gotera de grifo

10 situaciones que no cubre el seguro de hogar

Ahorra un 70% en tu seguro de hogar

Llámanos al 91 193 70 77

Proteger nuestra vivienda con un seguro de hogar es importante para evitar asumir el coste de un siniestro, pero hay situaciones de las que el seguro nunca se hará cargo. En Kelisto te contamos cuáles son para que no te lleves sorpresas.

Aunque contar con un seguro de hogar nos garantiza no tener que asumir el coste de la mayoría de los siniestros que se produzcan en nuestra casa, todos los seguros cuentan con exclusiones. Incluso aunque contratemos una póliza de gama alta, la protección de nuestra vivienda no será total, ya que hay situaciones que no están cubiertas por el seguro de hogar, bien porque se trata de exclusiones generales que las compañías aplican a todas sus pólizas, o bien porque la aseguradora no está dispuesta a asumir ese riesgo.

A continuación te contamos cuáles son las principales situaciones que no cubre el seguro de hogar

  • Daños por instalaciones en mal estado. Como tomadores de una póliza de hogar tenemos una serie de obligaciones. La principal es mantener en perfecto estado el riesgo asegurado, con lo que los daños causados por la falta de mantenimiento no estarán cubiertos por el seguro. Por ejemplo, si se inunda nuestra casa y se comprueba que la tubería que ha provocado el problema estaba en mal estado, la compañía no la reparará, limitando su intervención a la localización de la avería, lo que nos obligará a asumir el coste de la reparación.  
  • Los daños eléctricos que sufran las bombillas, lámparas, halógenos, fluorescentes o similares.
  • Accidentes de fumador, es decir, los daños causados por cigarrillos mal apagados y los daños que sufran los objetos que caigan aisladamente al fuego, así como los ocurridos por contacto directo o indirecto con una fuente de calor.
  • Hurto fuera de la vivienda asegurada. Es una exclusión muy común: si nos hurtan la cartera u otros bienes mientras estamos en la calle, o incluso en lugar público, la compañía no nos indemnizará por ninguno de los daños.
  • Roturas. Solo se cubre la rotura accidental de cristales, loza sanitaria y mármol. Si se produce una rotura accidental de cualquier otro bien, no estará cubierto salvo que tengamos contratada la cobertura de Todo Riesgo Accidental.
  • Daños por nieve, agua, arena, polvo si estos penetran por las puertas o ventanas que hemos dejado abiertas o tengan un cierre defectuoso.
  •  Joyas. Si declaramos un capital de joyas e indicamos que se encuentran en una caja fuerte, la compañía no se hará cargo si en el momento del robo se encontraban fuera de dicha caja.
  • Gastos de desatasco de tuberías. La mayoría de las compañías no se hacen cargo del desatasco de las tuberías. En el caso de que haya daños, estos podrán ser reparados, pero nunca los gastos del desatasco.
  • Bienes situados al aire libre, jardines o dependencias abiertas. Los daños que se producen en el mobiliario del jardín, ya sea por robo o por fenómenos atmosféricos no estarán cubiertos. 
  • Daños por viento o lluvia de intensidad moderada. Para que el seguro de hogar atienda los daños por lluvia o viento han de superar una intensidad y velocidad mínima, que deberá corroborarse con un informe meteorológico.

Consejos para estar mejor protegidos

Para que no te encuentres por sorpresa con una situación de desprotección en tu hogar, es recomendable que, antes de contratar tu seguro, sigas los siguientes pasos:

  • Analiza tus necesidades y elige la póliza que te proporcione una cobertura más adecuada.
  • Revisa las características y situaciones cubiertas por tu póliza y sus límites de indemnización y comprueba sus excepciones y exclusiones.
  • Comprueba si la póliza incluye algún tipo de franquicia y revisa los límites de indemnización por siniestro fijados y el valor de las sustituciones. Por ejemplo, la mayoría de las pólizas indican que la indemnización de un bien dañado se hace a valor de nuevo en lugar de a valor real. 

Existe una gran variedad de productos en el mercado. Por ello, antes de contratar una póliza para proteger nuestra vivienda es necesario analizar nuestra situación y, con la ayuda de herramientas para calcular el precio de nuestro seguro de hogar, elegir el seguro que mejor se adapte a nuestras necesidades y expectativas.

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

Ahorra un 70% en tu seguro de hogar

Llámanos al 91 193 70 77