Euríbor: qué es y cómo se calcula

¿Necesitas una hipoteca?

Con el comparador de hipotecas de Kelisto, encuentra la mejor hipoteca a tipo fijo, variable o mixto y ahorra hasta 1.353€ al año.

Imagen de banner
El euríbor es el indicador que marca el precio al que los bancos europeos se prestan dinero entre sí y también se usa como referencia para calcular el interés de las hipotecas variables.

El euríbor es el índice de referencia que se utiliza en la mayoría de las hipotecas variables en España para determinar el interés que un cliente tendrá que pagar por ellas. Por tanto, es un elemento esencial para comprender correctamente las diferencias entre las hipotecas variables y fijas y decidir entre unas y otras. Si ya te has inclinado por las primeras para financiar la compra de tu futura casa, entender qué es el euríbor y cómo se calcula te ayudará a resolver dos dudas importantes: la primera, cuál es la relación que existe entre las hipotecas y el euríbor; y la segunda –y más importante-, cuándo va a subir el euríbor y qué factores pueden hacer que este índice – que es el que marca las posibles subidas o bajadas en tu cuota- suba o baje a lo largo del tiempo. En Kelisto te damos todas las claves para dar respuesta a estas y otras cuestiones.

¿Qué es el euríbor?

Para entenderlo en pocas palabras, el euríbor (es decir, el “Euro Interbank Offered Rate” o tipo europeo de oferta interbancaria) es un índice que muestra a qué interés se prestan dinero entre sí los bancos europeos. Igual que ocurre con los consumidores –que acuden a los bancos cuando necesitan dinero para un proyecto-, las entidades pueden necesitar efectivo en un momento dado y, para conseguirlo, recurren al mercado interbancario. En esa plaza, cada banco presta dinero al interés que considera oportuno y con todas esas cifras se determina el valor del euríbor.

¿Cómo se calcula el euríbor?

La fórmula que explica cómo se calcula el euríbor tiene en cuenta a media de los tipos de interés que los principales bancos europeos utilizan para prestarse dinero unos a otros. Como es lógico, estos tipos de interés serán más o menos altos dependiendo del plazo del préstamo. En concreto, el euríbor se calcula para los siguientes plazos: una semana, un mes, tres meses, seis meses y 12 meses.

Por otro lado, debes  tener en cuenta que en enero de 2020 cambió la metodología de cálculo del euríbor. ¿La razón? La antigua metodología no era demasiado fidedigna, ya que, como los bancos europeos no se prestaban dinero entre ellos con mucha frecuencia, no se utilizaban los tipos reales de estas operaciones, sino los que los bancos reportaban que utilizarían hipotéticamente. Estas cifras, por tanto, se podían manipular fácilmente para condicionar la evolución del euríbor. De hecho, entidades como Citigroup o JPMorgan han sido sancionadas por estas conductas.

Con el cambio de metodología, el EMMI ha pasado a utilizar tres tipos de fuentes reales para el cálculo del euríbor (si no hay datos de una de ellas, se usa la siguiente):

  • La primera es el interés real al que se prestaron dinero las entidades seleccionadas la víspera de la publicación de los datos. 
  • La segunda también parte del interés real, pero del de las operaciones que acontecieron en días cercanos y en condiciones similares a las de la fuente anterior.
  • Por último, se tiene en cuenta el interés real de operaciones que no entran en ninguna de las categorías anteriores.

Partiendo de estas fuentes, el EMMI calcula el euríbor siguiendo este procedimiento:

  • Cada día la selección de bancos con mayor peso en la Eurozona envía el tipo de interés que aplican para los préstamos interbancarios.
  • El EMMI elimina el 15% más alto y el 15% más bajo de esta muestra representativa de tipos de interés. 
  • Con los datos restantes, se calculan las medias y se publican los tipos oficiales del euríbor. En España, estos se publican a diario en el Boletín Oficial del Estado. 

¿Qué relación hay entre el euríbor y los tipos de interés?

La relación que hay entre el euríbor y los tipos de interés es sencilla: el primer indicador muestra el precio al que los bancos se prestan dinero entre sí y el segundo, el precio al que las entidades consigue ese “efectivo” en las subastas del Banco Central Europeo (BCE). Por tanto, el precio al que inicialmente consigan los bancos el dinero que les facilita el BCE determinará, en gran medida, el ritmo al que evoluciona el euríbor, aunque no sea el único factor.

Para que lo entiendas con más detalle, en primer lugar debes tener en cuenta que el dinero que circula en cualquier economía no surge de la nada: depende de las emisiones que realice la autoridad competente del tema, que en el caso de la Eurozona es el BCE. Esta institución realiza subastas en las que pone a disposición de los bancos cierta cantidad de efectivo para que estos, a su vez, lo hagan llegar a los consumidores a través de préstamos. El precio al que el BCE “vende” ese dinero que subasta es lo que se conoce como tipos de interés.

Una vez que consiguen dinero en esas subastas, los bancos pueden quedarse con ese efectivo, o prestarlo a otras entidades en el mercado interbancario, normalmente, aplicando cierto margen. De ahí que el euríbor sea algo más alto que los tipos de interés, aunque se mueva a un ritmo similar.

En cualquier caso, ten en cuenta que el nivel del euríbor no siempre está marcado por el nivel de los tipos de interés del BCE: la escasez o abundancia de oferta o, incluso, el propio miedo o incertidumbre que haya en el mercado pueden influir –al alza o a la baja- en los niveles que alcance este indicador.

¿A cuánto está el euríbor?

A cierre de este artículo, el último dato mensual disponible del euríbor a 12 meses -la referencia que usan la práctica totalidad de las hipotecas variables en España- correspondía a diciembre de 2021, cuando el indicador se situó en el -0,502. Esta cifra es algo inferior al –-0,487% que registró el euribor en el mes de noviembre, y supone la segunda cifra más baja en lo que va de año.

Si quieres estar al tanto en todo momento de qué valor registra el euríbor, puedes consultar nuestro  artículo de actualización diaria. En él no solo te mostramos el dato diario del euríbor, sino también la media de cada mes en curso y el histórico del valor del euríbor a 12 meses. 

Subida del euríbor: ¿cómo afecta a las hipotecas variables?

Si eres titular de una hipoteca variable, tu cuota se actualizará periódicamente: normalmente, cada seis o cada 12 meses, dependiendo de lo que acuerdes con tu entidad. En el momento acordado, tu banco revisará cuál es el valor de la media mensual del euríbor en el mes anterior y fijará el interés que empezarás a pagar a partir de entonces. Por tanto, si el euríbor se ha encarecido desde tu última revisión, pasarás a pagar una cuota mensual más elevada.

Pongamos por caso que tienes una hipoteca por valor de 130.000 euros a 23 años y con un tipo de interés variable. Si pagas un diferencial de euríbor+1% y el índice se sitúa en el -0,5%, tu cuota mensual ascendería a  498 euros. Si el índice subiera en medio punto (es decir, hasta el 0%), pasarías a pagar 527 euros, es decir, 29 euros más al mes.

¿Cómo puedes protegerte ante una subida del euríbor?

Para protegerte ante una subida del euríbor, es importante hacer varias cosas: hacer simulaciones con distintos escenarios para determinar hasta cuánto subiría tu cuota si el euríbor volviera a máximos, meditar si no sería más conveniente contratar una hipoteca fija y repasar los pasos a dar para cambiar el tipo de interés de tu hipoteca en caso de que en el futuro te convenga más pagar una cuota fija.

A continuación te detallamos cada uno de estos puntos:

  • En caso de que tengas claro que quieres una hipoteca variable, es esencial que, antes de contratarla, hagas varias simulaciones para saber cómo aumentaría tu cuota si el euríbor vuelve a máximos (por ejemplo, al 5,3% que marcó en 2008) y para comprobar si serías capaz de asumir el pago de tu mensualidad llegado ese momento.
  • Si aún no estás seguro del tipo de hipoteca que quieres contratar, pero tienes claro que tu prioridad es la seguridad, te recomendamos que eches un vistazo a las mejores hipotecas fijas que hay en el mercado. Con uno de estos préstamos podrías pagar más por tu hipoteca, pero ese posible sobrecoste se vería compensado con la seguridad y estabilidad que ganarás.
  • Para quienes ya estén pagando un préstamo por su casa, la única opción de protegerse ante una subida del euríbor pasa por cambiar de hipoteca variable a fija. Esta modificación se puede hacer de dos maneras (por subrogación o por novación, proceso por el cual se pide la ampliación de la hipoteca) y, aunque en ambos casos tiene un coste, el de hacerlo mediante una novación se ha reducido con la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria.

Las mejores hipotecas referenciadas al euríbor

Si has decidido contratar una hipoteca referenciada al euríbor, lo más conveniente es que intentes hacerte con una de las más atractivas del mercado. Como verás en nuestro ranking de las  mejores hipotecas variables  y en el de las hipotecas más baratas, las ofertas más interesantes que se podían contratar a cierre de este artículo son la nueva Hipoteca Naranja Variable Prime de ING (euríbor+0,79%), la Hipoteca Inteligente Variable de Evo Banco (e+0,83%) y la hipoteca variable de  Targobank (e+0,86%).

Imagen de banco ING
Hipoteca Naranja Variable Prime
Imagen de banco Evo Banco
Hipoteca Inteligente Variable
Imagen de banco Targobank
Hipoteca Variable
Imagen de banco Pibank
Hipoteca Pibank
Imagen de banco Grupo Kutxabank
Hipoteca Variable
Imagen de banco COINC
Hipoteca Variable
Imagen de banco ING
Hipoteca Naranja Variable
Imagen de banco Myinvestor
Hipoteca Variable (Modalidad Nueva Hipoteca)
Imagen de banco Openbank
Hipoteca Open Variable (hasta 80%)
Imagen de banco Ibercaja
Hipoteca Vamos Variable

Fuente: Kelisto con información de las entidades bancarias. Datos vigentes a 1 de enero de 2022. Para elaborar este ‘top 10’ solo se tienen en cuenta las ofertas de las entidades con oficinas en más de la mitad de las comunidades autónomas (salvo que permitan contratación online), que muestren información estandarizada en sus páginas web, independientemente del porcentaje sobre el valor de tasación que permitan solicitar (quedan excluidas las entidades con fórmulas de comercialización distinta a las sucursales o la venta online, como los family bankers). Todas las hipotecas están referenciadas al euríbor y muestran el diferencial mínimo que se aplicaría con la máxima vinculación exigida por cada entidad. Los criterios para ordenar las ofertas son: 1º Diferencial; 2º Interés de salida; 3º Comisiones; 4º Número de productos vinculados. Este ranking solo incluye información de hipotecas para cualquier tipo de vivienda, por lo que las llamadas «hipotecas verdes» (que premian con un interés más bajo las ofertas de viviendas con calificación energética A) quedan excluidas.

Tras analizar todas estas cuestiones, si quieres consultar cuáles son las mejores ofertas del mercado te recomendamos que visites nuestros comparadores de hipotecas variables e hipotecas fijas. Con solo incluir algunos datos básicos –como el precio de la casa que quieres comprar-, nuestras herramientas  te mostrarán las propuestas más atractivas y todas sus características para que puedas decidirte por la que mejor se adapta a tu perfil. 

¿Necesitas una hipoteca?

Con el comparador de hipotecas de Kelisto, encuentra la mejor hipoteca a tipo fijo, variable o mixto y ahorra hasta 1.353€ al año.

Imagen de banner

Noticias relacionadas

Descubre más noticias de
Finanzas
Te contamos la última hora
Consejos y Análisis

Comentarios