Ahorra hasta 66€ en tu recibo del gas

Illustr product energy gas
  • Mejor precio garantizado
  • Nunca se interrumpirá tu servicio de gas
  • 14 días para cancelar el contrato sin coste
  • Comparar ahora

Como funciona todo esto en tres sencillos pasos

  • Energy step 1
    Paso 1

    Introduce tu código postal y la información sobre tu consumo de energía (mejor si tienes una factura a mano). Sólo te llevará 1 minuto.

  • Energy step 2
    Paso 2

    Kelisto comparará entre todas las ofertas de lectricidad y gas disponibles en el mercado y te mostrará las mejores para ti, de forma que puedas elegir la que más te convenga.

  • Energy step 3
    Paso 3

    Puedes ahorrar dinero contratando la oferta que tu elijas. Para ello te pediremos algunos datos que tu nueva compañia empleará para realizar el cambio. Nosotros nos encargamos de todo.

Todo lo que debes saber para ahorrar en la factura del gas

 

El recibo del gas es uno de los que mayor peso tienen en la economía familia, mas aún durante los meses de invierno en los que, a consecuencia del uso intensivo de la calefacción, el consumo se dispara y, por tanto, también el gasto.

 

En los últimos años, el incremento de los precios de la energía en nuestro país unido a la caída de los ingresos de las familias como consecuencia de la crisis económica ha provocado que miles de hogares se encuentren en situación de pobreza energética, es decir, que no pueden calentar adecuadamente sus viviendas en los meses más fríos del año.

 

Por este motivo, ahorrar en la factura del gas y poner en marcha medidas de eficiencia energética que nos permitan reducir nuestro consumo es fundamental para paliar en parte el problema, ya que en nuestro país aun no existen medidas consistentes de ayuda a estas familias.

 

¿Qué es una tarifa de gas regulada?

 

Los consumidores de gas que tengan un consumo igual o inferior a 50.000 kWh al año (la mayoría de los consumidores domésticos) pueden optar por contratar la tarifa regulada o una oferta del mercado libre

 

La tarifa regulada: la tarifa regulada es la que establece la Administración y la comercializan las comercializadoras de último recurso (Endesa, Gas Natural, EDP, Iberdrola y Madrileña Suministro de Gas). Existen dos tipos de tarifas de último recurso en función del consumo que se realice anualmente:
 

  • T.1 dirigida a aquellos clientes con un consumo de gas anual inferior o igual a 5.000 kWh, el habitual para una vivienda con agua caliente o cocina de gas.

  • T.2 para aquellos consumidores con un consumo igual o inferior a 50.000 kWh anuales, quienes por lo general suelen tener agua caliente, cocina y, además, calefacción de gas

 

¿Qué es una oferta del mercado libre?

Al margen de las tarifas regualadas, existen en el mercado numerosas compañías con las que podemos contratar una oferta en el mercado libre. Muchas de ellas establecen sus precios basándose en la tarifa regulada y aplicando sobre ella algún tipo de descuento. En el mercado libre es posible encontrar notables diferencias de precios, por ello es necesario comparar entre las múltiples ofertas de gas del mercado antes de elegir la oferta que mejor se adapta a nuestras necesidades.

 

Cocina a Gas

Qué conceptos aparecen en la factura del gas

 

El importe total de lo que pagamos en el recibo del gas se desglosa en cinco conceptos:

 

1. Término fijo: lo pagamos siempre consumamos o no energía y hace referencia al coste que asumimos por la conexión a la red por la que se transporta el gas que llega a nuestro país. Ese coste es de algo más de 4 euros al mes para la tarifa T1 y de algo mas de ocho para la T2.
 

2. Término variable: depende del consumo de gas que realicemos cada mes y se expresa en kilovatio/hora.
 

3. Alquiler del contador: dentro del recibo del gas también se incluye este concepto aunque su importe es poco significativo, algo más de dos euros al mes.
 

4. Impuestos: los impuestos que pagamos en la factura del gas se desglosan en el IVA, de un 21%, y el impuesto de hidrocarburos que se aplica sobre el consumo.
 

5. Otros servicios asociados: en muchos casos, además del suministro del gas, contratamos otra serie de servicios relacionados con el mantenimiento de la instalación y que pueden suponer un importante coste en el cómputo total.

 

¿Qué es el CUPS?

Junto a los datos básicos de nuestro consumo e impuestos que vemos en la factura del gas, ésta refleja también los datos básicos de nuestro contrato como dirección y titular o el CUPS, que es el número que identifica cada punto de suministro y que aparece en la parte inferior de la factura. Será necesaro tener este número para poder realizar un cambio de compañía, por ejemplo.

 

 

Cómo comparar ofertas de gas

 

Utilizar una herramienta de comparación como la de Kelisto nos permite en apenas cinco minutos encontrar la tarifa de gas más económica. El comparador nos permite encontrar el mejor precio en función de nuestro perfil como consumidor y para el nivel de consumo que realizamos habitualmente. Para comenzar a comparar tan solo es necesario entrar en el comparador y contestar a una serie de cuestiones cómo el tipo de contrato (particular o empresa) y datos sobre el suministro. Lo más sencillo y lo que nos permite afinar al máximo la búsqueda, es tener a mano una factura de gas que nos permita responder con la mayor exactitud posible a una de estas dos cuestiones:

 

- Consumo anual en kWh

- Gasto en gas anual en euros

 

Si no tenemos a  mano una factura el comparador nos permite hacer la comparativa a través de una estimación para consumos tipo para que solo necesitamos marcar qué tipo de vivienda tenemos y el número de personas con las que convivimos.

 

Tras introducir los datos el comparador nos muestra las ofertas disponibles para nuestro consumo ordenadas por precio con la descripción de las principales características de la oferta. Si queremos mayor detalle de lo que nos ofrece cada compañía podemos pinchar en “contrata ahora” para acceder al detalle de la oferta o incluso en “comparar ahora” para comparar sus características con las de otra de las ofertas disponibles.

 

Para finalizar el proceso de contratación tan solo hay que rellenar el cuestionario con nuestros datos personales como DNI, nombre completo, dirección, CUPS (el número que identifica cada punto de suministro y que podemos encontrar en la factura) y nuestros datos bancarios para la domiciliación de las cuotas. A partir de aquí será la compañía quien se encargue del proceso de cambio.

 

chimenea de gas

Cómo elegir la mejor tarifa de gas

 

El recibo del gas es uno de los costes más importantes que asumen los hogares españoles sobre todo durante los meses más fríos del año debido al uso intensivo de la calefacción. En los últimos años y debido a los altos precios de la energía y la caída de los ingresos de las familias, más de cuatro millones de personas se encuentran en situación de pobreza energética o, lo que es lo mismo, no pueden calentar adecuadamente su casa en invierno.

 

Por este motivo, reducir el consumo y, por tanto, el gasto en nuestros hogares es fundamental así como elegir la tarifa de gas más adecuada para cada perfil. Comparar es una de las formas más sencillas y rápidas de ahorrar. Utilizar una herramienta como las de Kelisto para comparar ofertas nos puede ayudar a ahorrar hasta 66 euros al año en nuestras facturas del gas.

 

Cómo ahorrar gas en el hogar

Te damos algunas pistas para ahorrar gas en el hogar y reducir el peso de tu factura:

 

1. Ahorra en la cocina. si tienes una cocina de gas toma nota de estos consejos para reducir el consumo.

 

- Elige el recipiente adecuado: adapta el tamaño del recipiente que utilices al tamaño del fuego para no desperdiciar calor. En este tipo de cocinas lo más adecuado es usar utensilios con el fondo plano.

 

- Mantén limpios los quemadores: si quedan restos de grasa u hollín es posible que el consumo de gas se incremente hasta en un 10%, con lo que es conveniente limpiarlos antes y después de cada uso.

 

- Restringe el uso del horno: el horno es con diferencia lo que más consume dentro de una cocina por lo que es recomendable limitar su uso a cuando es estrictamente necesario. Además, cuando se use hay que evitar abrir la puerta para no desperdiciar calor y no colocar alimentos congelados.

 

- Utiliza la olla a presión: cuando sea posible, utiliza esta herramienta para reducir el tiempo.

 

2. Reduce el consumo de agua caliente: si la vivienda cuenta con una caldera o calentador de gas es conveniente limitar el uso de agua caliente para que nuestro recibo de gas no se dispare, ya que este concept es el que mas peso tiene en el recibo del gas por detrás de la calefacción.

 

3. Escoge la ducha en lugar del baño: como habremos escuchado muchas veces ducharse es más barato que un baño. El consumo de agua es mucho menor y, por tanto, también lo será nuestro gasto.

 

4. Utiliza un termostato para los grifos: estos aparatos permiten regular la temperatura a la que sale el agua sin tener que desperdiciarla añadiendo agua fría o caliente hasta alcanza la temperatura ideal.

 

Cómo ahorrar gas en la calefacción

 

La calefacción es con diferencia lo que implica mayor gasto de gas en una vivienda, con lo que conseguir reducir su uso impacta significativamente en el coste total de las facturas de gas. A continuación detallamos algunos consejos para ahorrar en calefacción durante los meses de invierno:

 

- Mantén la temperatura adecuada. Utilizar un termostato para regular la temperatura es básico para no pagar de más en nuestra factura. Una temperatura de 21 grados será suficiente para mantener la casa caliente y podremos reducir el consumo entre un 8 y un 13%.

 

- Extrae aire de los radiadores. Al menos una vez al año, antes de comenzar a utilizarlos, es conveniente purgar los radiadores para extraer el aire que puedan contener, algo que reduce su eficacia y aumenta el consumo de gas.

 

- Cierra los radiadores que no uses: las habitaciones vacías no necesitan calentarse con lo que reduce el gasto cerrando aquellos radiadores que no estés usando.

 

- No dejes la calefacción encendida por la noche: muchos consumidores piensan que consume menos dejar la calefacción puesta durante todo el día a baja temperatura que encenderla y apagarla pero lo cierto es que esto no es así. Más aún si tenemos en cuenta que la mayoría de hogares están vacíos muchas horas al día y, por tanto, no es necesario mantener caliente la casa durante esas horas. Lo mejor es encender la calefacción cuando estemos en casa y apagarla de noche. Además, si vamos a salir de casa pero solo estaremos dos o tres horas fuera podemos bajar la temperatura a unos 15 o 16 grados para que no cueste tanto volver a alcanzar la temperatura de confort a nuestra vuelta.

 

- No cubras los radiadores: para que funcionen a su máximo rendimiento conviene no cubrir los radiadores con muebles o cortinas. Tampoco es recomendable colocar ropa húmeda sobre los radiadores encendidos ya que consumirán más y constará mas mantener la temperatura óptima en nuestro hogar.

 

- Sustituye la caldera tradicional por otra más eficiente. Si tienes que cambiar de caldera piensa en adquirir una caldera de condensación, de tecnología mucho más eficiente. Aunque requieren una mayor inversión inicial podrás ahorrar hasta 200 euros al año en la factura del gas.

 

- Ojo con las fugas de calor y la entrada de frío. En torno a un 20% del calor de una vivienda se escapa por puertas y ventanas con lo que debemos comprobar las juntas, colocando burletes en las puertas y sellados en las ventanas para evitar esas fugas que nos cuestan dinero.

 

Calefacción a gas

Cómo cambiar de compañía del gas

 

Cualquier consumidor puede cambiar de compañía suministradora de gas cuando lo considere oportuno, teniendo en cuenta que si se tiene un contrato de permanencia y aun no ha finalizado el plazo de dicho acuerdo es posible que tenga que asumir una penalización económica.

 

Para realizar el cambio tan solo es necesario comunicárselo a la nueva compañía, que se hará cargo de los trámites necesarios para hacer efectivo el cambio. Los datos que nos solicitarán para ello son nuestro DNI, dirección, nombre y el CUPS, el número que identifica el suministro que parece en la factura.

 

El cambio no implica ningún coste para el consumidor y deberá ser efectivo en un plazo de tres semanas. Durante este periodo no debemos sufrir ningún corte de suministro

 

Cómo funcionan las inspecciones del gas

 

El mantenimiento de la instalación de gas de una vivienda es necesario para comprobar que todo funciona correctamente y corregir aquello que por desgaste o avería no lo está haciendo. De este modo tendremos una instalación más segura y que funciona a pleno rendimiento lo que repercutirá en el consumo que realicemos cada mes.

 

El titular de la instalación de gas puede ser tanto el propietario de una vivienda como sus inquilinos, en caso de que la vivienda se encuentre en alquiler. El titular es el responsable de que la instalación se encuentra en perfecto estado, con lo que debemos estar pendientes de cuándo nos corresponde pasar una inspección.

 

Las inspecciones oficiales se deben realizar cada cinco años y son los distribuidores del gas los encargados de realizarlas. Los inspectores deben avisar a los consumidores al menos cinco días antes de la visita para garantizar que podrá acceder a la vivienda sin problema. Estas inspecciones tienen un coste que en ningún caso se cobrará al usuario en el efectivo sino que será la compañía quien refleje su gasto en el recibo del gas del próximo periodo a facturar.

 

Principales problemas y reclamaciones con el contrato del gas

Las reclamaciones relacionadas con el servicio de gas y electricidad son unas de las más habituales entre los consumidores españoles debido principalmente al desconocimiento de ciertos aspectos del contrato o irregularidades en la contratación o en el cambio de compañía.

 

En el caso del gas, las reclamaciones se centran principalmente en prácticas engañosas, cortes de suministro injustificados o aspectos que se han puesto en marcha sin que el consumidor diera su autorización como cambios de contrato o revisiones en la instalación antes del plazo establecido.

Qué tener en cuenta antes de contratar una tarifa de gas

Para evitar cualquier tipo de problema en la contratación de una tarifa de gas es conveniente leer con detalle antes de firmar cualquier documento relacionado con nuestro contrato del gas, ya que así evitaremos la contratación de servicios no deseados, una de las reclamaciones más numerosas por parte de los usuarios domésticos.

 

Se recomienda tener especial precaución con los contratos de gas que nos ofrecen los comerciales puerta a puerta, ya que en muchos casos el consumidor da de alta un servicio o cambia de compañía sin ser realmente consciente de lo que está haciendo. En ocasiones, se pide la actualización de ciertos datos que se utilizarán mas tarde para futuros cambios y, aunque es una práctica que afortunadamente está descendiendo, es conveniente no facilitar nuestros datos ni firmar nada si no estamos seguros de lo que se nos ofrece realmente.

 

¿Merece la pena contratar un contrato de gas con servicios adicionales?

Debemos ser prudentes también con los servicios adicionales que incluyen los contratos que pueden suponer un importante coste adicional y que en ocasiones no compensan como asistencia técnica o reparaciones. Asimismo, en ocasiones se promociona un descuento muy atractivo pero que solo se aplica en una parte del recibo o durante un tiempo muy concreto, con lo que el descuento final no es tal. Para evitar esto la recomendación es la misma, prestar atención a la letra pequeña y resolver cualquier duda con la compañía antes de firmar el contrato de gas.

 

¿Qué ocurre si mi contrato de gas tiene compromiso de permanencia?

Otro de los aspectos que debemos tener en cuenta antes de dar de alta el servicio o de cambiar de compañía es si el contrato incluye penalización por cancelación anticipada o algún tipo de permanencia. En esos casos, si cancelamos el contrato antes del plazo establecido, que normalmente se fija en un año, tendremos que asumir el pago de una penalización económica. Actualmente existen muchas ofertas que no incluye esta penalización con lo que hay una amplia oferta de compañías que no incluyen estas tasas para elegir la nuestra.

 

Claves para evitar problemas en la contratación de la tarifa de gas

 

Para facilitar a los consumidores la contratación de su servicio de gas en las mejores condiciones resumimos a continuación los principales consejos que debemos seguir antes de firmar un contrato de gas:

 

- Desconfiar de los comerciales que nos insisten en firmar un contrato in situ para poder disfrutar de una oferta que va a espirar.

 

- Pedir al comercial a puerta fría su correo electrónico para comprobar si en realidad es empleado de la compañía o se trata de un comercial externo que trabaja a comisión. En ese caso lo recomendable es comprobar llamando a la compañía si las condiciones de su oferta son reales.

 

- No firmar nada de forma precipitada, sino pedir una copia de la oferta o el contrato y leerlo con calma y detalle antes de decidirnos a firmar.

 

- Comprobar si el contrato incluye la contratación de servicios adicionales que implicarán un coste extra en la factura.

 

- Como ya hemos señalado, comparar entre todas las ofertas del mercado antes de contratar, ya que es la mejor y más sencilla forma de empezar a ahorrar en la factura del gas.

Ver más...