Cómo actuar tras un accidente de tráfico

Shutterstock 156591695

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 65% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA

Tras un accidente de tráfico o un simple golpe en la carretera muchos conductores no tienen claro cómo actuar, e incluso surgen dudas al rellenar un parte amistoso de accidente. Para despejar algunos interrogantes, en Kelisto te contamos qué debes hacer tras un siniestro.

En un accidente de coche con otro vehículo, aunque se trate de un golpe sin consecuencias graves, hay que llevar a cabo ciertas gestiones para poder recibir la indemnización correspondiente por parte de la aseguradora. Sin embargo, en esos momentos, incluso rellenar un parte amistoso puede resultar complejo. De hecho, seis de cada 10 conductores no sabría cómo completar un parte, según un estudio de la patronal del seguro, Unespa.

Para orientarte en estas gestiones, en Kelisto te contamos todo lo que debes hacer si sufres un accidente en la carretera y hay otro vehículo implicado.

Qué hacer tras un accidente

1. Mantén la calma y analiza lo ocurrido. En primer lugar, y aunque suene obvio, debemos intentar estar tranquilos. “Un accidente de coche, por pequeño que sea, genera tensiones y, aunque a veces el miedo o una mala percepción de lo ocurrido nos pueden llevar a asumir algo que no hemos hecho, debemos mantener la calma para aclarar lo que ha sucedido con el resto de implicados”, explica José Manuel Villar, Director de Siniestros de la aseguradora Direct.

2. Señaliza el lugar del siniestro. Antes de comenzar con las gestiones recuerda señalizar el vehículo con los triángulos reglamentarios y ponerte el chaleco reflectante para que el resto de conductores puedan verte. Es importante cumplimentar los impresos en una zona segura, sin riesgos para los afectados.

3. Recoge pruebas. Después de comprobar que no existen heridos y que no se está obstaculizando el tráfico, se aconseja recoger datos como la matrícula, la marca, el modelo y el color del vehículo contrario, firmemos o no un parte amistoso de accidente. Además, en conveniente tomar fotografías de los daños del vehículo o el punto de colisión para ayudar a nuestra aseguradora a conocer lo sucedido.

4. Avisa a las autoridades si no hay acuerdo. Si entre los conductores implicados se producen discrepancias y no se alcanza una versión común, lo más adecuado es ponerse en contacto con un agente municipal que elaborará un atestado.

5. Envía el parte a tu aseguradora. Aunque el contrario se niegue a firmar el parte amistoso, y no localicemos a ningún testigo que pueda corroborar nuestra versión de los hechos, es necesario enviar el parte a nuestra aseguradora igualmente.

En este caso, entra en funcionamiento el Acuerdo Suplementario del Convenio de Indemnización Directa Español (ASCIDE), que han suscrito la mayoría de compañías de seguros. Se trata de un protocolo de actuación para acelerar el pago a los asegurados de los daños causados a los vehículos cuando no existe declaración amistosa de accidente. Mediante este protocolo las aseguradoras tratarán de recopilar la mayor información posible del siniestro y consensuarán su decisión en base al Código de Circulación.

Cómo rellenar un parte amistoso de accidentes

En caso de que ambos conductores estén de acuerdo en firmar un parte de accidente, algo habitual en pequeños golpes en la carretera, nos encontramos con un problema: sólo cuatro de cada 10 conductores sabría hacerlo, según el estudio presentado por la aseguradora ARAG y la Fundación Pons, con el apoyo de Unespa.

Según este informe, el 74% de los conductores cree que el parte se debe firmar en el momento del accidente pero desconoce que dispone de hasta siete días para comunicar el siniestro a su compañía de seguro de coche. Además, seis de cada 10 no detallaría la situación de los heridos leves, cuando, sin embargo, es obligatorio hacer mención a ello por si empeora la lesión del afectado, y un 61,5% piensa que no se necesita obtener el nombre y el contacto de los posibles testigos, algo fundamental para que la aseguradora pueda consultar su versión si surgen discrepancias durante el proceso.

Para despejar todas las dudas sobre cómo rellenar un parte de accidente, te contamos cuáles son los 10 aspectos principales a tener en cuenta, basados en la guía que ha desarrollado la Fundación Pons y ARAG.

1. Lleva siempre en el vehículo el impreso para declarar un parte amistoso, que te facilitará tu compañía de seguro de coche en el momento de la contratación de la póliza, y procura completar el parte con letra clara, en mayúsculas y en un lugar seguro tanto para los implicados en la colisión como para el resto del tráfico.

2. Si no estás convencido de algún aspecto no firmes el parte de accidente. No olvides que cuentas con un límite de hasta siete días para comunicar el siniestro a tu compañía de seguros y que, después de firmar el documento, hacer modificaciones en el mismo resultará más complicado.

3. Los partes de accidente sólo contemplan espacio para los datos relacionados con dos vehículos, pero si en el incidente hay terceros implicados, se debe indicar en el apartado dedicado a los daños materiales. Además, se recomienda también anotar si otros objetos que se encontraban dentro del automóvil han sufrido desperfectos.

4. Los testigos, en caso de que los hubiera, son fundamentales para corroborar nuestra versión del accidente. Por ello, debemos incluir sus datos y formas de contacto (teléfono, dirección…) en el punto 5 del impreso para que, en caso de necesidad, las aseguradoras puedan contactar con ellos.

5. Procura tener siempre los datos de póliza a mano, ya que tendrás que incluirlos en la declaración, así como la marca y modelo del automóvil, número de bastidor e información de contacto, entre otros.

6. En el apartado dedicado a los datos de la aseguradora, se hace mención al número de Carta Verde, el documento que acredita que el coche está asegurado cuando salimos al extranjero, que sólo deberá completarse si el accidente ocurre fuera del espacio económico europeo o tenemos un accidente con un ciudadano extra-comunitario.

7. En el apartado “Puntos de Choque y Daños” hay que señalar únicamente el lugar en el que se produjo el golpe inicial pero no todos los detalles de la colisión. Esta explicación deberás redactarla de forma clara y concisa en el punto 11 del impreso.

8. A continuación, el punto 12 describe una serie de circunstancias en las que se suele producir una colisión entre dos vehículos –por ejemplo, “cambiaba de carril”, “adelantaba”, “iba a estacionar” – y habrá que señalar cuál de ellas se aproxima más a lo acontecido. Si no existe una casilla que describa exactamente lo que ocurrió, podemos describirlo en el punto 14 (observaciones).

9. El parte de accidente incluye un apartado para dibujar un croquis del accidente. En este dibujo deberemos destacar aspectos como la dirección en la que conducían los vehículos, las señales de tráfico o el punto de la vía en el que se produjo la colisión.

10. No olvides que cada copia del parte debe tener la firma de los dos implicados en el accidente ya que, en caso contrario, no tendrá validez.

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra 120 euros en tu seguro de coche con Kelisto
COMPARA AHORA
Logo seguros home