Productos Financieros de American Express

Historia de American Express-Particulares

American Express Company nació en 1850 en Buffalo, Estados Unidos, como una entidad especializada en el transporte de cargas y valores. Rápidamente comenzó a ofrecer productos financieros y a adquirir proyección internacional.

Después de una época de expansión internacional y una fuerte tendencia hacia la industria de los viajes, la compañía incrementó su reconocimiento a partir del lanzamiento de la tarjeta American Express. Emitida en 1958 por primera vez en EE.UU. y Canadá sobre un cartón de color púrpura, la tarjeta American Express contaba, en 1964, con más de un millón de socios, 121.000 establecimientos adheridos y en 1970 ya era aceptada en diez monedas extranjeras. Su rápido crecimiento fue motivado por la fortaleza de su marca, su excelente servicio al cliente y sus oficinas alrededor del mundo.

El éxito de las tarjetas disparó las cuentas de la compañía, que en los últimos 50 años ha pasado de ser una básicamente estadounidense a establecerse como una firma global. Pese a ello, pasó dificultades en los años 80. “Si no es por la fortaleza de nuestra marca, American Express habría colapsado a finales de la década”, llegó a decir el consejero delegado de la firma, que en 1986 se había mudado a la American Express Tower, junto a las Torres Gemelas de Nueva York. A partir de la década de los noventa, American Express se focalizó en su rol de proveedor global de productos financieros, expandiendo sus operaciones a través de alianzas y co-brandings, contando actualmente con más de 2.200 oficinas en más de 140 países en todo el mundo.

El modelo comercial de American Express se basa en la fidelidad del consumidor. Su variedad de tarjetas ofrece ventajas y premios que aseguran que su base de clientes esté satisfecha. La empresa obtiene dinero de las tarifas que cobra a las empresas que aceptan pagos, así como de las comisiones aplicadas a la tarjeta y de los intereses que cobra a los titulares de tarjetas. Por lo tanto, cualquier aumento de las ventas al por menor es una buena noticia para American Express.

En la actualidad, American Express está transformando sus servicios para adaptarlos a la era digital y Salesforce ocupa un papel principal como socio. “American Express desea adaptar el servicio al siglo XXI mediante la redefinición de su significado”, según Susan Sobbott, presidenta de pagos corporativos globales. "Nuestro método de redefinición pasa por actuar en tiempo real y contar con suficiente información como para poder anticiparnos a las necesidades de los clientes. En la era digital, esto implica basarnos en los datos para ayudar a los clientes a resolver problemas y tomar decisiones empresariales clave”, añade.

Aunque principalmente se la conoce por sus tarjetas, American Express ofrece también diversos productos financieros, como cheques de viaje, seguros o servicios bancarios, a los que suma su negocio como agencia de viajes. Entre las diferentes tarjetas que ofrece en su catálogo, su famosa tarjeta American Express incluye la cuota del primer año gratis y diferentes servicios como un seguro de accidentes de viaje o un seguro de overbooking. La tarjeta Gold y la tarjeta Platinum son las otras dos opciones que completan su oferta de tarjetas, en las que se incluyen ventajas como una amplia cobertura de protección para viajes y compras, acceso ilimitado a las salas VIP de aeropuertos de todo el mundo, un servicio de asesores personales para organizar desplazamientos o eventos, descuentos en el alquiler de coches o beneficios en más de 350 hoteles en diversos países

Las tarjetas American Express permiten una amplitud de gasto ilimitado en función del historial de pagos y gastos que se acredite. Igualmente, al contratar cualquiera de sus tarjetas, se accede al programa de puntos Membership Rewards, que va premiando a los clientes con puntos por cada euro gastado a través de la tarjeta. Estos puntos pueden ser canjeados por premios, vuelos, estancias en hoteles, billetes de tren e incluso por determinadas compras como entradas de cine o cenas en restaurantes.

Oficinas de American Express

American Express España tiene su sede en Madrid, pero desde ella no presta servicios de atención al usuario. Por tanto, si tienes alguna duda o necesitas cualquier tipo de información, será mejor que accedas a su página web o llames por teléfono al número de contacto de la entidad.

Horarios de American Express– Particulares

American Express ofrece un servicio de atención permanente a titulares 24 horas al día los 365 días del año en el 900 814 500.

Atención al cliente de American Express-Particulares

El teléfono gratuito de American Express es el 900 814 500. Este teléfono está disponible las 24 horas del día, los 365 días del año, y es gratuito desde cualquier operador y dispositivo. Este número de teléfono se utiliza para emergencias, o para atender a clientes titulares de tarjetas American Express. Si lo que necesitas es un servicio internacional, el teléfono de atención al cliente de American Express varía en función del país. En el caso de España es el +34 902 37 56 37. Para el resto de países, puedes consultarlo en la página web de American Express. En caso de que tu duda o consulta esté relacionada con los seguros de American Express, el teléfono disponible es el 902 26 33 99. Recuerda que ambos números de teléfono no son gratuitos: tienen una tarifa especial, por lo que es recomendable que lo consultes con tu operadora para saber el precio total.

Otras Entidades