Cómo calcular los intereses que pagarás por un préstamo personal

¿Necesitas un préstamo?

Encuentra los mejores préstamos personales y microcréditos con nuestro comparador de préstamos y ahorra hasta 427€ al año.

Imagen de banner
El tipo de interés nominal, la tasa anual equivalente o las comisiones son solo algunos de los datos que te darán los bancos cuando vayas a pedir financiación, pero ¿sabes realmente en qué te tienes que fijar para calcular los intereses que pagarás por un préstamo?

Si estás buscando financiación para comprar un coche, reformar tu cocina o hacer un máster, lo primero que te estarás preguntando es cómo calcular los intereses que pagarás por un préstamo personal. Esta tarea, aparentemente sencilla, se te podría complicar cuando empieces a toparte con conceptos como el TIN o la TAE, que pueden ser complicados de entender. Para que domines a la perfección el significado de cada uno de estos términos y, sobre todo, para que puedas calcular un préstamo y todas sus cifras clave, en Kelisto te contamos todo lo que necesitas saber.

Además, recuerda que si lo que quieres es conocer todas las ofertas de financiación que hay en el mercado y contratar la que mejor se adapte a tus circunstancias, te recomendamos que visites nuestro comparador de préstamos personales.

¿Cómo  calcular los intereses de un préstamo personal?

Para poder calcular los intereses de un préstamo es esencial que, siempre que analices una oferta, te fijes en un dato: el Tipo de Interés Nominal o TIN. Este parámetro te indicará qué porcentaje de la cantidad que quieras pedir te cobrará tu banco por prestarte dinero. Con ese dato en mente, simplemente tendrás que hacer una operación matemática muy sencilla:

Cantidad a solicitar x TIN = intereses totales

Así, por ejemplo, si pidieras 5.000 euros a devolver en un año con el Préstamo Younited Credit –que ocupa la tercera posición de nuestro ranking de los mejores préstamos personales gracias a su TIN del 1,83%,  calcular los intereses de este préstamo personal tan fácil como usar esa fórmula:

5.000 x 0,0183= 91,5€

Como verás, el total de intereses que pagarías por este préstamo personal sería de 91,5 euros. No obstante, esta fórmula tiene varias limitaciones:

  • Solo te valdría para realizar correctamente los cálculos para una operación a 12 meses. Para plazos más largos, tendrías que realizar (o pedírselo al banco) un cuadro de amortización del préstamo, donde tendrás detallados los intereses que pagas cada mes y los que abonarías en total. La razón que explica que necesites este documento es que los intereses que pagas por un préstamo personal se calculan sobre el capital pendiente (es decir, lo que te queda por devolver al banco cada mes) y solo un documento como el cuadro de amortización te permitirá calcular estos datos con exactitud.
  • Deja fuera otros gastos importantes, como las comisiones. Aunque estas no forman parte de los intereses de un préstamo personal, sí forman parte de los gastos en los que incurrirás por pedir financiación. Es más, hay bancos que no te cobran intereses (0% TIN) y solo te aplican comisiones. Por tanto, si quieres estar seguro  de que sabes cuánto te costará una operación de este tipo, también debes tener estos costes en cuenta.

¿Cómo calcular la cuota mensual de un préstamo personal?

Para calcular la cuota mensual de un préstamo personal tan solo necesitarás sumar la cantidad que hayas pedido al banco, más los intereses que tuvieras que abonar, y dividir esa cifra entre el número de meses en los que quieras devolver tu deuda. De una forma más técnica, también puedes aplicar una fórmula matemática que te ayudará a conseguir una cifra aún más exacta:

Cuota mensual = cantidad a solicitar/1-(1-TIN)-número de mensualidades

Para un ejemplo como el que te comentábamos previamente (5.000 euros, a 12 meses, con un TIN del 1,83%) el cálculo de la cuota del préstamo rondaría los 416 euros:

5.000/1-(1-0,0183)-12 = 416€

Si quieres ahorrarte todas estas operaciones, la solución más sencilla de todas es que uses un simulador como el que te ofrecemos en nuestra calculadora de préstamos personales. Con solo introducir la cantidad que quieres pedir y en el plazo de amortización, nuestra herramienta te permitirá calcular la cuota mensual, no solo de un préstamo personal, sino de todas las ofertas del mercado, para que puedas elegir la que mejor encaja con tus necesidades.

En cualquier caso, a la hora de calcular la cuota de un préstamo personal, recuerda que en España se utiliza el sistema de amortización francés, que funciona de la siguiente manera:

  • El cliente siempre paga la misma cuota mensual, que incluye tanto la devolución del capital principal (el dinero que te han prestado) como los intereses generados.
  • A medida que devuelves el préstamo, la parte de la cuota mensual que se destina a los intereses va disminuyendo, mientras aumenta la correspondiente al capital principal.

TIN y TAE: dos conceptos clave para calcular intereses de un préstamo

A diferencia del TIN, la TAE (o Tasa Anual Equivalente) es un indicador mucho más completo para conocer el coste real de un préstamo personal. ¿El motivo? Que no solo tiene en cuenta el TIN, sino que además toma en consideración otros parámetros que son fundamentales para el cálculo de un préstamo y su coste final. En concreto, incluye:

1) Las comisiones

Las comisiones más importantes para saber cómo calculo los intereses de un préstamo son las de apertura y estudio, aunque esta última prácticamente ya no se cobra en ninguna entidad. En cuanto a la comisión de apertura, es la que sirve para compensar a tu banco por las gestiones que tendrá que hacer para estudiar tu perfil y poner el dinero a tu disposición. A la hora de analizar si lo que te cobra una entidad por este concepto es mucho o es poco, debes tener en cuenta varias cosas:

  • Algunos bancos no cobran nada por este concepto. Incluso, los hay que tampoco te aplicarán ningún cargo por cancelar tu préstamo o por devolver antes de tiempo parte de la deuda que tuvieras pendiente, como el Préstamo Naranja de ING.
Imagen de banco ING
Préstamo Naranja
  • Los bancos que sí te cobren comisión de apertura siempre te pedirán un porcentaje de la cantidad que vayas a pedir y, en algunos casos, te impondrán un mínimo en euros. Por ejemplo, el Préstamo Younited Credit no siempre cobra una comisión de apertura -depende de tu perfil y de la operación que quieras realizar-, pero de hacerlo, esta oscilaría entre el 0% y el 12% del importe del préstamo.
Imagen de banco Younited Credit
Préstamo Younited Credit

2) El plazo de amortización

Para calcular el coste real que tendrá el préstamo que deseas pedir, la TAE también tiene en cuenta el plazo de amortización: es decir, el tiempo que tardarás en devolver tu deuda.

3) La cantidad que quieres pedir

 El último elemento que tiene en cuenta la TAE es la cantidad que deseas pedir. Esto es especialmente importante a la hora de entender cómo calculo los intereses de un préstamo porque el impacto que tienen algunos gastos (como las comisiones) no es igual en cantidades pequeñas que en cifras más elevadas.

Tres ejemplos del TIN y la TAE al calcular los intereses de un préstamo

Un préstamo al 0% ¿es realmente gratuito?

Banco Sabadell comercializa en la actualidad el Préstamo Expansión Puntual, un producto que te permitirá pedirá pedir entre 500 y 3.000 euros, a devolver en un plazo máximo de 10 meses, a cambio de un TIN del 0%. ¿Significa eso que te saldrá gratis? Por supuesto que no. El quid de la cuestión a la hora de saber cómo calculo los intereses y el coste de este préstamo está en su comisión de apertura, que varía en función del plazo de devolución que elijas: para un mes, la comisión es de 15 euros; para tres meses, 30 euros; para seis meses, 60 euros, y para 10 meses, 90 euros. Teniendo en cuenta estas condiciones, si pidieras 1.600 euros, a devolver en 6 meses, pagarías un interés real del 14,07% TAE..

Imagen de banco Banco Sabadell
Préstamo Expansión Puntual

La importancia de la comisión de apertura

La comisión de apertura se utiliza para pagar las operaciones que debe realizar la entidad para los trámites de formalización y puesta a disposición del cliente de los fondos prestados y suele ser un porcentaje, sobre la cantidad que se presta, de entre el 1% y el 2%. Los mejores préstamos personales son los que no te cobran comisiones ni por este concepto, ni por el estudio de tu caso, que es el otro cargo que podrían aplicarte al principio de la operación.

El impacto de las comisiones, menor cuanto mayor sea el plazo de amortización

Una de las ventajas de la TAE es que tiene en cuenta el plazo de devolución de un préstamo, un elemento crucial para averiguar su coste. Por ejemplo, imagina que quieres pedir 10.000 euros para comprarte un coche y que eliges el Préstamo Rápido Online de BBVA, que ofrece financiación a cambio de un interés del 7,20% TIN, con una comisión de apertura del 2,3%. Si devolvieras tu deuda en tres años, la TAE de la operación sería del 9,143%. Sin embargo, si ampliaras el plazo hasta los cinco años, el impacto de la comisión se diluiría y la TAE a pagar se quedaría en el 8,497%.

Imagen de banco BBVA
Préstamo Rápido Online

¿Qué conceptos no están incluidos en la TAE?

Pese a que la TAE es el indicador que te dirá, de forma más exacta, cuál es el coste de un determinado préstamo, debes tener en cuenta que hay algunos conceptos que no están incluidos en este indicador. Eso es lo que ocurre, sobre todo, con los llamados “productos vinculados”, es decir, los productos o servicios que los bancos te pueden proponer contratar para acceder a un oferta con un interés más bajo.

En algunos casos, los productos vinculados que las entidades te ofrecerán no supondrán ningún gasto extra para ti, como domiciliar la nómina. Sin embargo, los hay que sí pueden implicar un desembolso, como ocurriría si te piden contratar una tarjeta de crédito que tiene una cuota anual. Esta cifra, por tanto, sí deberías tenerla en cuenta a la hora de efectuar el cálculo de un préstamo.

¿Qué es el cuadro de amortización de un préstamo?

Un cuadro de amortización de un préstamo es un documento en el que se detalla la cuota que pagarás cada mes y, de ese total, cuánto corresponde a la deuda que vas amortizando y cuánto al pago de intereses. Además, esa información se acompaña de un dato adicional: el dinero que aún te queda por devolver a tu banco. De esa forma, podrás averiguar, en cada momento, la deuda que aún tienes pendiente.

El cuadro de amortización de un préstamo te será muy útil para asegurarte de que no te sobreendeudas durante el período de vigencia del préstamo, y también para otras cuestiones, como, por ejemplo, decidir si te conviene amortizar tu préstamo de manera anticipada o saldarlo en el calendario previsto inicialmente. Esto se explica porque el cuadro de amortización también te muestra cuántos intereses te quedan por pagar en cada momento, y, por tanto, cuánto te ahorrarías si devuelves tu deuda anticipadamente. Eso sí, recuerda que, en este caso, el banco podría cobrarte una comisión por amortización anticipada, cuyo importe conviene que calcules antes de dar el paso. Esta comisión está limitada por ley, y ascenderá como mucho al 1% de tu deuda pendiente si quedan más de 12 meses para su vencimiento, o al 0,5% si queda menos. 

Por último, no olvides que, según la Ley 16/2011, de 24 de junio, de contratos de crédito al consumo, las entidades bancarias y empresas financieras tienen la obligación de poner a disposición de sus clientes el cuadro de amortización del préstamo que quieran pedir. De esa forma, podrás ver con claridad el panorama que te espera si decides pedir financiación con un determinado banco.

¿Necesitas un préstamo?

Encuentra los mejores préstamos personales y microcréditos con nuestro comparador de préstamos y ahorra hasta 427€ al año.

Imagen de banner

Noticias relacionadas

Descubre más noticias de
Finanzas
Te contamos la última hora
Consejos y Análisis

Comentarios