Asegurar un coche

¿Cómo asegurar un coche?

Ahorra un 80% en tu Seguro de Coche

Imagen de banner
Para poder circular con tu vehículo, lo primero que debes hacer es contratar un seguro. En Kelisto te contamos cómo asegurar un coche para que la prima anual no solo sea la más económica, sino que también sea la más adecuada para ti.

Contar con un seguro de coche es obligatorio en nuestro país, por lo que asegurar un coche es uno de los trámites más importantes para poder circular por las carreteras españolas. Conducir sin seguro supone una sanción de entre 600 y 3.000 euros, además de la inmovilización del vehículo y su depósito. Por ello, suscribir una póliza de auto es algo imprescindible: no solo para evitar dichas sanciones, sino también para no poner en peligro a los demás conductores.

En el mercado existe un gran número de aseguradoras que ofrecen pólizas con distintas coberturas. Por ello, cómo asegurar un coche puede volverse una tarea complicada si no sabes por dónde empezar. Para ayudarte a ahorrar tiempo, en el comparador de seguros de coche de Kelisto ordenamos las ofertas de las distintas compañías según su precio, además de mostrarte cuáles son sus coberturas y limitaciones. Además, hemos seleccionado para ti las claves más importantes que debes conocer para encontrar el mejor seguro de coche para ti.

¿Es obligatorio asegurar un coche?

En España, asegurar un coche es obligatorio, ya que contar con un seguro de vehículo es fundamental para poder circular: en caso de no tenerlo no solo te expondrías a una multa, sino que, en caso de tener un accidente, te tocaría correr con los gastos que pudieras generar.  Ahora bien, para poder usar tu vehículo cumpliendo la ley no es necesario contratar la póliza más completa del mercado, sino que bastará con contratar, como mínimo, un seguro a terceros.

Este tipo de póliza es el que cubre la responsabilidad civil del conductor, por lo que responderá por los daños a terceros que puedan causarse a personas o bienes a consecuencia de un siniestro con culpa. Es decir, que si tienes un accidente con tu coche en el que has acabado golpeando a otro vehículo por detrás, al contar con un seguro a terceros la compañía se hará cargo del arreglo por los daños. Estos, además de los más básicos, también son los seguros de coche más baratos que puedes encontrar.

Debido a la variedad de compañías que existen, en el mercado encontrarás multitud de pólizas a terceros que puedes asegurar un coche a diferentes precios y con distintas prestaciones, aunque todos coinciden en ofrecer cobertura de responsabilidad civil, tanto obligatoria como voluntaria:

Los mejores seguros a terceros

Imagen de proveedor Direct Seguros

TERCEROS

PRIMA ANUAL

121€

Imagen de proveedor Mapfre

TERCEROS

PRIMA ANUAL

123€

Imagen de proveedor Axa

TERCEROS

PRIMA ANUAL

127€

Fuente: Kelisto. Tarificaciones realizadas el 03/11/2020. Perfil analizado: conductor de 35 años, administrativo, casado y sin hijos. Se sacó el carnet de conducir a los 18 años y tiene un Volkswagen Golf Plus de 110 CV, matriculado en 2017. El coche se guarda en garaje individual y se usa para trayectos cotidianos de menos de 12.000 kilómetros al año. El conductor ha estado asegurado más de 10 años y goza de un buen historial de siniestralidad.

¿Qué otras opciones existen para asegurar tu coche?

Ahora bien, aunque los seguros a terceros sean los que se deban contratar como mínimo para poder circular, no significa que sean los únicos que puedes encontrar para asegurar tu coche. Las distintas aseguradoras también ofrecen opciones más completas, que además de cubrir los daños a terceros tienen en cuenta los daños que pueda sufrir tu propio vehículo. Es el caso de los seguros a terceros ampliados, en los que contarás con protección para las lunas de tu coche, además de cobertura de incendio y robo. Si lo que buscas es una protección completa que cubra todos los daños que pueda sufrir tu coche, entonces puedes hacerte con un seguro a todo riesgo.

Para elegir entre los mejores seguros de coche, tienes que tener en cuenta tus características como conductor y las de tu propio vehículo. Por ejemplo, desde Kelisto recomendamos que, si tu vehículo es nuevo, empieces por asegurarlo con un seguro a todo riesgo, sobre todo si es de bastante valor, y conforme tu coche vaya cumpliendo años, cambies a un terceros ampliado o a una póliza más básica. Otro factor para decidirte por un tipo de seguro u otro es el uso que le des a tu coche. Si duerme en garaje y apenas lo usas para desplazarte al trabajo dentro de tu propia ciudad, puede que no te interese un seguro con muchas coberturas, todo lo contrario a si lo usas para viajes largos por toda la geografía española.

¿Qué se necesita para asegurar un coche?

Para asegurar un coche lo primero que tienes que hacer es tener claro qué tipo de seguro es el que estás buscando. A partir de ahí, toca hacer la comparativa en las distintas compañías, para lo que te será muy útil un comparador de seguros como el de Kelisto. En él, podrás encontrar, ordenadas por precio, las distintas pólizas que encontrarás en el mercado acorde a tu perfil. De esta manera no tendrás que consultar una a una las distintas compañías.

Una vez que hayas decidido con qué compañía vas a asegurar tu coche, tendrás que presentar la siguiente documentación:

  • DNI o permiso de residencia: es necesario residir en España para poder suscribir una póliza en nuestro país.
  • Carnet de conducir: las aseguradoras requerirán que el tomador del seguro tenga permiso de conducir en vigor, por lo que asegurar un coche sin tener carnet de conducir no es posible. Sin embargo, algunos coches no requieren el permiso B, sino que pueden conducirse con el carnet A, como es el caso de los llamados microcoches. 
  • Permiso de circulación del vehículo: se trata del documento oficial que acredita que el coche que vas a asegurar cumple los requisitos necesarios para poder circular.
  • ITV del vehículo: para asegurar un coche es necesario que este cuente con la Ficha de Inspección Técnica que recoge todas las características del mismo.

Si lo que quieres es cambiar de aseguradora, entonces la nueva compañía también puede requerirte:

  • Certificado de siniestralidad: es un certificado en el que se recoge el informe de siniestralidad del asegurado. Con él se podrá determinar el grado de riesgo que conlleva suscribirle una póliza. Puedes solicitar este certificado a tu actual compañía antes de cambiarte de seguro.
  • Recibo del anterior seguro: algunas compañías pueden solicitarte este documento en el que se acredite el pago de tu seguro actual.
  • Condiciones de la póliza anterior: aunque tampoco es obligatorio, la aseguradora a la que vas a cambiar tu póliza puede pedirte las condiciones que tenías con tu anterior seguro, para así intentar igualar o mejorar dichas condiciones.

¿Es más barato asegurar un coche por Internet?

En los tiempos actuales, sobre todo durante la pandemia por coronavirus en la que los movimientos individuales están más restringidos, muchos clientes prefieren contratar su seguro de coche por Internet, alegando también que resulta más económico. Pero, ¿realmente es más barato asegurar un coche por Internet?

Lo cierto es que, en la mayoría de las veces, contratar tu póliza online sí resulta más económico debido a que las llamadas aseguradoras de venta directa, que son las que operan a través de este medio, no necesitan invertir en infraestructuras como oficinas y sucursales. Esto hace que puedan ofrecer primas más baratas que las compañías tradicionales, que sí tienen este tipo de gastos.

En este sentido, ten en cuenta que la mayoría de aseguradoras tradicionales tienen una compañía de venta directa a través de la que se puede asegurar el coche por Internet. Es el caso de Direct Seguros, que pertenece a Axa, o de Génesis, que forma parte de Liberty Seguros.

¿Cómo asegurar un coche con matrícula extranjera en España?

Si tienes un coche con matrícula extranjera y quieres asegurarlo en España, debes saber que, normalmente, las compañías no suscriben pólizas para vehículos matriculados en otro país. Para poder asegurar un coche es necesario que el vehículo esté registrado en España. De modo que, si tienes un coche con matrícula extranjera y quieres contratar un seguro, tendrás que matricularlo en nuestro país.

Por otro lado, debes saber que es probable que tu seguro de coche te cubra cuando viajes al extranjero. Por lo tanto, aunque no vayas a asegurar un coche en ese país, tu seguro te seguirá sirviendo durante un tiempo y en unas determinadas situaciones. Es el caso de la responsabilidad civil, que te cubrirá también en otros países de la Unión Europa gracias al Convenio Multilateral de Garantía.

Además, muchas pólizas con asistencia en carretera incluyen cláusulas de protección en el extranjero. Entre ellas están la repatriación de heridos y fallecidos o los gastos médicos que se puedan derivar de accidentes o siniestros.

Ahorra un 80% en tu Seguro de Coche

Imagen de banner

Noticias relacionadas

Descubre más noticias de
Seguros
Te contamos la última hora
Consejos y Análisis

Comentarios