Fernandisco: “Mis caprichos más caros no cuestan más de 400 euros”

Fernandisco Bueno

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 65% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA

Comenzó en la radio de la mano de grandes nombres como Constantino Romero, Joaquín Prat o Joaquín Luqui y, unos años más tarde, él mismo consiguió convertirse en uno de los presentadores más reconocidos de las ondas españolas. Por los micrófonos de Fernandisco han pasado artistas como Freddie Mercury, los Rolling Stones, Whitney Houston o Elton John. E incluso, con algunos ha vivido momentos de lo más surrealistas, como el día en que el vocalista de Depeche Mode, Martin Gore, se desmayó en directo justo antes de comenzar una entrevista en el estudio de “Los 40 principales”.

El dj y presentador –que ahora trabaja como coach- habla con pasión de una profesión que le ha dado muchas alegrías, pero también algún que otro desengaño, como el día que descubrió que uno de sus  compañeros había patentado “World Dance Music”, el programa de radio que él mismo había creado y que aún continúa en antena. “El dolor que me produjo fue grandísimo, pero no puedes seguir enfadado toda la vida”, afirma.

Mucha gente te perdió la vista cuando dejaste “Los 40 principales” y Canal+. ¿Qué ha sido de Fernandisco desde entonces?

Sigo empleando todo mi tiempo en lo que siempre he hecho: comunicar. Lo que sí es cierto es que, en los últimos cinco años, no estoy tan metido en radio y televisión. Creé una empresa de eventos y, además, me he preparado para ser coach. He creado un sistema nuevo para trabajar la inteligencia emocional a través de la música llamado musicoach y trato de explicar a la gente cómo mis experiencias con grandes artistas como Freddie Mercury, Phil Collins o Elton John me han hecho mejor persona.

¿Qué hubiese sido de los “Los 40 principales” sin ti?

No creo que mi paso por la casa tuviera ninguna importancia. Si no me hubieran encontrado a mí hubieran encontrado a otro. Ahora, lo cierto es que el recuerdo que tengo de la cadena es espectacular: ellos me dieron muchísimo y yo también le di mucho a la marca. La gente me sigue reconociendo como un tipo de “Los 40” y eso me enorgullece.

¿Ya no quedan locutores como los de antes?

A mi juicio, las empresas deberían buscar a gente que combine humildad y talento; gente que aporte cosas diferentes. Sin embargo, a día de hoy, no hay muchas personas diferentes y capaces de aportar cosas nuevas a un medio de comunicación. No se apuesta por una súper estrella que pueda marcar la diferencia.

¿Qué crees que hizo que tú fueras diferente?

Yo tuve la suerte de aprender de mucha gente, como Constantino Romero, Ángel Álvarez, Joaquín Prat o Joaquín Luqui. A ellos les debo todo lo que soy. A ellos y a todos los artistas que tuve la suerte de entrevistar: Bruce Springsteen, Abba, Depeche Mode, Pet Shop Boys… Hoy ya no hay artistas como ellos, solo productos. Y los productos son difíciles de entrevistar.

¿Qué opinión te merece la radiofórmula que se hace hoy en día?

Tengo la sensación de que es bastante impersonal, de que es una máquina la que manda: una máquina muy bella que no tiene alma. Hoy en día se cogen los discos, se ponen en un ordenador y se lanzan en bloques de varios minutos, pero parece que ya no hay gente capaz de amalgamar tendencias o estilos.

Fernandisco%203

 ¿Y qué te parece la versión de World Dance Music que se emite actualmente?

Con World Dance Music (WDM) me pasó una de las cosas más extrañas de mi vida. Cuando me fui de “Los 40” quise llevármelo, pero no pude porque alguien lo había patentado. Fue un auténtico desengaño, porque la persona que lo hizo fue uno de los compañeros a los que más había ayudado. No puedo olvidarlo porque  fue una puñalada, pero el tiempo va pasando y no puedes seguir enfadado.

De todos los artistas a los que has conocido, ¿cuál es el que más te ha impresionado?

Para mí, el número uno es sir Reginald Kenneth Dwight, es decir, Elton John. Recuerdo que hace ya muchos años fui a entrevistarle a su hotel. Después de media hora de conversación, me di cuenta de que mi digital audio tape se había estropeado. Cuando me percaté, fui a hablar con él y le pedí disculpas por hacerle perder el tiempo. Él me contestó “Fernando, no te preocupes. Déjame que termine de comer y te doy otra media hora para que me puedas preguntar lo mismo”. Eso se me quedó grabado para siempre. Cuando escucho sus canciones no puedo olvidar al tipo tan humano que hay detrás de ellas.

Si tuvieras que irte a una isla desierta, ¿te llevarías uno de sus discos?

No, en ese caso mi top 3 estaría formado por “Imagine”, de John Lennon; “Music”, de John Miles; y “Under my thumb” de los Rolling.

¿Meterías algo más en tu equipaje?

Por supuesto: un tocadiscos monoaural (para poder escucharlos) y a mi familia.

¿Cuál dirías que es tu posesión más valiosa?

Mi mujer y mis hijos. Sin ellos no sería nada de lo soy.

¿Y el capricho más caro que te has regalado?

Seguramente un reloj, porque me encantan, pero nunca me he llegado a gastar más de 300-400 euros en uno. No soy de caprichos que cuesten mucho dinero.

¿Qué importancia das al dinero? ¿Crees que es algo que puede hacerte feliz?

No, creo que el 90% de la felicidad no tiene nada que ver con el dinero, pero hay un 10% que sí está relacionado con él.

¿Cuál es la lección más importante que has aprendido sobre el dinero?

El dinero te tiene que servir para comprar lo más indispensable, pero nunca debe ser una obsesión. Después del dinero, viene algo perverso: el poder. Cuando tienes tanto dinero que éste ya no te importa, lo que quieres es poder mover los hilos de la vida de la gente.

Ni por todo el dinero del mundo te desprenderías de…

De una foto de mi madre que tengo en la salita de mi casa. Ella tenía treinta y pico y sale muy guapa. Esa foto morirá conmigo.

¿Te consideras ahorrador o derrochador?

Ni lo uno ni lo otro. No me considero derrochador, pero es cierto que tampoco puedo guardar mucho. Ahora bien, creo que el ahorro es algo que va con uno mismo y que tiene más que ver con no gastar en cosas de las que puedes prescindir y con gastar lo razonable en las cosas que necesitas.

¿Es más de efectivo o de tarjeta?

Suelo usar más efectivo, no solo porque me resulta cómodo sino porque me permite controlar más. En mi cartera nunca falta un billete de 20 euros. Nunca llevo más, porque los  tiempos están complicados, pero es un básico en mi día a día.

¿Alguna vez has tenido deudas?

He tenido las normales: la hipoteca, un crédito para comprar el coche… Pero más allá de eso, no. Solo me he comprado cosas si he tenido dinero para ello.

¿Cuál crees que ha sido el día más importante de tu carrera?

Seguramente el día que entrevisté a Paul McCartney. Era el hombre que había inventado el nuevo rock y para mí fue un día emocionante, un punto de inflexión.

¿Y el mayor logro de tu vida?

Haber formado mi familia, aunque eso, más bien, es una labor diaria. Cada día intento decirles lo mucho que les quiero y pedirles perdón por todas las veces que meto la pata. Sin ellos, no sería nada. 

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra 120 euros en tu seguro de coche con Kelisto
COMPARA AHORA
Logo seguros home