Todas las Tarifas de Telefonía de Simyo

Compara todas las Tarifas de Telefonía de Simyo en diciembre de 2022 con Kelisto.

MóvilMinutos
Datos
Precio
Operadores
16 ofertas
Ordenado por:

Otras ofertas de Internet y telefonía

Todas las tarifas de Simyo: características y precios

El catálogo de tarifas de Simyo está compuesto por planes de telefonía móvil (que pueden contratarse con la modalidad de pospago o de prepago sin diferencias en el precio) y de fibra óptica, con velocidades que van de 100 a 500 Mb por segundo. Su portfolio se completa con su tienda de móviles, que pueden adquirirse a través de un cobro único o en 24 cuotas mensuales y que reúne terminales de algunas de las marcas más vendidas, como Apple, Samung o Xiaomi.

Conocida como la filial low cost de Orange, Simyo cuenta con más de un millón de clientes y lidera este año como la compañía mejor valorada por la última encuesta de satisfacción de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), en la que conseguía un 8,2, nota muy superior a la de la teleco naranja (5,8).

¿Cuáles son las mejores tarifas de Simyo?

Si priorizas rebajar al máximo la cuota final de tu contrato, las mejores ofertas de Simyo son sus convergentes de fibra y móvil. Como es lógico, al incluir más de un servicio el precio es algo más elevado que el de adquirir solamente fibra o únicamente móvil, pero si vas a sacarle partido a ambos productos, tenerlos los dos te ayudará a conseguir un mejor precio gracias a la rebaja de siete euros que Simyo aplica a todos sus planes convergentes. También tiene descuento agregar líneas adicionales o comprar a plazos un terminal para los clientes de Simyo.

Precio de las tarifas de Simyo

Aunque el sector de las low cost de telecomunicaciones está repleto de competidores, los precios de las tarifas de Simyo consiguen mantenerse en los segmentos más bajos. Para ello, en los últimos años ha ido mejorando sus condiciones sin tocar precios. Actualmente, ofrece hasta 100 GB con llamadas ilimitadas por solo 20 euros al mes sin subidas en la cuota. Por un extra a partir de 18,99 euros al mes, puedes añadir la fibra a tu contrato y, por otros tres euros, otras líneas de móvil adicionales.

Moverse en esta horquilla de precios ha permitido al operador colar sus propuestas en nuestros rankings de las mejores tarifas de móvil y las mejores tarifas de prepago.

Cómo contratar las tarifas de Simyo

Cuando te hayas decidido por tu tarifa de Simyo, puedes contratarla a través de su web o por teléfono. Otra opción es utilizar el comparador de fibra y tarifas de móvil, en el que, además de adquirir la oferta que más te interese, podrás cotejar los precios de la compañía y comprobar si son los más baratos para cubrir los datos y minutos que sueles gastar.

A la hora de adquirir tu tarifa, la compañía te preguntará por tus datos personales (documento de identidad, nombre del titular, correo electrónico y teléfono de contacto), dirección de facturación y una cuenta bancaria (en caso de que selecciones la opción de contrato o pospago). En cuanto te des de alta, se te enviará tu tarjeta SIM sin repercutirte los gastos de envío. También se te notificará el momento en el que se migre tu línea y podrás usar tu nuevo plan.

Si la tarifa de Simyo que vas a adquirir incluye también fibra, el operador te preguntará por tu domicilio para asegurarse de que la cobertura de Simyo, que es la misma que la de Orange, llega hasta tu dirección. De poder instalar fibra, un técnico irá a tu casa en los siete días siguientes para dejar operativa tu línea de banda ancha. Todo este proceso es gratis con la condición de que mantengas tu contrato durante al menos tres meses.

Cómo cambiar las tarifas de Simyo

Tienes dos opciones para cambiar las condiciones de tu tarifa de Simyo: puedes recurrir al teléfono gratuito que la compañía pone a disposición de todos sus usuarios (1644) o solicitar la modificación desde el área personal de Simyo, a la que se puede acceder en su página web o su aplicación de móvil.

Como las tarifas de Simyo con solo móvil están libres de permanencia, podrás jugar a actualizarlas siempre que quieras según tu consumo y así pagar menos. Pongamos, por ejemplo, que tienes contratados 40 GB y un mes te sobran muchos datos. Aprovechando que el operador te guarda los gigas que no gastes durante tres meses, puedes pasarte a un bono más pequeño y así ir tirando de los megas que te queden. Del mismo modo, tienes la opción de mudarte a una tarifa superior si crees que necesitas más datos. En caso de que tengas contratada fibra óptica, también podrás hacer modificaciones en tu conexión, si bien estas tarifas exigen una permanencia mínima de tres meses.