¿Puedo pedir una hipoteca sin nómina?

¿Necesitas una hipoteca?

Con el comparador de hipotecas de Kelisto, encuentra la mejor hipoteca a tipo fijo, variable o mixto y ahorra hasta 1.353€ al año.

Imagen de banner
Si no dispones de ingresos regulares o simplemente no quieres domiciliar tu salario en el mismo banco donde pidas financiación, tu mejor opción es conseguir una hipoteca sin nómina, pero ¿es realmente viable?

Si, ahora que lo peor de la crisis de la covid-19 ha quedado atrás, has retomado tus planes de adquirir una vivienda, pero no dispones de ingresos regulares, quizá te preguntes si a día de hoy es posible conseguir una hipoteca sin nómina. Se trata de una cuestión pertinente, ya que lo primero que hará la entidad a la que solicites financiación es tratar de averiguar si eres solvente y si tienes ahorros, es decir, si cuentas con un colchón para poder afrontar la compra de una casa y si podrás hacer frente a la deuda que contraigas con el banco. 

Como es lógico, no disponer de un salario –o no querer domiciliarlo en el mismo banco al que pidas financiación- no jugará a tu favor a la hora de hacerte con un préstamo hipotecario. Para ayudarte a conseguirlo, en Kelisto hemos rastreado el mercado y te contamos los distintos modos en los que podrás conseguir financiación para tu futura vivienda incluso en estas circunstancias. 

Además, recuerda que ponemos a tu disposición las siguientes herramientas para ayudarte en tu búsqueda de financiación: 

  • Nuestro comparador de hipotecas, que, en tan solo unos instantes, te permitirá dar con las ofertas de préstamos hipotecarios más baratas del mercado en función de los parámetros que elijas y comenzar el proceso de contratación de la más adecuada para tus necesidades.
  • Nuestro servicio de bróker hipotecario, donde podrás ponerte en contacto con nuestros asesores para que evalúen tu caso, hablen con los bancos y negocien por ti para conseguir las mejores condiciones para financiar la compra de tu vivienda.
  • Nuestros rankings de las mejores hipotecas fijas y las mejores hipotecas variables del mercado, que actualizamos mensualmente en base a criterios objetivos para que siempre sepas dónde encontrar las propuestas más interesantes de los bancos.

¿Qué perfiles pueden pedir una hipoteca sin nómina?

Hay distintos tipos de clientes a los que les puede interesar conseguir una hipoteca sin nómina:

Los que disponen de un salario fijo, pero no quieren vincularse a una entidad

El primer escenario (y el más ventajoso a la hora de conseguir financiación) es que dispongas de un contrato fijo y que ingreses un salario cada mes. En ese caso, es posible que no quieras pedir una hipoteca en el banco en el que recibes tu nómina, por ejemplo, porque sus ofertas no te parecen interesantes.De ser así, los bancos no podrán negarse a concederte una hipoteca sin la nómina domiciliada (la nueva ley hipotecaria impiden que puedan cerrarte las puertas porque no cumplas con un requisito des este tipo), pero sí podrían cobrarte un interés más elevado que aquellos clientes que sí respeten esta exigencia. 

En cualquier caso, no todos actúan de esta manera. Como verás en nuestro análisis de hipotecas con menos vinculación, hay entidades que no te piden cumplir con ningún requisito para acceder a su mejor oferta. Por ejemplo, la Hipoteca Fija y la Hipoteca Variable de COINC no requieren que se domicilie la nómina ni que se contraten productos vinculados, por lo que si puedes pagar la entrada de la vivienda y tienes un buen perfil financiero, no deberías tener problemas para conseguir financiación al mejor precio que ofrece esta entidad.

Imagen de banco COINC
Hipoteca Fija
Imagen de banco COINC
Hipoteca Variable

Los trabajadores autónomos

Si trabajas por cuenta propia, lo más probable es que no puedas acreditar el cobro de una nómina al uso. Sin embargo, eso no significa que no vayas a poder conseguir financiación para tu futura vivienda, sobre todo si tu negocio funciona bien.

A la hora de pedir una hipoteca para autónomos, recuerda que el banco no conoce tu negocio, y que, aunque tú tengas plena confianza en tu capacidad para devolver la deuda, tendrás que acreditarla. Para ello, puede resultarte útil preparar un dossier que incluya toda la información referente a tu modelo de negocio, su historia y fortalezas para presentar junto con tu solicitud. 

Además, esta es la documentación que deberás presentar para demostrar tu solvencia:

  • Un justificante del pago de autónomos.
  • Las últimas declaraciones del IRPF anuales y las intermedias que hayas presentado en el curso corriente.
  • Las últimas declaraciones del IVA anual, más las intermedias.
  • La declaración censal.
  • Los últimos modelos 347 o 349, según corresponda.

Con todo ello, el banco realizará su evaluación de riesgo y te comunicará si cumples con los requisitos para conseguir tu hipoteca sin nómina. 

Los pensionistas

El siguiente escenario en el que podrías necesitar una hipoteca sin nómina es si eres pensionista. En este caso, es importante que tengas en cuenta un par de cuestiones:

  • La mayoría de los bancos aceptan ingresos regulares, como la pensión, en sustitución de la nómina: cobrar una pensión ofrece las mismas garantías de solvencia que cobrar un salario. Por tanto, muchas entidades aceptarán la domiciliación de una pensión en lugar de una nómina para los clientes jubilados. Por ejemplo, si quieres contratar la Hipoteca Fija o la Hipoteca Variable de BBVA, la entidad solo te pedirá que domicilies una nómina de 600 euros o una pensión de 300. 
Imagen de banco BBVA
Hipoteca Fija BBVA
Imagen de banco BBVA
Hipoteca Variable BBVA
  • Muchas entidades limitan la edad de sus hipotecados: es habitual que los bancos fijen una edad máxima que sus clientes no pueden superar en el momento en el que venza su préstamo hipotecario. La mayoría la sitúan alrededor de los 75 años, lo que significa que, si ya has cumplido los 50, será difícil que te concedan una hipoteca a más de 25 años. 

Los que no están dados de alta en la Seguridad Social

Otro escenario en el que podrías verte en la necesidad de pedir una hipoteca sin nómina es si dispones de ingresos, pero no estás dado de alta en la Seguridad Social. Esto podría suceder si, por ejemplo, eres dueño de varios locales comerciales que alquilas y vives de las rentas que te generan. 

En esta situación, será de vital importancia que puedas acreditar tus ingresos al banco, y conviene que la periodicidad de los mismos sea mensual. Por ejemplo, para contratar la Hipoteca Fija de ING (o su versión variable) en las mejores condiciones posibles, la entidad aceptará que domicilies cualquier tipo de ingresos regulares siempre que sean mensuales y superen los 600 euros al mes.

Imagen de banco ING
Hipoteca Naranja Fija
Imagen de banco ING
Hipoteca Naranja Variable

¿Qué posibilidades tengo de conseguir una hipoteca sin nómina?

En última instancia, tus posibilidades de conseguir una hipoteca sin nómina se verán condicionadas por las razones por las que necesites recurrir a este tipo de préstamos. Si dispones de ahorros y de unos ingresos fijos elevados, pero no quieres domiciliarlos en la entidad a la que solicites financiación para tu vivienda, tendrás muchas más posibilidades de conseguir una buena oferta que en otros escenarios. 

Por ejemplo, si eres pensionista y ya has cumplido los sesenta, solo podrás solicitar hipotecas a un plazo máximo de 15 años (dado que muchas entidades financieras exigen que sus clientes sean menores de 75 en el momento en el que terminen de devolver su deuda), lo que reducirá significativamente tus opciones. 

Pero, ¿y si no dispones de ningún tipo de ingresos regulares? ¿Es posible que alguna entidad te conceda una hipoteca? Te damos más detalles en el siguiente apartado. 

Otras opciones para conseguir una hipoteca sin nómina

La estabilidad laboral y la solvencia del cliente son dos de las cuestiones que cualquier banco mirará con lupa antes de darte financiación para la compra de una vivienda. Por tanto, pedir una hipoteca sin contar con algún tipo de ingresos regulares es un supuesto en el que tendrías muy pocas garantías de éxito.

No obstante, siempre existen excepciones. En caso de que quieras pedir una hipoteca sin nómina ni ingresos, hay un par de circunstancias que te podrían permitir, al menos, negociar con el banco:

  • Contar con un aval: contar con una persona que se comprometa a responder por tus deudas (es decir, un avalista) podría ser una opción para conseguir una hipoteca sin nómina o sin contrato fijo. Ahora bien, la entidad a la que desees pedir financiación no se conformará con cualquiera: que esa persona (o personas) tengan ingresos elevados, pocas deudas y una o varias propiedades siempre aumentarán tus posibilidades de conseguir el préstamo en unas circunstancias tan particulares.
  • Disponer de otro inmueble de tu propiedad: si cuentas con un una casa de tu propiedad que ya esté pagada quizá puedas negociar la concesión de una hipoteca sin nómina o sin contrato fijo. Ese inmueble podría servir como garantía para el banco siempre que, eso sí, su valor permita cubrir la cantidad que tengas pensado pedir.

Hipotecas para mileuristas: todo lo que debes saber para pedirlas

Si tus ingresos no son demasiado elevados y te preguntas si en el mercado existen hipotecas para mileuristas, lo primero que debes tener en cuenta es que tu perfil financiero es clave a la hora de conseguir una hipoteca. Aunque, a priori, ganar poco no debería cerrarte, necesariamente, las puertas de una hipoteca, lo cierto es que, si tus ingresos no son muy altos, tus opciones para conseguir financiación se ven reducidas.

Pero  empecemos por las buenas noticias. A día de hoy, hay muchas entidades que ofrecen, bien hipotecas sin vinculación (es decir, que pueden contratarse sin domiciliar ingresos), o bien hipotecas para mileuristas (entendiendo como tales aquellas que exigen domiciliar un salario de menos de 1.000 euros al mes). Entre ellas, destacan ActivoBank, Banco Santander, BBVA, CaixaBank, Caja de Ingenieros, COINC, EVO Banco, ING, MyInvestor, Openbank y Pibank.

A la hora de explorar estas propuestas, no debes perder de vista que –dada la situación económica actual- los bancos empiezan a ser mucho más exigentes a la hora de aceptar las solicitudes de sus potenciales clientes. Por tanto, pese a que en sus ofertas estándar exijan una nómina no muy elevada, el análisis personalizado que te realicen podría cerrarte las puertas a recibir financiación para la compra de tu futura casa

Para reducir al máximo las posibilidades de que esto suceda, conviene que dediques un tiempo a calcular tu hipoteca, prestando especial atención a los siguientes factores:

  • Nunca debes pedir más del 80% del valor de una casa: la mayoría de bancos no dan hipotecas al 100%,  limitándose a prestar el 80% del valor de tasación de la vivienda (o del de compraventa, el menor de los dos). Por tanto, deberías tener ahorrado el 20% restante y, además, contar con un 10% extra para impuestos y otros gastos de comprar una vivienda
  • La cuota no debe suponer más del 30-35% de los ingresos de tu hogar: para evitar sustos en un futuro y, sobre todo, que no puedas devolver la deuda que tienes con tu banco, es esencial que la cuota de la hipoteca que vas a pedir no represente más del 30-35% de los ingresos que entran cada mes en tu casa. Por tanto, si vas a pedir tu préstamo con otra persona y ambos sois mileuristas (en total, ingresáis 2.000 euros al mes), la mensualidad de tu hipoteca no debería sobrepasar los 600 euros aproximadamente. De esta forma, si uno de los dos se quedara, por ejemplo, sin trabajo, aún tendríais capacidad de asumir los pagos pendientes. 
  • No te olvides de las simulaciones: si vas a pedir una hipoteca variable, recuerda que el interés que pagarás se irá revisando periódicamente: lo normal es que se haga cada semestre o cada año. Cuando eso pase, tu banco mirará a qué nivel está el euríbor y, a esa cifra, le sumará el diferencial que te aplica normalmente. Para que estés seguro de que siempre podrás pagar la cuota a tu entidad, lo más recomendable es que realices varias simulaciones para saber qué pasará con tu hipoteca si vuelve a subir el euríbor.

¿Necesitas una hipoteca?

Con el comparador de hipotecas de Kelisto, encuentra la mejor hipoteca a tipo fijo, variable o mixto y ahorra hasta 1.353€ al año.

Imagen de banner

Noticias relacionadas

Descubre más noticias de
Finanzas
Te contamos la última hora
Consejos y Análisis

Comentarios