MENU

Dinero Y Una Calculadora Def

¿Para qué te puede servir el cuadro de amortización de un préstamo?

¿Necesitas un préstamo?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata
  • Uno de los documentos que debes solicitar antes de pedir financiación es el cuadro de amortización del préstamo que vayas a contratar, una tabla donde podrás encontrar datos que te permitirán saber cuántos intereses pagarás a tu banco y que, sobre todo, te permitirá tomar decisiones para poder ahorrar mucho dinero.

Si estás pensando en pedir financiación para comprarte un coche nuevo, pagar a plazos un nuevo ordenador o reformar tu cocina, es fundamental que compares ofertas, comprendas correctamente la letra pequeña de cada una de ellas y calcules el coste real de la operación: es decir, los intereses y las comisiones te tocará abonar a tu banco. Con todos estos datos encima de la mesa, hay un último paso que siempre tendrás que dar para estar seguro que de estás contratando el producto más adecuado para ti: pedir el cuadro de amortización del préstamo que quieres solicitar.

Este tipo de tablas te permitirá conocer, mes a mes, varios datos esenciales sobre el préstamo que vas a pedir:

  • El interés que te cobra tu banco (es decir, el TIN o Tipo de Interés Nominal).
  • La cuota que pagarás cada mes, que en el caso de los préstamos personales siempre suele ser la misma.
  • De la cuota que pagas cada mes, qué parte corresponde al capital que amortizas (es decir, de la cantidad que pediste a tu banco, qué parte le estás devolviendo con cada mensualidad) y qué parte son intereses.
  • El capital que aún tienes pendiente de devolver.

Para entender la importancia que tienen todas estas variables, es importante tener claro que “amortizar un préstamo” no es más que devolver la deuda que tengas durante un período de tiempo que previamente habrás acordado con tu entidad. Eso sí, para hacerlo, existen varios sistemas:

  • En España, el método más común es el sistema de amortización francés, en el que la cuota que pagas cada mes se compone de dos partes: capital e intereses.
  • Otro de los sistemas más comunes –aunque en España es bastante residual- es el americano, en el que solo se pagan intereses cada mes y la última cuota sirve para devolver, de golpe, el capital que debías a tu banco.

¿Qué te encontrarás en el cuadro de amortización de un préstamo?

Para entender qué utilidad tiene un cuadro de amortización de un préstamo, lo más sencillo es partir de un ejemplo práctico. Imagina que pides a tu banco 3.000 euros, a un TIN del 5%, a devolver en un plazo de seis meses. Si pidieras a tu entidad una tabla de amortización, recibirías algo como esto:

Nº mes TIN (%) Cuota (€) Capital amortizado (€) Intereses pagados (€) Capital pendiente de devolver (€)
0 0,00 0,00 0,00 0,00 3000,00
1 5,00 507,32 494,82 12,50 2505,18
2 5,00 507,32 496,88 10,44 2008,30
3 5,00 507,32 498,95 8,37 1509,35
4 5,00 507,32 501,03 6,29 1008,32
5 5,00 507,32 503,12 4,20 505,20
6 5,00 507,30 505,20 2,10 0,00

Como verás, la cuota que pagas cada mes se mantiene sin cambios durante los seis meses que tendrás para devolver tu deuda. Sin embargo, lo que sí cambia es la parte de esa cuota que representa el capital que devuelves y los intereses: con el sistema de amortización francés, lo primero que pagarás son los intereses y, poco a poco, irás incrementando el capital que devuelves.

¿Para qué puede servirte el cuadro de amortización de un préstamo?

El cuadro de amortización de un préstamo tiene muchas utilidades: la más evidente, ver la cuota que pagarás cada mes para saber si puedes permitirte endeudarte o no. Más allá de eso, también puede servirte para tomar ciertas decisiones: por ejemplo, para saber si te merece la pena amortizar un préstamo anticipadamente o no.

Normalmente, amortizar una deuda antes de tiempo tiene un objetivo principal: ahorrar en intereses. Siguiendo con el ejemplo anterior, si decidieras dar este paso en el tercer mes, te estarías ahorrando los 31,40 euros que aún tendrías que pagar a tu banco en ese concepto. Ahora bien, el problema está en que muchos bancos aplican una comisión por amortización anticipada y esto puede hacer que devolver tu dinero antes de tiempo no merezca la pena. Si en un caso como el de nuestro ejemplo, esa comisión fuera del 2,5% (lo que equivaldría a 50,20 euros), la amortización anticipada no sería una alternativa interesante. 

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

¿Necesitas un préstamo?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata