¿Puede ayudarte un bróker hipotecario a conseguir una hipoteca mejor?

¿Necesitas una hipoteca?

Con el comparador de hipotecas de Kelisto, encuentra la mejor hipoteca a tipo fijo, variable o mixto y ahorra hasta 1.353€ al año.

Imagen de banner
Un bróker puede ayudarte a conseguir una hipoteca más atractiva, pero ¿merece realmente la pena contratar los servicios de estos intermediarios de crédito? En Kelisto te contamos todo lo que necesitas saber para decidirlo.

Si estás pensando en solicitar una hipoteca, te alegrará saber que es un buen momento para hacerlo: el tipo medio de los préstamos para la adquisición de viviendas marcó en abril un nuevo mínimo histórico al situarse en el 1,48%, según datos del Banco de España. Ahora bien, no todas las ofertas que se pueden encontrar en el mercado ofrecen este interés, y algunas de las que sí lo hacen pueden exigir al cliente que cumpla con una larga lista de requisitos de vinculación. Para encontrar la hipoteca que mejor se ajuste a tu perfil y necesidades, quizá te plantees solicitar la ayuda de un bróker hipotecario, pero, ¿pueden ser realmente de ayuda estos intermediarios?

Para ayudarte a descubrirlo, en Kelisto te explicamos qué son los brókers hipotecarios, las ventajas y desventajas de sus servicios y en qué casos merece la pena recurrir a ellos. En este artículo también detallamos la normativa jurídica que regula la figura del bróker, y las protecciones legales de las que disfrutarán los clientes que contraten sus servicios. 

Además, si estás en plena búsqueda de financiación para tu futura vivienda, recuerda que tienes a tu disposición nuestros rankings de las mejores hipotecas fijas y las mejores hipotecas variables del mercado, que actualizamos cada mes en base a criterios objetivos para que siempre tengas acceso a las propuestas más interesantes de los bancos.

¿Qué es un bróker hipotecario?

Un bróker hipotecario o intermediario de crédito inmobiliario es un profesional del ámbito financiero que ayuda a los clientes a conseguir hipotecas en las mejores condiciones posibles. Según la Ley 5/2019, de 15 de marzo, reguladora de los contratos de crédito inmobiliario, los intermediarios de crédito son personas físicas o jurídicas que se encargan de poner en contacto a prestatarios y prestamistas (normalmente, a cambio de una retribución económica), asistiendo a ambos durante el proceso de contratación de la hipoteca. 

Es decir, un bróker o intermediario de crédito analiza el perfil del cliente, determina sus intereses y necesidades y le ofrece una selección de préstamos hipotecarios que podrían interesarle. Una vez que el cliente escoge uno, el bróker puede ayudarle a negociar con el banco para conseguir un contrato más ventajoso, y resolver cualquier duda o inconveniente que surja durante el proceso. 

Un bróker hipotecario o intermediario de crédito puede actuar al mismo tiempo como asesor hipotecario. La diferencia entre estas dos figuras jurídicas es que el bróker o intermediario ofrece al cliente una selección de hipotecas entre las que escoger, mientras que el asesor lleva a cabo un servicio de asesoramiento, definido en la nueva ley hipotecaria como “toda recomendación personalizada que el prestamista, el intermediario de crédito inmobiliario o el representante designado haga a un prestatario concreto respecto a uno o más préstamos disponibles en el mercado”. 

Es decir, el asesor le está diciendo al cliente qué oferta le recomienda contratar, mientras que el bróker o intermediario solo le ofrece una selección de ofertas; y un mismo profesional o empresa pueden llevar a cabo las dos funciones. Ahora bien, para ejercer como asesor hipotecario es necesario firmar un segundo contrato con el cliente en el que se detalle el contenido, alcance y condiciones del asesoramiento, incluyendo las retribuciones que va a percibir el asesor tanto del prestatario como del prestamista (en caso de haberlas). 

Ventajas y desventajas de recurrir a un bróker hipotecario

Solicitar los servicios de un intermediario financiero puede resultar conveniente para muchos consumidores. Para que determines si es la opción ideal para ti, a continuación te detallamos las ventajas y desventajas de recurrir a un bróker hipotecario:

Ventajas

  • Te permite conseguir mejores ofertas: los brókers tienen conexiones dentro del sistema bancario gracias a las cuales pueden dar acceso a sus clientes a hipotecas con condiciones especialmente ventajosas. Por ejemplo, un banco puede comercializar una hipoteca fija a un tipo de interés del 1,5%, que será lo que tendrán que pagar la mayoría de los particulares que la contraten, pero los intermediarios financieros podrían ayudar a que sus clientes acaben pagando menos.
  • Agiliza el proceso: si necesitas que te concedan un préstamo hipotecario con cierta urgencia, recurrir a un bróker hipotecario es una buena forma de agilizar el proceso. Este tipo de intermediarios financieros están familiarizados con los procesos de solicitud de las entidades, y se asegurarán de que estas cumplan con los plazos acordados para trámites como la firma de la hipoteca, la tasación de la vivienda…
  • Te ayuda con las dudas: contratar una hipoteca no es una tarea sencilla, ya que hay muchas cuestiones que se deben tener en cuenta, como, por ejemplo, si te conviene más contratar una hipoteca fija o variable, cuáles son los gastos de comprar una vivienda y los gastos de una hipoteca que tendrás que asumir… Consultar con un especialista es la mejor forma de aclarar estas dudas, sobre todo si no tienes grandes conocimientos del funcionamiento del mercado hipotecario. 
  • Te ofrecen un servicio sin compromiso: si contactas con un bróker hipotecario y te ofrece una selección de hipotecas que no te convence, no tendrás la obligación de contratarlas. 
  • Pueden ayudarte a conseguir una hipoteca al 100% (o, al menos, a superar el 80%): lo más habitual es que los bancos no ofrezcan hipotecas al 100%, limitándose a cubrir hasta el 80% del valor de tasación o compraventa de la vivienda. Sin embargo, si se negocia a través de un bróker, se puede llegar a conseguir un porcentaje superior. 

Desventajas

  • Pueden cobrarte por su servicio:  los brókers hipotecarios, como cualquier otro profesional, cobran por sus servicios. Las comisiones de intermediación por gestionar una hipoteca pueden correr a cargo tanto del cliente como de la entidad financiera, y según la Ley 2/2009 nunca podrán superar el 5% del valor de la hipoteca. Muchos intermediarios financieros, como Kelisto, no cobran nada a los particulares, sino que reciben una comisión del banco en caso de que un usuario contrate su hipoteca. 
  • Si su oferta es muy limitada, las opciones de ahorrar se reducen: como es lógico, si un bróker trabaja con una selección limitada de bancos, las ofertas a las que dirigirá a sus usuarios se verán reducidas. Esto puede impactar en el ahorro final que consiga el cliente, en especial si dichas entidades no disponen de algunas de las ofertas más baratas del mercado.

¿A quién le puede interesar?

Contratar los servicios de un bróker hipotecario puede resultar interesante para clientes con perfiles muy distintos:

  • Los clientes con un mal perfil financiero son quizá  quienes más pueden llegar a beneficiarse del asesoramiento de un bróker. Si, por ejemplo, no tienen ahorros y necesitan que el banco les conceda más del 80% del valor de su futura vivienda, es más probable que lo consigan si negocian a través de un intermediario con experiencia. En caso de que sí dispongan de dinero para la entrada, pero su perfil no sea ideal (por ejemplo, si tienen una nómina baja y buscan hipotecas para mileuristas, o si no pueden asumir determinados requisitos de vinculación), el bróker también puede orientarles a las ofertas más adecuadas para su situación personal.
  • Aquellos con un perfil financiero medio contarán con el apoyo del bróker durante todo el proceso de solicitud de la hipoteca, obteniendo respuestas para todas sus dudas y beneficiándose de las habilidades negociadoras del profesional. 
  • Los clientes con muy buenos perfiles financieros normalmente tienen acceso a buenas ofertas hipotecarias si acuden directamente a la entidad bancaria. Sin embargo, también pueden beneficiarse de las habilidades de los brókers, que tienen los conocimientos y la experiencia necesarios para negociar de forma más agresiva para conseguir unas condiciones aún más atractivas. 

¿Por qué merece la pena pedir la hipoteca con un bróker hipotecario?

Pedir una hipoteca con un bróker hipotecario como Kelisto merece la pena por varias razones:

  • Permite conseguir un mejor precio en tu hipoteca: el Tipo de Interés Nominal (TIN) es un factor decisivo para determinar el coste de una hipoteca, y un bróker puede ayudar a sus clientes a conseguir el más atractivo. Por ejemplo, un particular que contrate una hipoteca de 150.000 euros a 20 años y al 1,8% TIN pagará una cuota mensual de 744,70 euros. Si, negociando a través de un bróker, el cliente consiguiera una hipoteca por el mismo importe y con el mismo plazo de amortización, pero con un 1,4% de interés, la cuota mensual sería de 716,94 euros, lo que supondría un ahorro de 27,76 euros al mes (333,12 euros al año). Cuando hayas terminado de amortizar la hipoteca, habrás pagado 28.727,79 euros de intereses en el primer caso y 22.065,65 euros en el segundo (es decir, el ahorro total ascendería a 6.662,14 euros si contratas la opción más ventajosa). 
  • El proceso de solicitud se llevará a cabo con mayor rapidez: solicitar una hipoteca a través de un bróker es más ágil que hacerlo por cuenta propia, ya que estos profesionales están familiarizados con todo el proceso y saben cómo tratar con las entidades financieras para que respeten los plazos acordados. 
  • El bróker proporcionará asesoramiento y ayuda al cliente a lo largo de todo el proceso: estos profesionales analizarán el perfil del particular, resolverán sus dudas (desde las más grandes, como si les conviene más elegir un préstamo hipotecario a tipo fijo o variable a las pequeñas dudas burocráticas que puedan ir surgiendo) y le acompañarán hasta el momento de la firma. 

¿Es seguro pedir una hipoteca con un bróker hipotecario?

La labor de los brókers hipotecarios o intermediarios de crédito y de los asesores hipotecarios está regulada en la Ley 5/2019, de 15 de marzo. Esta ley establece que estos profesionales tienen la obligación de:

  • Estar registrados como intermediarios de crédito y/o asesores hipotecarios en el Banco de España. Este organismo regulador velará porque cumplan con la normativa vigente.
  • Disponer de un seguro de responsabilidad civil profesional o aval bancario para hacer frente a las responsabilidades que pudieran surgir por negligencia profesional.
  • Ser transparentes con sus clientes, es decir, detallar siempre y por escrito si les van a cobrar por sus servicios y los pagos que reciben de los bancos. 
  • Formar a sus empleados: el personal que trabaje para un intermediario financiero tiene que poseer los conocimientos y competencias necesarios y actualizados sobre los productos que comercializan. 

Es decir, los intermediarios de crédito han de estar registrados en el Banco de España y someterse a su supervisión, contar con un seguro en vigor, ser transparentes con sus clientes y mantener formado a su personal. Por todo ello, pedir una hipoteca con un bróker hipotecario es totalmente seguro

Cómo funciona el servicio de bróker hipotecario de Kelisto

Si ahora que ya conoces en qué consiste la labor de un intermediario financiero has decidido que recurrir a uno podría ser la opción ideal para ti, a continuación te detallamos cómo funciona el servicio de bróker hipotecario de Kelisto paso a paso:

  1. Primeras impresiones: Kelisto es un comparador online, y, por tanto, el primer contacto que tenemos normalmente con nuestros usuarios suele ser a través de nuestro comparador de hipotecas. Si accedes a él, tendrás que rellenar una serie de datos, incluyendo tu salario, el valor de la vivienda que deseas comprar y cuánto dinero puedes aportar para la entrada. También tendrás que facilitar un número de teléfono para que nuestros expertos se pongan en contacto contigo. Esta información será el punto de partida para que te ayudemos a encontrar la hipoteca más adecuada para tus intereses y necesidades. 
  2. Evaluación y asesoramiento: si un cliente solicita contactar con Kelisto, el agente que le llame le explicará en qué consisten nuestros servicios de intermediación financiera. Seguidamente, le hará una serie de preguntas para determinar su perfil financiero (incluyendo su edad, sus ingresos, si es trabajador por cuenta propia o ajena…). En función de las respuestas del usuario, se le asignará un scoring o calificación que determinará a qué ofertas hipotecarias puede acceder. Por último, el agente detallará al cliente la documentación que necesitará presentar para continuar con el proceso. Al final de la llamada, el agente enviará un email al cliente con el contrato que tiene que firmar con Kelisto para continuar con el proceso (incluyendo toda la información relevante sobre nuestra intermediación y asesoramiento), así como los detalles de la documentación que tendrá que aportar. 
  3. Revisión de la documentación, envío al banco y seguimiento: nuestros agentes revisarán que la documentación que nos remite el cliente está completa y es veraz, y, si todo está en orden, procederán a enviarla al banco. La entidad responderá en dos o tres días, detallando si se puede continuar con el proceso o si es necesario revisar alguno de los documentos o aportar documentación adicional. 
  4. Feedback al cliente: si el banco da luz verde a la solicitud, nuestros agentes llamarán de nuevo al cliente y le explicarán las ofertas de hipotecas a las que puede acceder y las condiciones de las mismas. Si el cliente quiere mejorar algún aspecto del préstamo hipotecario, puede indicárnoslo para que iniciemos negociaciones con el banco y le comuniquemos el resultado. 
  5. Formalización de la hipoteca: nuestros agentes acompañarán al cliente en los últimos pasos del proceso de solicitud de la hipoteca, incluyendo la tasación de la vivienda y las dudas administrativas que puedan surgir (por ejemplo, durante  los trámites de notaría y gestoría). También repasaremos con él las condiciones de la hipoteca y prepararemos la firma del acta previa que dará lugar a la formalización de la hipoteca. Finalizado el proceso, se le enviará al cliente una encuesta de satisfacción y, si procede, se le ofrecerán servicios adicionales (telecomunicaciones, energía, seguros…).

¿Necesitas una hipoteca?

Con el comparador de hipotecas de Kelisto, encuentra la mejor hipoteca a tipo fijo, variable o mixto y ahorra hasta 1.353€ al año.

Imagen de banner

Noticias relacionadas

Descubre más noticias de
Finanzas
Te contamos la última hora
Consejos y Análisis

Comentarios