Información de Banco Mare Nostrum

Historia

Al igual que otras muchas entidades surgidas tras el estallido de la crisis financiera (y como consecuencia de la reestructuración del sistema financiero español), Banco Mare Nostrum (BMN) nace en 2010 como fruto de la unión de cuatro entidades que conformaron un Sistema Institucional de Protección (SIP):

• Caja Murcia: nacida en 1964 bajo la denominación de “Caja de Ahorros Provincial de Murcia”, la entidad vio la luz con el objetivo de ser una organización sin ánimo de lucro que facilitara el acceso al crédito a particulares y pequeñas empresas de la región. En 1988 se fusionó con la Caja Rural de Murcia, lo que dio lugar al a Caja de Ahorros de Murcia.

• Caja Granada: la Caja General de Ahorros de Granada nació a finales del siglo XIX (1892) para impulsar el crédito y el acceso a los servicios bancarios en la ciudad andaluza. Su primera denominación comercial fue la de “La General” y comenzó su expansión a mediados del siglo XX. En los años 80, Caja Granada llegó a Madrid y Barcelona, y en 1991 absorbió a la Caja Provincial de Granada. En 2004, cambió su nombre a “CajaGranada”, denominación que mantuvo hasta integrarse en BMN.

• Sa Nostra: la entidad más antigua de las integrantes de BMN era Sa Nostra, que fue fundada en 1882 en Palma de Mallorca bajo la denominación de “Caja de Ahorros y Monte de Piedad de las Baleares”. Aunque su actividad se concentraba, sobre todo, en Baleares, llegó a tener oficinas en varias Comunidades Autónomas y en 2009 llegó a emplear a más de 1.600 trabajadores.

• Caixa del Penedès: su origen se remonta a 1913, año en el que la entidad vio la luz en la localidad barcelonesa de Vilafranca del Penedès. La caja tuvo especial presencia en Catalunya aunque llegó a tener sucursales en otras Comunidades Autónomas. Tras su venta a Banco Sabadell en 2013, la Caixa se convirtió en la Fundació Pinnae.

Tras su nacimiento, BMN recibe ayudas del FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) por valor de más de 900 millones de euros y comienza a operar pocos meses después, en junio de 2011. Sin embargo, sus problemas financieros provocan que, en noviembre de 2012, la entidad decida vender su negocio en Catalunya y Aragón, antes operado por Caixa del Penedès. En marzo de 2013, el FROB volvió a inyectar capital en BMN, esta vez por un valor que superaba los 700 millones de euros, lo que hizo que la entidad pública se convirtiera en su principal accionista. A día de hoy, el FROB todavía cuenta con la mayoría del capital de la entidad, aunque una ampliación de capital llevada a cabo en junio de 2013 permitió que entraran nuevos accionistas privados a BMN.

Otras Entidades