Imagen cabecera simulador de hipotecas

Simulador de hipotecas

Valor del inmueble
Ahorro aportado
Recuerda que los bancos piden una aportación mínima del 20%.
Tipo de hipoteca
Interés
Años de devolución
Localización del inmueble
¿Cómo es el inmueble?
Cuota mensual desde:653,19 €
Hipoteca fija
Cuota desde:653,19 €
Interés:2,75%
TAE:3,39%
Resumen de la operación
  • Ahorro aportado40.000 €
  • Importe financiado160.000 €
  • Intereses75.147 €
  • Impuestos y gastos
    15.062 €
COSTE TOTAL
290.209 €
Te ayudamos a conseguir la mejor hipotecaAnaliza mi caso
Todo lo que debes saber para calcular tu hipoteca con el simulador de Kelisto

¿Qué es un simulador de hipoteca?

Un simulador de hipoteca o calculadora de hipoteca es una herramienta que te permitirá conocer cuál será la cuota que pagarás cada mes por un préstamo hipotecario a partir de ciertas variables que tú mismo podrás introducir y modificar, como el dinero que necesitas, el interés de la oferta que tienes pensado pedir o el plazo de devolución que te gustaría fijar. De esa forma, podrás calcular tu hipoteca y entender si el préstamo hipotecario al que habías echado el ojo es el más adecuado para ti o si debes buscar una oferta mejor, mediante herramientas como un comparador de hipotecas.

Un simulador de hipoteca, además, te permitirá conocer otra información muy útil para cualquiera que esté pensando en comprar una casa con hipoteca, como los gastos que llevará aparejada la operación (no solo los gastos de la hipoteca, sino también los gastos de comprar una vivienda), los intereses totales que acabarás abonando a tu banco por un préstamo hipotecario o los ahorros de los que deberías disponer para que la operación llegue a buen puerto.

¿Es lo mismo un simulador que una calculadora de hipotecas?

Sí, en líneas generales un simulador de hipoteca es lo mismo que una calculadora de hipoteca. Con ambas herramientas podrás conocer algunos datos sobre el préstamo hipotecario que quieres pedir para financiar la compra de tu futura casa. ¿El más importante? La cuota que abonarás cada mes. A partir de ahí, cada calculadora de hipoteca puede ofrecerte información más o menos detallada, aunque la mayoría de ellas suelen indicar, por ejemplo, los intereses totales que acabarás pagando al banco.

Otra de las cosas que podrás hacer, tanto con un simulador como con una calculadora de hipotecas, es modificar cierta información, como el interés del préstamo hipotecario o los ahorros previos de los que dispondrás antes de pedir financiación. De esa forma podrás hacer varias simulaciones hasta dar con la fórmula que mejor encaja contigo.

¿Qué puedo calcular con el simulador de hipotecas de Kelisto?

El simulador de hipotecas de Kelisto te permite realizar varios cálculos:

  • Calcular la cuota de una hipoteca fija o variable.

  • Calcular cómo subirá o bajará tu cuota en función de la evolución del euríbor.

  • Calcular los intereses de tu hipoteca.

  • Calcular los gastos e impuestos que tendrás que asumir si pides una hipoteca.

  • Calcular el coste global de pedir un préstamo hipotecario.

  • Comparar el precio de varias hipotecas , cotejar sus características e iniciar el proceso de contratación de la que mejor se adapte a ti.

¿Qué datos necesito para calcular mi hipoteca?

Para poder calcular tu hipoteca con el simulador de Kelisto, tan solo necesitarás un dato con el que comenzar a hacer cálculos: el precio de la casa que quieres comprar. Con esa cifra, nuestra calculadora de hipotecas te ofrecerá un primer resultado basado en datos medios del mercado y, a partir de ahí, tú podrás modificar todos los parámetros hasta dar con la propuesta que mejor se ajusta a tus finanzas personales.

Por ejemplo, si ya sabes el interés que aplica la hipoteca que quieres solicitar (porque ya has consultado nuestros rankings de mejores hipotecas variables, de mejores hipotecas fijas o de mejores hipotecas mixtas), podrás indicarlo para saber cuál es la cuota que pagarías con ella y los intereses que finalmente abonarías a tu banco. Si la mensualidad resultante, por ejemplo, fuera demasiado alta o baja para ti, podrías ajustar el plazo de amortización del préstamo hipotecario para calcular tu hipoteca hasta que la cuota se quedara en una cifra que puedas asumir con cierta holgura.

¿Qué pasos debo dar para usar el simulador de hipoteca de Kelisto?

Usar el simulador de hipoteca de Kelisto es muy sencillo. Tan solo tendrás que indicar cuánto cuesta la casa que quieres comprar y, una vez hayas visto la primera simulación que nuestra herramienta te ofrece, ya podrás hacer números con ella: es decir, podrás modificar parámetros como los ahorros que tienes, el interés de la hipoteca que vas a pedir o el plazo de amortización hasta calcular tu hipoteca ideal y obtener una cuota que se adapte totalmente a ti.

Ten en cuenta, eso sí, que si al elegir entre hipoteca fija o variable prefieres optar por la segunda, tendrás que calcular tu hipoteca varias veces. En principio, nuestro simulador de hipoteca te ofrece un resultado estático, que es perfectamente válido si el interés de tu préstamo hipotecario nunca va a cambiar, como pasa en las hipotecas fijas. Sin embargo, en las variables, tu interés se irá modificando al ritmo que marque el euríbor. Por tanto, lo más recomendable es que intentes calcular tu hipoteca con el índice de referencia a distintos niveles -según la previsión del euríbor que manejes- para saber si, pase lo que pase con este índice de referencia, serías capaz de pagar tu cuota cada mes.

¿Puedo usar el simulador de Kelisto para calcular una hipoteca con euríbor?

Sí, aunque nuestro simulador de hipoteca te permite visualizar cuál sería tu cuota a partir de un interés determinado , puedes calcular una hipoteca con euríbor realizando distintas simulaciones. Sabiendo ya que el máximo valor del euríbor fue del 5,939% (en julio de 2008), solo tendrás que hacer distintas pruebas hasta llegar a ese tope. De esa manera, podrás entender hasta dónde subiría la mensualidad de tu préstamo hipotecario y si podrías asumir ese incremento teniendo en cuenta tus ingresos.

Recuerda que el último valor disponible del euríbor para calcular una hipoteca es del 3,609% (correspondiente a enero de 2024), tal y como puedes ver en nuestro análisis del euríbor mensual.

Cómo calcular tu hipoteca

Calcular una hipoteca te permitirá obtener tres datos esenciales: qué hipoteca te puedes permitir , qué cuota pagarás cada mes y cuáles son los gastos de una hipoteca a los que tendrás que hacer frente. La mejor manera de hacer todos estos números es usar un simulador de hipoteca como el que te ofrecemos en Kelisto, pero también hay algunos números que puedes hacer por tu cuenta.

Si quieres calcular qué hipoteca te puedes permitir, debes tener en cuenta tres elementos esenciales: tus ingresos, tus ahorros y el plazo de devolución del préstamo hipotecario. Una vez tengas todo, solo tendrás que realizar unas sencillas operaciones hasta llegar a las cifras clave que te ayuden a entender cuánto podrías pedir al banco para no poner en riesgo tu salud financiera.

¿Cómo influyen tus ingresos al calcular tu hipoteca?

El Banco de España recomienda que no se destine más del 35% de los ingresos mensuales a pagar la cuota de un préstamo hipotecario (y las cuotas de otras deudas, en caso de haberlas). Así, para calcular qué hipoteca te puedes permitir, puedes utilizar la siguiente fórmula:

Cuota de la hipoteca + importe de las demás deudas = tus ingresos x 0,35.

Pongamos un ejemplo práctico. Si cobras 2.000 euros al mes, en ningún caso el cálculo de tu cuota hipotecaria junto al resto de préstamos que tengas debe sobrepasar los 700 euros. Así, si tienes un préstamo por el que abonas 100 euros al mes, nunca deberías pagar más de 600 euros al mes en hipoteca:

600 euros de hipoteca + 100 euros de préstamo = 700 euros (2.000 euros que ingresas x 0,35)

¿Cómo influyen tus ahorros al calcular tu hipoteca?

Para pedir una hipoteca debes tener ahorrado como mínimo un 30% del valor de la vivienda. La razón es que la mayoría de los bancos no dan hipotecas al 100%, limitándose a cubrir hasta el 80% del valor de tasación o compraventa de la vivienda (normalmente, el menor de los dos). Por lo tanto, necesitarás disponer de al menos el 20% restante (y de un 10% adicional para pagar impuestos y hacer frente a otros gastos de comprar una vivienda) para que puedas llevar a cabo la operación.

Para calcular tu hipoteca y cuánto dinero le puedes pedir al banco , puedes utilizar la siguiente fórmula:

Tus ahorros x 8/3 = cantidad máxima que puedes pedir al banco.

Es decir, si tienes 48.000 euros ahorrados, podrás pedir una hipoteca de, como máximo, 128.000 euros (48.000 x8/3 = 128.000).

Partiendo del dinero que tengas ahorrado, también puedes **calcular el precio de la vivienda que te podrás permitir ** utilizando la siguiente fórmula:

Tus ahorros x 10/3 = precio máximo de la vivienda que te puedes comprar.

Partiendo del ejemplo anterior, si dispones de 48.000 euros , el precio máximo de la vivienda que podrás adquirir será de 160.000 euros (48.000 x10/3 = 160.000).

¿Cómo influye el plazo al calcular tu hipoteca?

El plazo que elijas para devolver el préstamo hipotecario es vital, ya que de él dependerá en buena medida tanto el dinero que pagarás cada mes como los intereses totales de la hipoteca. Así, para hacer el cálculo de la cuota hipotecaria conviene que tengas en cuenta que, cuanto mayor sea el plazo de amortización, menor será la cantidad que tendrás que pagar al banco cada mes. Ahora bien, esto no significa que devolver tu deuda en más tiempo sea siempre la mejor opción:

  • Cuanto mayor es el plazo, más intereses se pagan.
  • La cuota no baja en la misma proporción que aumenta el plazo : pongamos que pides una hipoteca de 150.000 euros al 2% de interés y con un plazo de amortización de 15 años. La cuota a pagar sería de 965,26 euros. Ahora bien, pongamos que consigues la misma cantidad de dinero al mismo tipo de interés, pero a devolver en 30 años. ¿Se reducirá la cuota a la mitad? No. En este segundo escenario, pagarías 554,43 euros al mes (y acabarías pagando más intereses, en concreto, 49.594,52 euros frente a los 23.747,35 que pagarías a 15 años, es decir, 25.847,17 euros de más ).
  • Cuanto mayor sea el plazo, también es mayor la incertidumbre : si amortizas tu préstamo hipotecario en un período de tiempo corto, lo más probable es que tu situación financiera y personal no cambien mucho en el tiempo que tardes en saldar tu deuda. Sin embargo, si te endeudas por un plazo más largo, corres el riesgo de tener que hacer frente a más imprevistos.
  • Los bancos tienen sus propios límites en cuanto a los plazos : el plazo máximo que se puede encontrar hoy en día lo ofrece ING, cuya Hipoteca Naranja variable puede contratarse a 40 años. Sin embargo, lo más habitual es que las entidades bancarias pongan el límite en los 30 años. Además, la edad del hipotecado también influye: muchos bancos no dejarán que la suma de tu edad, más los años de devolución, superen los 70-75 años. Por último, ten en cuenta que muchas entidades aplican intereses más bajos en aquellos préstamos hipotecarios con plazos de devolución más cortos.

Calcular un préstamo hipotecario y la cuota mensual que pagarás por él es una operación sencilla que tiene en consideración el capital pedido, el tipo de interés pactado y el tiempo en devolverlo. Sin embargo, esa misma ecuación se puede complicar en función del tipo de hipoteca -ya sea fija, mixta o variable- que elijas y los gastos que tenga asociados.

Recuerda que, aunque elijas alguna de las ofertas de nuestros rankings de las mejores hipotecas fijas, mixtas o variables del mercado, es importante calcular la cuota hipotecaria para decidir cuál es la que más te interesa (y que siempre tengas presente que esta cuota no es el único factor a tener en cuenta: cuestiones como el importe máximo concedido, las comisiones o los requisitos de vinculación también son importantes).

Por todo ello, siempre es recomendable apoyarte en algún simulador de hipotecas , como el que te ofrece Kelisto, ya que no solo obtendrás la cuota sin errores, sino que también podrás comprobar si la oferta que más te interesa se adecua a la casa que quieres comprar y a los ingresos de tu hogar. Además, en algunos, como el de Kelisto, podrás iniciar la contratación del préstamo hipotecario que más te interese sin moverte de nuestra herramienta.

El funcionamiento de un simulador para calcular una hipoteca suele ser fácil e intuitivo. Para que veas paso a paso como usarlo, vamos a mostrarte como sería el proceso con el simulador de Hipotecas que Kelisto pone a tu disposición:

  1. El primer paso es introducir el valor de la vivienda que se vaya a adquirir.
  2. Después se señala el ahorro del que dispones. Recuerda que debe ser, como mínimo, un 20% del valor de la vivienda.
  3. A continuación, marca la casilla en función de si se trata una hipoteca fija o variable. En caso de que te decidas por una mixta , recuerda que primero se le aplica un tipo fijo y después uno variable.
  4. Introduce el tipo de interés de la hipoteca que hayas elegido. En caso de que sea variable, un consejo es el de meter el diferencial más diferentes valores de tal manera que puedas comprobar como varía la cuota si lo hace el euríbor.
  5. Por último, señala el plazo en el que tienes pensado devolver el préstamo hipotecario. En este caso, utiliza también diferentes plazos para ver cómo varía tanto la cuota resultante como los intereses totales que pagarías.

Con estos cinco pasos, que seguramente no te llevaran más de un par de minutos, podrás conocer con todo detalle cómo será tu futuro préstamo hipotecario. No obstante, el simulador de hipotecas de Kelisto te ofrece dos apartados más, de tal forma que también puedas calcular los gastos en los que incurrirás al contratar la hipoteca. En concreto, deberás rellenar también:

  • La localización de la vivienda , ya que dependiendo de la comunidad autónoma en la que esté la casa deberás pagar unos impuestos u otros.
  • Si es nueva o de segunda mano , de tal manera que se te aplique o bien el IVA (primer caso) o e l Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (segundo caso).

Por último, recuerda que en todo momento tendrás acceso a un número de teléfono gratuito (o link al proceso de ayuda a través del botón 'analiza mi caso' ) desde el que podrás acceder a nuestro servicio de bróker hipotecario con el que nuestros expertos te asesorarán sin coste alguno sobre los préstamos hipotecarios que más se adaptan a tus características. Incluso, si te interesa, negociarán con el banco por ti para ayudarte a conseguir las mejores condiciones posibles en tu préstamo hipotecario.

Para calcular los gastos de una hipoteca debes saber que, según la ley hipotecaria en vigor, el cliente solo tendrá que asumir los costes de la tasación de la vivienda , aunque algunos bancos los asumen como reclamo para atraer clientes. Por su parte, el banco tendrá que hacerse cargo de los gastos de registro, el impuesto de Actos Jurídicos Documentados, y los gastos de notaría y gestoría.

Ahora bien, más allá de estos costes de formalización, has de tener en cuenta otros aspectos para calcular los gastos de una hipoteca:

  • La comisión de apertura : se cobra en el momento de la constitución del préstamo hipotecario y no está limitada por ley, pero, a día de hoy, ningún banco te cobra más de un 1% (y muchas entidades no te cobran nada).
  • Los productos combinados : aunque, desde la entrada en vigor de la ley hipotecaria de 2019, los bancos no pueden ofrecer productos vinculados al préstamo hipotecario (es decir, productos que se tengan que contratar junto con ella obligatoriamente), sí que pueden ofrecer descuentos en el tipo de interés si se contratan otros productos o servicios junto con el préstamo hipotecario (como, por ejemplo, seguros, tarjetas de crédito o planes de pensiones). Como es lógico, estas contrataciones supondrán un coste, por lo que es importante que saques la calculadora y hagas números para comprobar si la rebaja en el interés lo justifica.
  • Otras comisiones : más allá de lo que te hemos contado, podrías tener que asumir comisiones en caso de que decidas ampliar el plazo de tu préstamo hipotecario, amortizarlo anticipadamente o cambiarlo de banco. Estos gastos no son inherentes a una hipoteca, ya que solo tendrás que asumirlos si decides llevar a cabo los trámites correspondientes. En Kelisto disponemos de análisis en profundidad de todos estos temas, por lo que puedes consultarlos cuando quieras.

Cómo calcular los gastos de una hipoteca: quién los paga y qué límites hay

GASTO ¿QUIÉN LO PAGA? LÍMITES
Gastos de tasación Cliente No hay
Gastos de notaría Banco (matriz de la escritura) Sí, establecidos por los aranceles notariales
Gastos de registro Banco Sí, están fijados por ley pero dependen del importe del préstamo.
Gastos de gestoría Banco No hay
IAJD Banco El importe lo fija cada Comunidad Autónoma
Comisión de apertura Cliente No hay
Los productos vinculados (o combinados) Cliente No hay
Comisión de amortización anticipada Cliente En las hipotecas variables: un 0,25% durante los 3 primeros años o un 0,15% durante los 5 primeros años (después, nada). En las hipotecas fijas, un 2% los 10 primeros años y, después, un 1,5%.
Comisión de subrogación Cliente Gratis durante el 2023 (un 0,05% en adelante) si cambias una hipoteca variable a fija y tu banco está acogido a las ayudas a las hipotecas aprobadas por el Gobierno. De lo contrario, la cuantía es del 0,15%.

Fuente: Kelisto.es a 19/02/2024.

Compara otros productos bancarios