Nueve claves para ahorrar en tu ADSL

Cables De Internet Def

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 35% en tu ADSL

No te resignes a pagar por prestaciones que no necesitas o por velocidades que realmente no llegan a tu domicilio. Kelisto te da las claves para ahorrar en tu conexión ADSL en nueve pasos:

1. Piensa si realmente necesitas ADSL

Si utilizas Internet para realizar descargas, ver vídeos, jugar online, o si sois varios en casa para conectaros, puedes saltarte este paso porque está claro que necesitas una conexión ADSL. Sin embargo, gracias al auge de los dispositivos móviles, hay cada vez más usuarios para los que disponer de ADSL en casa ya no es algo estrictamente necesario.

Hablamos de aquellos que no se despegan de su smartphone o tablet, pasan la mayor parte del día conectados a la red del trabajo y en casa solo utilizan Internet para consultar el correo, las redes sociales y leer blogs, periódicos etc. Si te identificas con este tipo de usuario puede que te merezca más la pena contratar un servicio de Internet  

Actualmente, puedes disfrutar de tarifas de Internet para conectarte mediante un USB con tu portátil desde poco más de 10 euros con 1 GB a máxima velocidad. Si vas a necesitar una conexión superior, las tarifas de Internet móvil no te va a merecer la pena ya que el precio para conexiones de 2 GB en adelante se acerca mucho al de algunas tarifas de ADSL. En cualquier caso, es conveniente que te sientes un momento a analizar el uso que vas a hacer de la conexión para decidir cuál es la opción más adecuada.

Si finalmente te decantas por Internet móvil te recomendamos que consultes nuestra tabla comparativa para elegir las tarifas de Internet que más se adaptan a tu consumo.

2. Asegúrate de la velocidad que llega a tu domicilio

La diferencia entre la velocidad contratada y la que realmente se recibe es una de las quejas más repetidas por los usuarios. Las cifras hablan por sí solas, los internautas españoles tan solo reciben el 66,7% de la velocidad contratada, según los datos publicados por la Comisión Europea en junio de este año.

Por el momento no hay ninguna regulación que impida a las operadoras seguir publicitando velocidades que en la práctica no se alcanzan. La Carta de Derechos de los Usuarios de Telecomunicaciones tan solo prohíbe a las compañías publicitar velocidades de acceso a Internet superiores a las que admita la tecnología utilizada. Además, les obliga a informar sobre los factores relevantes que limitan la velocidad efectiva, diferenciando aquellos sobre los que tiene control el operador de los ajenos al mismo. Estos factores son, principalmente, la distancia entre el domicilio y la central telefónica, el estado de la instalación exterior y del cableado interno, el tipo de router y las interferencias externas.

Teniendo en cuenta estos datos, es fundamental saber qué velocidad real llega a tu domicilio antes de contratar para no pagar por más megas de los que vas disfrutar.

La mayoría de las operadoras permite consultar la cobertura del domicilio en sus páginas web. Este servicio lo único que nos dice es qué tipo de conexiones están disponibles en la zona, no qué velocidad real se alcanza en la misma. Para averiguarlo, la mejor opción es realizar varios tests de velocidad a distintas horas. Existen multitud de herramientas gratuitas online para ello. Lo más probable es que constates que la velocidad real que te llega es muy inferior a la contratada, ten muy en cuenta este dato si vas a cambiar de compañía y podrás ahorrarte unos euros contratando tarifas de Internet lo más acorde posible con tu velocidad real.

3. No te dejes llevar por la “fiebre de la fibra”

El número de hogares con conexión de fibra óptica en España ha crecido en un 86,7% en el último año, mientras que las líneas de banda ancha solo se han incrementado en un 5,5%, según el informe publicado en agosto por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

Aunque el despliegue global aún es discreto, podemos decir que la fibra óptica está empezando a vivir su particular boom. Y no es de extrañar, ya que actualmente esta conexión es la más rápida, la más estable y la única que garantiza una velocidad real igual (o prácticamente igual) a la contratada. En términos de calidad y velocidad sería deseable que todos los hogares dispusieran de fibra, pero si lo que quieres es ahorrar, la cosa cambia, ya que el precio aún es elevado respecto al ADSL.           

De media, las conexiones de fibra óptica son entre 15 y 20 euros más caras que las de ADSL. Actualmente, las tarifas de Internet que ofrecen 100 Mb de bajada y 10 Mb de subida tienen un precio cercano a los 50 euros mensuales, mientras que una conexión de ADSL de 20 Mb cuesta alrededor de 30 euros.

Si compensa o no depende fundamentalmente del uso que se vaya a hacer de la conexión. Una vez más, conviene analizar qué tipo de usuario eres antes de lanzarte a contratar fibra. Y por supuesto, antes de nada, debes asegurarte de que en tu zona está disponible la conexión por fibra, ya que la cobertura aún no abarca todo el territorio nacional.  

Si ya estás decidido a pagar un poco más para disfrutar de la fibra óptica, consulta nuestras tablas comparativas para decidir qué tarifas de Internet te convienen más.

4. Consulta las ofertas de tu operador de móvil

Es muy habitual que las operadoras ofrezcan tarifas especiales de ADSL a aquellos que ya son clientes en telefonía móvil. Si estás satisfecho con el servicio que te presta tu compañía de móvil te recomendamos que te informes de qué descuento te hacen al contratar el ADSL, ya que en algunos casos estamos hablando de un ahorro importante.

5. Contrata online

Los consumidores están ya más que acostumbrados a informarse de las ofertas y condiciones de cada operadora a través de Internet, pero a la hora de realizar la contratación, una gran parte prefiere ir al establecimiento para asegurarse de que todo va a salir bien. Esa “seguridad” que da el trato personal nos puede salir cara, ya que algunas compañías ofrecen condiciones ventajosas a los clientes que contratan a través de la web.

Por ejemplo, actualmente Orange rebaja el precio mensual de su ADSL 5 euros durante el primer año y no cobra ningún tipo de gasto de gestión si lo contratas en su web.

6. Une y vencerás

Si ya tienes una línea de móvil y quieres contratar una línea de teléfono fijo junto con tu ADSL lo más probable es que te compense contratar un Pack. Uno de los más conocidos es Movistar Fusión, que en solo un año ya ha conseguido 2,6 millones de clientes. Pero este combinado no es el único ni el más barato del mercado actualmente.

Como puedes ver en nuestras tablas comparativas, Jazztel ofrece varias tarifas para combinar fijo, móvil, ADSL e incluso televisión desde 19,95 euros mensuales. ONO le sigue en precio con tarifas desde 20,90 euros al mes. A estos precios hay que sumar la cuota de línea y los impuestos indirectos, pero aún así suponen un ahorro considerable respecto a la contratación de los servicios por separado.

7. No pierdas de vista a los operadores locales

Si vives en Galicia, País Vasco, Asturias o Cataluña puedes ahorrarte unos cuantos euros contratando tu conexión con los operadores locales R, Euskaltel y Adamo. El problema es que su zona de cobertura es aún limitada, pero si tu domicilio está dentro de esta área te recomendamos que eches un vistazo a sus ofertas.

8. Si no quieres fijo y tienes un router, Pepephone es la respuesta

Actualmente, el precio más bajo por una conexión ADSL es el de Pepephone. Eso sí, hay que tener en cuenta que este operador no te proporciona el router, el servicio no incluye teléfono fijo y cobra por el alta de línea tanto si se trata de portabilidad como si es un alta nueva. Si esto no es un inconveniente para ti te puede interesar contratar con esta compañía, que actualmente cobra 23,60 euros al mes por la conexión de hasta 20 Mb.

9. Compara, compara y después, compara

No todas las conexiones son iguales ni todos los operadores ofrecen las mismas prestaciones. En Kelisto estamos convencidos de que es posible ahorrar hasta 154 euros al año si dedicas un tiempo a analizar tu consumo, comparar todas las ofertas y leer la letra pequeña de todas las tarifas de Internet.

Para ponértelo un poco más fácil te ofrecemos nuestras tablas comparativas, consúltalas antes de lanzarte a contratar con una compañía u otra.

Y tú, ¿cuánto pagas por tu servicio de ADSL?, ¿estás satisfecho con la velocidad real que recibes?, ¿has pensado en cambiar de compañía? Cuéntanos tu experiencia en nuestro foro.

Fuentes: Comisión EuropeaCarta de Derechos de Usuarios de Telecomunicaciones, Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, operadores. 

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra hasta 172 euros en tu ADSL con Kelisto

Compara todas las ofertas de Adsl y fibra

Ver ofertas