MENU

casa eficiente

¿Cuándo va a subir el euríbor?

¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata
  • La evolución del euríbor no solo preocupa a quienes ya tienen una hipoteca, sino que puede ser decisivo para muchos consumidores que duden entre elegir un tipo fijo o uno variable.

El euríbor siempre ha sido el quebradero de cabeza de quienes tenían una hipoteca pero, en los últimos tiempos, también se ha convertido en una preocupación para quienes desean contratar una. El auge de las hipotecas fijas –que ahora representan el 37,6% de las nuevas contrataciones, frente al 4,6% de hace solo cinco años- ha provocado que quienes piensan en comprarse una casa se planteen si merece la pena optar por la seguridad que estas ofrecen o si resulta más ventajoso pagar un interés ligado a una referencia que actualmente se encuentra en mínimos históricos.

La clave para quienes estén en esta encrucijada, y para los que estén preocupados sobre la evolución de la hipoteca que ya tienen, se basa en una misma pregunta: ¿cuándo va a subir el euríbor? La trayectoria de este índice de interés resulta esencial para saber cómo puede evolucionar la cuota de un préstamo que ya existe pero, también, para determinar si, a la larga, interesa más un tipo fijo, o si el variable sigue siendo la alternativa más económica.

Para ayudarte a tomar una decisión sobre el tipo de hipoteca que deberías contratar o, simplemente, para que puedas entender qué pasará con tu hipoteca si vuelve a subir el euríbor, en Kelisto hemos analizado todas las claves que te ayudarán a tomar las mejores decisiones.

El euríbor en los próximos años: ¿qué dicen las previsiones?

Saber a ciencia cierta lo que ocurrirá con el euríbor es imposible, salvo que tengas una bola de cristal. Este índice, que marca el interés que pagarán quienes contraten una hipoteca variable, cambia casi al mismo ritmo que lo hacen los tipos de interés. ¿Y qué pasará con ellos? Tampoco se puede saber, sobre todo a un plazo tan largo como el que tiene una hipoteca (de media, 21 años en España), ya que todo dependerá, entre otras cosas de cómo evolucione la situación económica en la Zona Euro.

Lo único que sí puede darte ciertas pistas sobre cuándo va a subir el euríbor son las previsiones que realizan, entre otros, los organismos internacionales y las entidades financieras. En este sentido, el propio Banco Central Europeo (BCE) hacía su propia apuesta para los próximos tres años el pasado mes de marzo. En su caso, las previsiones hacían referencia al euríbor a tres meses, en lugar del euríbor a 12 meses, que es el que se suele usar como referencia en las hipotecas. Sin embargo, como verás en el siguiente gráfico, su evolución ha sido muy similar desde su creación, aunque el índice a tres meses suele registrar niveles algo más bajos.

evolucion_euribor

Fuente: Banco de España

El BCE vaticina que el euríbor se mantendrá en negativo durante 2018 y 2019. En 2020 ya alcanzaría los valores positivos, pero cerraría el año en niveles muy bajos (0,4%).

En lo que respecta al cierre de 2018, son muchas las entidades que coinciden con el BCE. Caixabank (0,14%), Bankia (-0,05%), Banco Sabadell (-0,11%) y Bankinter (-0,124) también prevén que el euríbor termine el año en negativo, al igual que Funcas (la Fundación de las Cajas de Ahorro), que prevé que el índice se sitúe en el -0,08% cuando termine el ejercicio.

En 2019, Bankinter prevé que el euríbor vuelva a estar en positivo, pero con un discreto 0,18%. Algo menos optimista es Funcas, que lo sitúa en el 0,36% para el cierre del próximo año, mientras que Caixabank considera que podría situarse en el 0,45%.

¿Cómo afectará a mi hipoteca una subida del euríbor?

La subida del euríbor es el gran temor de quienes tienen una hipoteca variable, ya que un aumento de este índice provocaría que subiera el interés que pagan por su préstamo y, por tanto, que aumentara la cuota que pagan cada mes.

Para evitar sustos y, sobre todo, para entender qué impacto tendría una subida del euríbor en la cuota de una hipoteca, en Kelisto hemos hecho algunos cálculos tomando como referencia una hipoteca media en España, según los datos el Instituto Nacional de Estadísticas (INE): es decir, un préstamo de 119.708 euros a 21 años, que se contrató en abril, cuando el euríbor cerró al -0,19%.

Con estos datos, un hipotecado empezaría pagando una cuota de 516,74 euros al mes. Si el euríbor se disparara hasta llegar a su máximo histórico (5,393%, que fue el nivel que alcanzó en julio de 2008), la mensualidad aumentaría un 67,3%, hasta situarse en los 864,29 euros. Si la subida fuera algo más moderada y el euríbor se situara en su media histórica desde que fue creado (3,017%), el incremento sería del 36,2% y la cuota a pagar cada mes se quedaría en 703,98 euros.

A la vista de las cifras, recuerda que antes de contratar una hipoteca variable es esencial que hagas dos cosas:

  • La primera, que realices distintas simulaciones para estimar en cuánto se quedaría tu cuota en función de los movimientos que haga el euríbor
  • Y la segunda, que te asegures de que tu cuota actual (e, incluso, la futura) no sobrepasa el 30% de los ingresos de tu hogar. Solo así estarás plenamente convencido de que tu economía familiar no tendrá problemas en el futuro.

¿Es mejor una hipoteca fija o una variable?

Adivinar si es mejor una hipoteca fija o una variable es casi tan complicado como saber si merece más la pena invertir en bolsa o dejar el dinero en un depósito a plazo fijo: la respuesta siempre dependerá de tu perfil y tus prioridades.

Como llegó incluso a advertir el Banco de España, aunque ya puedes encontrar ofertas desde el 1,5% entre las hipotecas fijas más baratas del mercado, este tipo de préstamos siguen siendo muy caros, sobre todo si necesitas pedir un préstamo a 20 o 30 años. Ahora bien, ese sobrecoste te proporcionará, a cambio, mucha tranquilidad, ya que sabrás a ciencia cierta lo que vas a pagar durante el resto de vida de tu hipoteca. Por tanto, si tu perfil es muy conservador o si, por determinadas circunstancias, quieres tener muy controlado el gasto que te supondrá esta hipoteca, el tipo fijo es tu opción.

Si, por el contrario, tu salud económica te permite pagar un préstamo que pueda experimentar cambios a lo largo del tiempo (tanto rebajas como subidas en la cuota), el tipo variable podría resultarte mucho más interesante.

Ahora bien, no te olvides de que, más allá del interés, hay otras diferencias entre las hipotecas fijas y variables que debes tener en cuenta:

  • En las hipotecas variables, el interés que pagarás depende del euríbor; en cambio, en las fijas depende del plazo de devolución: cuanto más largo sea ese plazo, mayor será el interés que te exija tu banco.
  • Las hipotecas variables suelen tener un interés fijo de salida que se aplica durante  los primeros meses: lo normal es que se cobre durante el primer año, aunque en algunas ofertas se alarga hasta el segundo. Esto te impedirá beneficiarte de los bajos niveles del euríbor durante los primeros meses de vida de tu préstamo.
  • Devolver tu hipoteca antes de tiempo puede salirte más caro con las hipotecas fijas: en las variables, solo te podrán cobrar una comisión por este trámite, con un límite del 0,5% durante los primeros cinco años de vida del préstamo, y del 0,25% durante el resto. En cambio, en las fijas, a esta comisión le podrían aplicar una más: el cargo por riesgo de tipo de interés, que solo se puede aplicar si la devolución anticipada de tu deuda supusiera una pérdida de dinero para tu banco.
  • Entre las hipotecas variables puedes encontrarte con ofertas que permiten fijar un plazo de devolución de hasta 40 años, como pasa con la Hipoteca Naranja, de ING. En cambio, entre las hipotecas fijas, el máximo que se ofrece a día de hoy es de 30 años.

Hipoteca Naranja

Producto Hipoteca Naranja de ING

Hipoteca Naranja

Más detalles
Periodo inicial
12 meses
% máximo concedido
80,0 %
Importe mínimo financiado
50000,0 €
Importe máximo financiado
-
Comisión estudio
0 €
Comisión cancelación
0 €
Comisión amortización anticipada
0 €
Domiciliar nómina
Contratación seguro vida
Contratación seguro hogar
Contratación plan pensiones
No
Contratación otros
No
Periodo inicial
12 meses
% máximo concedido
80,0 %
Importe mínimo financiado
50000,0 €
Importe máximo financiado
-
Comisión estudio
0 €
Comisión cancelación
0 €
Comisión amortización anticipada
0 €
Domiciliar nómina
Contratación seguro vida
Contratación seguro hogar
Contratación plan pensiones
No
Contratación otros
No

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata