Comparador de cuentas sin comisiones

Compara cuentas sin comisiones y descubre qué ofertas no te cobran nada por mantenimiento y administración, transferencias o tarjetas.

Ventajas

Bancos

Además de cuentas sin comisiones, compara:

Otros productos bancarios

¿Qué es una cuenta sin comisiones?

Una cuenta sin comisiones es un depósito a la vista que, como ocurre con cualquier otro, te permitirá guardar tu dinero y disponer de él siempre que lo necesites, además de hacer cierta operativa diaria, como transferencias o sacar dinero con tarjeta. Sin embargo, la gran diferencia de las cuentas sin comisiones con respecto al resto es que no tienen gastos: es decir, no te cobrarán por trámites habituales , como el mantenimiento o la administración de la cuenta, las transferencias o las tarjetas de débito y crédito.

A día de hoy, encontrar una cuenta bancaria sin comisiones no resulta demasiado complicado. Es más, gracias a la proliferación de las entidades digitales –y al desarrollo online de los bancos tradicionales- es muy común que puedas encontrar una cuenta online sin comisiones. Ahora bien, ¿qué tipos de cuentas sin comisiones puedes encontrar en el mercado? ¿Qué puede esconder la letra pequeña de este tipo de ofertas? ¿Qué tipo de exigencias te puede pedir un banco para esquivar los principales cargos? Para sacarte de dudas, en Kelisto analizamos todo lo que debes saber sobre las cuentas sin comisiones.

¿Qué tipos de cuenta sin comisiones existen?

A la hora de contratar una cuenta sin comisiones debes tener en cuenta que en el mercado encontrarás varios tipos. Por eso, debes tener claro cuál es el uso que quieres dar a este producto bancario cuando empieces a buscar y comparar ofertas con herramientas como nuestro comparador de cuentas sin comisiones.

Cuenta corriente sin comisiones

Una cuenta corriente sin comisiones es el producto más básico que puedes encontrar si buscas un depósito a la vista que no te cobre por los gastos habituales. Como ocurriría con cualquier otra cuenta corriente, las que no te cobran comisiones son productos bancarios que te permitirán hacer las operaciones más básicas (ingresar dinero, sacar dinero con tarjeta de débito, hacer transferencias, domiciliar recibos, etc.), pero sin ofrecerte ninguna ventaja adicional.

Teniendo en cuenta las características de este producto, si lo que quieres es encontrar la mejor cuenta corriente sin comisiones, en Kelisto te recomendamos que siempre busques una cuenta que no te exija nada a cambio , como nosotros mismos hacemos en nuestro ranking mensual de mejores cuentas corrientes. De esta forma tendrás la seguridad de que contratas un producto para tus gestiones diarias, que no te cobra nada a cambio y que tampoco te exigirá nada por ello.

Cuenta nómina sin comisiones

En pocas palabras, una cuenta nómina sin comisiones es aquella que, a cambio de domiciliar tu salario, te ofrece ciertas ventajas , entre las que figura la de no cobrarte nada por las operaciones habituales. Aunque siempre puede haber alguna excepción, lo más frecuente es que –a día de hoy- ningún banco te cobre comisiones si te comprometes a ingresar tu nómina cada mes. En concreto, los cargos que se suelen suprimir cuando contratas una cuenta nómina sin comisiones son:

  • La comisión de mantenimiento: es la comisión básica, la que se cobra por el mero hecho de tener la cuenta abierta. Se suele abonar para compensar a la entidad de crédito por custodiar tu dinero, mantener los registros que necesita el depósito, para que puedas sacar e ingresar dinero en tu cuenta o para la emisión de los extractos y liquidaciones. Además, incluye prestaciones como el servicio de caja básico, que hace referencia a los ingresos y reintegros en cheques o en efectivo, los adeudos o la entrega, por ejemplo, de una libreta básica. No obstante, estos servicios pueden variar en función del banco. Las cuentas sin comisiones no la cobran.
  • La comisión de administración: suele pagarse cuando el banco presta servicios de cargo y abono adicionales a los que cubre la comisión de mantenimiento (por ejemplo, los adeudos de recibos o los apuntes de transferencias que se hayan ordenado o recibido). Es importante que controles la periodicidad del pago de las mismas para que hagas el cálculo adecuado de su coste. Este es otro de los gastos de los que eximen las cuentas que no tienen gastos.
  • Las comisiones por transferencias bancarias : se cobra cuando se transfiere una determinada cantidad de dinero de una cuenta de una entidad a otra que está en un banco distinto. En el caso de que las cuentas estén en el mismo banco (tanto si son del mismo titular como de distintos titulares), se considera que se está realizando un "traspaso" y, normalmente, no se cobra ninguna comisión por ello. Además, tienes que tener presente que para transferencias ordinarias, las entidades cobran más comisión a las transferencias ordenadas en una oficina bancaria que a las realizadas por vía electrónica. Asimismo, las urgentes conllevan una comisión más elevada. La comisión por transferencia suele aplicarse cargando un tanto por ciento sobre el importe transferido o cobrando un mínimo.
  • Las comisiones por tarjetas de débito y crédito: contar con un medio de pago asociado a una cuenta, en muchos casos, tiene un precio. Aunque algunas cuentas sin comisiones ofrecen tarjetas de débito o de crédito de manera gratuita, lo más habitual es que la cuota que cobran las entidades por disponer de una tarjeta sea más cara si se trata de una de crédito, en lugar de una de débito.

Ahora bien, debes tener en cuenta que no todas estas cuentas sin comisiones te librarán de pagar esta amplia lista de gastos. En algunos casos puedes encontrarte con ciertas limitaciones: por ejemplo, que solo te ofrezcan un número determinado de transferencias gratis cada mes, o que no te cobren comisiones por la tarjeta de crédito, pero sí por la de débito.

Recuerda que a la hora de encontrar una cuenta nómina sin comisiones es importante que tengas en cuenta que eximirte de los principales cargos no es la única ventaja que te ofrecen las entidades por domiciliar tu salario. Además de esto, hay bancos que te regalan dinero con sus cuentas nómina, entidades con regalos por domiciliar la nómina o cuentas con devolución de recibos con las que podrás ahorrar gracias a las facturas que domicilies. Por ello, te recomendamos que no solo te conformes con encontrar una cuenta nómina sin comisiones, sino que trates de conseguir alguna ventaja adicional por tu salario.

Cuenta ahorro sin comisiones

Una cuenta de ahorro sin comisiones es una cuenta que te ofrece remuneración por tus ahorros y que, además, no te cobra ningún tipo de gasto por ello. A la hora de localizar cuentas sin comisiones de este tipo, debes tener en cuenta que los gastos más importantes que deberías poder esquivar son:

  • La comisión de mantenimiento
  • La comisión de administración
  • Y las comisiones por transferencias : en el caso de una cuenta de ahorro sin comisiones, poder disfrutar de transferencias gratis es especialmente importante, ya que, de esa forma, podrás disponer de tus ahorros siempre que quieras (enviándotelos a tu cuenta corriente o a tu cuenta nómina) sin asumir ningún coste por ello.

¿Qué bancos ofrecen cuentas sin comisiones?

Si estás buscando cuentas sin comisiones, lo primero que querrás saber es qué entidades ofrecen este tipo de ofertas. La realidad es que, a día de hoy, encontrar una cuenta de un banco sin comisiones es bastante fácil , ya que la gran mayoría disponen –como mínimo- de una oferta de este tipo. Ahora bien, otra cosa es que el tipo de cuenta sin comisiones que ofrezcan (corriente, nómina o de ahorro) y las exigencias que exijan para esquivar estos gastos encajen con lo que realmente estás buscando.

Para que te hagas un idea de cuál es la oferta de cuentas de banco sin comisiones que puedes encontrar en el mercado, te resumimos brevemente lo que comercializan algunas de las principales entidades del país:

Cuenta sin comisiones La Caixa

La cuenta sin comisiones de La Caixa es la Cuenta Nómina. Con este producto, podrás beneficiarte de la ausencia de los gastos más habituales e, incluso, podrás optar a conseguir un televisor de regalo. Eso sí, para lograr todas estas ventajas, esta cuenta sin comisiones de La Caixa te exige domiciliar el salario y cumplir con algunos requisitos extra de vinculación.

Cuenta de Bankia sin comisiones

La cuenta de Bankia sin comisiones es la Cuenta ON , una cuenta digital, que se contrata por Internet y que está pensada para aquellos clientes que realicen toda su operativa de manera online. Esta cuenta de Bankia sin comisiones puede utilizarse como cuenta corriente o como cuenta nómina pero, más allá de eliminar los principales cargos, no ofrece ninguna ventaja adicional.

Cuenta Santander sin comisiones

La cuenta del Santander sin comisiones que está disponible desde hace tiempo es la Cuenta Zero , un producto que te librará de los principales cargos aunque, eso sí, para hacerlo te pedirá que domicilies tu nómina y que cumplas con algunos requisitos extra. Como alternativa a esta cuenta del Santander sin comisiones, su banca online (Openbank) ofrece varias cuentas sin comisiones que –además de ofrecerte de forma puntual algunos regalos y de pagarte –en algunos casos- un interés por tus ahorros- no exige ningún tipo de vinculación.

¿Qué requisitos exigen las cuentas sin comisiones?

Si estás buscando una cuenta sin comisiones, debes saber que librarte de los gastos más habituales no siempre sale gratis. En la actualidad, las dos formas más habituales de poder librarte de las comisiones son:

  • Contratar cuentas sin comisiones de bancos online : las entidades digitales –o los bancos online de las entidades tradicionales- son las que tienen un mayor catálogo de ofertas sin comisiones. Además, las cuentas online sin comisiones que encontrarás en este tipo de entidades tienen una gran ventaja: normalmente no te exigen cumplir con ningún requisito , más allá de que –como es lógico- contrates la oferta por Internet y te comprometas a realizar toda tu operativa por los canales digitales.
  • Domiciliar tu nómina: comprometerte a ingresar tu salario cada mes en una entidad es la forma más fácil de conseguir una cuenta bancaria sin comisiones. Y es que a las entidades les interesa captar este tipo de clientes porque, por un lado, lo normal es que permanezcan en el mismo banco durante un periodo de tiempo largo y, por otro, porque son clientes a los que se les pueden "vender" otro tipo de productos (depósitos, tarjetas, préstamos, etc.).

Cómo puedo contratar una cuenta online sin comisiones sin nómina?

Recurrir a los bancos digitales es garantía de éxito si lo que buscas es una cuenta sin comisiones sin nómina o sin cumplir con otros requisitos adicionales. Sin embargo, si estás poco habituado a manejar tus finanzas personales a través de la Red, es posible que estés un poco reticente a dar el paso y que te preguntes cómo puedes contratar una cuenta online sin comisiones sin nómina.

Hacerlo es realmente sencillo. Aunque los procesos pueden variar ligeramente de un banco a otro –hay bancos que, incluso, te permiten abrir una cuenta mediante una videollamada- lo normal es que todos tengan en común algunos pasos en la apertura de sus cuentas sin comisiones:

  • Primero, deberás facilitar todos tus datos personales al banco que comercialice la cuenta online sin comisiones sin nómina que desees contratar.
  • A continuación, te exigirán que envíes ciertos documentos que acrediten tu identidad , como tu DNI escaneado (en la mayoría de los bancos les vale con una simple foto)
  • Una vez resueltos estos trámites para hacerte con una cuenta online sin comisiones sin nómina, solo tendrás que esperar por si tu banco necesita algún dato o documento adicional. De no ser así, en muy poco tiempo tendrás tu cuenta sin comisiones abierta y operativa.

¿Cómo puedo encontrar las mejores cuentas sin comisiones?

Para encontrar las mejores cuentas sin comisiones, en Kelisto te ofrecemos varias herramientas que te ayudarán a ello.

Por un lado, ponemos a tu disposición un amplio abanico de comparadores de cuentas bancarias: uno decuentas corrientes, otro de cuentas nómina y otros de cuentas remuneradas. En todos ellos, podrás encontrar distintas opciones para filtrar los resultados que obtienes, de forma que dar con una cuenta bancaria sin comisiones te podría resultar realmente sencillo con ellos.

Si lo que prefieres es que hagamos el trabajo por ti, todos lo meses publicamos una amplia lista de rankings en los que te contamos cuáles son las mejores cuentas del mercado :

Aunque esta última clasificación es la mejor si lo que buscas es una cuenta bancaria sin comisiones, en cualquiera de los rankings verás que las comisiones son uno de los criterios que tenemos en cuenta para hacer nuestra selección. Por eso, verás que la gran mayoría de los productos de estos top 10 suelen ser cuentas sin comisiones (muchas de ellas, cuentas online sin comisiones).

Si no contrato una cuenta sin comisiones, ¿qué cargos puede aplicarme el banco?

En caso de que no dispongas de una cuentas sin comisiones, debes saber que tu banco podría aplicarte numerosos cargos por distintas gestiones. A los ya mencionados previamente (mantenimiento, administración, cargos por transferencias o cargos por disponer de una tarjeta de crédito o de débito), se pueden sumar otros como:

  • Comisión por ingreso de cheques : es la cantidad que cobra el banco por ingresar un cheque. En ocasiones esta comisión suele ir incluida en la de mantenimiento pero, dado que es un servicio que cada vez se utiliza menos, hay entidades que la aplican de forma separada. Muchas cuentas sin comisiones incluyen este servicio de manera gratuita.
  • Gastos por el envío de correo o SMS: son los gastos que se cobran cuando la entidad repercute a su cliente los gastos por enviarle documentos, extractos o liquidaciones. Cada vez son más los bancos que tratan de ahorrar costes reduciendo la correspondencia que envían a sus clientes y potenciando el uso de sus plataformas online. Una de las formas que tienen las entidades de disuadir al usuario de la utilización de las notificaciones en papel es el cargo de comisiones por este servicio. Algunos bancos también cobran determinadas alertas vía SMS que reciben los usuarios en su móvil cuando hay movimientos en sus cuentas.
  • Comisión por descubierto: es la que se aplica cuando el saldo en la cuenta es negativo, es decir, que debes dinero al banco. Por un lado, la entidad te aplica dicha comisión por el simple hecho de que te quedes en números rojos, y, por otro, también aplica un tipo de interés al dinero que, durante ese tiempo, esté en descubierto. Lo que sí que está regulado es que las comisiones y los intereses no pueden superar un valor que sea 2,5 veces el interés legal del dinero. Las cuentas sin comisiones no suelen eximir de esta comisión.

De no optar por una cuenta bancaria sin comisiones, también podrías toparte con otros gastos, como los que puedes encontrarte al sacar dinero de un cajero automático. En este sentido, debes saber que cada banco aplica una política distinta a la hora de determinar qué cajeros gratis podrán usar sus clientes. No obstante, siempre puedes librarte de este tipo de cargos sin contratas una cuentas sin comisiones de un banco tradicional o una cuenta online sin comisiones. Entre estas últimas, de hecho, podrás encontrar con ofertas que no te cobrarán nada, uses el cajero que uses.

¿Puede cambiar el banco las condiciones de una cuenta sin comisiones?

Cuando vayas a contratar una cuenta sin comisiones es posible que te plantees si tu banco podría cambiar las condiciones de tu oferta cuando quisiera y, si de ser así, podría empezar a cobrarte por algún cargo por el que, inicialmente, no pagabas nada.

Para saberlo, hay que tener en cuenta dos cosas:

  • Por un lado, tu entidad solo podrá cobrarte comisiones por algún servicio que realmente te haya prestado y siempre que tú hayas dado tu consentimiento – por ejemplo, cuando firmaste tu contrato.
  • Por otro, los bancos tienen la obligación de avisar con dos meses de antelación si van a hacer cualquier cambio en las condiciones de un contrato que tengan con sus clientes (por ejemplo, si decidieran subir sus comisiones o empezar a cobrarlas). La única excepción a esta obligación está en el caso de los cambios beneficien al cliente: por ejemplo, si una cuenta con gastos pasara a ser una cuenta bancaria sin comisiones. En ese caso, la entidad podría aplicar estas modificaciones de forma inmediata.

¿Están limitadas las comisiones de una cuenta bancaria?

Contratar una cuenta bancaria sin comisiones –tanto si la comercializa un banco tradicional como si se trata de una cuenta online sin comisiones- es la mejor manera de evitar cualquier quebradero de cabeza relacionado con el coste de este tipo de productos bancarios.

Sin embargo, si aún no has tenido la oportunidad de bucear entre las cuentas sin comisiones que hay en el mercado para encontrar la mejor y quieres saber cuánto te puede llegar a cobrar tu banco actual por los cargos que ya te aplica, es esencial que sepas una cosa: la ley actual no limita las comisiones. Ahora bien, lo que sí especifica es que se deben corresponder a servicios prestados. Por tanto, deben ser proporcionales al coste que le supone prestar o realizar ese tipo de trámites o gestiones. En la práctica eso quiere decir que tu banco no podría cobrarte, por ejemplo, 50 euros por hacerte llegar una carta a casa, ya que enviar correspondencia no tiene un coste tan caro.

Si te ocurriera algo parecido, te recomendamos que hagas dos cosas:

  • La primera, reclamar ante el servicio de atención al cliente de tu banco para que te retiren ese cargo. Si no tienes suerte, el siguiente paso sería acudir al Servicio de Reclamaciones del Banco de España, aunque sus veredictos no son vinculantes (es decir, en Banco de España no puede obligar a que una entidad haga nada, pese a que considere que lo que ha hecho no es correcto).
  • Buscar una cuenta bancaria sin comisiones entre las muchas que hay en el mercado para evitar que un episodio así se vuelva a repetir.