Préstamos y créditos rápidos sin nómina

 

Desde el estallido de la crisis económica las entidades bancarias han cerrado el grifo del crédito y exigen a los prestatarios elevadas exigencias para acceder a financiación. Esta situación hace que los préstamos tradicionales se hayan convertido en productos inaccesibles para muchos consumidores, especialmente para aquellos que no cuentan con empleos estables.

 

Para solicitar un préstamo bancario, lo primero que debes acreditar es tu nivel de ingresos y, para ello, será imprescindible una nómina o una pensión. Ahora bien, si no cuentas con ingresos regulares o eres estudiante, por ejemplo, también existe un tipo de financiación a la que puedes recurrir en el caso de que necesites dinero para un imprevisto que no pueda esperar. Se trata de los préstamos y créditos rápidos sin nómina.

 

¿Qué son los préstamos y créditos rápidos sin nómina?

 

Antes de entrar a definir los préstamos y créditos rápidos sin nómina es importante señalar que crédito y préstamo son términos distintos que se refieren a productos diferentes. De esta forma, mientras que en un préstamo el prestamista entrega al prestatario una cantidad de dinero al comienzo de la operación con la condición de que éste devuelva el importe más los intereses pactados en el plazo establecido, en un crédito el prestamista pone a disposición del prestatario una cantidad de dinero, con un límite preestablecido, pero no le entrega la cantidad al comienzo de la operación, sino que el prestatario puede disponer de ella conforme lo necesite.

 

Sin embargo, pese a que se trata de productos de financiación distintos, en el caso de la financiación urgente y, muy especialmente en la que no requiere de nómina, suelen emplearse ambos términos indistintamente. Es más, cuando hablamos de préstamos y créditos rápidos sin nómina, habitualmente nos referimos a un tipo muy concreto de préstamos que se enmarcan dentro de los personales: los minicréditos online o micropréstamos y algunos préstamos rápidos.

 

Para comprender lospréstamos y créditos rápidos sin nómina es necesario conocer previamente en qué consisten los préstamos personales. Se trata de unos productos financieros en los que la entidad entrega al prestatario un importe a cambio de que éste se comprometa a devolverlo junto con el pago de unos intereses en cierto periodo de tiempo y su particularidad es que la garantía de recobro para la entidad son los bienes presentes y futuros del prestatario. Precisamente por este hecho, presentan unos intereses superiores a los de las hipotecas, en las que la vivienda actúa como garantía.

 

En cuanto a las dos modalidades de préstamos y créditos rápidos sin nómina que podemos encontrar dentro de los préstamos personales –minicréditos online y préstamos rápidos–, cada producto presenta unas características propias. Ahora bien, a grandes rasgos podemos afirmar que los préstamos y créditos rápidos sin nómina ofrecen cantidades por debajo de los 10.000 euros a devolver en periodos máximos de cinco años.

Monedas de préstamos rápidos sin nómina

Características de los préstamos y créditos rápidos sin nómina

 

Si estás buscando préstamos y créditos rápidos sin nómina, debes saber que estos presentan algunos rasgos que los definen, distinguiéndolos de otros productos de financiación más tradicionales. Los principales son los que siguen:

 

  • Las cantidades que ofrecen son pequeñas, especialmente en el caso de los minicréditos online, que como máximo conceden 800 euros. En cuanto a los préstamos rápidos, el límite de las ofertas en el mercado ronda los 10.000 euros.

 

  • En los préstamos y créditos rápidos sin nómina el plazo de devolución del importe solicitado es mucho menor que en otros productos de financiación: de 30 a 45 días en los minicréditos online y un máximo de cinco años en los préstamos rápidos.

 

  • Al tratarse de dinero urgente sin demasiados requisitos de solvencia, los préstamos y créditos rápidos sin nómina son caros, es decir, presentan unos intereses mucho más elevados que otro tipo de préstamos. En concreto, los microcréditos online pueden alcanzar el 2.000% y 3.000% TAE y los préstamos rápidos entre un 15 y un 20% TAE.

 

  • Su tramitación se realiza exclusivamente online en la mayoría de los casos, es sencilla, requiere muy poca documentación y es muy rápida. Saber si te han concedido un minicrédito online puede llevarte solo unos minutos y para conocer la respuesta sobre un préstamo rápido no tendrás que esperar más de uno o dos días.

 

  • Tanto los minicréditos online como algunos préstamos rápidos son bastante flexibles en cuanto a los requisitos de solvencia que exigen a los futuros prestatarios y ni siquiera requieren que éste disponga de una nómina.

 

  • Los préstamos y créditos rápidos sin nómina no limitan la finalidad a la que puede destinarse el dinero solicitado.

 

  • Las entidades bancarias no conceden préstamos y créditos sin nómina, por lo que es necesario recurrir a otro tipo de empresas de servicios de crédito.

 

Préstamos y créditos rápidos sin nómina vs Préstamos rápidos bancarios

 

Las entidades bancarias también ofrecen préstamos rápidos, tanto los bancos tradicionales como la banca online. Buen ejemplo de ello son los préstamos online de distinta índole, los anticipos de nómina y los préstamos preconcedidos, todos ellos con características más atractivas que los préstamos personales tradicionales como consecuencia del ahorro de costes que conllevan. Sin embargo, para todos ellos es necesario disponer de una nómina o ingresos recurrentes acreditables.

 

Así, la principal ventaja de los préstamos y créditos rápidos sin nómina es que permiten acceder a financiación a consumidores a los que el banco no les daría un préstamo como profesionales autónomos sin ingresos regulares, asalariados que trabajan por temporadas o estudiantes.

 

Ahora bien, a cambio de esta laxitud en los requisitos de solvencia, los préstamos y créditos rápidos sin nómina conceden cantidades inferiores a los prestatarios y, sobre todo, cobran intereses mucho más elevados debido a que el riesgo de impago es mayor.

 

Préstamos y créditos rápidos sin nómina vs Préstamos tradicionales

 

Con préstamos tradicionales hacemos alusión a los productos de financiación al uso que ofertan las entidades bancarias tradicionales y que generalmente establecen limitaciones en cuanto al fin que puede darse al dinero al tiempo que requieren que el cliente acuda físicamente a la entidad a solicitarlos. Además, este tipo de financiación a menudo exige que el cliente contrate más productos en la entidad, como pueden ser cuentas, tarjetas o seguros y, por supuesto, requieren que el cliente demuestre una solvencia elevada.

 

De esta forma, la principal ventaja de los préstamos y créditos rápidos sin nómina frente a los productos de financiación de toda la vida es (como frente a los préstamos rápidos bancarios) la exigencia de menores requisitos de solvencia al prestatario. Ahora bien, también presentan otros beneficios nada desdeñables como la comodidad de su tramitación (dado que pueden contratarse sin necesidad de salir de casa), la rapidez en la respuesta sobre su concesión, la ausencia de productos vinculados y el hecho de que no exijan cambiar de banco.

 

En cuanto a las desventajas de los préstamos y créditos rápidos sin nómina frente a los tradicionales, éstas vuelven a estar relacionadas con los importes que se pueden solicitar y con el precio que cobran al prestatario las entidades que los conceden por prestarle el dinero.

 

Elementos fundamentales de los préstamos y créditos rápidos sin nómina

 

Que los préstamos y créditos rápidos sin nómina sean más fáciles de conseguir debido a que los requisitos para acceder a ellos son menos exigentes no significa que sean productos más sencillos. Al contrario: al tratarse de productos de financiación particulares en ocasiones son más difíciles de comprender.

 

Por este motivo, antes de firmar el contrato de los préstamos y créditos rápidos sin nómina resulta fundamental que leas bien todo el documento, incluida la letra pequeña, y te asegures de comprender bien todas las condiciones. Para ello, es imprescindible que manejes los siguientes conceptos.

 

  • Interés: el dinero que te presta la entidad tiene un precio, y ese precio es el interés. En los préstamos rápidos está expresado en forma del Tipo de Interés Nominal (TIN) o de Tasa Anual Equivalente (TAE), dos magnitudes que debes calcular para conocer el interés real que pagarás. Ésta última es lo que realmente pagarás, ya que se calcula teniendo en cuenta el TIN más las comisiones y el plazo de amortización.


    Sin embargo, los minicréditos online no hablan de TIN o TAE, sino de honorarios, que suelen ser una cantidad fija en euros. Para poder compararlos con otras opciones de financiación es necesario que calcules la TAE a la que equivalen estos honorarios.

 

  • Plazo de amortización: se trata del periodo de tiempo en el cual te comprometes a reintegrar a la entidad el dinero prestado junto con los intereses de los préstamos y créditos rápidos sin nómina. Ten presente que cuanto mayor sea el plazo, mayores serán los intereses que tendrás que abonar.

 

  • Importe máximo: es la cantidad límite que permite solicitar cada préstamo. Como te hemos comentado, en los préstamos y créditos rápidos sin nómina el importe máximo ofertado destaca por ser muy reducido.

 

  • Comisiones: un préstamo con un interés bajo puede ser más caro que otro con un tipo mayor debido a las comisiones. Por ello no debes pasarlas por alto. Las más habituales son las de apertura y estudio y las de cancelación anticipada, aunque lo cierto es que no todos los préstamos y créditos rápidos sin nómina las aplican. Por ejemplo, los minicréditos online no cobran ni la de estudio ni la de apertura.

 

  • Requisitos: aunque no requieran un contrato indefinido al prestatario, los préstamos y créditos rápidos sin nómina que alcanzan importes más elevados –los préstamos rápidos– sí exigen que justifiques cuáles son tus ingresos para darte financiación. Ahora bien, en el caso de los minicréditos online, una gran mayoría de las ofertas disponibles en el mercado solo requieren que el solicitante sea mayor de edad y disponga de una cuenta bancaria en la que ingresar el dinero.

 

Calcular préstamos rápidos sin nómina

Entidades que ofrecen préstamos y créditos rápidos sin nómina

 

De la misma manera que podemos distinguir dos tipos de productos entre los préstamos y créditos rápidos sin nómina, es necesario diferenciar las entidades que conceden unos y otros.

 

En primer lugar, como te hemos explicado, las entidades bancarias conceden préstamos rápidos, pero no préstamos y créditos rápidos sin nómina, ya que la solvencia que solicitan a los clientes que piden financiación es mucho más elevada que la de los minicréditos online, por ejemplo.

 

En el caso de los minicréditos online, las entidades que los ofertan son compañías sin supervisión del Banco de España. Ahora bien, esto no significa, ni mucho menos, que no deban cumplir ciertas exigencias de transparencia sobre la información que dan de sus productos a los consumidores.

 

De hecho, estas empresas especializadas en préstamos y créditos rápidos sin nómina de pequeña cuantía han de estar inscritas en el Registro Mercantil y, además, deben respetar los derechos del consumidor y cumplir con la Ley sobre comercialización a distancia de servicios financieros destinados a consumidores, una norma cuyo objetivo es, precisamente, proteger a los usuarios de unos productos financieros con unas condiciones particulares. Eso sí, dicha ley no establece un límite a los intereses que pueden cobrar estas entidades en sus préstamos y créditos rápidos sin nómina.

 

Algunos ejemplos de compañías en las que es posible solicitar préstamos y créditos rápidos sin nómina de importes pequeños son Vivus, Credito Más, Creditsor, Credy, Wonga, Kredito24, Qué Bueno, Pepe Dinero y OK Money.

 

Otra categoría de entidades que también ofrecen préstamos y créditos rápidos sin nomina, en concreto, préstamos rápidos, son los establecimientos financieros de crédito que, como los bancos, sí cuentan con la supervisión del Banco de España. Entonces, ¿en qué se diferencian de estos? En que las entidades bancarias estás autorizadas a captar dinero de particulares mientras que estas entidades solo pueden dar servicios de crédito. Dos de las más conocidas son Cofidis y Big Bank.

 

Préstamos y créditos rápidos sin nómina con Asnef

 

¿Es posible conseguir financiación estando inscrito en ficheros de morosos? Puede que la respuesta te sorprenda, pero la realidad es que hay compañías que conceden préstamos y créditos sin nómina incluso a clientes que figuran en ficheros de morosos como el de Asnef. De hecho, muchas empresas utilizan precisamente esto como reclamo comercial.

 

Así que si tienes deudas pendientes, aún te queda alguna oportunidad de lograr liquidez ante un gasto imprevisto. Eso sí, podrás solicitar una cantidad pequeña de dinero y pagarás un elevado interés por ella, ya que los productos a los que podrás acceder son los minicréditos online.

 

¿Cómo solicitar préstamos y créditos rápidos sin nómina?

 

Además de la flexibilidad relacionada con los requisitos a cumplir, si hay un rasgo que caracterice a los préstamos y créditos rápidos sin nómina, ese es la agilidad en su tramitación –dado que las empresas que los conceden operan íntegramente online o por teléfono–, especialmente en el caso de los micropréstamos.

 

El procedimiento a seguir para solicitar este tipo de préstamos y créditos rápidos sin nómina es extremadamente sencillo: basta con entrar en su página web, seleccionar la cantidad deseada, indicar el plazo de devolución y solicitar el préstamo, aunque deberás haberte registrado o rellenado un formulario con datos personales previamente.

 

Una vez hayas enviado tu solicitud, deberás facilitar a la entidad tu DNI y el número de cuenta en el que deseas que te ingresen el dinero: basta con que escanees y envíes por correo electrónico el documento de identidad y la primera página de tu cartilla bancaria. Con estos documentos la entidad valorará tu caso y te responderá casi inmediatamente.

 

En cuanto al proceso de contratación de los préstamos rápidos, es bastante similar, aunque la aprobación se demora un poco más porque las cantidades son superiores y, por tanto, requieren una evaluación mayor. De hecho, incluso aunque algunos no requieran de una nómina, siempre te pedirán un justificante que acredite cuáles son tus ingresos para asegurarse de que podrás devolver el dinero. Además, en este tipo de créditos y préstamos rápidos sin nómina, al contrario de lo que ocurre en muchos micropréstamos, la entidad comprobará que no figuras en ningún fichero de morosos.

 

¿Los préstamos y créditos rápidos sin nómina son más caros?

 

Los préstamos y créditos rápidos sin nómina tienen sus beneficios, pero al tratarse de financiación urgente, son mucho más caros que otro tipo de productos. Es más, en el caso de los minicréditos online, si se calcula el interés que suponen los honorarios, ésta puede alcanzar cifras entre el 2.000% y el 3.000% TAE. En cuanto a los préstamos rápidos, aunque son más baratos que los micropréstamos, su TAE también es muy alta: aproximadamente en torno al 15-20%.

 

Ahora bien, es cierto que existen compañías que ofrecen el primero de los préstamos y créditos rápidos sin nómina que contrates con ellas sin intereses o con unos honorarios fijos muy reducidos (cinco euros por un préstamo de 300 a un mes, por ejemplo). No se trata de ofertas trampa: lo que ocurre es que las empresas las emplean como gancho para atraer clientes, ya que si solicitas financiación con ellos una vez y pagas a tiempo, es muy posible que repitas, y en esa segunda ocasión sí tendrás que pagar un precio por el dinero prestado.

 

Además, incluso en el caso de estas promociones de bienvenida para nuevos clientes, si no pagas a tiempo tus préstamos y créditos rápidos sin nómina, las entidades te cobrarán intereses de demora muy caros por cada día que pase sin que saldes tu deuda; tanto que incluso podrías ver duplicado el importe de la cantidad a devolver. Por eso es muy importante que nunca solicites uno de estos productos si no estás seguro de poder cumplir con tus obligaciones como prestatario.

 

¿Cuánto tardan en ingresarte el dinero en los préstamos y créditos rápidos sin nómina?

 

El tiempo que tardas en tener el dinero en tu cuenta cuando solicitas préstamos y créditos rápidos sin nómina es muy breve. Por eso se considera dinero urgente, pero depende de si se trata de microcréditos online o préstamos rápidos. En el caso de los primeros, las entidades que los conceden dan una respuesta casi inmediata –siempre, claro está, que les facilites la información que han solicitado–, por lo que si te conceden el préstamo puede que tengas el dinero en tu cuenta en menos de una hora. De hecho, hay entidades que prometen “dinero en tu cuenta en 15 minutos”.

 

En los préstamos rápidos, aunque la evaluación requiere algo más de tiempo, entre otras cosas porque comprobarán si tienes deudas impagadas en tu historial crediticio, lo habitual es que si te conceden el dinero, lo tengas en tu cuenta en uno o dos días.

 

Dinero de préstamos rápidos sin nómina

¿Qué riesgos tienen los préstamos y créditos rápidos sin nómina?

 

Una de las principales desventajas de los préstamos y créditos rápidos sin nómina es que aplican unos intereses mucho más elevados que otros productos de financiación, lo que, sumado a unos plazos de amortización reducidos, puede complicar el que se devuelva el dinero en el periodo de tiempo acordado. Es precisamente ahí donde radica su principal riesgo.

 

Al contar con una tramitación sencilla puedes caer en el error de considerar que es “dinero fácil” y solicitar uno de estos productos sin valorar si podrás hacer frente al pago de la deuda, máxime teniendo en cuenta que muchos de estos préstamos no permiten ampliar el plazo de amortización. De esta forma, si no analizas bien tu capacidad de pago antes de solicitar este tipo de financiación, correrás el riesgo de tener que hacer frente a los intereses de demora, que son muy superiores a los que te aplica la entidad por prestarte el dinero.

 

Es más, además de aplicarte los intereses de demora acordados, en algunos casos la entidad prestamista te cobrará lo que denominan como comisión de impago, en concepto de recordatorio de tu deuda. Además, de continuar sin saldarla, te inscribirán en ficheros de morosos, lo que dificultará tu acceso al crédito en un futuro.

 

¿Cuándo conviene solicitar préstamos y créditos rápidos sin nómina?

 

Los préstamos y créditos rápidos sin nómina pueden ser una alternativa muy útil para gastos imprevistos si trabajas a temporadas o eres un trabajador autónomo sin ingresos regulares, por ejemplo. Sin embargo, la financiación urgente es cara, por lo que no debes hacer de ella un recurso habitual.

 

Para clientes con poca solvencia, este tipo de productos de financiación pueden suponer una tentación. A fin de evitar el sobreendeudamiento, lo ideal es que solo acudas a ellos de forma esporádica cuando realmente lo necesites, pero no para costear caprichos; y, sobre todo, solo si estás completamente seguro de que podrás saldar la deuda en el periodo de tiempo acordado.

 

Ver más...