Ventajas e inconvenientes de las hipotecas a tipo fijo

Shutterstock 180690161

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata

Las hipotecas a tipo fijo permiten que el consumidor se proteja de los movimientos del euríbor y, entre otras ventajas, no cuentan con cláusula suelo. Sin embargo, tienen más comisiones que las de tipo variable y su plazo máximo de devolución suele ser menor.

Las hipotecas a tipo fijo todavía son minoría en el mercado: solo son contratadas por el 10,8% de la población según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) y tan solo representan el 34,6% de la oferta hipotecaria actual, con 27 productos comercializados por los bancos, frente a los 51 que se ofrecen a tipo variable.

Pese a ello, su importancia ha ido creciendo en los últimos meses. La oferta de hipotecas a tipo fijo se ha multiplicado desde finales de 2014, con productos que incluso han llegado a mejorar en algunos momentos las condiciones de las de tipo variable, tal y como te contamos en Kelisto. Además, el número de consumidores que opta por este formato (pese a ser reducido) ha crecido un 77% en el último año y se ha triplicado desde 2010.

Ahora bien, ¿se trata de productos realmente atractivos para el consumidor? ¿O estamos ante una moda impulsada por las entidades en un momento en el que el euríbor (el índice de referencia para la mayoría de las hipotecas en España) sigue en mínimos históricos? En Kelisto hemos analizado sus pros y sus contras para que sepas si las hipotecas a tipo fijo son productos realmente interesantes para ti.

VENTAJAS

1) Te protegen de los vaivenes del euríbor

En las hipotecas a tipo variable, el interés se calcula con la suma del euríbor a un año, más un diferencial fijado por cada entidad. Por ejemplo, si hoy mismo contrataras la Hipoteca Naranja de ING Direct, tendrías que pagar un 1,124% por conseguir financiación: es decir, un 0,134% (el euríbor a 12 meses a cierre del mes de octubre) más el 0,99% que cobra el banco naranja como diferencial.

Productos de ING Direct
Hipoteca Naranja
ING Direct
Interés
0,99 %
+ Euribor
-0.069
Cuota mensual
298.65 €
Comisiones apertura
0 €
Comisiones estudio
0 €
Máximo concedido
80,0 %
Ir
Detalles

Descripción del producto

Destinada a la compra de primera vivienda concediendo hasta el 80% del valor de tasación y hasta el 75% para segunda vivienda, siempre con un mínimo de 50.000€. La hipoteca Naranja es una hipoteca sin comisiones y sin suelo. Es necesario la contratación de la cuenta nómina, seguro de hogar y seguro de vida
  • Características destacadas
    Interés inicial -
    Periodo inicial -
    Interés posterior 0,99 %
    Plazo mínimo contratación 9 años
    Plazo máximo contratación 40 años
    Comisión estudio 0 €
    Comisión apertura 0 €
    Mínimo comisión apertura -
    Comisión cancelación 0 €
    Comisión amortización anticipada 0 €
    Importe mínimo financiado 50000,0 €
    Importe máximo financiado -
  • Requisitos para contratarla
    Edad mínima 18 años
    Edad máxima 75 años
    % máximo concedido 80,0 %
    Domiciliar nómina
    Contratación seguro vida
    Contratación seguro hogar
    Contratación plan pensiones No
    Contratación otros No

Ahora bien, este interés se va revisando periódicamente: normalmente suele hacerse una vez al año, aunque en casos como el de la hipoteca de ING Direct la operación se hace cada seis meses. ¿Qué pasaría si, llegado ese momento, el euríbor marca un nivel más alto del que tenías en la anterior revisión? Que el coste de tu hipoteca subiría (o bajaría, si su rumbo fuera el contrario). 

Con las hipotecas a tipo fijo este riesgo queda totalmente neutralizado. Si hoy contrataras, por ejemplo, la Hipoteca Fija de Bankinter a 15 años, empezarías pagando un interés del 2,25% y esa cifra no cambiaría hasta que terminaras de pagar toda tu deuda, lo que te permitirá manejar tus finanzas personales con más tranquilidad.

2) Premian a quienes necesitan menos tiempo para devolverlas

Las hipotecas variables normalmente cuentan con un diferencial que se aplica a todos los clientes por igual, tarden lo que tarden en devolver su préstamo. Por ejemplo, la Hipoteca Mari Carmen cuenta con un interés de euríbor+1,25% si se cumple con todos los requisitos de vinculación y permite devolver el préstamo hasta en 30 años. Eso sí, aunque solo tardaras 15 años en reintegrar tu deuda, el precio de la hipoteca seguiría siendo el mismo.

Productos de Abanca
Hipoteca MariCarmen
Abanca
Interés
1,25 %
+ Euribor
-0.069
Cuota mensual
308.1 €
Comisiones apertura
0 €
Comisiones estudio
0 €
Máximo concedido
80,0 %
Ir
Detalles

Descripción del producto

La hipoteca MariCarmen es una hipoteca flexible que permite solicitar dos aplazamientos de cuotas. Cuenta con un interés variable de euribor a 12 meses + 1,25% siendo el interés del primer año del 1,45% Es una hipoteca para compra de primera vivienda o para autopromoción que concede un 80% sobre el menor de los valores de tasación o de compraventa. El plazo máximo es de 30 años La Hipoteca MariCarmen exige vinculación de una nómina superior a 600€ mensuales, seguro de hogar, seguro de vida, seguro de protección de pagos
  • Características destacadas
    Interés inicial 1,45 %
    Periodo inicial 12 meses
    Interés posterior 1,25 %
    Plazo mínimo contratación -
    Plazo máximo contratación 30 años
    Comisión estudio 0 €
    Comisión apertura 0 €
    Mínimo comisión apertura -
    Comisión cancelación 0 €
    Comisión amortización anticipada 0 €
    Importe mínimo financiado -
    Importe máximo financiado -
  • Requisitos para contratarla
    Edad mínima 18 años
    Edad máxima 75 años
    % máximo concedido 80,0 %
    Domiciliar nómina
    Contratación seguro vida
    Contratación seguro hogar
    Contratación plan pensiones No
    Contratación otros

Por el contrario, muchas de las hipotecas fijas que hay en el mercado ofrecen un interés más bajo si el plazo de amortización que necesita el consumidor es reducido. Eso es lo que sucede con la versión fija de la Hipoteca Mari Carmen: si el cliente necesita 30 años para devolver el dinero, pagará un interés del 2,69%. En cambio, si solo requiere de 20 años, tendrá que abonar un 2,49%.

3) Su precio se ha reducido

El aumento de la oferta de hipotecas fijas desde finales de 2014 (y, por tanto, de la competencia entre entidades) ha propiciado que su precio se reduzca: tradicionalmente, lo habitual era que este tipo de productos cobraran un interés del 5% o, incluso, el 6%. En cambio, hoy en día se pueden encontrar préstamos que van desde el 1,95% de la Hipoteca Fija de Bankinter a 10 años, al 3,49% de la de Caja de Ingenieros a 20 años.

4) No tienen cláusula suelo

Según los últimos datos oficiales publicados (correspondientes a 2010), en España hay 1,7 millones de hipotecas con cláusulas suelo: es decir, casi dos millones de préstamos con una disposición que impide que el consumidor pueda beneficiarse de las bajadas del euríbor y, por tanto, abaratar su cuota mensual. Por ejemplo, si una hipoteca contara con un suelo del 1%, el cliente que la hubiera contratado no podría beneficiarse del bajo nivel en el que permanece el euríbor desde mediados de 2012.

En las hipotecas a tipo fijo, el consumidor nunca se encontraría con este problema: dado que el interés permanece invariable durante toda la vida del préstamo, no tendría sentido que su contrato incluyera ninguna disposición en este sentido.

5) Pueden llegar a ser más baratas que las de tipo variable

Aparentemente, las hipotecas a tipo variable tienen un interés más bajo que las de tipo fijo. Sin embargo, en función de cuál fuera la evolución del euríbor con el paso del tiempo, su precio podría llegara a ser mucho mayor. De hecho, tal y como te contamos en Kelisto, si el euríbor siguiera una evolución similar a la que ha tenido desde que empezó a usarse como referencia hipotecaria hace 16 años, un 40% de las hipotecas más baratas del mercado ya serían a tipo fijo.

INCONVENIENTES

1) Sus comisiones son más altas que en las hipotecas variables

Aunque las condiciones de las hipotecas fijas (sobre todo en lo que respecta a gastos y vinculación) han ido mejorando con el aumento de la oferta y de la competencia entre bancos, sus comisiones todavía siguen siendo más elevadas que las de los préstamos a tipo variable.

Por ejemplo, en el caso de la comisión de apertura, las hipotecas fijas que hay en el mercado cobran el doble que las de tipo variable ofertadas por las mismas entidades: un 0,42% (con un mínimo de 454,5 euros), frente a un 0,22% (con un mínimo de 188,66 euros). Además, 12 de las 11 ofertas fijas cobran este cargo, frente a las 7 variables que lo hacen.

2) Pueden aplicar un cargo extra: la compensación por riesgo de interés

Las hipotecas a tipo fijo pueden aplicar un cargo extra que nunca se abonaría en el caso de las variables: la compensación por riesgo de interés. Esta comisión solo se aplicaría si un consumidor decide cancelar su hipoteca en un momento en que los tipo de interés estén a un nivel más bajo de los que está abonando el cliente. En ese caso, el banco podría utilizar el dinero devuelto anticipadamente para conceder un préstamo a otra persona. Sin embargo, dado que los tipos serían menores, la entidad estaría perdiendo dinero.

Todas las entidades dejan claro que este cargo (en caso de que su hipoteca tipo fijo lo incluya) solo se aplicaría si existe una pérdida de dinero para el banco. Entre las ofertas que si cuentan con ese cargo se encuentran la Hipoteca Mari Carmen a tipo fijo (hasta un 3% del capital amortizado anticipadamente) o la Hipoteca Fija de Caja de Ingenieros (2,5%).

3) Tienes que tener más dinero ahorrado

La práctica totalidad de las hipotecas a tipo variable permiten solicitar hasta un 80% del valor de tasación o compraventa de la vivienda (el menor de los dos) e incluso, en algunos casos, se permite llegar hasta el 100%, como sucede con aquellas destinadas a la compra de un inmueble de las carteras de los bancos.

En el caso de las hipotecas a tipo fijo, la situación es algo distinta: aunque en los últimos meses las condiciones han mejorado y, de media, permiten financiar hasta el 78% del valor de una casa, todavía hay casos como el de Préstamo Hipotecario Fijo de Bankoa, que solo permite alcanzar un 65% del coste total.

4) El plazo de devolución suele ser menor que el de las hipotecas variables

Al igual que sucede con el porcentaje máximo que permiten financiar, las hipotecas fijas también cuentan con cierta desventaja en lo que respecta al plazo máximo de amortización. De media, solo permiten llegar hasta los 21,7 años, mientras que las de tipo variable tienen el límite en 29,8 años.

Además, de las 27 hipotecas a tipo fijo que hay en el mercado, solo 8 dejan que el período de devolución se alargue hasta los 30 años, mientras que entre las variables, todas llegan hasta este límite, salvo la oferta de Caixa Guissona, que pone el tope en 25 años.

5) La oferta sigue siendo limitada

Pese a que cada vez son más las entidades que añaden a su catálogo hipotecario un producto a tipo fijo, lo cierto es que su oferta es todavía muy limitada y solo representan el 34% del total de préstamos destinados a la compra de vivienda comercializados por los bancos. Por tanto, aún queda margen para que sigan apareciendo nuevas hipotecas y para que, con ello, mejore su precio.

Como alternativa a este tipo de préstamos, otras entidades se están animando con los productos mixtos: es decir, hipotecas que durante los primeros años de vida cobran un interés fijo y, a partir de ahí, aplican uno variable. Entre los últimos bancos que se han animado con este tipo de ofertas se encuentran ING Direct, con su Hipoteca Naranja Mixta, y Bankinter, que el pasado mes de septiembre también lanzó su propio préstamo con mezcla de interés fijo y variable.  

Productos de ING Direct
Hipoteca Naranja Mixta
ING Direct
Interés
0,99 %
+ Euribor
-0.069
Cuota mensual
298.65 €
Comisiones apertura
0 €
Comisiones estudio
0 €
Máximo concedido
80,0 %
Ir
Detalles

Descripción del producto

El tipo de interés inicial a tipo fijo para la Hipoteca NARANJA MIXTA se mantendrá durante 10 años, a contar desde la fecha en que se documente la operación hipotecaria. Una vez concluido este periodo a tipo fijo, comenzará el periodo a tipo variable.

Comisiones

Sin comisión de apertura, subrogación, modificación de condiciones y compensación por desistimiento parcial o total.
  • Características destacadas
    Interés inicial 2,25 %
    Periodo inicial 120 meses
    Interés posterior 0,99 %
    Plazo mínimo contratación 11 años
    Plazo máximo contratación 40 años
    Comisión estudio 0 €
    Comisión apertura 0 €
    Mínimo comisión apertura -
    Comisión cancelación 0 €
    Comisión amortización anticipada 0 €
    Importe mínimo financiado 50000,0 €
    Importe máximo financiado -
  • Requisitos para contratarla
    Edad mínima 18 años
    Edad máxima 75 años
    % máximo concedido 80,0 %
    Domiciliar nómina
    Contratación seguro vida
    Contratación seguro hogar
    Contratación plan pensiones No
    Contratación otros No

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata