10 situaciones que no cubre el seguro de hogar

Shutterstock 162190610

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 60% en tu seguro de hogar
COMPARA AHORA

Proteger nuestra vivienda con un seguro de hogar es importante para evitar asumir el coste de un siniestro, pero hay situaciones de las que el seguro nunca se hará cargo. En Kelisto te contamos cuáles son para que no te lleves sorpresas.

Aunque contar con un seguro de hogar nos garantiza no tener que asumir el coste de la mayoría de los siniestros que se produzcan en nuestra casa, todos los seguros cuentan con exclusiones. Incluso aunque contratemos una póliza de gama alta, la protección de nuestra vivienda no será total, ya que hay situaciones que no están cubiertas por el seguro de hogar, bien porque se trata de exclusiones generales que las compañías aplican a todas sus pólizas, o bien porque la aseguradora no está dispuesta a asumir ese riesgo.

A continuación te contamos cuáles son las principales situaciones que no cubre el seguro de hogar

1Daños por instalaciones en mal estado. Como tomadores de una póliza de hogar tenemos una serie de obligaciones. La principal es mantener en perfecto estado el riesgo asegurado, con lo que los daños causados por la falta de mantenimiento no estarán cubiertos por el seguro. Por ejemplo, si se inunda nuestra casa y se comprueba que la tubería que ha provocado el problema estaba en mal estado, la compañía no la reparará, limitando su intervención a la localización de la avería, lo que nos obligará a asumir el coste de la reparación.  

2Los daños eléctricos que sufran las bombillas, lámparas, halógenos, fluorescentes o similares.

3Accidentes de fumador, es decir, los daños causados por cigarrillos mal apagados y los daños que sufran los objetos que caigan aisladamente al fuego, así como los ocurridos por contacto directo o indirecto con una fuente de calor.

4Hurto fuera de la vivienda asegurada. Es una exclusión muy común: si nos hurtan la cartera u otros bienes mientras estamos en la calle, o incluso en lugar público, la compañía no nos indemnizará por ninguno de los daños.

5Roturas. Solo se cubre la rotura accidental de cristales, loza sanitaria y mármol. Si se produce una rotura accidental de cualquier otro bien, no estará cubierto salvo que tengamos contratada la cobertura de Todo Riesgo Accidental.

6Daños por nieve, agua, arena, polvo si estos penetran por las puertas o ventanas que hemos dejado abiertas o tengan un cierre defectuoso.

7Joyas. Si declaramos un capital de joyas e indicamos que se encuentran en una caja fuerte, la compañía no se hará cargo si en el momento del robo se encontraban fuera de dicha caja.

8Gastos de desatasco de tuberías. La mayoría de las compañías no se hacen cargo del desatasco de las tuberías. En el caso de que haya daños, estos podrán ser reparados, pero nunca los gastos del desatasco.

9Bienes situados al aire libre, jardines o dependencias abiertas. Los daños que se producen en el mobiliario del jardín, ya sea por robo o por fenómenos atmosféricos no estarán cubiertos. 

10Daños por viento o lluvia de intensidad moderada. Para que el seguro de hogar atienda los daños por lluvia o viento han de superar una intensidad y velocidad mínima, que deberá corroborarse con un informe meteorológico.

Consejos para estar mejor protegidos

Para que no te encuentres por sorpresa con una situación de desprotección en tu hogar, es recomendable que, antes de contratar tu seguro, sigas los siguientes pasos:

  • Analiza tus necesidades y elige la póliza que te proporcione una cobertura más adecuada.
  • Revisa las características y situaciones cubiertas por tu póliza y sus límites de indemnización y comprueba sus excepciones y exclusiones.
  • Comprueba si la póliza incluye algún tipo de franquicia y revisa los límites de indemnización por siniestro fijados y el valor de las sustituciones. Por ejemplo, la mayoría de las pólizas indican que la indemnización de un bien dañado se hace a valor de nuevo en lugar de a valor real. 

Los seguros de hogar más completos

Dentro de los seguros de hogar existe un amplio abanico de opciones. Dependiendo de la amplitud de sus coberturas pueden clasificarse como básicos, de tipo medio y alto.

1. Seguros de hogar básicos: son productos de sencilla comercialización que contienen las coberturas básicas más importantes. Están indicados para clientes que buscan un producto a precio competitivo sin dejar desprotegida su vivienda, por ejemplo, aquellos que pretenden cederla en alquiler. En esta categoría destacan:

  • Catalana Plata o Generali Practico: pese a encontrarse dentro de la categoría de seguros básicos, cuentan con todas las coberturas de un seguro de gama media, pero con unos límites de indemnización más bajos. Incluyen atraco fuera de vivienda, y daños eléctricos al 100% mientras que sus competidores lo excluyen o limitan. La responsabilidad civil asciende a 150.000 euros. 
  • Zurich Básico: en el caso de daños eléctricos, indemniza con 1.200 euros. Cubre el 100% de los gastos de reparación y rotura de mármoles, lozas y vitrocerámicas. Indemniza con 300 euros en el supuesto de uso fraudulento de tarjetas de crédito.  

2. Seguros de hogar medio: ofrecen amplias coberturas y límites de indemnización. Son productos flexibles que se adaptan a las necesidades del cliente para garantizar todo tipo de viviendas. En esta gama sobresalen:

  • Generali Confortable: es una de las compañías con mejor cobertura en el caso de bienes refrigerados. Cubre los daños por helada y por el calor, y rotura accidental de sanitarios de cualquier material, vidrieras e incluso jardineras. La responsabilidad civil asciende a 300.000 euros.
  • Allianz: es una de las compañías que incluye, sin sobreprima, la reparación de electrodomésticos, un servicio al año de bricolaje en nuestra vivienda y todas las coberturas imprescindibles de un seguro de hogar. Se comprometen a devolver el dinero de la póliza si un profesional no contacta con el cliente en menos de una hora desde que se ha comunicado el parte.
  • Axa Estándar: destaca por cubrir con hasta 1.500 euros el robo de efectivo en caja fuerte y con 300 el robo de efectivo fuera de ella. 

3. Seguros de hogar alto: destacan por tener las coberturas más completas del mercado. Están indicados para clientes que quieren una protección máxima. En esta categoría destacan:

  • Axa Top: cubre hasta 1.500 euros de robo en efectivo en caja fuerte y el 100% de rotura de cristales, mármoles, lozas y vitrocerámicas.
  • Generali Exclusivo: destaca por incluir cobertura de Todo Riesgo Accidental, localización y reparación de fugas de agua sin existir daños y daños estéticos del contenido.
  • Mapfre Total: la ventaja fundamental es que incluye Todo Riesgo Accidental. Incluye reparación de electrodomésticos y servicio de bricolaje. Cubre el 100% de los gastos de reposición de llaves o cerraduras. 

Como vemos, existe una gran variedad de productos en el mercado. Ahora solo queda analizar nuestra situación y, con la ayuda de herramientas para calcular el precio de nuestro seguro de hogar, elegir el seguro que mejor se adapte a nuestras necesidades y expectativas.

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra hasta 200 euros en tu seguro de hogar con Kelisto
COMPARA AHORA
Seguros hogar