Préstamos rápidos de Cashper

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.

Para conseguir importes muy pequeños los préstamos rápidos de Cashper son una solución que combina facilidad en la tramitación y en la devolución del crédito. Las cantidades a las que se pueden acceder se encuentran entre los 50 y los 500 euros y para devolverlos puede realizarse una sencilla transferencia bancaria on line, a través de un cajero o en cualquier sucursal de una entidad en la que Cashper tenga cuenta operativa.

Los préstamos rápidos de Cashper también se caracterizan por la rapidez con la que la entidad abona el capital solicitado, pero esto depende de si el cliente tiene cuenta bancaria en alguno de las entidades con las que Cashper trabaja, que son Banco Sabadell, Bankia, Catalunya Caixa y Banco Santander. De esta manera, un cliente que desee recibir la transferencia de dinero a una cuenta suya en alguno de los bancos mencionados, puede disponer del crédito en apenas una hora. En caso contrario, deberá esperar hasta 24 horas para beneficiarse del préstamo.

Los interesados en solicitar un préstamo rápido a Cashper sólo deben cumplir uno de estos tres requisitos: tener una nómina, cobrar el paro o recibir una pensión. Según la entidad, cualquiera de esos tres tipos de retribución aporta suficiente estabilidad para confiar en las posibilidades de pago de sus clientes.

Para llevar a cabo la tramitación es necesario rellenar el formulario de solicitud a través de su web y estar en posesión de los documentos requeridos: DNI, justificante de ingresos y cuenta bancaria.

Honorarios de los préstamos rápidos de Cashper

Para contratar unpréstamo rápido con Cashper es necesario tener en cuenta los honorarios que la entidad cobra a sus clientes. Son sumas de dinero importantes considerando que el importe del crédito es pequeño. Además, estas cantidades varían dependiendo del plazo de devolución que solo puede ser de 15 o 30 días, si la cantidad no supera los 200 euros, y de 30 en todos los casos en que el préstamo exceda de los 200 euros.

Por ejemplo, para un crédito de 200 euros a 15 días, el cliente tendrá que devolver 250 euros y para un crédito de la misma cantidad, a 30 días, el cliente tendrá que devolver 265 euros. Si se produce algún retraso en la devolución, la entidad aplicará recargos de forma automática, independientemente de las causas de las demora.

Kelisto te ayuda
¿Necesitas un crédito?
Te ayudamos a conseguirlo con las mejores condiciones