MENU

Llaves De Una Casa Small

Todo lo que debes saber antes de pedir una ampliación de tu hipoteca

¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata

 Reducir la cuota de tu hipoteca en un momento de dificultad económica o conseguir un dinero extra para, por ejemplo, hacer una reforma en tu vivienda son algunos de los motivos por los que te puedes plantear pedir una ampliación de tu hipoteca. Esta operación te permitirá pedir más dinero a tu banco (con una ampliación del importe), aumentar el período devolución de tu deuda (ampliación del plazo) o hacer ambas cosas a la vez. Eso sí, para conseguirlo tendrás que demostrar que eres un cliente solvente y deberás estar dispuesto a asumir una serie de gastos.

Para que sepas cómo puedes ampliar tu hipoteca, qué coste tiene y qué requisitos debes cumplir para lograrlo, en Kelisto repasamos las claves más importantes para que esta operación llegue a buen puerto.

¿Quién puede solicitar una ampliación de hipoteca?

En principio, cualquier persona que tenga suscrita una hipoteca con una entidad financiera puede solicitar una ampliación de hipoteca. Para decidir si se concede o no, los bancos analizarán el perfil de solvencia del solicitante: es decir, chequearán cuáles son sus ingresos, sus gastos y si paga sus deudas a tiempo, entre otras cuestiones. En base a eso, y a la cantidad que aún le quede por devolver de su hipoteca actual, darán luz verde a la operación o no, y fijarán unas determinadas condiciones que, en ocasiones, pueden empeorar las que ya tenía el cliente.

¿Qué tipos de ampliación de hipoteca existen?

A la hora de ampliar una hipoteca, los bancos ofrecen tres opciones para hacerlo:

Ampliar el plazo

Ampliar el plazo de devolución de tu hipoteca te permitirá reducir la cuota que pagas cada mes. Eso sí, a cambio, tendrás que pagar más intereses a tu banco. Este tipo de ampliación de hipoteca solo es conveniente si, por algún motivo, tus ingresos se han reducido drásticamente y no puedes afrontar el pago de cada mensualidad.

Ampliar el importe

Ampliar el importe de tu hipoteca es una buena solución para disponer de liquidez: es decir, para tener un dinero extra con el que, por ejemplo, hacer una reforma en tu hogar o comprar otra vivienda. La principal consecuencia de esta operación es que se incrementará la cuota que pagas cada mes a tu banco.

Ampliar el importe y el plazo

Ampliar  el importe y el plazo de tu hipoteca es una buena forma de conseguir un dinero extra sin que eso se note en la cuota que pagas cada mes a tu banco. Ahora bien, al igual que ocurre cuando solo aumentas el plazo de devolución de tu préstamo, esta operación provocará que termines pagando más intereses a tu entidad.

¿Qué requisitos debes cumplir para ampliar una hipoteca?

Una vez elegido el tipo de ampliación de hipoteca que quieres solicitar, tendrás que acudir a tu banco para iniciar los trámites de la operación. Lo habitual es que tu entidad te pida una serie de documentos con los que tratará de averiguar si:

  • Estás al corriente de tus pagos y tienes un nivel de endeudamiento adecuado
  • Tienes una situación laboral estable
  • Cuentas con algún aval o bien con el que responder en caso de que no puedas afrontar tu pagos

Si decides ampliar el importe de tu hipoteca, es probable que tu banco necesite saber a qué destinarás el dinero. En caso de que elijas ampliar el plazo de devolución, tu entidad controlará que el plazo total de devolución no supere los 40 años y que no tengas otras deudas importantes a largo plazo.

¿Qué gastos implica una ampliación de hipoteca?

A efectos legales, una ampliación de hipoteca se realiza mediante un trámite llamado “novación”. Con este nombre, la normativa actual hace referencia a cualquier cambio que se realice en un préstamo hipotecario –tanto de su importe o su plazo, como de sus garantías o de otras condiciones- y limita cuáles son los costes que puede tener esta operación.

Como punto de partida, debes tener claro que ampliar una hipoteca sale más barato que pedir una nueva. Eso sí, eso no significa que esté exenta de gastos, ya que tendrás que volver a hacer una escritura pública.

El líneas generales, tanto si amplías plazo como s i aumentas el importe, te tocará pagar gastos de notario y registro, así como el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados. Además, tu banco te podrá cobrar una comisión por novación, aunque el importe de este cargo depende de cada entidad y de que lo inicialmente pactaras con la tuya.

En caso de que la ampliación de tu hipoteca solo afecte al plazo de devolución, los gastos de la operación serán algo más económicos: por un lado, te librarás de pagar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados y, por otro, la comisión por novación que te podrá cobrar tu banco estará limitada y nunca podrá sobrepasar el 0,1% de la deuda que tengas pendiente.

¿Merece la pena ampliar una hipoteca?

Decidir si ampliar una hipoteca merece la pena o no depende de las condiciones que te aplique tu banco y, sobre todo, de tus circunstancias personales.

Como punto de partida, debes tener en cuenta que, tanto si amplias el plazo como si aumentas el importe, muchos bancos suelen aprovechar para subirte el interés que te cobran. Por tanto, a los gastos de la operación tendrás que sumar el coste que implicará que el interés suba.

Dicho esto, si lo que quieres es ampliar el plazo de tu hipoteca para reducir tu cuota mensual, recuerda que esta solución solo es conveniente para un momento en el que tus ingresos bajen drásticamente ya que, aunque tu cuota se reduzca, a la larga te tocará pagar más intereses.

Ampliar el importe de tu hipoteca es una buena forma de conseguir liquidez para algún proyecto, ya que lo normal es que el interés que pagues por ese dinero sea inferior al que te aplicarían si pides un préstamo personal. No obstante, es esencial que eches cuentas para saber si la operación realmente te sale a cuenta. Para ello, ten en cuenta:

  • Si tu banco va a subir el interés que pagabas por tu hipoteca
  • A cuánto ascienden los gastos totales de la operación (Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, notario, registro, comisión por novación, etc.)

Si quieres saber cómo te impactaría una ampliación de hipoteca y cómo podría variar tu cuota en función de las nuevas condiciones que te aplique tu banco, te recomendamos que hagas cuentas con nuestro simulador de hipotecas

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata