Billetes de euro

¿Qué miran los bancos para darte un préstamo?

¿Necesitas un préstamo?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata

Imagen de banner
Tu perfil financiero, estabilidad laboral y capacidad para ahorrar son solo algunos de los factores que analizan los bancos para darte un préstamo

La crisis sanitaria provocada por la covid-19 ha tenido consecuencias importantes para la economía de nuestro país, por lo que muchas familias podrían necesitar financiación adicional para hacer frente a los gastos de los próximos meses. Si es tu caso, quizá te preguntes qué factores analizan los bancos para darte un préstamo. En Kelisto queremos ayudarte, y, por eso, hemos estudiado al detalle la situación del mercado y te contamos qué miran los bancos antes de prestarte dinero, qué documentación te pedirán y cuáles son los mejores trucos para que te concedan un préstamo.

Si estás pensando en solicitar financiación y quieres conocer las ofertas más interesantes y atractivas del mercado, recuerda que tienes a tu disposición nuestro comparador de préstamos personales. Para hacerte la vida aún más fácil, puedes visitar nuestro ranking de los mejores préstamos personales del mercado, que actualizamos cada mes en base a criterios objetivos como el tipo de interés nominal (TIN), las comisiones de apertura, estudio y cancelación parcial o total, y la vinculación que el banco requiera el cliente.

¿Qué analizan los bancos para darte un préstamo?

Aunque cualquiera puede solicitar un préstamo (incluso uno de los mejores préstamos para estudios del mercado), los bancos y empresas especializadas corren un riesgo al conceder financiación a un particular, así que, para decidir si aprueban tu solicitud o no, tienen en cuenta una serie de factores:

  • La estabilidad laboral: saber si tienes un trabajo estable y quién paga tu salario son criterios esenciales para que un banco decida si te concede un préstamo. A ojos de una entidad, no es lo mismo tener un contrato indefinido que uno por obra. Los bancos tampoco valoran de la misma forma a los solicitantes que trabajan como funcionarios, que aquellos que lo hacen por cuenta ajena o a los autónomos. Obviamente, los primeros son los que tienen más opciones de conseguir financiación mientras que, a los últimos, es probable que se les exijan muchas más garantías adicionales. Además, la financiación que podrás conseguir con algunos préstamos dependerá de tus ingresos. Por ejemplo, el Anticipo de Nómina de BBVA te permite conseguir un anticipo de tres nóminas con un máximo de 3.000 euros, pero, si tu sueldo son 700 euros al mes, solo podrás optar a un máximo de 2.100 euros.
Imagen de banco BBVA

Anticipo Nómina

  • La solvencia: la solvencia es la capacidad que tienes para hacer frente al pago de tus deudas. Para indagar más en este asunto, los bancos analizan cuestiones como tu salario, tus movimientos bancarios, si has estado en algún fichero de morosos, como el de Asnef, o en números rojos.
  • La capacidad de ahorro: aunque suele ser más decisivo cuando se pide una hipoteca que cuando se solicita un préstamo personal, la capacidad de ahorro también es un criterio importante a la hora de decidir sobre la concesión de un préstamo. En este sentido, las entidades suelen analizar el patrimonio de su futuro cliente y, sobre todo, si tiene propiedades que estén libres de cargas (es decir, de deudas) que pudieran usarse como garantía. Por ejemplo, el Préstamo Capital de Ondara Capital te permitirá obtener entre 15.000 y 1.000.000 euros para sufragar cualquier gasto, pero, para poder contratarlo, tendrás que presentar a la entidad una garantía hipotecaria.
Imagen de banco Préstamo Capital

Préstamo Capital

Anuncio
  • El nivel de endeudamiento: antes de conceder un préstamo, los bancos analizan el resto de deudas que tienes pendientes (otros préstamos personales, hipotecas, financiación con tarjeta, etc.) y el porcentaje que todas ellas representan del total de tus ingresos. Recuerda que lo recomendable (sobre todo, a ojos de una entidad) es que esas deudas (incluido el nuevo préstamo que quieras pedir) no sobrepasen el 35-40% de lo que ganas.
  • Tu vinculación con la entidad: como es normal, aunque cualquiera puede solicitar préstamos sin cambiar de banco, las entidades financieras premian a sus clientes con los mejores tipos de interés. Por ejemplo, si solicitas el Préstamo Personal Online de BBVA, el interés será del 7,2% si tienes la nómina domiciliada en la entidad, y del 8,2% en caso de que no sea así. También es habitual que puedas reducir el interés de tu préstamo aceptando otros tipos de vinculación, como la contratación de un seguro de protección de pagos.
Imagen de banco BBVA

Préstamo Personal Online

  • La finalidad del préstamo: aunque no es tan decisivo como otros criterios, conocer qué quieres hacer con el dinero que vas a pedir también dice mucho sobre ti al banco. Es decir, no es lo mismo pedir financiación para comprar una casa (algo que aumentará tu patrimonio) o para financiar unos estudios en el extranjero (una inversión a futuro, a ojos de tu banco) que solicitar dinero para refinanciar una deuda, algo que ya habla mal de ti como pagador. Además, la finalidad del préstamo también impacta en los tipos de interés. Liberbank, por ejemplo, ofrece su Préstamo Personal Ahora Tú, con un interés del 6,95%, que puedes usar para financiar cualquier compra o proyecto, pero también tiene en su catálogo su Préstamo Personal Ahora Tú Coche, especialmente diseñado para la financiación de vehículos, con un interés del 5,50%.
Imagen de banco Liberbank

Préstamo personal Ahora Tú

Imagen de banco Liberbank

Préstamo Personal Ahora Tú Coche

¿Qué documentación te piden los bancos para darte un préstamo?

Para poder analizar todos los criterios que consideran los bancos para darte un préstamo, es habitual que te pidan que presentes cierta documentación cuando solicites financiación:

  • Las últimas nóminas y la declaración de la Renta: para saber cuánto ganas, si tu salario ha sido estable en los últimos meses y para quién trabajas, lo normal es que el banco te solicite tus últimas nóminas. Además, también suele requerir que presentes tu última declaración de la Renta: de esa forma, podrá saber si tienes algún ingreso adicional, si tienes alguna vivienda o si ahorras en un plan de pensiones, entre otras cuestiones.
  • Los datos de la CIRBE: para conocer si tienes deudas, los bancos suelen consultar los datos de la CIRBE, es decir, la Central de Información de Riesgos del Banco de España. Esta base de datos tiene información de todos los bancos sobre los préstamos y avales de cada cliente, siempre que superen los 6.000 euros. Por tanto, no es un fichero de morosos (como los de RAI o ASNEF, que también se pueden consultar), sino una herramienta que permite saber qué deudas pendientes tiene el consumidor. Hasta 2002, los bancos tenían que pedir autorización al cliente para consultar sus datos de la CIRBE. No obstante, desde entonces, solo tendrán que informarle previamente de que van a hacerlo.
  • Las escrituras de otras propiedades: comprobar qué propiedades tiene el cliente permite que el banco se haga una idea de si está ante un usuario con capacidad de ahorro. Además, una vivienda puede servir de garantía adicional para lograr que te concedan un préstamo.

¿Pueden los bancos darte un préstamo si ya tienes otro?

Sí, es posible que los bancos decidan darte un préstamo aunque ya tengas otro. Eso sí, como ya te hemos explicado, tus posibilidades de conseguir financiación se reducen significativamente si tu perfil como cliente no le resulta interesante a la entidad, y estar endeudado en el momento de presentar la solicitud será un punto en contra de su aprobación. Además, si solicitas varios productos de financiación, corres el riesgo de acabar teniendo que hacer frente al pago de unos intereses desorbitados, por lo que es aconsejable que analices muy bien tu situación financiera antes de endeudarte más de la cuenta.

Si te está costando hacer frente a tus pagos, una de las opciones que tienes a tu disposición es solicitar un préstamo de reunificación de deuda a una entidad que mejore las condiciones que tienes actualmente. Por ejemplo, el Préstamo Cambia db de Deutsche Bank, con un interés del 6,25%, te permite llevarte todas tus deudas a la entidad y ampliar el plazo de reembolso y el importe del dinero solicitado.

Imagen de banco Deutsche Bank

Préstamo Cambia db

Los mejores trucos para que te concedan un préstamo

Si, después de haber leído el resto del artículo, te preguntas cómo puedes inclinar la balanza a tu favor a la hora de presentar tu solicitud de financiación, a continuación te contamos los mejores trucos para que te concedan un préstamo:

  • Compara ofertas y elige la que más te interese: si utilizas herramientas como nuestro comparador de préstamos, podrás descubrir en apenas unos clics cuál es la mejor oferta para ti. Eso sí, si tu perfil como cliente no es óptimo y te preocupa que los bancos no aprueben tu solicitud, es buena idea que tengas un plan b: es decir, un par de opciones a las que recurrir en caso de que no tengas suerte la primera vez.
  • Lee bien la letra pequeña de cada oferta: aunque tus conocimientos financieros no influirán en la decisión del banco, a la hora de pedir un préstamo, es importante que tengas claros aspectos como la cantidad máxima a solicitar, el interés, plazo de devolución, la posibilidad de solicitar aplazamientos o de amortizar tu deuda anticipadamente… También es esencial que te cercriores de que, si has de justificar lo que vas a hacer con el dinero, te asegures de que tu proyecto encaja con la finalidad específica del préstamo, porque, en caso contrario, no tendrás oportunidades de obtenerlo.
  • Asegúrate de que estás al corriente de tus pagos: aunque existen préstamos que puedes pedir si estás en Asnef, tener tus cuentas saneadas jugará a tu favor a la hora de conseguir que aprueben tu solicitud.
  • Ten tu documentación preparada: como te hemos contado, el banco o empresa a la que pidas tu préstamo necesitará revisar algunos documentos, como tu DNI o tu vida laboral, así que, antes de iniciar los trámites, asegúrate de que tienes tus papeles en regla.

Si tienes en cuenta estos trucos para que te concedan un préstamo, lo más probable es que no te cueste demasiado conseguir financiación para tus compras y proyectos.

¿Qué alternativas tienes si tu perfil impide a los bancos darte un préstamo?

Si te preocupa que tu perfil impida a los bancos darte un préstamo tradicional, no desesperes: existen préstamos que son mucho menos exigentes en sus criterios de concesión. Se trata de los micropréstamos, unos productos de financiación que permiten pedir pequeñas cantidades de dinero, a devolver en poco tiempo y sin apenas dar explicaciones. Incluso, como verás en nuestro ranking mensual de los mejores micropréstamos, muchas ofrecen financiación gratuita en determinadas condiciones.

Como contrapartida a esta falta de exigencias y a la flexibilidad de su concesión, este tipo de micropréstamos para conseguir dinero rápido suelen ser muy caros, con una TAE que puede superar el 3.000%. Por tanto, recuerda que solo deberías recurrir a ellos en momentos puntuales, y nunca como forma de financiación habitual.

Imagen de banco Credy

Microprestamo Credy

Imagen de banco Moneyman

Minicrédito MoneyMan

Anuncio
Imagen de banco Vivus

Minipréstamo Vivus

Imagen de banco Solicita24

Microcrédito Solicita24

Imagen de banco Tu Crédito Rápido

Préstamo Crédito Rápido

Imagen de banco Crezu

Microcrédito Crezu

Imagen de banco CreditoZen

Préstamo CreditoZen

Imagen de banco Crediclaro

Minicrédito Creditosi

Imagen de banco Dineo

Micropréstamo Dineo

Imagen de banco contante

Anticipo Contante

¿Necesitas un préstamo?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata

Imagen de banner

Noticias relacionadas

Descubre más noticias de
Finanzas
Te contamos la última hora
Consejos y Análisis

Comentarios