Imagen de proveedor

Cuentas bancarias de N26

Compara todas las cuentas de N26 con Kelisto.

Otros productos bancarios

Todo sobre las cuentas bancarias de N26

Si buscas una forma de gestionar tus ahorros cómoda y sin demasiados requisitos, puedes echar un ojo a las cuentas de N26. Estos productos, como los que ofrece cualquier banco, son similares a un depósito a la vista: te permiten ingresar el dinero que quieras y disponer de absoluta liquidez cuando lo necesitas.

Además, hay varios servicios que casi siempre están vinculados a estos productos, y que se mantienen en las cuentas de N26: la posibilidad de hacer transferencias, domiciliar ingresos –como una nómina o una pensión-. También podrás hacer uso de la tarjeta de débito que ofrece la entidad de forma gratuita vinculada su cuenta, y que te permitirá sacar dinero en efectivo o hacer pagos con el dinero que tengas en tu cuenta.

Aunque se ofrecen en varias variantes, el producto de N26 se enmarca dentro de las cuentas corrientes, que se caracterizan por ser las más sencillas de conseguir: basta con que seas mayor de 18 años para poder abrir una cuenta corriente de N26. Con ella, podrás hacer transferencias gratuitas, y el banco no te cobrará ninguna comisión por la apertura o por mantener activa la cuenta. Ahora bien, aunque cumplir los requisitos para disfrutar de las ventajas de las cuentas corrientes de N26 está al alcance de cualquier usuario, es cierto que este tipo de productos no te permitirá conseguir ninguna rentabilidad –es decir, que el banco te pague un interés por tu dinero- o algunos de los regalos que a veces ofrecen las cuentas bancarias.

Este tipo de beneficios están reservados para clientes que cumplan una serie de requisitos que varían para cada entidad, así que para saber si podrías cumplirlos y sacar más partido a tus ahorros, te aconsejamos que eches un vistazo a todas las ofertas del mercado –siempre sin perder de vista la letra pequeña-. Además, si lo que te interesa es hacerte con una de las cuentas sin comisiones de N26, es importante que estudies bien todas las ofertas de la entidad, ya que no todos sus planes son gratuitos (algunos te cobrarán por la administración y el mantenimiento, e incluso por algunas de las operaciones bancarias como las retiradas de efectivo o transferencias).

Aunque no es necesario domiciliar ingresos para contratar cuentas de N26, si el cliente lo desea puede cobrar su nómina en la entidad, haciendo que el producto funcione como una cuenta nómina de N26. Cobrar tu salario en una entidad normalmente te dará acceso a ventajas adicionales, como regalos en efectivo o en especie o cierta remuneración por tus ahorros. Para saber si es tu caso, es esencial que leas detenidamente el contrato de t cuenta nómina de N26 antes de firmarlo.