Barclays

Información sobre Barclays

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.

Barclays fue absorbido por CaixaBank en 2015. Si quieres conocer los productos que comercializa actualmente La Caixa, pincha aquí. Si prefieres conocer la oferta del resto de entidades, visita nuestros comparadores.

Información adicional sobre Barclays

Barclays es uno de los grupos financieros más importantes del mundo. Con sede en Londres, desarrolla su actividad en más de 50 países y cuenta con más de 48 millones de clientes en todo el mundo. En 2013 era el décimo banco del mundo por volumen de activos, ocupando el segundo lugar en Reino Unido. El grupo desarrolla su actividad principal a través de su subsidiaria Barclays Bank PLC, si bien está compuesto por diferentes compañías, como Barclaycard. Cotiza en la bolsa de Londres, Nueva York y Tokio, y alcanzó un beneficio neto de casi 1.300 millones de libras a cierre de 2013, con un capital social de más de 55 mil millones y 140 mil trabajadores en todo el mundo.

Barclays tiene más de 300 años de historia en el mercado bancario, desde que fue fundado a finales del siglo XVII. Adquirió el nombre de Barclays en 1736, cuando el yerno de uno de sus fundadores, James Barclay, pasó a ser socio de la entidad. Desde sus inicios estableció su sede en el centro financiero de Londres, y su identidad siempre ha estado ligada al icono del águila negra con las alas desplegadas.

Barclays en el mercado español

En España, Barclays inició su actividad en 1974. Fue el primer banco extranjero en implantarse en nuestro país, ofreciendo una amplia gama de productos y servicios financieros tanto para particulares como para empresas y mayoristas. Su desarrollo en España se organizó en torno al crecimiento del propio negocio y a la adquisición de otras entidades nacionales, como el Banco Zaragozano o el Banco de Valladolid.

Debido al plan estratégico del grupo, en 2014 Barclays decidió vender su negocio en España. La entidad catalana CaixaBank llegó a un acuerdo para hacerse con el negocio de la banca para particulares, la banca corporativa y la gestión de patrimonios de Barclays en España, quedando Barclaycard fuera de este acuerdo, así como la actividad en banca de inversión que sigue siendo desarrollada por la entidad británica en nuestro país.