del euríbor a 12 meses más el diferencial que apliquen. Al igual que ocurre en el resto de epígrafes, el simulador de hipotecas de Kelisto parte de un dato medio. Es un 1,5%, cifra que ya tiene en cuenta la suma del euríbor+diferencial, en caso de que busques un préstamo con un tipo de interés variable. Eso sí, puedes modificar este dato para ajustarlo a posibles ofertas que quieras comparar.

 

Plazo:

En este caso, tendrás que indicar en cuántos años desearías finiquitar tu deuda con la entidad. El simulador de hipotecas de Kelisto parte de un plazo de 30 años, pero podrás cambiar este número en cualquier momento para comparar distintas ofertas.

 

¿Se puede consultar el simulador de hipotecas de Kelisto en cualquier dipostivo?

Sí, el simulador de hipotecas de Kelisto está disponible en formatos a adaptados a ordenadores, tabletas y teléfonos móviles. Es igual de sencillo y fácil de usar en todas sus versiones, lo que te permitirá realizar cálculos dónde y cuándo quieras.

 

Además, recuerda que, una vez utilizado el simulador, te damos la opción de recibir el asesoramiento gratuito de nuestros expertos. Para ello, solo tendrás que llamar al número de teléfono que verás al terminar de realizar tu simulación. Nuestros expertos te pedirán que les expliques algunos datos referidos a tus finanzas personales y a la hipoteca que quieres pedir. Con esta información, nuestro equipo te ayudará a conocer cuáles son las ofertas que mejor se adaptan a tu perfil.

¿Qué puedes hacer tras utilizar el simulador de hipotecas de Kelisto?

Terminados los cálculos, el simulador de hipotecas de Kelisto te permitirá dar dos pasos más para que tu experiencia sea mucho más completa:

 

Consultar nuestro comparador de hipotecas

Cuando hayas terminado de usar el simulador de hipotecas de Kelisto, podrás pinchar sobre un botón en el que leerás la frase “Ver hipotecas”. Desde aquí podrás ver las propuestas que ofrecen las distintas entidades, seleccionar la que más se adapte a tus circunstancias y contratarla. Si quieres que busquemos las ofertas más atractivas del mercado por ti, puedes consultar nuestros rankings mensuales de mejores hipotecas variables y mejores hipotecas fijas. A ellos se suman los de hipotecas más baratas o el que selecciona las mejores opciones de hipoteca joven del mercado. Incluso, si buscas hipotecas al 100%, nuestros expertos te contarán dónde conseguirlas o, al menos, qué entidades se acercan más a este porcentaje. 

 

Llamar a nuestros expertos para recibir asesoramiento gratuito

Si todavía tienes dudas, cuando termines de usar el simulador de hipotecas de Kelisto, verás un teléfono gratuito para contactar con nuestros expertos. Ellos te explicarán las opciones a tu alcance, cómo contratarlas y te ayudarán a negociar las condiciones, ya que ofrecen un servicio de broker hipotecario

 

¿Es lo mismo un simulador que una calculadora de hipotecas?

 

Sí, cuando hablamos de la calculadora de hipotecas de Kelisto, nos referimos a la misma herramienta de la que hablamos cuando mencionamos nuestro simulador. Por tanto, para empezar a utilizarla, solo tendrás que responder a una pregunta: “¿Cuánto cuesta la casa que quieres comprar?” Lo más recomendable es que conozcas dos cifras relacionadas con el coste de un inmueble: su valor de compraventa y su valor de tasación. Normalmente, las entidades utilizan el menor de los dos para calcular cuánto dinero te dejarán, por lo que resulta esencial que manejes esta información.

 

Una vez hayas introducido este valor en la calculadora de hipotecas de Kelisto, solo tendrás que hacer clic en “Simular hipoteca” . La herramienta te muestra unos valores medios basados en los valores que se aplican en buena parte de las entidades (y para una vivienda habitual). Eso sí, puedes modificar cada una de las opciones que te planteamos para que puedas personalizar los resultados y adaptarlos totalmente a tu caso. Al terminar el proceso, podrás ver los siguientes datos en una tabla:

 

  • Ahorro aportado: el dinero con el que puedes contribuir a la hora de comprar tu casa con una hipoteca
  • Hipoteca conseguida: el dinero que te concederá el banco, teniendo en cuenta los ahorros que tú puedes aportar
  • Intereses del banco: el dinero que pagarás en concepto de intereses, teniendo en cuenta los datos que has aportado previamente
  • Impuestos y gastos: el coste que tendrás que asumir por tributos y gastos derivados de trámites burocráticos, como los de notaría o de registro. Los cálculos están realizados para la compra de una vivienda nueva en Madrid, por lo que pueden variar dependiendo de tu comunidad autónoma. Eso sí, calcula que, aproximadamente, los impuestos y otros gastos iniciales suelen llevarse un 10% del valor de tu nueva casa.