llave coche

¿Qué pasa con el seguro cuando compras un coche de segunda mano?

Ahorra un 80% en tu seguro de coche

  • Cuando se adquiere un vehículo ya en circulación lo más probable es que esté asegurado, así que dependerá de la compañía y del nuevo conductor mantener la póliza.

La compra de coches de ocasión es una opción atractiva para aquellos conductores que buscan precios económicos. Solo hasta el pasado mes de julio, la venta de vehículos de segunda mano alcanzaba los 1,08 millones, según datos de la Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos (Ancove).

El principal atractivo de los automóviles de segunda mano está en los importes más reducidos y en la menor depreciación de su valor. Al comprar un vehículo de este tipo, lo más probable es que te encuentres con que está ya asegurado. ¿Qué pasa entonces?

Ante esta situación, el antiguo propietario puede ofrecerte la subrogación de la póliza, de forma que aceptes las condiciones que tiene contratadas y pases a ser el responsable hasta el vencimiento del seguro del coche. En este punto, la compañía tendrá que estar informada del proceso de venta y aceptar el cambio. Es posible que, si tu perfil es demasiado diferente al del anterior tomador y varía el riesgo de siniestralidad, se nieguen al traspaso.

Si eres tú quien ya cuentas con el seguro de tu anterior coche, puedes pedir que se aplique al vehículo que acabas de comprar.

También puede que prefieras contratar tu propia póliza desde cero, por lo que tendrás que plantearte cuáles de los seguros más baratos se adaptan mejor a tus necesidades. Lo normal al comprar un coche nuevo es optar por la modalidad de todo riesgo, pero si es de segunda mano generalmente te bastará con contratar la de terceros o terceros ampliado y garantizar que cuenta con las coberturas que más te convienen.

El principal problema que supone asegurar un coche de ocasión es la antigüedad. A partir de los 10 años se considera que es más probable que el automóvil sufra una avería, así que las primas para estos vehículos son más elevadas. Para encontrar las mejores ofertas, puedes echar mano de nuestro comparador.

¿Y si soy yo el vendedor?

Al poner tu coche a la venta, lo normal es que el momento de la venta te pille con el seguro pagado para todo un año y a mitad de amortizar. Si este es tu caso, hay varias formas de no perder la inversión. La primera es que la compañía te devuelva la parte de la prima que no has aprovechado para que no pagues de más. Otra posibilidad es, como ya hemos comentado antes, traspasar la póliza al nuevo propietario del vehículo, pero depende de la aseguradora aceptar al tomador.

Por último, puedes recurrir al extorno de la prima, que consiste en paralizar parcialmente el dinero no consumido y activarlo cuando tengas otro coche, aunque esta reserva suele limitarse a un año. De nuevo, está en manos de la compañía que tengas contratada aceptar la opción. 

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

Ahorra un 80% en tu seguro de coche