¿Qué debes saber sobre las tarifas móviles de contrato?

 

Poder comunicarse en cualquier lugar es hoy día más importante que nunca: tener un teléfono móvil es prácticamente una obligación y al estar sin ellos nos sentimos como aislados en el mundo. Vivimos en una sociedad hiperconectada donde la comunicación es el centro de todo, razón por la cual los dispositivos móviles tienen cada día más relevancia en nuestra vida diaria.

 

Con la importancia que tienen los móviles en la vida actual, es normal que exista un mercado repleto de opciones para escoger. Más allá de las características específicas de cada equipo según la marca, en el mundo de la telefonía móvil tenemos dos tipos de dispositivos: los móviles libres y los móviles de contrato.

 

Los móviles libres son aquellos terminales que podemos comprar en cualquier tienda y con los cuales podemos contratar cualquier tarifa en cualquiera de los operadores disponibles. El usuario puede usarlo con cualquier compañía ya que este tipo de equipos no han sufrido modificaciones de ningún tipo, lo que no sucede con los móviles de contrato.

 

Sí, el caso de los móviles de contrato es diferente ya que éstos, tras salir de la fábrica, son modificados a nivel de software. Esta modificación la realizan los operadores para hacer que estos dispositivos estén ligados a la compañía durante un tiempo determinado. Y es que los móviles de contrato solo provistos por los operadores, quienes hacen que el cliente firme un contrato con ellos donde por lo general se especifica el tipo de tarifa que pagarán y el tiempo que deberán permanecer con la compañía hasta que su terminal pueda ser liberado.

 

Son precisamente estas dos condiciones las que marcan la diferencia principal entre los móviles libres y los móviles de contrato, ya que tener uno u otro tipo de equipo le da al cliente la posibilidad de elegir entre las dos opciones de tarifas que existen: por un lado tenemos las tarifas móviles de prepago y por el otro las tarifas móviles de contrato.

 

¿Qué diferencia a las tarifas móviles de contrato de las de prepago?

 

Las tarifas móviles de prepago, o de tarjeta, como también se les denomina, son una modalidad en la que se anticipa el pago de los consumos. Los clientes pueden recargar el saldo de sus tarjetas por varios medios dependiendo del operador que les preste el servicio, puede ser en puntos de venta autorizados (supermercados, locutorios, etc), o bien a través de Internet; y tras disponer del dinero en su cuenta de móvil podrán hacer llamadas, enviar mensajes o navegar. En este artículo puedes conocer las mejores tarifas de prepago en la actualidad.

 

Las tarifas móviles de contrato funcionan de una manera diferente. En este caso, los clientes pagan los servicios después de haberlos consumido, los cuales aparecerán reflejados en una factura mensual. Estos gastos son asociados a la cuenta bancaria de los clientes, por lo que, a diferencia del prepago que pagas solo lo que consumes, en este caso aunque no utilices los servicios fijados, igualmente deberás pagar la cuota mensual. Aquí podrás saber cuáles son las mejores tarifas de contrato hoy día.

 

Sin embargo, elegir una u otra tarifa depende básicamente de las necesidades individuales de cada usuario y para saber esto es fundamental que los clientes analicen sus hábitos de consumo. Las tarifas móviles de prepago y las móviles de contrato están diseñadas para diferentes tipos de usuarios, por lo tanto, para saber cuál es la que se adapta mejor a nuestras necesidades, debemos identificar qué tipo de usuario somos. Ser conscientes de esto nos ayudará a ahorrar dinero porque contrataremos solo los servicios de los que hacemos uso, sin desperdicios.

 

¿Por qué comparar tarifas de telefonía móvil de contrato?

 

Con tantas opciones que existen en el mercado hoy en día, la única manera de contratar el servicio más adecuado es haciendo una comparación de tarifas. Los operadores ofrecen diversos planes para móviles y ofertas combinadas para integrar todos los servicios en una misma tarifa para así cumplir con las exigencias de todos los usuarios. Aquí te contamos cuáles son las 6 mejores tarifas móviles del momento.

 

Cada una de estas tarifas tiene sus propias ventajas y desventajas, pero si ya has identificado tus hábitos de consumo y sabes que eres un usuario de telefonía activo que necesita estar conectado siempre, podrías comenzar a analizar las opciones que te brindan las tarifas móviles de contrato.

 

Móviles contrato

 

¿Qué ventajas tienen las tarifas de móviles de contrato?

 

Los usuarios de telefonía móvil pueden comprar equipos por medio de dos modalidades. Por un lado pueden adquirir móviles libres en cualquier tienda, inclusive en una tienda de un operador, pagándolos al contado, y por otro lado pueden adquirir equipos financiados por los operadores, los cuales se van pagando por plazos a través de la factura telefónica.

 

Esta última modalidad de compra, la de los móviles financiados, se hace por medio de las tarifas móviles de contrato con los operadores. Los usuarios que adquieran uno de los móviles de contrato que ofrecen las compañías deberán contratar una tarifa específica como condición para la financiación, además de aceptar otras cláusulas.

 

Los móviles subvencionados son la gran ventaja de tener tarifas móviles de contrato y no de prepago. Al comprar un móvil con esta modalidad de tarifa, el pago del equipo se fracciona en cuotas que se van cobrando en la factura mensual del usuario. Por lo general, con los móviles de contrato no se paga coste inicial y los operadores ofrecen terminales de alta gama, que si bien son más caros, al pagarse a plazos son más asequibles.

 

No todos los usuarios tienen la posibilidad de comprar un móvil de última generación al contado, por ello, los operadores ponen a disposición de los usuarios atractivas ofertas para comprar terminales financiados a través de la afiliación de las tarifas móviles de contrato. También es importante tener en cuenta que los operadores ofrecen mejores ofertas de terminales móviles a quienes tienen tarifas de contrato, con muchos descuentos y opciones.

 

Pero más allá del beneficio de los equipos subvencionados, las tarifas móviles de contrato también conllevan otras ventajas. Una de ellas es la comodidad que supone el hecho de no tener que recargar el saldo mensualmente como sucede con los móviles de tarjeta, sino que los gastos se ven reflejados en una factura que hay que pagar después de haber realizado los consumos.

 

Además de esto, con las tarifas móviles de contrato nunca quedarás incomunicado por falta de servicios ya que, si superas los minutos o mensajes incluidos en tu tarifa, puedes seguir utilizando tu móvil y los gastos adicionales se incluirán en tu siguiente factura. Otra de las ventajas de las tarifas móviles de contrato es que estas suelen incluir más GB en sus planes de datos para navegar, esto en comparación con las tarifas de prepago. Esta característica es bastante útil sobre todo para aquellos usuarios que le dan un uso intensivo al Internet móvil.

 

Entre las ventajas de las tarifas móviles de contrato también podemos contar con la no permanencia en algunos planes. Operadores como Movistar, por ejemplo, ofrecen tarifas sin contrato de permanencia para quienes hagan el traspaso de tarjeta a contrato, conservando incluso el mismo número de móvil. Asimismo, podemos contar entre los beneficios de tener tarifas móviles de contrato la calidad de la atención al cliente, la cual es superior a la que ofrecen a los clientes de prepago por ser estos clientes de menor ingreso.

Si quieres más información, puedes consultar nuestra guía sobre ofertas para telefonía móvil.

 

¿Qué desventajas tienen las tarifas de telefonía móvil de contrato?

 

Así como las tarifas móviles tienen varias ventajas, también tienen algunas desventajas. Una de ellas es la permanencia que implican al comprar móviles de contrato. Si no te gustan las ataduras, esta modalidad quizá no sea la más indicada para ti, ya que la mayoría de las tarifas móviles de contrato implican tener una permanencia de hasta 18 meses con el operador en cuestión.

 

Durante el tiempo que dure la permanencia el cliente deberá mantener la misma tarifa contratada, la cual podrá cambiar de precio cuando los operadores así lo establezcan. Este es sin duda uno los puntos más críticos a la hora de decidir tener tarifas móviles de contrato ya que esto supone la obligación de tener que pagar mensualmente un servicio determinado por el tiempo que se haya acordado en el contrato. El cliente no podrá cambiar su tarifa antes de un tiempo establecido y de no poder pagarlo caerá en morosidad con el operador, lo cual podría traer como consecuencia que el usuario sea catalogado como cliente no deseado y pierda la posibilidad de hacer un nuevo contrato con dicha compañía en un futuro.

 

Pero, más allá del problema de la permanencia y de la renta mensual que no puede cambiarse, las tarifas móviles de contrato también implican un gasto mensual que puede ser excesivo para algunos usuarios. Cuando se adquieren móviles de contrato, los operadores obligan a los usuarios a contratar una tarifa específica que muchas veces no es lo que necesita ni lo que quiere el cliente.

 

¿Cómo elegir la tarifa de contrato que más se ajusta a nuestras necesidades? 

 

Sabemos que no todos los usuarios tienen el mismo consumo mensual, hay quienes llaman más o menos o quienes necesitan más megabytes que otros, todo depende del uso que el cliente le dé a su equipo móvil. Las tarifas móviles de contrato que no se adecuan a nuestras necesidades conllevan a una pérdida importante de dinero ya que el usuario debe abonar siempre el gasto mínimo aunque no se haya consumido completamente. Es decir, si el gasto mínimo de una persona es de 9 euros y solo ha consumido 3, finalmente terminará pagando 6 euros de más que nunca utilizó.

 

Por otro lado, al tener una tarifa móvil de contrato es necesario llevar un poco más de control con los gastos de telefonía, ya que si usas el móvil irresponsablemente podrías llevarte sorpresas no gratas a final de mes. Con los móviles de tarjeta es mucho más fácil llevar el control de los consumos porque los gastos se van descontando automáticamente del saldo disponible, lo que no sucede con la tarifa de contrato, con la que no sabrás lo que has gastado sino cuando recibas tu factura.

Si tienes dudas a la hora de elegir un móvil de tarjeta o de contrato, lee nuestra guía y sal de dudas. Además, antes de ir a tu tienda de móviles, te contamos todo lo que debes preguntarte en la siguiente guía.

 

 Móviles contrato

 

¿Compensan las tarifas contrato dentro de un pack de telecomunicaciones?

 

Desde hace ya un tiempo los operadores españoles -aquí te contamos las compañías de móviles que operan en el mercado español- han venido apostando fuerte por las ofertas combinadas, que están siempre asociadas a tarifas móviles de contrato. Estas tarifas combinadas aglutinan varios servicios en un solo paquete que, por lo general, ofrece bastantes beneficios para los clientes no solo en cuanto a comodidad sino también en cuanto a precio.

 

Disponer de tarifas móviles de contrato en ofertas que integren varios servicios como Internet, telefonía fija e incluso televisión implica la posibilidad de conseguir mejores precios y descuentos. Muchas veces contratar los servicios por separado, sin importar que sea en la misma compañía o en otras, resulta mucho más costoso que pagar un solo plan mensual que los incluya a todos.

 

Por ello, la integración de las tarifas móviles de contrato en las ofertas combinadas ha sido una estrategia de los operadores muy bien recibida entre los clientes, ya que no solo suponen un gran ahorro sino que también les ofrece la comodidad de tener todos los servicios en una sola factura, sin necesidad de tener que recordar fechas de pago distintas.

 

Sin embargo, también es importante saber escoger entre las ofertas combinadas que integren las tarifas móviles de contrato, ya que de no elegir bien podríamos terminar pagando por más de lo que necesitamos. Escoger una tarifa en particular puede ser complicado dada la gran cantidad de opciones que tenemos disponibles en el mercado, por ello es importante identificar el uso que le damos a cada servicio para así escoger la oferta que mejor se adapte a nuestras necesidades como usuario.

 

Los paquetes de combinados más comunes incluyen tarifas móviles de contrato, tarifas de telefonía fija y de Internet, además de la televisión en el caso de los operadores que dispongan de la plataforma. Sin embargo, no todos los usuarios están interesados en tener todos estos servicios, por ello la importancia de comparar las diferentes ofertas a la hora de contratar una.

 

Pero tener las tarifas móviles de contrato integradas en una oferta combinada no siempre es ventajoso. Las ofertas convergentes también conllevan algunos riesgos y uno de ellos es que si no nos gusta el servicio prestado o si ocurre alguna falla, es probable que tengamos problemas con todos los servicios de comunicación. Además de esto, así como las tarifas móviles de contrato que los operadores obligan a contratar a los usuarios al comprar un móvil financiado pueden ser más de lo que el usuario necesita, las ofertas combinadas también pueden representar un gasto innecesario en el caso de que no necesitemos todos los servicios que incluye el paquete en cuestión.

 

Para determinar si vale o no la pena tener tarifas móviles de contrato con ofertas combinadas, puedes calcular tu gasto habitual sumando el costo de cada servicio por separado y compararlo con un paquete que incluya todos los servicios. Si al sumar los servicios, el costo total supera el precio de la oferta convergente, te conviene contratarla porque ahorrarás dinero. Si no es así, entonces no valdrá la pena.

  

¿Qué permanencia requieren las tarifas móviles de contrato?

 

La permanencia es un aspecto fundamental presente en las tarifas de móviles de contrato. Se trata de un aspecto bastante sensible que está relacionado con la compra de móviles de contrato, es decir, de equipos financiados por un operador. Cuando un usuario adquiere un equipo para pagarlo a plazos, este debe firmar un contrato de permanencia que puede ser de unos pocos meses o inclusive hasta de dos años en algunos casos.

 

Tener móviles de contrato significa estar atados al operador durante un tiempo determinado, en el cual el usuario no podrá cambiarse libremente de compañía ni de tarifa. Decimos libremente porque en efecto hay una manera de zafarse de este compromiso pero pagando una penalización monetaria.

 

Las permanencias con los móviles de contrato no son necesariamente malas si desde un principio tenemos claras cuáles son las condiciones. La cláusula que firma el usuario puede tener que ver con la permanencia en el operador o la permanencia en la tarifa, o en ambas. Para que sea una condición justa, la primera tiene que coincidir con el número de plazos a pagar por el terminal que ha sido financiado y la segunda debe ajustarse a las necesidades del cliente. También es importante que la penalización por darse de baja antes de tiempo sea solo pagar las cuotas pendientes del móvil comprado.

 

Los móviles de contrato suelen estar bloqueados para que funcionen con un solo operador, y aunque ciertamente estos pueden liberarse, el usuario no podrá desvincularse de la compañía hasta tanto no finalice el tiempo de la permanencia establecida. La principal desventaja de este tipo de cláusulas es que los usuarios estarán de alguna manera amarrados a la compañía sin importar si les gusta o no el servicio prestado.

 

¿Se puede romper la permanencia en una tarifa de contrato?

 

Aunque algunas tarifas móviles de contrato obligan a los clientes a permanecer con un operador hasta el término del plazo establecido, tampoco se trata de un vínculo irrompible. Si por alguna razón un usuario desea cancelar su contrato, puede hacerlo pero antes deberá pagar una penalización, es decir, una especie de multa por irse antes de tiempo. El problema es que muchas veces esta penalización es excesiva, lo que la hace impagable para muchos clientes, quienes al final prefieren terminar el tiempo que resta de la permanencia asociada.

 

 Móviles contrato

 

¿Cómo hacer una portabilidad de una tarifa móvil de contrato?

 

La portabilidad ha cambiado el mercado de la telefonía móvil en España. Este proceso que permite a los usuarios cambiar de operador y mantener su mismo número telefónico ha aumentado las ofertas de los operadores en móviles de contrato. Esta ha sido la estrategia que han utilizado las compañías para atraer a más clientes, aunque para ello aplican ciertas condiciones como la permanencia.

 

Hoy en día los operadores ofrecen ofertas y descuentos atractivos en móviles de contrato para quienes hagan la portabilidad desde otra compañía. Los operadores están obligados por ley a ceder los números telefónicos de los usuarios que quieran darse de baja, por ello ha aumentado la competitividad entre los compañías de telefonía, las cuales andan en una búsqueda constante de nuevos clientes, mientras trabajan para no perder los propios.

 

Las ofertas de portabilidad para móviles de contrato están enfocadas en los usuarios que por alguna razón están descontentos con el servicio que les presta su operador, en los que quieren cambiar de equipo o en quienes buscan mejores tarifas. Asimismo, la portabilidad también ha sido utilizada por los usuarios para hacer que su operador actual intente retenerlos y les haga una contraoferta para así obtener más beneficios.

 

Los operadores utilizan la portabilidad como una herramienta para ganar clientes ya que les ofrecen descuentos en equipos y en tarifas y la posibilidad de llevarse móviles financiados. Aunque ciertamente los usuarios pueden cambiar de operador con una alta nueva o por migración, muchas veces la portabilidad es más beneficiosa.

 

Sin embargo, aunque la portabilidad puede suponer grandes ventajas para los usuarios, adquirir móviles de contrato o una tarifa con esta modalidad tiene una desventaja: la permanencia. Sí, muchos usuarios deciden hacer la portabilidad con una compañía porque esta les ofrece un buen descuento, sin embargo, comprar móviles de contrato o adquirir tarifas de contrato a través de las ofertas de portabilidad conllevan un compromiso de permanencia, bien sea por el equipo en sí o por la tarifa.

 

A pesar de las desventajas que suponen los móviles de contrato, como la permanencia o el gasto innecesario en las tarifas contratadas, lo cierto es que las mejores ofertas de los operadores están vinculadas a esta modalidad de equipos. Pero, sin importar si tienes una tarifa móvil de contrato o prepago, recuerda que lo más importante es siempre contratar el servicio que necesitas, ni más ni menos.

 

Comprar un terminal libre o uno financiado, tener una tarifa de contrato o prepago, dependerá exclusivamente del tipo de usuario que seamos. Cada cliente tiene necesidades distintas y el uso que haga de su equipo es lo que determinará el móvil que debe tener y lo que debe pagar por los servicios. Así que si ya has comparado las tarifas y estás consciente sobre el tipo de usuario que eres, y aún así te has decantado por tener una tarifa móvil de contrato, adelante. Aunque estas tarifas pueden tener ciertas desventajas, también implican innumerables ventajas si se adaptan a lo que necesitas como usuario.

 

Ver más...