¿Qué ventajas tienen los préstamos personales online?

¿Necesitas un préstamo?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata

Imagen de banner
Tramitar la solicitud sin pasar por una sucursal y la posibilidad de conseguir financiación más barata de lo habitual son las dos grandes bazas de los préstamos personales online

En un mundo cada vez más digitalizado, parece que la banca online avanza con cierta lentitud. En España, solo el 10% de la población dispone de una cuenta bancaria con acceso exclusivamente online, según datos de Funcas. Además, solo seis de cada 10 consumidores consideran la banca digital como “bastante segura o muy segura”. Para ayudarte a entender cuáles son las ventajas que pueden ofrecerte las entidades que operan a través de Internet y, sobre todo, para que tengas en cuenta sus propuestas cuando estés buscando el producto que mejor se adapte a tus necesidades, en Kelisto hemos analizado los préstamos personales online que hay en el mercado para explicarte cuáles son sus puntos fuertes frente a los que comercializa la banca tradicional.

En nuestro análisis hemos tenido en cuenta las entidades 100% digitales (como Coinc u Openbank, entre otras), las que funcionan fundamentalmente en el ámbito digital, aunque dispongan de una pequeña red de oficinas (como EVO o ING) y las ofertas de bancos tradicionales que están específicamente diseñadas para la contratación a través de Internet.

Los préstamos personales online se pueden pedir sin acudir a una sucursal bancaria

La comodidad es, sin duda, la gran ventaja de los préstamos personales online, ya que su tramitación puede realizarse sin necesidad de pisar una oficina bancaria. Por ejemplo, para solicitar el Préstamo Naranja, ING solo requiere que el consumidor complete un formulario; posteriormente, la entidad envía un mensajero al domicilio del cliente para recoger las copias de los documentos solicitados para estudiar su caso y, si todo entra dentro de lo normal, concede el dinero en los plazos habitualmente manejados por el banco naranja.

BBVA, por su parte, permite iniciar los trámites para pedir su Préstamo Personal Online rellenando un breve formulario en su web o bien, a través del teléfono móvil, escaneando un código BIDI que aparece en el propio portal de la entidad.

El interés de los préstamos personales online es más bajo que el de los tradicionales

Según el informe “Reimagining the bank branch for the digital era” de la consultora McKinsey, el mantenimiento de la red de sucursales representa entre un tercio y la mitad de los gastos operativos de un banco. De ahí que no resulte extraño que las entidades que pueden desprenderse de este lastre puedan ofrecer productos más baratos o con mejores condiciones a sus clientes.

En el caso de los préstamos personales online, no solo el interés que aplican (6,7% de media) es más bajo que el de las ofertas de la banca tradicional (7,9%). Lo mismo sucede con la comisión de apertura: mientras que las propuestas digitales cobran, de media, un 0,5%, en las tradicionales ese coste sube hasta el 0,9%.

Eso sí, hay que tener en cuenta que algunos de los préstamos que ofrecen las entidades digitales son préstamos preconcedidos. Como verás en este artículo sobre todo lo que debes saber antes de aceptar un préstamo preconcedido, se trata de ofertas solo para clientes (normalmente, usuarios que mantengan la nómina domiciliada), que permiten pedir cantidades de dinero algo más pequeñas que las que ofrecen los productos tradicionales y con condiciones adaptadas al perfil de cada usuario.

¿Qué limitaciones pueden tener los préstamos online?

Pese a tener importantes ventajas, los préstamos personales online también pueden tener algunas limitaciones que hay que tener en cuenta a la hora de buscar financiación. Por ejemplo:

  • Su oferta es más limitada que la de los préstamos tradicionales (nueve productos frente a los 17 con tramitación presencial) por lo que tendrás menos opciones para dar con una oferta que realmente se adapte a tus necesidades.
  • Algunos bancos online solo disponen de préstamos personales preconcedidos, es decir, para clientes que lleven cierto tiempo en la entidad. Normalmente, estos productos solo ofrecen cantidades pequeñas de dinero, como ocurre con el Préstamo Personal de Coinc (máximo: 18.000 euros), el Préstamo Nómina de Openbank (24.000 euros) o el Préstamo Protección Descubierto de Openbank (12.000 euros). Por tanto, si lo que buscas son préstamos sin cambiar de banco, estas no serían opciones válidas para ti.
  • Además de los préstamos personales online, algunas entidades y empresas especializadas también conceden micropréstamos a través de la Red. Este tipo de productos de financiación tienen ciertas particularidades: por ejemplo, están diseñados para conseguir dinero rápido y sin apenas pedir explicaciones pero, a cambio, suelen cobrar un interés muy elevado; ofrecen cantidades pequeñas de dinero (entre 300 y 600 euros como máximo) a devolver en períodos muy cortos de tiempo (entre 30 y 60 días de plazo tope), y aplican unos intereses de demora muy altos. Por tanto, si lo que buscas es financiar un gasto relativamente importante (por ejemplo, una reforma en el hogar, la compra de un coche o los estudios de tus hijos), no deberías confundir este tipo de productos con los préstamos personales online que puedes encontrar en Internet.  

¿Necesitas un préstamo?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata

Imagen de banner

Noticias relacionadas

Descubre más noticias de
Finanzas
Te contamos la última hora
Consejos y Análisis

Comentarios