Consejos para cambiar la titularidad de un coche

Kel  Reescritura Vendes Tu Coche O Compras Uno De Segunda Mano Atento Al Cambio De Titularidad

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 65% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA

Si has vendido o comprado un vehículo ya matriculado, uno de los requisitos imprescindibles para completar la operación es el cambio de titularidad. Un trámite burocrático sencillo pero al que debes prestar atención, ya que no cumplir con él puede ser objeto de sanción 

El cambio de titularidad del coche, también llamado transferencia, es el trámite que certifica el proceso de compraventa de un vehículo y garantiza que el nuevo titular va a adquirir todos los derechos y responsabilidades sobre el automóvil. Por tanto, una vez tomada la decisión de compra o venta de un coche hay que ponerse manos a la obra para cumplirlo a rajatabla.

La solicitud para efectuar el cambio de propietario se tramita en el Registro de la Dirección General de Tráfico y se debe solicitar en la Jefatura de Tráfico de la ciudad donde viva el interesado o donde se haya matriculado el vehículo. Actualmente es necesaria también la firma del vendedor del coche para poder tramitar el cambio de titularidad.

Cambio de titularidad por Internet

Esta comunicación también puede realizarse a través de Internet pero, al igual que otros trámites administrativos, necesitarás un certificado electrónico que acredite tu identidad. Actualmente en España puedes conseguir estos certificados a través del DNI electrónico que expide la Dirección General de la Policía o gracias al certificado digital que emite la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.

Este certificado te permitirá realizar el trámite desde casa, sin esperas, a cualquier hora del día y con toda fiabilidad. Los pasos a seguir son muy sencillos y los puedes encontrar en la sección de “Trámites” de la página web de la Dirección General de Tráfico.

Qué tener en cuenta antes de vender o comprar un coche

Si vas a comprar o vender un coche es conveniente que prestes atención a algunos aspectos para evitar sorpresas innecesarias:

Si vas a vender tu vehículo:

  • Nunca entregues el vehículo sin un contrato de compraventa y una fotocopia del documento de identidad del comprador.
  • Indica al comprador que antes de 15 días te remita copia del permiso de circulación donde conste que el vehículo ya está a su nombre. 
  • Si no has recibido este documento en el plazo de 15 días, dirígete a la Jefatura de Tráfico en la web de la DGT para comunicar que has vendido el vehículo (trámite de notificación de venta).
  • Si vendes tu coche a una empresa recuerda pedir siempre factura en la que figure el CIF de la misma.

Si eres el comprador y el vehículo pertenece a un particular:

En caso de que seas tú quien vaya a adquirir un coche de un particular, recuerda que debes quedarte con el contrato de compraventa, una fotocopia del documento de identidad del vendedor, la solicitud de cambio de titularidad del vehículo firmada por comprador y vendedor, y la documentación del coche (Tarjeta ITV, permiso de circulación y recibo del impuesto municipal pagado correspondiente al año anterior, trámite de transmisión del vehículo).

Si has adquirido el vehículo en un concesionario:

En este caso, por lo general, es el concesionario quien se encarga de efectuar la gestión, haciéndote entrega de la Tarjeta de Inspección Técnica del Vehículo y del permiso de circulación ya a tu nombre.

Últimos trámites y pago de tasas

Una vez superadas estas primeras gestiones, queda pendiente el pago de tasas e impuestos:

1. Abonar el impuesto de transmisiones patrimoniales (modelo 620) ante Hacienda de tu Comunidad Autónoma, aportando la Tarjeta de Inspección Técnica del Vehículo y del permiso de circulación ya a tu nombre. El importe será el 7% del valor del contrato de compraventa. En Andalucía, Aragón, Asturias, Castilla y León, Cataluña, Baleares, Madrid y Murcia puedes tramitarlo también a través de Internet.

2. Presentar en la Jefatura de Tráfico que te corresponda toda la documentación y abonar las tasas de tráfico, entre 50 y 70 €. También puedes hacerlo a través de Internet y pagarlo con tarjeta de crédito o débito.

El último paso para que el comprador pueda disfrutar del vehículo recién adquirido es contratar un seguro de coche, ya que es obligatorio para poder circular. Consulta en nuestro comparador de seguros de coche la opción que más se ajuste a tus necesidades y recuerda que comparando con Kelisto puedes ahorrar hasta 160 euros al año en tu seguro.

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra 120 euros en tu seguro de coche con Kelisto
COMPARA AHORA
Logo seguros home