Recurrir una multa: ¿qué pasos debes seguir?

Ahorra un 80% en tu Seguro de Coche

Imagen de banner
Cuando llegan las vacaciones, los viajes en coche se hacen casi imprescindibles para disfrutar de los merecidos días de descanso. Si vas a viajar en tu vehículo, una de las cosas más importantes que tienes que tener en cuenta es que tu seguro de coche incluya asistencia en carretera para garantizarte esta prestación en caso de necesitarla.

Para que conozcas en qué situaciones pueden sancionarte y, en caso de cometer una infracción, dónde debes ir y cómo debes recurrir una multa, en Kelisto te damos algunos consejos que te ayuden en este proceso administrativo.

Si todo el proceso para recurrir una multa te resulta abrumador, siempre puedes dejar la gestión de tus sanciones en manos de tu aseguradora. Algunas compañías de seguros de coche ofrecen en sus pólizas una cobertura destinada a ayudarte a recurrir una multa y la correspondiente burocracia. Compara precios en nuestro comparador de seguros de coche y encuentra la póliza que más se ajuste a tus necesidades.

¿Cuáles son las infracciones más grandes?

Cuando realizas alguna infracción al volante, dependiendo de la gravedad de esta puedes ser sancionado económicamente o con la retirada de puntos de tu carnet de conducir. Con el fin de evitar sorpresas, queremos mostrarte cuáles son las infracciones que te costarían más.  

Ten en cuenta que, en una sola infracción, pueden quitarte hasta seis puntos, lo que supone la inmediata retirada del permiso de conducir. Para que esto no ocurra, puedes hacer dos cosas: informarte sobre cuáles son estas infracciones y, lo más importante, ser lo más prudente posible cuando conduzcas.

¿Cuáles son las infracciones que restan seis puntos?

Las infracciones se clasifican por importancia en cuatro categorías: infracciones de dos puntos, de tres, de cuatro y de seis puntos. Las que restan seis puntos son consideradas como «muy graves» y son las que te supondrían la pérdida del permiso de conducir. Estas son:

  • Negarse a realizar un test de alcoholemia o drogas.
  • Conducir con una tasa de alcohol superior a 50 mg/l. En el caso de profesionales o conductores con menos de dos años del carnet la tasa será de 25 mg/l.
  • Conducir bajo los efectos de drogas, estimulantes, estupefacientes, psicotrópicos u otras sustancias de efectos análogos.
  • Circular en sentido contrario, de forma temeraria o participar en carreras ilegales.
  • Llevar vehículos que dispongan de mecanismos o antirradares de inhibición de la vigilancia. 
  • La alteración del uso normal del tacógrafo o del limitador de velocidad.
  • Los excesos de velocidad en un porcentaje mayor al permitido.

Otras infracciones que suponen multa

Hay multas que son menos conocidas por los conductores, pero que también suponen una sanción económica e, incluso, la retirada de puntos del carnet. Te contamos cuáles son las multas más curiosas que te pueden poner:

  • Maquillarse y comer: cualquier acto al volante que pueda considerarse distracción conlleva una multa de 200 euros y la retirada de dos puntos del carnet de conducir. 
  • Conducir con chanclas: no utilizar un calzado adecuado que sujete el pie o conducir descalzo puede suponer una multa de 80 euros.
  • Asomar la mano o el codo por la ventanilla: puede ser motivo de recibir una sanción de hasta 80 euros.
  • Música demasiado alta: si llevas la radio muy alta al pasar por un núcleo urbano o una zona de descanso como puede ser un hospital te pueden sancionar con hasta 80 euros.
  • Llevar un cartel de «se vende» en el coche: pese a su práctica, algunos ayuntamientos prohíben el uso de estos carteles alegando que se trata de un uso inadecuado de la vía pública y la sanción puede alcanzar los 200 euros. 
  • Tocar el claxon sin motivos: solo está permitido cuando existen motivos justificados para ello. Hacerlo por otras causas está penado con 80 euros. 
  • Circular por el carril central o izquierdo: cuando el derecho está libre es motivo de denuncia y la multa puede alcanzar los 200 euros. 
  • Si la documentación es incompleta: cuando se detiene un vehículo que no ha pasado la ITV el conductor será sancionado con 200 euros. 
  • Saltarse un semáforo en ámbar: está prohibido saltarse un semáforo en ámbar y sólo se permite cuando se está tan cerca del semáforo que no es posible frenar. la infracción supone una multa de 80 euros.

¿Cómo recurrir una multa?

A través de la cobertura de defensa de multas de tu seguro de coche, puedes recurrir una multa de manera rápida y sencilla, sin tener que preocuparte del papeleo.

La sanción puede llegar a tus manos en el momento en que cometas la infracción, a través de un guardia que te ha dado el alto y te la entrega, o también puede llegar a casa días después. Si es así, hay que identificar al conductor. Si incumples esto, serás sancionado como autor de infracción muy grave, con multa de 301 a 1.500 euros. Y lo mismo sucederá si no es posible, por su causa, notificar la denuncia al conductor que cometió la infracción.

Una vez recibas la denuncia puedes pagarla en el plazo que te indican por un importe reducido que, normalmente, suele ser del 50%. Dicho pago lleva implícito la renuncia a recurrir una multa. Si no estás de acuerdo con la multa, debes presentar un escrito de alegaciones en los siguientes 15 días, momento en el que la multa pasará a publicarse en el Boletín Oficial, por lo que ya no podrás alegar que no tenías conocimiento de ella.

El escrito para recurrir una multa se dirigirá al Jefe de Tráfico de la provincia en la que se ha iniciado el procedimiento. También puede presentarse en cualquier otra Jefatura en una oficina de Correos, en sobre abierto para que se hagan constar en la primera página o en la copia del escrito los datos de su presentación, o en los registros oficiales de la Administración Estatal, Autonómica o de las Entidades Locales que hayan suscrito un convenio al efecto.

Consejos para recurrir una multa

  • Comprobar los datos: si alguno de los datos que aparecen en la multa no corresponden con los del conductor podrá ser invalidada. Por ello, se debe comprobar que la matrícula, color o modelo del vehículo son correctos y que la hora, lugar y detalles de la sanción están bien registrados.
  • Exigir pruebas: el conductor puede exigir pruebas de su sanción para recurrir una multa. En la mayoría de los casos la única prueba es la declaración del agente, que deberá redactar un nuevo informe ratificándose.
  • El pago reducido no permite recurso: si el conductor quiere acogerse al pago reducido del 50% no tendrá opción a recurso posterior.
  • No exceder el plazo ni negarse a recibir la sanción: la multa debe recurrirse dentro de los 20 días de plazo reglamentario. Negarnos a recibir la multa no sirve de nada, ya que la DGT lo publica en el TESTRA (Tablón Edictal de Sanciones de Tráfico) y considera que se ha realizado la notificación.
  • Notificar el recurso: para recurrir una multa, el conductor debe notificarlo a su compañía de seguro de coche en caso de tener contratada la cobertura de recurso de multas. En caso contrario, el sancionado deberá dirigirse a la DGT.
  • Último recurso: si el conductor sancionado ha agotado las alegaciones puede dirigirse a los tribunales. Para ello, deberá abonar las tasas judiciales correspondientes, que le serán devueltas en caso de que la resolución le sea favorable.

¿Cómo puedo recuperar los puntos perdidos?

Si la infracción ya está hecha y lo que quieres es recuperar los puntos perdidos, tienes dos opciones:

  • Puedes realizar un curso de sensibilización y recaudación vial de 12 horas lectivas en centros concertados por la Administración. No obstante, este curso solo puede realizarse una vez cada dos años, a excepción de si eres conductor profesional, en cuyo caso podrás realizar dicho curso cada año. El número máximo de puntos que se pueden recuperar en estos cursos es de seis puntos.
  • Si trascurren dos años sin cometer infracciones podrás recuperar la totalidad del crédito inicial de 12 puntos, aunque si ha habido alguna infracción considerada «muy grave» como las mencionadas en el apartado anterior, el tiempo que ha de pasar para recuperar dicha totalidad del crédito de 12 puntos será de tres años. 

Impago de multas

Si no pagas la multa, la orden de pago primero vendrá en Vía de Apremio, es decir, con el recargo del 20%.

Si sigues sin pagar, pueden bloquear en tu cuenta (o cuentas) el dinero necesario para satisfacer la multa. Según la cuantía de la multa, pueden optar por embargar otros bienes.

¿Cómo afecta esto a tu seguro?

Una buena conducción sin infracciones te garantizará, por regla general, que la cuota por la póliza de tu seguro de coche no se vea incrementada. Ten en cuenta que este aumento en el precio podría mantenerse hasta al menos tres años después de cometer la infracción, aunque esto dependerá de la compañía.

Algunas aseguradoras, como Caser Seguros, Generali, Liberty Seguros, Pelayo, Reale o Verti, tienen incluidas en sus pólizas una indemnización mensual por retirada del carnet o una cobertura de asistencia jurídica en caso de pérdida de puntos del permiso de conducir, la cual podría serte de utilidad, sobre todo si necesitas el coche para trabajar. 

Ahorra un 80% en tu Seguro de Coche

Imagen de banner

Noticias relacionadas

Descubre más noticias de
Seguros
Te contamos la última hora
Consejos y Análisis

Comentarios