MENU

dinero-euros-préstamo

Cambiar una cuenta de banco: cuánto se tarda y cuánto cuesta

Ahorra hasta 250 euros en tu cuenta corriente

  • La nueva portabilidad de cuentas bancarias te permitirá cambiar de entidad sin apenas esfuerzo, ya que todo (incluso en cambio de recibos) quedará en manos en manos de tu antiguo y tu nuevo banco.

Hasta ahora, no existía ninguna normativa que regulara el traslado de una cuenta de un banco a otro. En la práctica, tenías  que acudir a un nuevo banco, abrir una cuenta y modificar todos sus cobros y domiciliaciones para que llegaran a tu nueva entidad, sin olvidarte de cancelar correctamente la anterior cuenta que tenías. 

Sin embargo, el próximo 25 de marzo entrará en vigor una nueva normativa que obligará a que sean tu antigua y tu nueva entidad las que se encarguen de todo, lo que permitirá que la portabilidad de tu cuenta bancaria se realice en un plazo máximo de unos 12 días.

El nuevo proceso para cambiar tu cuenta de banco tendrá varias fases, que se repartirán entre los dos bancos involucrados en el traslado. Eso sí, por tu parte, lo primero que deberás hacer será pedir el formulario de solicitud de traslado de cuenta bancaria al que quiere que sea su nuevo banco. A partir de este momento, será la nueva entidad la que gestione todos los pasos.

¿Qué deberá hacer tu nuevo banco?

Desde que reciba tu formulario para hacer la portabilidad de tu cuenta bancaria, tu nueva entidad tendrá un plazo de dos días hábiles para solicitar a tu antiguo banco anterior:

  • Una lista con las órdenes de transferencia y domiciliaciones que hubiera en tu cuenta.
  • Información sobre las transferencias que recibas habitualmente (correspondiente a los últimos 13 meses).
  • La transferencia del saldo que tuvieras en tu antigua cuenta.
  • El cierre de la cuenta que tuvieras en tu antiguo banco y de todos los productos asociados a ella (por ejemplo, las tarjetas).

Cinco días hábiles después de haber recibido toda la información que pidió a tu antiguo banco, tu nueva entidad tendrá que:

  • Hacer todos los trámites necesarios para mantener las órdenes de transferencia y domiciliaciones que hubiera en tu antigua cuenta.
  • Facilitar los datos de tu cuenta a quienes solían hacerte transferencias periódicas (por ejemplo, en el caso de tu nómina, darle los datos de tu cuenta a la empresa para la que trabajas).

¿Qué deberá hacer tu antiguo banco?

Desde que tu nuevo banco le solicite toda la información y el saldo que hubiera en tu cuenta, tu antigua entidad tendrá cinco días hábiles para:

  • Enviar a tu nuevo banco toda la información que le haya solicitado.
  • Cancelar cualquier orden de transferencia.
  • Transferir el saldo que hubiera en tu antigua cuenta a la nueva.
  • Cerrar tu antigua cuenta (a partir de la fecha que hayas indicado) y siempre que no tengas pagos pendientes asociados a dicha cuenta.

Además, tu antiguo banco no podrá bloquearte tus medios de pago (por ejemplo, las tarjetas) antes de la fecha que hayas indicado en tu solicitud de cambio de cuenta.

Antes de elegir una oferta para cambiarte de banco, te recomendamos que visites nuestro comparador de cuentas bancarias, en el que encontrarás todas las ofertas del mercado, podrás cotejar sus características y contratar la que mejor se adapte a tu perfil. 

Para saber cómo cambiar de proveedores para tus facturas del hogar y cuánto puedes ahorrar, consulta nuestros análisis:

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

Ahorra hasta 250 euros en tu cuenta corriente