Imagen de proveedor

Cuentas bancarias de Bankinter

Compara todas las cuentas de Bankinter con Kelisto.

Otros productos bancarios

Todo sobre las cuentas bancarias de Bankinter

Con las cuentas Bankinter podrás contratar el servicio que necesites para guardar tu dinero. Las cuentas son una manera segura de ahorrar, pero también podrás llevar un control sobre tus finanzas personales, ya que podrás realizar operaciones bancarias habituales como sacar dinero, hacer ingresos o realizar transferencias.

Las cuentas corrientes de Bankinter se caracterizan por ser depósitos a la vista que permiten realizar la operativa habitual. Tienen todos los servicios del banco y destacan por no tener ningún tipo de condición para disfrutar de ellas. Además, podrás disponer de tu dinero cuando quieras y tendrás una operativa total: domiciliación de pagos, cobros, ingresos, etc.

En cuanto a las cuentas nómina Bankinter, la entidad te ofrece unos productos concretos con los que conseguirás varias ventajas y regalos si cumples con los requisitos propios de estas cuentas. Si decides domiciliar tu nómina tendrás acceso a esta cuenta, que es, además, uno de los productos más atractivos que ofrece el mercado. Eso sí, presta atención a la letra pequeña del contrato cuando quieras hacerte con una cuenta nómina. En ella se detallarán las condiciones para conseguir los beneficios que suelen ofrecer, que van desde la eliminación de comisiones a la posibilidad de recibir regalos de los bancos, sean materiales o no.

Por último, en esta entidad podrás contratar las cuentas remuneradas de Bankinter. Estos productos se caracterizan porque, al tener tu dinero en el banco durante cierto tiempo, obtendrás una rentabilidad. Sin embargo, la ventaja de esta cuenta frente a los depósitos a plazo fijo es que con la cuenta remunerada podrás sacar tu dinero siempre que lo necesites sin tener que pagar ningún tipo de penalización.

Las cuentas corrientes, nómina y remuneradas pueden actuar como cuentas sin comisiones de Bankinter, es decir, como depósitos a la vista que no te cobrarán nada. Eso sí, para que puedas disfrutar de esta ausencia de gastos, es posible que la entidad te exija cumplir a cambio con algún requisito de vinculación. Debido a ello, es esencial que leas bien tu contrato para entender las condiciones que te están ofreciendo.