Claves para entender cómo funciona el Euríbor hipotecario

Shutterstock 238457686

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata

El Euríbor hipotecario es el índice que sirve como referencia para calcular el interés que pagará un consumidor por una hipoteca variable. Por ello,  es esencial conocer cómo funciona el Euríbor de las hipotecas y qué cálculos hay que hacer antes de dar el “sí” a un préstamo para la compra de una vivienda.

¿Qué es el Euríbor hipotecario y cómo se calcula?

El Euríbor es el acrónimo de Euro Interbank Offered Rate, es decir, de Tipo Europeo de Oferta Interbancaria. Este índice indica el precio que pagan los bancos europeos por prestarse dinero entre sí a distintos plazos (diario, mensual, a seis, meses, a un año…) y se utiliza como referencia para calcular el tipo de interés que se pagará por un préstamo.

En el caso de las hipotecas a tipo variable, las entidades españolas usan como referencia el Euríbor a 12 meses, conocido habitualmente como Euríbor hipotecario. Este Euríbor a un año (al igual que al resto de plazos) se calcula con los datos que ofrece un panel de entidades financieras compuesto por 24 bancos de distintos países de la Unión Europea. En el caso de España, las entidades que participan en la formación del Euríbor son el BBVA, el Santander, Cecabank y Caixabank.

Para conocer qué valor tiene el Euríbor hipotecario cada mes, el consumidor puede consultar las notas informativas que publica a mediados de cada mes el Banco de España. Unos días más tarde, el Boletín Oficial del Estado (BOE) también publica la información sobre este índice, que se hace oficial a partir de ese momento.

¿Cómo ha evolucionado el Euríbor hipotecario en los últimos años?

En España, el Euríbor hipotecario sustituyó al Mibor (el índice de referencia que se había utilizado hasta entonces en el mercado nacional) el 1 de enero de 2000. No obstante, el Mibor todavía se sigue publicando dado que algunas hipotecas firmadas antes de la entrada en vigor del nuevo índice todavía lo utilizan para calcular su tipo de interés.

Desde que se utiliza como referencia en España, el Euríbor hipotecario ha pasado por diferentes fases. Por ejemplo, durante el año 2002, el Euríbor hipotecario experimentó un importante descenso, una tendencia que se mantuvo hasta 2005. A partir del siguiente ejercicio, volvió a subir y llegó a máximos históricos en 2008, lo que provocó que muchas familias vieran cómo la cuota de sus préstamos se disparaba.

Desde entonces, el Euríbor hipotecario ha ido descendiendo poco a poco y, a lo largo de 2015, ha alcanzado varios mínimos históricos. Es más, el Euríbor a un mes y a tres meses (que se usa como referencia, por ejemplo, en la financiación a empresas) ha llegado a registrar valores negativos.

Consulta del Euríbor hipotecario en Kelisto

¿Cómo afecta el Euríbor hipotecario a la cuota que pagas cada mes?

El tipo de interés que habría que pagar por una hipoteca variable se calcula tomando como referencia el Euríbor hipotecario –en concreto, el valor que marque el mes en el que se firma el préstamo- al que se le sumará un porcentaje que establece cada entidad y que se conoce con el nombre de “diferencial”. Pasado un año, la entidad revisará el valor del índice y comenzará a aplicar el valor que tenga en ese momento.

Por ejemplo, si un consumidor contratara la Hipoteca Naranja de ING Direct en mayo de 2015 tendría que pagar un interés equivalente a sumar el Euríbor hipotecario de abril (0,18%) más el diferencial del préstamo en ese momento (1,29%): es decir, pagaría un 1,47%. Si decidiera pedir 101.989 euros a su entidad a pagar en un plazo de 21 años (las cifras medias de una hipoteca en España, según el INE), durante el primer ejercicio tendría que pagar una cuota de 470,64 euros.

Ahora bien, ¿qué pasaría si en abril del año siguiente el Euríbor de las hipotecas subiera hasta el 2%. En ese caso, la entidad pasaría a aplicar un interés del 3,29%, lo que supondría que la cuota mensual se situaría en 556,77 euros, un 18,30% más de lo que pagaba el año anterior.

¿Cómo puede protegerse el consumidor ante futuras subidas del Euríbor hipotecario?

En un contexto de tipos bajos como el actual (con el Euríbor hipotecario en mínimos), es necesario que el consumidor haga algunos cálculos para saber si es capaz de asumir el pago de una hipoteca. Para ello, no solo deberá estimar si puede asumir la mensualidad que tendría que abonar al contratar su préstamo. También tendría que calcular qué pasaría si el Euríbor hipotecario volviera a los máximos de 2008.

Para un ejemplo como el anterior, el futuro hipotecado debería preguntarse si sería capaz de pagar una hipoteca con un interés del 6,79%: es decir, el resultado de sumar un Euríbor hipotecario al 5,5% más diferencial del 1,29%. En este caso, la mensualidad resultante sería de 760,59 euros al mes. Si cree que tiene capacidad para afrontar este pago, estaría en condiciones de pedir su préstamo.

 

 

Palabras clave: Guía hipotecas
¿Necesitas una hipoteca?

Te ayudamos a conseguirla de forma inmediata

Kelisto te ayuda
¿Buscas una hipoteca?
Un experto te ayudará a encontrar la hipoteca idónea para tí