Cómo puede ayudarte una calculadora de hipotecas

Calculadora Hipotecas

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata

Averiguar qué cuota tendrás que pagar o cómo evolucionará tu mensualidad con el paso del tiempo son solo algunas de las posibilidades que te ofrece la calculadora de hipotecas de Kelisto. 

Si has decidido comprar una vivienda y necesitas pedir financiación, tendrás que analizar todas las ofertas que hay en el mercado para saber cuál es adapta mejor a tu situación económica. Para eso, no solo deberás analizar las características de cada préstamo sino que, además, tendrás que determinar cuál sería la cuota que pagarías el primer año de vida del préstamo y, a partir de ese momento, cómo evolucionarían los pagos. Para conseguirlo, en Kelisto hemos creado una calculadora de hipotecas que te ayudará a conocer todos estos datos en pocos segundos y de forma gratuita.

Kelisto te encuentra la mejor hipoteca:

Primeros pasos para utilizar la calculadora de hipotecas de Kelisto

Para empezar a utilizar la calculadora de hipotecas de Kelisto, solo tendrás que responder a una pregunta: “¿Cuánto cuesta la casa que quieres comprar?” Lo más recomendable es que conozcas dos cifras relacionadas con el coste de una vivienda: su coste de compraventa y su valor de tasación. Normalmente, las entidades utilizan el menor de los dos para calcular cuánto dinero te dejarán, por lo que resulta esencial que manejes esta información.

Una vez hayas introducido este valor en la calculadora de hipotecas de Kelisto, solo tendrás que hacer clic en “Simular hipoteca” y, desde ese momento, podrás empezar a echar cuentas. Para facilitarte la tarea, la herramienta que ponemos a tu disposición te muestra unos valores medios basados en los valores que se aplican en buena parte de las entidades. Eso sí, puedes modificar cada una de las opciones que te planteamos para que puedas personalizar los resultados y adaptarlos totalmente a tu caso.

Además del valor de tu casa, la calculadora de hipotecas de Kelisto te mostrará el “Ahorro aportado”: es decir, del dinero que podrás aportar a la compra de tu vivienda. La gran mayoría de los bancos solo concede un 80% del valor de tasación o de compraventa de una vivienda. Por tanto, tendrás que contar con el 20% restante para poder asumir la operación. Precisamente, ese 20% es el valor que tiene en cuenta la calculadora de hipotecas de Kelisto para ofrecerte una primera estimación de los costes de la casa que quieres comprar. Eso sí, puedes utilizar la barra azul que verás bajo el valor numérico para concretar a cuánto asciende el dinero que tienes guardado.

El siguiente elemento que te mostrará la calculadora de hipotecas de Kelisto es el interés. Recuerda que el mercado podrás encontrar hipotecas fijas y variables: mientras que en las primeras el interés no varía a lo largo de la vida del préstamo, en las segundas tienes que tener en cuenta que el interés se revisa periódicamente (cada seis meses o cada año). Además, en las hipotecas variables, tendrás que calcular el interés a abonar sumando dos elementos: el índice de referencia (normalmente, el euríbor a 12 meses) más un diferencial, que es un porcentaje que fija cada banco y que se mantiene sin cambios a lo largo de la vida de la hipoteca.

Por último, la calculadora de hipotecas de Kelisto te permite determinar cuál es el plazo de devolución del préstamo que vas a solicitar. Por defecto, la herramienta muestra una simulación para un período de 20 años, pero utilizado la barra azul que encontrarás en el apartado “Años de devolución” podrás aumentar o disminuir esa cifra.

Una vez hayas modificado todos estos parámetros de la calculadora de hipotecas de Kelisto, podrás ver los resultados de tu simulación en una tabla. En ella podrás ver:

  • Ahorro aportado: el dinero con el que puedes contribuir a la compra de tu vivienda
  • Hipoteca conseguida: el dinero que te concederá el banco, teniendo en cuenta los ahorros que tú puedes aportar
  • Intereses del banco: el dinero que pagarás en concepto de intereses, teniendo en cuenta los datos que has aportado previamente
  • Impuestos y gastos: el coste que tendrás que asumir por tributos y gastos derivados de trámites burocráticos, como los de notaría o de registro. En este caso, los cálculos están realizados para la compra de una vivienda nueva en Madrid, por lo que pueden variar dependiendo de la comunidad autónoma en la que te encuentres. Eso sí, calcula que, aproximadamente, los impuestos y otros gastos iniciales suelen llevarse un 10% del valor de tu nueva casa.

¿Qué puedes hacer tras usar la calculadora de hipotecas de Kelisto?

Tras finalizar con todo el proceso que te ofrece la calculadora de hipotecas de Kelisto, tendrás algunas opciones extra para dar con el préstamo que mejor se adapta a tus necesidades.

Por un lado, nuestra herramienta te ofrece la posibilidad de que consultes las mejores ofertas del mercado accediendo a nuestro comparador. Para ello, solo tendrás que pulsar en el botón verde que verás tras los resultados de la calculadora de hipotecas de Kelisto. Al pichar en “ver hipotecas” accederás a nuestro completo comparador, con el que podrás consultar todos los detalles de los préstamos del mercado.

Si prefieres el asesoramiento de un profesional, también podrás ponerte en contacto con nuestro equipo de asesores. Al finalizar con el proceso de la calculadora de hipotecas de Kelisto también verás un número de teléfono gratuito. Con solo una llamada, podrás ponerte en contacto con nuestro equipo para recibir asesoramiento sin coste alguno sobre las ofertas que mejor se adapta a tus necesidades.

¿Qué otras operaciones puedes hacer con la calculadora de hipotecas de Kelisto?

Además de calcular la cuota que tendrías que pagar con una hipoteca, la calculadora de hipotecas de Kelisto también te permitirá realizar estimaciones más complejas que te serán de gran ayuda para saber si puedes asumir la operación.

Cuando solicitas una hipoteca variable, debes tener muy en cuenta las oscilaciones que tendrás el interés y cómo influirá eso en la cuota que pagas cada mes. El interés de este tipo de hipotecas se calcula sumando dos elementos: uno que nunca cambia (el diferencial) y otro que se revisa con el paso del tiempo (el índice de referencia, que normalmente es el euríbor a 12 meses).

Cada vez que tu banco revise el euríbor, su valor habrá cambiado y, con ello, se modificará el interés que pagas con tu hipoteca. Por ello, es esencial que antes de contratar un hipoteca realices distintas simulaciones para averiguar si serías capaz de asumir el pago de tu deuda aunque el euríbor se disparara.

La calculadora de hipotecas de Kelisto puede ayudarte en esta tarea. Para calcular cómo te impactaría las distintas variaciones del euríbor no deberías conformarte con el primer cálculo que realices con  esta herramienta. Una vez hayas estimado el coste inicial del préstamo, dirígete al apartado de “Intereses” y mueve la barra azul para realizar distintos escenarios. De esa manera, podrás ver a cuánto ascendería tu cuota si, por ejemplo, el euríbor vuelve a los máximos que ya registró en 2008.

 

Palabras clave: hipotecas Guía
¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata