Comparador de Tarifas de Internet Adamo

Contratar tarifas de Internet+ Fijo con Adamo

Adamo también ofrece diferentes opciones para contratar una tarifa de Internet y fijo. Estos planes te permitirán adquirir una tarifa que tenga únicamente una conexión de fibra óptica o una que incluya, además, telefonía fija.

Ahorra hasta un 35% en tu ADSL

Compara las mejores ofertas de internet

Puesto que no se trata de una gran teleco, la cobertura de la fibra óptica de Adamo es más limitada que la de otros operadores. Por ello, lo primero que debes hacer antes de contratar alguna de sus tarifas de Internet y fijo es comprobar que su cobertura llega a tu lugar de residencia. Recuerda, asimismo, que esta compañía no ofrece ADSL, ya que apuesta por las ventajas que ofrece la fibra óptica (mayor velocidad, estabilidad, precio…). Por tanto, tendrás que comprobar si tu domicilio está dentro de la zona de alcance de la fibra óptica de Adamo, presente en más de 600 municipios de España.

Si te decantas por este operador podrás disfrutar de fibra óptica de entre 100 Mb y 1.000 Mb. Además, al contratar las tarifas de Internet y fijo de Adamo podrás acceder a su fibra simétrica, es decir, con la misma velocidad de subida que de baja, por un pequeño extra. Puesto que cuenta con tarifas que incluyen la mayor velocidad de fibra que se comercializa actualmente, podrás disfrutar de una gran conexión a Internet en tu hogar incluso cuando conectes numerosos dispositivos a la vez o realices tareas o actividades que demanden una gran velocidad. Otra gran ventaja de las tarifas de Adamo es que te permiten elegir si incluir o no una línea de telefonía fija.

Ten presente que todas estas tarifas están sujetas a un compromiso de permanencia. Eso sí, a diferencia de Lo que establece la mayoría de operadores, la duración de este contrato es de tan solo tres meses. A cambio, la compañía se compromete a ofrecerte la instalación y la cuota de alta totalmente gratis. Por último, no olvides que el compromiso de permanencia puede variar en función de si la tarifa tiene o no promoción. En caso de estar rebajada, el período de “estancia mínima” puede alargarse a un año.