Dinero En Cuentas Remuneradas

¿Cómo puedo cambiar de banco?

Ahorra hasta 250 euros en tu cuenta corriente

  • Conoce qué pasos debes dar para realizar un cambio de banco que te permita mejorar, por ejemplo, las condiciones de tu hipoteca o de tu cuenta nómina.

Los españoles son los europeos más infieles a su banco. Solo el 20% de los consumidores lleva toda la vida en la misma entidad, frente al 32% de la media que se registra en el viejo continente. Eso sí, en los últimos cinco años, menos de la mitad de los ciudadanos patrios se ha animado a realizar un cambio de banco (49%), según datos de Fujitsu.

Pese a los continuos cambios en las ofertas, la posibilidad de mejorar las condiciones de sus cuentas o hipotecas no es la principal razón de los españoles para marcharse a otra entidad. Las violaciones en la seguridad (71%) y la falta de tecnología actualizada (47%) son los principales motivos que los clientes argumentan para dar el paso. Sea como fuere, el cambio de banco puede suponer una serie de trámites más o menos complicados en función del producto financiero e, incluso, en algunos casos puede conllevar el pago de comisiones.

Para que sepas qué pasos debes dar para realizar un cambio de banco, en Kelisto hemos recopilado las claves más importantes en función del producto que te ate a tu entidad.

Cómo hacer el cambio de banco si tienes una cuenta

Para los clientes que solo tengan una cuenta nómina, una cuenta corriente o una cuenta remunerada, el cambio de banco es un trámite realmente sencillo: en pocas palabras, solo tendrás que cancelar tu antiguo producto y abrir uno nuevo en la entidad a la que desees marcharte. Eso sí, tal y como te contamos en Kelisto, es necesario que sigas cinco pasos para que la operación se realice correctamente y evitar futuros sobresaltos.

  • Revisar lo que dice el contrato: aunque lo habitual es que puedas cambiar de banco cuando quieras, es importante que repases lo que dice la documentación de tu cuenta por si la promoción que contrataste te impone algún gasto asociado al cierre de la cuenta.
  • Comprueba si tienes permanencia: la mayoría de las cuentas bancarias no tienen permanencia. La excepción suele estar en aquellas que ofrecen regalos por domiciliar la nómina o recibos, como ocurre con la cuenta nómina de imaginBank. Si dispones de una de estas promociones, revisa lo que dice el contrato antes de efectuar el cambio de banco ya que, en caso de no respetar el plazo impuesto, no lo normal es que tengas que pagar una penalización.

Cuenta Nómina Imagin

Producto Cuenta Nómina Imagin de Imaginbank

Cuenta Nómina Imagin

Imaginbank
Más detalles
0,0 %
Obligación domiciliar recibos
Obligación domiciliar nómina o pensión
Comisión mantenimiento semestral
0 €
Comisión administración semestral
0 €
Comisión transferencias nacionales
Gratuitas
Regalos
Un vale de 40€ en Amazon, un móvil LG K5 o un Drone Parrot MAMBO - Caracteristicas de regalo: Nóminas a partir de 250 euros (un vale de 40€ en Amazon); Nóminas a partir de 600 euros (un móvil LG K5 o un Drone Parrot MAMBO ). Ésta promoción es válida sólo para nuevos clientes de imaginBank hasta el 31/08/17
Para nuevos clientes
Para antiguos clientes
0,0 %
Obligación domiciliar recibos
Obligación domiciliar nómina o pensión
Comisión mantenimiento semestral
0 €
Comisión administración semestral
0 €
Comisión transferencias nacionales
Gratuitas
Regalos
Un vale de 40€ en Amazon, un móvil LG K5 o un Drone Parrot MAMBO - Caracteristicas de regalo: Nóminas a partir de 250 euros (un vale de 40€ en Amazon); Nóminas a partir de 600 euros (un móvil LG K5 o un Drone Parrot MAMBO ). Ésta promoción es válida sólo para nuevos clientes de imaginBank hasta el 31/08/17
Para nuevos clientes
Para antiguos clientes
  • Cambiar todos tus pagos y transferencias: antes de cerrar tu cuenta, asegúrate de que has cambiado todas tus transferencias y pagos a tu nuevo banco. Algunas entidades se ofrecen a hacerlo por ti si les facilitas algunos datos básicos de tus proveedores, pero no está de más que compruebes que todos los trámites se han realizado correctamente para evitar llevarte un susto.
  • Saca todo el dinero y mira si tienes pagos pendientes: además de modificar tus transferencias, antes del cambio de banco deberás sacar todo el dinero que tuvieras en tu antigua cuenta y asegurarte de que no tienes ningún pago pendiente: por ejemplo, el abono de una compra por Internet que, en ocasiones, puede retrasarse más de lo normal.
  • Pedir un certificado del cierre de tu cuenta: el broche final a este proceso pasa por acudir a tu banco, cerrar definitivamente tu antigua cuenta y pedir un certificado que demuestre que el producto ha sido cancelado. Solo de esta forma te asegurarás de que, si hubiera un problema, hay documento que demuestra que hiciste los trámites que debías.

El derecho del consumidor a realizar un cambio de banco y llevarse su cuenta a otra entidad está plasmado en la Directiva sobre la “comparabilidad de las comisiones conexas a las cuentas de pago, el traslado de cuentas de pago y el acceso a cuentas de pago básicas”, como ya te explicamos en este artículo. Esta norma europea especifica que los consumidores nunca podrán encontrarse con trabas para irse a otra entidad, aunque deja la puerta a que los bancos pudieran cobrar comisiones por ello. Esta legislación tendría que haberse trasladado a la jurisdicción española en septiembre de año pasado y, dado el retraso que lleva, la propia Comisión Europea ha decidido llevar a España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea para pedir explicaciones.

Cómo hacer el cambio de banco si tienes una hipoteca

Realizar un cambio de banco para mejorar las condiciones de una hipoteca se denomina “subrogación hipotecaria” y, además de ser un trámite más complicado que el que se aplica con las cuentas, puede suponer ciertos gastos. Por eso, como verás en este análisis, es importante que, antes de dar el paso, calcules si este movimiento merece realmente la pena.

Si crees que la operación te sale a cuenta, tendrás seguir estos pasos:

  • Buscar una oferta más ventajosa en otro banco:  lo habitual es que las entidades dispongan de ofertas especiales para quienes realizan el cambio de banco. Analiza bien las condiciones de cada una de ellas hasta dar con el producto que te exige el interés más bajo a cambio de la mínima vinculación.
  • Plantea la subrogación a la nueva entidad: cuando hayas localizado la hipoteca que mejor se adapta a tus necesidades, tendrás que acudir al nuevo banco para plantearles el cambio. La entidad analizará tu perfil, te confirmará las condiciones que te aplicará y te podrá hacer una oferta en firme.
  • Acude a tu banco para pedir el cambio: para poder concluir este proceso, tendrás que hablar con tu banco actual y plantearle el cambio. Tu entidad no se podrá negar a que te marches pero, podrá hacerte una contraoferta. Si esta mejora las condiciones que te ofrecía el otro banco, no te quedará más remedio que aceptarla y quedarte donde estás.

En cuanto a los gastos que tendrás que abonar, la subrogación hipotecaria puede estar sujeta al pago de varias comisiones, como la de desistimiento o la de riesgo por tipo de interés, que solo se puede cobrar en los préstamos a tipo fijo y únicamente en caso de que la entidad sufriera una pérdida debido a tu marcha. La mayoría de las hipotecas suelen cobrar estas comisiones por el cambio de banco, pero existen algunas excepciones, como la Hipoteca Naranja de ING.

Hipoteca Naranja

Producto Hipoteca Naranja de ING

Hipoteca Naranja

ING
Más detalles
Periodo inicial
12 meses
% máximo concedido
80,0 %
Importe mínimo financiado
50000,0 €
Importe máximo financiado
-
Comisión estudio
0 €
Comisión cancelación
0 €
Comisión amortización anticipada
0 €
Domiciliar nómina
Contratación seguro vida
Contratación seguro hogar
Contratación plan pensiones
No
Contratación otros
No
Periodo inicial
12 meses
% máximo concedido
80,0 %
Importe mínimo financiado
50000,0 €
Importe máximo financiado
-
Comisión estudio
0 €
Comisión cancelación
0 €
Comisión amortización anticipada
0 €
Domiciliar nómina
Contratación seguro vida
Contratación seguro hogar
Contratación plan pensiones
No
Contratación otros
No

A estas comisiones tendrás que sumar otros gastos extra, como los de la nueva tasación que deberás realizar, los de la nueva escritura o los de gestoría, como verás con más detalle en este artículo.

¿Qué pasa si solo cambio de banco mi cuenta nómina, pero mantengo mi hipoteca?

Si decides realizar un cambio de banco, debes saber que nada te obliga a llevarte todos tus productos a la nueva entidad. Por ejemplo, si tuvieras una hipoteca y una cuenta nómina, y solo te interesara cambiar la segunda por una mejor oferta podrías hacerlo. Eso sí, en un caso como este, recuerda que eso puede tener consecuencias sobre el interés que te cobran por tu hipoteca.

En España, la mayoría de las entidades bonifican el interés que aplican sus hipotecas si el cliente acepta cierta vinculación: es decir, si decide domiciliar su nómina o contratar un seguro de vida o uno de hogar, entre otras muchas opciones. Cuando eso ocurre, el consumidor tiene derecho a cancelar cualquiera de estos productos a lo largo de la vida de su préstamo. Ahora bien, en caso de hacerlo, su banco le subirá el interés que le cobra por su hipoteca en un porcentaje previamente acodado. Es decir, si cambias tu cuenta de banco, la cuota de tu préstamo hipotecario aumentaría. 

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

Ahorra hasta 250 euros en tu cuenta corriente