4G en casa: Más allá de la fibra y el ADSL

Shutterstock 87109075

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 35% en tu ADSL

Contar con una buena conexión de Internet en casa es fundamental y por esta las opciones en el mercado se han multiplicado, por lo que casi no existe excusa para no tener Internet en casa. Sin importar dónde vivas o tu presupuesto, actualmente existen diversas ofertas que se adaptan a casi cualquier tipo de necesidades.

 

Ahora bien, si creías que el ADSL y la fibra óptica eran las únicas formas de contratar un servicio de Internet en casa, te equivocas: es posible tener un módem WiFi 4G en casa para conectarse desde cualquier dispositivo sin necesidad de instalaciones adicionales. El 4G es la cuarta generación de la red móvil, hasta 10 veces más rápida que el 3G.

 

Gracias a esta innovación es posible conectarse a Internet usando 4G en casa, con la cual los usuarios podrán navegar a máxima velocidad, aunque todo depende de la cobertura 4G que se tenga en la zona de residencia. Con 4G el usuario se olvida de las complicadas instalaciones y puede disfrutar del servicio de forma inmediata.

 

Por tanto, el 4G en casa es la alternativa perfecta para quienes no quieren o no pueden contratar ADSL o fibra óptica. Con esta opción no es necesario contratar un servicio de telefonía fija y el usuario no tiene que pagar cuotas de línea, además de que es más rápido que el ADSL y más barato que la fibra.

 

El desarrollo de las redes móviles ha jugado un papel importante en el mundo de las conexiones. Poder contar con 4G en casa es un gran avance para llevar Internet hasta los lugares donde las personas no pueden conectarse por otros sistemas, ya sea por problemas de infraestructura o de cobertura. Aunque, si bien es cierto que las redes móviles también tienen problemas de cobertura en algunas zonas, estas están creciendo y mejorando a un ritmo acelerado.

 

Ventajas del 4G en casa

 

Desde hace un tiempo la red 4G dejó de ser una tecnología exclusiva de los móviles para convertirse en una red de conexión más amplia que abarca incluso los hogares. Sí, hoy día existen diversos planes que ofrecen conexión 4G en casa para suplir las necesidades de los clientes que no pueden contratar ADSL o fibra óptica.

 

Pero, a pesar de que el 4G en casa ha nacido como una alternativa a otros tipos de conexiones, eso no significa que no posea ventajas para los clientes. Al contrario, contar con una conexión 4G puede ser una gran solución, ya que se trata de una conexión mucho más sencilla.

 

Una de las principales ventajas de contratar 4G en casa es que no es necesario esperar por técnicos para la instalación del servicio. Uno de los mayores problemas que surgen al momento de contratar Internet por medio de ADSL o fibra es tener que esperar por los técnicos de la compañía, quienes por lo general incumplen con la hora y el día de realizar la instalación. Con una línea 4G no sucede esto, ya que no necesita ningún tipo de instalación que requiera el trabajo de técnicos. La conexión la realiza el mismo cliente y lo único que debe hacer es conectar el módem al tomacorriente. Luego de eso, la conexión se realiza vía Wi-Fi para prestar el servicio hasta a 10 dispositivos de manera simultánea.

 

Otra de las ventajas de contratar 4G en casa es que no necesita cableado como el ADSL o la fibra. Ya que la conexión se hace a través de un módem especial que emite una señal WiFi, no es necesario instalar ningún cable para conectar los dispositivos a la red. Además, con este tipo de conexión hay mayor movilidad debido a que el módem puede desplazarse fácilmente de una habitación a otra sin ningún problema porque que no está atado a la pared como en el caso de las líneas fijas.

 

Otro de los beneficios de tener 4G en casa es que no hay problemas de cobertura. Al contratar Internet por ADSL o fibra es importante asegurarse de la cobertura que ofrece el operador en la zona donde quiere instalar. De lo único que debe asegurarse el cliente es de la ciudad tenga cobertura 4G para instalar porque no se necesita un cableado específico.

 

También es importante estar conscientes de que las tarifas de 4G en casa son diferentes a las tarifas que ofrece el operador para tener Internet en el móvil. Ciertamente se trata de la misma tecnología pero cuando se trata de contratar 4G en casa, las tarifas y los paquetes que ofrecen los operadores son mucho más generosas, en el sentido del costo y de los límites de navegación.

 

Desventajas del 4G en casa

 

A pesar de las múltiples ventajas que ofrece el 4G en casa, también existen algunos inconvenientes con esta tecnología. Una de las principales desventajas es tener que utilizar un router WiFi  exclusivo proporcionado por los operadores, además de la obligación de tener que adherirse a un plan de permanencia en algunos casos.

 

Más allá de esto, también pasa que no todos los operadores ofrecen el servicio de 4G en casa: al ser pocas las compañías que disponen de este servicio entre sus paquetes, las ofertas se reducen y los usuarios tienen pocas opciones para elegir, lo que no sucede con el ADSL o la fibra, que es ofrecida por casi todos los operadores.

 

Por otro lado, aunque con 4G es posible navegar a máxima velocidad superando el ADSL y el Wi-Fi con picos de hasta 150 Mbps, este servicio no traslada toda la velocidad disponible en la red 4G. Con este tipo de conexión aún existen muchas limitaciones para descargas y picos de velocidad, con lo cual se queda por debajo del potencial real de las conexiones LTE.

 

Además de esto, no todos los lugares disponen de cobertura 4G y donde sí la hay, las redes pueden saturarse debido a la cantidad de conexiones. lo que trae como consecuencia que disminuya la calidad de la conexión. Esto pasa porque, a diferencia de la fibra óptica donde la velocidad que se recibe es la que se contrata, con las redes móviles la velocidad depende de la cantidad de personas que estén conectadas en un mismo momento.

 

Contratar 4G en casa no es una buena opción para quienes consumen grandes cantidades de megabytes: las tarifas de 4G no están pensadas para usuarios que descargan películas, música o juegos… En estos casos la velocidad puede ser bastante reducida y la experiencia de usuario no será la esperada. La conexión 4G en casa funciona más para usuarios moderados.

 

Opciones para contratar 4G en casa

 

Las ofertas para contratar 4G en casa no son muchas, pero el servicio es ofrecido por tres de las grandes operadoras: Orange, Amena y Vodafone. Así, una de las ofertas que podemos encontrar en el mercado para contratar Internet es 4G en casa de Orange. Este servicio está disponible para todos aquellos clientes que necesiten una conexión a Internet de alta velocidad pero que no dispongan de cobertura de ADSL o fibra en la zona donde viven. Al contratar 4G con Orange el usuario dispondrá de una velocidad máxima de bajada y subida de 50 Mbps, con picos de hasta 150 Mbps.

 

El servicio de Orange en casa incluye 35 GB para navegar, realizar descargas, ver vídeos en streaming, escuchar música y voz sobre IP. En el caso de que el usuario supere los 35 GB otorgados, la velocidad se reducirá a 64 Kpbs, sin costo adicional. Esta oferta de Orange incluye el módem WiFi 4G gratis pero con una permanencia de un año, con una cuota mensual de 23,96 euros durante seis meses. Pasado este tiempo la cuota mensual sube a 29,95 euros.

 

Otra de las opciones para contratar 4G en casa es Amena. El servicio Amena en casa ofrece 100 GB de navegación y 5 GB de descargas con una velocidad máxima de 150 Mbps de bajada y 50 Mbps de subida. Cuando se superen estos límites la velocidad se se reducirá a 128 Kb/s, sin costo adicional. A diferencia de Orange, en Amena no existe compromiso de permanencia, pero en este caso el router 4G no es alquilado sino que es en propiedad obligatorio e implica el pago inicial de 59 euros. La tarifa tiene un costo de 29,95 euros al mes.

 

Vodafone también ofrece una opción para contratar 4G en casa pero en este caso no solo ofrece el servicio de Internet para el hogar sino también una variedad de servicios que forman parte de una oferta convergente. Este servicio está disponible para las zonas sin ADSL o con acceso indirecto y ofrece 50 GB (que después se reduce a 128 Kb/s), con una velocidad máxima de 30 Mbps de bajada y 3 Mbps de subida. En esta oferta el módem WiFi 4G es gratis y se incluye  telefonía fija y una línea móvil con 900 megas para navegar y llamadas a 0 céntimos, con una permanencia de 12 meses. El costo mensual varía según la tarifa que se seleccione para la línea móvil y va desde los 39,49 € hasta los 83 euros.

 

Palabras clave: Guía Internet
Ahorra hasta 172 euros en tu ADSL con Kelisto

Compara todas las ofertas de Adsl y fibra

Ver ofertas