Xavier Deltell: “Tener una buena cuenta corriente siempre es importante para ligar”

Xavier Portada

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 65% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA

El showman Xavier Deltell afirma que los vaivenes de su profesión le han convertido en una persona ahorradora y que el humor le ha permitido vivir bien pero, ni de lejos, hacerse millonario.

La crisis no ha cambiado su forma de entender el humor, ni tampoco su relación con el dinero. El showman Xavier Deltell asegura que cuando todo va mal, la gente necesita más que nunca reír. Esa es una de las motivaciones que le lleva a seguir adelante en su oficio de cómico, una profesión llena de altibajos laborales y económicos, y en la que es esencial gestionar correctamente lo que uno gana. “Un día puedes tener tres proyectos y, al día siguiente, que se hayan caído todos”, explica.

Deltell, que acaba de terminar el rodaje de “Torrente 5”, comienza el próximo 13 de mayo su nueva aventura teatral, “¿Estudias o Trabajas?”, una obra en la que interpreta a un madurito interesante –y con una buena cuenta corriente- que se enfrentará a su compañero de piso –joven y aficionado al gimnasio- por la misma mujer. “Ante todo hay que creer en el amor, pero ¿quién no te dice que tu situación económica no ayuda?”, plantea el humorista.

En el amor, ¿tener una buena cuenta corriente es un valor al alza?

Yo creo que siempre ha sido importante para ligar. Afortunadamente, para mí no es lo fundamental pero, en ocasiones, ¿quién te dice que no ayuda? Aún así, lo importante es creer en el amor y en los sentimientos. La persona que ha estado a mi lado ha permanecido junto a mí en momentos económicamente buenos y en otros que no lo han sido tanto. Siempre hay que valorar a la persona, no a su estatus, porque eso puede cambiar.

Aunque no sea fundamental en el amor, ¿crees que el dinero puede hacerte feliz?

No. De hecho, hay gente que tiene muchísimo dinero y no es feliz, y viceversa. Sí que puede ayudarte en un momento determinado de tu vida y puede ser un ingrediente más que ayude, como puede ser el amor. Sin embargo, no creo que pueda garantizar la felicidad.

Si tuvieras que irte a una isla desierta, ¿qué te llevarías?

No me gustaría tener que irme a una isla desierta. Por eso, lo primero que me llevaría es un barco hinchable para volver (Ríe). También me llevaría a mi hija, porque la adoro, y un iPad con conexión a Internet para estar al tanto de todo.

El humor ¿da para hacerse millonario?

Al menos en mi caso, no. Es cierto que hubo épocas en la que algunos actores cómicos ganaron mucho dinero, pero hoy en día la vida del intérprete no es para tirar cohetes. Te da para sobrevivir.

En ese sentido, probablemente “Crónicas Marcianas” marcó un antes y un después en tu vida ¿Cómo te cambió a nivel profesional y económico?

Fue un cambio radical en todos los sentidos. Yo aparecí allí casi de casualidad. Cuando Pepe Navarro abandonó “Esta noche cruzamos el Mississippi”, Tele 5 inició conversaciones con (la productora) Gestmusic porque creían que sería una buena idea hacer un late night diferente. Confiaron en Javier Sardá y él me llamó para ser uno de sus colaboradores. Yo ya había trabajado en TV3, sabía lo que era la tele… pero no éramos conscientes de que “Crónicas Marcianas” se iba a convertir en lo que se convirtió. De alguna forma, el programa pasó a formar parte de la historia de la televisión y, por supuesto, fue un proyecto que cambió mi vida a nivel económico.

Xavier_vertical¿Cuál ha sido la lección más importante que has aprendido en tu vida sobre el dinero?

He aprendido que es importante –como sucede con la fama- que uno no se vuelva loco, ni cuando las cosas van bien, ni cuando van mal. De alguna forma te vuelves consciente de que, profesionalmente, no tienes una seguridad a meses o a semanas vista. Los trabajos –salvo “Crónicas Marcianas”, que no creo que se repita- son cosas de poco tiempo, una película, una obra… Y debes acostumbrarte a mover bien el dinero. No puedes gastar todo de repente y, el mes siguiente, verte sin trabajo y sin dinero.

¿Cuál es tu posesión más valiosa?

Yo creo que yo mismo. Más allá de eso, no tengo nada que considere “mi tesoro”.

¿Y el capricho más caro que te has regalado?

No soy un hombre de caprichos. Tal vez será por aquello de ser catalán… (Ríe) Siempre he hecho cosas que estaban dentro de mis posibilidades. Es cierto que, en el sistema en el que vivimos, cuanto más ganas, más gastas, pero nunca he hecho ninguna excentricidad con el dinero.

En el cartel promocional de “¿Estudias o trabajas?” apareces con una tarjeta de crédito pero, en la vida real ¿te gusta usarla o eres más de efectivo?

Me gusta mezclar ambas cosas. Además, procuro tener cuidado con la tarjeta porque, al menos en mi caso, cuando me paso de cierta cantidad, me aplaza los pagos y eso puede ser peligroso.

¿Te consideras ahorrador o derrochador?

Más bien ahorrador. Es algo que siempre he visto en mi familia y, además, el hecho de que tenga este tipo de trabajo te obliga a distribuir bien lo que ganas. Mis gastos son fijos, pero mis ingresos pueden variar. Por eso, ahorrar es importante.

¿Alguna vez has tenido deudas?

Siempre que he podido, he pagado las cosas y me he olvidado. A veces, unos plazos muy largos o unas cuotas altas pueden causarte problemas, porque te crees que vas a tener dinero, pero luego no es así. Vamos, lo que nos ha pasado a todos con las hipotecas.

La crisis ¿ha influido en tu forma de hacer humor?

Tal y como está el país, lo que necesita la gente es humor, sin más. El humor en sí es internacional. Puedes adaptarlo a las costumbres de un lugar, pero yo sigo haciendo reír de la misma forma que lo hacía antes.

Si te sentaran ahora mismo delante de Angela Merkel, ¿qué te gustaría decirle?

El problema es que no hablo alemán… pero si me pusiera un intérprete, le diría que qué piensa de los cuatro goles que le metió el Madrid al Bayern el otro día (Ríe).

¿Cuál dirías que ha sido el día más importante de tu carrera?

El día que entré en “Crónicas Marcianas”, porque me abrió un futuro que no estaba en mi cabeza.

¿Te gustaría repetir la experiencia?

Sí, y más aún si pudiera hacerlo con la experiencia que ya tengo ahora, porque podría hacerlo mejor que entonces. Aquello fue muy intenso, pero aprendimos tanto que nos ha servido para que muchos podamos seguir dedicándonos a esto.

¿Cuál crees que ha sido el mayor logro de tu vida?

No me planteo la vida pensando en logros. A veces suelo decir que yo vivo “en tarifa plana”. Cada día me planteo qué es lo que puedo hacer para pasármelo bien, para divertirme…porque, por mucho que te plantees las cosas de una forma, luego pueden acabar de otra.

 

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Palabras clave: Fama y Dinero Xavier Deltell
Ahorra 120 euros en tu seguro de coche con Kelisto
COMPARA AHORA
Logo seguros home