gotera de grifo

¿Qué 10 situaciones no cubre tu seguro de hogar?

Ahorra un 70% en tu seguro de hogar

Llámanos al 91 193 70 77

  • Estar asegurado no garantiza que la compañía se haga cargo de los daños por lo que debes tener en cuenta las excepciones más comunes de las pólizas de vivienda

¿Te estás planteando contratar un seguro de hogar? Contar con una cobertura básica para tu vivienda es la mejor opción para proteger uno de los bienes en los que más dinero se invierte. Por un precio aproximado de 100 euros al año podemos acceder a las primas más baratas del mercado, como indica nuestro ranking mensual de los seguros de hogar más baratos.

Aunque a  veces es recomendable gastar más para garantizar que tengamos una cobertura más amplia, hay situaciones en las que las aseguradoras no se harán cargo del siniestro aunque contemos con una póliza de gama alta. ¿En qué casos no estamos protegidos? Analizamos los 10 daños más comunes que pueden producirse en la vivienda y por los que las compañías no asumen el riesgo:

Daños por instalaciones en mal estado

La mayoría de las aseguradoras no cubrirán viviendas con instalaciones que se encuentren en mal estado, ya sea por antigüedad o por falta de mantenimiento. Por ejemplo, si la casa se inunda y se comprueba que la tubería que ha provocado el problema estaba en defectuosa, la compañía no la reparará, limitando su intervención a la localización de la avería, lo que nos obligará a asumir el coste de la reparación. Por ello, es importante haber pasado las correspondientes revisiones que certifiquen el buen funcionamiento de la casa, en cumplimiento con el compromiso que adquirimos al contratar el seguro.

Daños eléctricos

Generalmente, nuestra póliza no responderá los daños que afecten a bombillaslámparas, halógenos, fluorescentes o similares.

Gastos de desatascado de tuberías

Si hay una avería en una tubería, la aseguradora se hará cargo de los gastos por la reparación, pero nunca por el desatasco.

Roturas accidentales

Salvo que tengas contratada la cobertura de Todo Riesgo Accidental, las únicas roturas cubiertas por el seguro son las de cristales, loza sanitaria o mármol.

Accidentes de fumador

Son muchas las aseguradoras que no cubren los siniestros provocados por cigarros mal apagados. En caso de incendio, tampoco se harán cargo de la pérdida de objetos que caigan al fuego de forma aislada o se quemen por contacto directo o indirecto con una fuente de calor.

Hurto fuera de la vivienda asegurada

Si al estar fuera de casa nos sustraen la cartera u otros bienes, la compañía no nos indemnizará.

Robo de joyas y dinero en metálico

Al declarar un capital de joyas o el dinero en metálico que guardemos en la casa, en la mayoría de los casos la aseguradora solo se hará cargo de su robo si están protegidas por una caja de seguridad y, de hecho, si en el momento del hurto las joyas no están guardadas la compañía no nos indemnizará. Teniendo en cuenta que la mayoría de hogares directamente no cuenta con una caja fuerte, un gran número de asegurados quedan ya excluidos a la hora de protefer estos bienes.

Bienes situados al aire libre

Por norma general, la aseguradora no responde por los daños que se produzcan en los bienes o mobiliario de jardín que se encuentren en dependencias abiertas, ya sean causados por robo o por fenómenos meteorológicos.

Daños por nieve, agua, arena, polvo

Si al dejar la puerta o la ventana abierta –o si estas tienen un cierre defectuoso- se producen daños por la penetración de nieve, agua, arena o polvo, nuestro seguro no los cubrirá.

Daños por viento o lluvia de intensidad moderada

En caso de que los daños se produzcan por fenómenos relacionados con fuertes lluvias o vientos, la aseguradora se hará cargo de los desperfectos, pero puede negarse si la intensidad no alcanza unos mínimos, que pueden corroborarse con un parte meteorológico.

¿Cómo garantizar la protección de mi seguro de hogar?

Antes de firmar tu póliza, ten en cuenta que todas las especificaciones que condicionen su cobertura deben aparecer en el contrato. Las compañías están obligadas a informarte de cualquier excepción en la que no vayan a hacerse cargo de los daños, así que merece la pena estudiar la letra pequeña y evitar las sorpresas que puedan venir después. A la hora de analizar las características de tu seguro de hogar, es importante que no olvides:

  • Revisar qué situaciones están cubiertas por tu póliza y cuáles quedan excluidas.
  • Comprobar los límites de indemnización por siniestro fijados y el valor de las sustituciones. Por ejemplo, la mayoría de los seguros indican que la indemnización de un bien dañado se hace a valor de nuevo en lugar de a valor real. 

Si todavía no tienes claro qué seguro es el mejor para proteger tu hogar, te recomendamos usar nuestro comparador para encontrar la oferta que mejor se adapte a ti. 

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

Ahorra un 70% en tu seguro de hogar

Llámanos al 91 193 70 77