Préstamos sin intereses: ¿tienen truco?

¿Necesitas un préstamo? Encuentra los mejores préstamos personales y microcréditos con nuestro comparador de préstamos y ahorra hasta 427€ al año.
Imagen de banner
La mayoría de los préstamos sin intereses esconden gastos y comisiones que hacen que su coste real sea mucho mayor de lo que parece, aunque existen algunas excepciones con las que sí podrás conseguir dinero gratis. Descubre cuáles son y qué tener en cuenta antes de contratar un producto de financiación de este tipo.

Como su propio nombre indica, los préstamos sin intereses son aquellos que no te cobrarán un porcentaje de la cantidad que pidas por pedir dinero para financiar compras o gastos: es decir, se trata de préstamos con un Tipo de Interés Nominal (TIN) del 0%. Ahora bien, eso no significa que se trate de productos que te permiten conseguir dinero gratis, o al menos no tiene por qué ser así en la mayoría de los casos, ya que este tipo de ofertas suele tener gastos añadidos -como las comisiones- que hará que su coste real (es decir, su TAE o Tasa Anual Equivalente) sea superior al 0%.

Para que sepas qué gastos pueden esconder los préstamos sin intereses, cómo puedes calcular su coste real, qué ofertas de este tipo hay en el mercado y si realmente merecen la pena, en Kelisto hemos analizado todo lo que debes tener en cuenta antes de apostar por una de estas propuestas. En cualquier caso, antes de elegir un producto de financiación, recuerda que es esencial que compares las ofertas de diferentes entidades. Solo así podrás descubrir cuál es la propuesta que mejor se adapta a tus necesidades, al menor precio. Para ello, te recomendamos que utilices nuestro comparador de préstamos personales con el que podrás conseguir, en pocos minutos, la mejor opción más adecuada para tu bolsillo.

¿Qué tipos de préstamos sin intereses existen?

En el mercado puedes encontrar dos tipos de préstamos sin intereses: los préstamos personales y los microcréditos. Los primeros son los préstamos de toda la vida: es decir, productos de financiación que te permiten conseguir una determinada cantidad de dinero (lo normal es que oscile entre los 500 o 600 euros y que su tope ronde los 60.000 euros), a devolver en un plazo de tiempo que se acuerda previamente con la entidad (entre unos pocos meses y varios años) y que normalmente están ofertados por bancos o por financieras. Por su parte, los microcréditos son productos con los que puedes conseguir una cantidad de dinero  muy pequeña (el tope oscila entre los 600 y los 1.000 euros), a devolver en un plazo de tiempo muy corto de tiempo (hasta un máximo de 45 días), sin apenas exigencias y que son ofertados por empresa dedicadas exclusivamente a este negocio.

Dentro de la categoría de préstamos personales sin intereses, lo normal es que la gran mayoría de las ofertas que encuentres estén diseñadas para dos finalidades muy concretas: 

  • Préstamos para estudios o para jóvenes: dentro de esta categoría de préstamos personales encontramos desde productos destinados para pagar la matrícula de la Universidad o de un máster, hasta ofertas diseñadas para conseguir por adelantado el cobro de las becas del Ministerio de Educación.
  • Anticipos de nómina: son préstamos personales que funcionan como un préstamo preconcedido: es decir, tu banco ya habrá analizado tu caso y, en base a tu perfil, dejará a tu disposición una cantidad de dinero que equivalga a tu nómina o a varias de ellas.

¿Cómo se calcula el coste real de los préstamos sin intereses? 

Como habrás podido deducir, la gran incógnita que se esconde tras un préstamo al 0% TIN pasa por entender por cuánto te saldrán este tipo de ofertas -ya lo que lo habitual es que ninguna sea 100% gratis- y si existen alternativas mejores. Para ello, solo tendrás que hacer tres cosas: leer bien la letra pequeña de cada oferta para saber qué comisiones y/o gastos añadidos tiene, calcular la TAE de la operación y utilizar un comparador de préstamos como el de Kelisto para que saber si esa esa la mejor oferta del mercado o si hay propuestas mejores.

Para que puedas calcular la TAE y, por tanto, el coste real de los préstamos sin intereses, debes recordar que:

  • El Tipo de Interés Nominal (TIN): se trata de un porcentaje que te indica qué parte de la cantidad que vas a pedir tendrás que pagar al banco en concepto de intereses. Aunque es útil, esta variable tiene ciertas limitaciones, ya que no tiene en cuenta, por ejemplo, otros gastos como las comisiones. 
  • La Tasa Anual Equivalente (TAE): también es un porcentaje, pero ofrece una información más completa que el TIN. Esta cifra te permitirá saber el coste real de un préstamo porque incluye los intereses (es decir, el TIN) y las comisiones de la operación, y se calcula teniendo en cuenta la cantidad que quieres pedir y el plazo de devolución. Por ejemplo, imagina que encuentras una oferta al 0% TIN, con una comisión de apertura del 3%. Si quisieras pedir 1.000 euros, a devolver en 12 meses, la TAE de esta operación –es decir, el coste real- sería del 5,80%. 

Una vez entiendas estos dos conceptos, solo tienes que hacer algunos números para calcular el coste real de los préstamos sin intereses. Por ejemplo, imagina que te ofrecen un préstamo al 0% TIN pero con unas comisiones que varían según el plazo de amortización: 20 euros para un mes, 40 euros para tres meses, 80 euros para seis meses y 100 euros para 10 meses. Teniendo en cuenta estos gastos adicionales, un consumidor que quisiera pedir, por ejemplo, 3.000 euros a devolver en 10 meses con este préstamo sin intereses acabarían pagando una TAE 7,7%.

Una vez hechos estos cálculos, haremos lo mismo con la oferta que lidera nuestro ranking de préstamos personales: el Préstamo Naranja de ING , que tiene un interés del 3,99% TIN. Como este producto no cobra comisiones, su TAE ascenderá al 4,06%, lo que lo convierte en una opción más económica que la del préstamo sin intereses de nuestro ejemplo. Eso sí, para hacer nuestros cálculos, hemos partido de un préstamo de 3.000 euros a devolver en 12 meses, ya que ese es el plazo mínimo con el que se puede solicitar el préstamo (si se pudiera pedir a 10 meses, la TAE sería algo superior). 

¿Hay entidades que ofrezcan préstamos gratis?

Si empiezas a hacer cuentas con muchos de los préstamos sin intereses que hay en el mercado, llegarás a la conclusión de que casi todos te cobran algo por ofrecerte financiación. Ahora bien, como en todo, existen algunas excepciones. Los únicos préstamos gratis que podrás encontrar en el mercado a día de hoy forman parte de la categoría de los microcréditos: de hecho, como verás nuestro ranking de los mejores micropréstamos del mercado, hay muchas empresas especializadas en este tipo de productos que te ofrecen la primera operación de forma gratuita.

Ahora bien, ¿qué truco tienen estos préstamos gratis? El primero, que son propuestas muy limitadas: este tipo de préstamos tan solo te permitirán solicitar hasta 300 o, como mucho, 600 euros, a devolver en un plazo de hasta 30 o 45 días. El segundo, que solo están diseñadas para nuevos clientes por lo que, si ya has pedido alguno, no podrás volver a repetir. Y el tercero, que, si te retrasas en la devolución de tu deuda, tendrás que hacer frente a unas comisiones elevadísimas que harán que el coste de la operación se dispare. 

En cualquier caso, si estás interesado en contratar uno de estos préstamos gratis, a continuación te mostramos las mejores propuestas del mercado, basadas en nuestro top 10 mensual: 

Los mejores microcréditos

Imagen de banco Vivus
Minipréstamo Vivus
Imagen de banco CreditoSi
Minicrédito Creditosi
Imagen de banco Moneyman
Minicrédito MoneyMan
Imagen de banco Wandoo
Minicrédito Wandoo
Imagen de banco Prestamer
Minipréstamo Préstamer
Imagen de banco CreditoZen
Préstamo CreditoZen
Imagen de banco Crezu
Microcrédito Crezu
Imagen de banco Credy
Microprestamo Credy
Imagen de banco Dineo
Micropréstamo Dineo
Imagen de banco contante
Anticipo Contante

Fuente: Kelisto.es con datos de las compañías que ofrecen micropréstamos, con fecha 1 de julio de 2022. El ‘ranking’ se ordena en base a los siguientes criterios objetivos: 1º honorarios para una primera solicitud de 300€ a 30 días; 2º en caso de empate, se da prioridad a aquellos con una mayor posibilidad de concesión, según datos de Kelisto (es decir, con los que tienen un mayor ratio entre usuarios que se interesan por una oferta y usuarios que finalmente consiguen contratarla; dado que este dato solo se puede obtener para aquellas compañías cuyos productos se pueden contratar a través de Kelisto -salvo que el resto nos lo facilite de forma independiente-, estas tendrán prioridad sobre el resto); 3º en caso de empate, se da prioridad a las ofertas que permiten pedir una mayor cantidad a nuevos clientes: 4º en caso de empate se da prioridad a las ofertas un plazo de devolución más largo.

¿Dónde puedo conseguir un préstamo sin intereses?

Si te preguntas dónde puedes conseguir un préstamo sin intereses, la respuesta es sencilla: en los mismos lugares a los que tendrás que acudir para encontrar cualquier otro tipo de producto de financiación, es decir, en entidades bancarias, financieras y empresas especializadas en microcréditos.

  • Entidades bancarias: en los bancos tradicionales, bancos online y neobancos podrás contratar préstamos personales para cualquier finalidad (aunque a día de hoy no tenemos constancia de que estas entidades cuenten con ningún con una finalidad general), además de productos específicos al 0% TIN como anticipos de nómina o préstamos para estudios. 
  • Financieras: en el mercado también existen empresas dedicadas a la comercialización de productos de financiación, como Younited Credit o Cetelem. A cierre de este artículo, ninguna comercializa préstamos sin intereses.
  • Empresas especializadas en la concesión de microcréditos: en tercer lugar, puedes recurrir a una empresa especializada en conceder micropréstamos. Si es la primera vez que solicitas financiación a la entidad, la operación (en muchos casos) no tendrá coste. Eso sí, recuerda que solo podrás obtener una pequeña cantidad de dinero y que el plazo de devolución será muy corto. 

¿Qué limitaciones tienen los préstamos sin intereses? 

Los préstamos sin intereses tienen dos limitaciones importantes. Por un lado, pueden cobrar unas comisiones elevadas, que encarecerán el coste final de la operación. Por otro,el importe que se puede solicitar suele ser pequeño y el plazo de devolución, muy corto, como sucede con los microcréditos. Es decir, se trata de productos pensados para pequeños imprevistos, que deberán ser reintegrados en un plazo corto de tiempo. Por tanto, si finalmente optas por alguno de ellos, recuerda que solo deberías usarlos para gastos o emergencias puntuales, y que es esencial que devuelvas tu deuda a tiempo si no quieres enfrentarte a elevadas penalizaciones.  

¿Necesitas un préstamo? Encuentra los mejores préstamos personales y microcréditos con nuestro comparador de préstamos y ahorra hasta 427€ al año.
Imagen de banner

Noticias relacionadas

Descubre más noticias de
Finanzas
Te contamos la última hora
Consejos y Análisis

Comentarios