El euríbor a un mes se sitúa en negativo por primera vez en la historia

Shutterstock 162128453

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
¿Necesitas un préstamo?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata

Los tipos de interés bajo mínimos, el programa de deuda pública del Banco Central Europeo y el abundante capital que éste ha facilitado a la banca han llevado al euríbor, por primera vez en la historia, a estar en negativo, una situación que conllevará un próximo abaratamiento de los préstamos hipotecarios

El euríbor es el índice de referencia que marca el tipo de interés que utilizan los bancos para prestarse dinero entre ellos. Toma su nombre del acrónimo Euro Interbank Offered Rate -en castellano, el tipo europeo de oferta interbancaria- y se publica a diario. Explicado este concepto, la buena noticia para el consumidor es que el euríbor a un mes registra esta semana el nivel más bajo de su historia, al colocarse por primera vez en negativo. En concreto, en el -0,0002%.

¿Por qué se ha llegado a esta situación sin precedentes? Pues, básicamente, por tres motivos:

1) Como consecuencia de la crisis, el Banco Central Europeo (BCE) ha facilitado enormes sumas de capital a las entidades financieras. Esto ha provocado, a su vez, que las entidades tengan menos necesidad de prestarse dinero.

2) La abundancia de capital de los bancos hace que la oferta sea de tal amplitud que los tipos de interés se desplomen hasta ser los más bajos de la historia en la zona euro (en prácticamente cero).

3) La decisión del BCE de inyectar en los mercados 60.000 millones de euros al mes hasta finales de 2016 ha hecho que haya mucho más dinero en circulación.

Alentado por este contexto, el euríbor, que lleva meses en caída libre, ha llegado, ahora, al punto que muchos creían imposible: a cifras negativas.

El euríbor varía en función del plazo al que se preste el dinero: a una semana, a un mes o a un año. Precisamente, este último es el que resulta más determinante, ya que es el que usa de forma más habitual -junto al diferencial que establece la entidad financiera en cada oferta- para fijar el tipo de interés de las hipotecas.

Nuestra opinión

La primera consecuencia de la bajada del euríbor será una probable reducción del tipo de interés que pagan los clientes por su préstamo hipotecario. Eso sí, salvo que el contrato de la hipoteca incluya una cláusula suelo, algo cada vez menos frecuente. Asimismo, un euríbor tan bajo provocará, seguramente, que la guerra de las hipotecas que libran actualmente los bancos se recrudezca. Ello sería beneficioso para los consumidores, que pueden ahorrar, de media, 462 euros en su cuota anual gracias a las rebajas que ya han realizado muchas entidades.

Sin embargo, parece muy improbable tanto que el BCE como las propias entidades financieras -que tienen en su mano el diferencial pactado con cada cliente- permitan hipotecas con interés negativo, pues podría darse una situación tan paradójica como que los bancos tuviesen que pagar por prestar dinero.

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
¿Necesitas un préstamo?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata

Kelisto te ayuda
¿Necesitas un crédito?
Te ayudamos a conseguirlo con las mejores condiciones