¿Qué es mejor, Android o iOS?

Ahorra hasta un 75% en tu tarifa móvil

Compara las mejores ofertas de telefonía móvil

La eterna pregunta en cuanto a dispositivos móviles: ¿qué elegir, el sistema operativo desarrollado por Google o el de Apple? Responder a la ligera es complicado, por lo que analizamos sus principales diferencias y similitudes para que seas capaz de elegir el tipo de teléfono que más se ajusta a tus necesidades.

A la hora de comprar un teléfono móvil tienes que tener en cuenta numerosas cuestiones, como el diseño, el tamaño de la pantalla, la cámara… tal y como te contamos en Kelisto al analizar los aspectos básicos antes de tomar una decisión. Sin embargo, de todos ellos, hay uno que resulta fundamental y que determinará por completo el uso que hagamos del terminal: su sistema operativo.

Elegir el software más adecuado para cada usuario no es tarea fácil. Además, en la mayoría de los casos el comprador ni siquiera se plantea que es algo que tenga elegir, se deja llevar por el precio del terminal o por su diseño… o simplemente por los consejos del vendedor.

En España casi el 90% de los teléfonos que se venden funcionan con Android (el sistema operativo desarrollado por Google) mientras que casi un 10% lo hace con iOS (creado por Apple), mientras que el escaso porcentaje restante se lo reparte Windows Phone con algún otro software minoritario. Nos centraremos en los dos más utilizados porque, en definitiva, son aquellos que te permitirán utilizar la mayor parte de aplicaciones existentes en el mercado y para los que la mayoría de las empresas, apps, funcionalidades… ofrecen soporte.

Vamos a analizar las principales diferencias entre uno y otro y similitudes para que puedas elegir el que más se adecúe a lo que necesitas. Decir que uno es mejor que otro es casi tarea imposible puesto que, la verdad, es que podría haber un sistema operativo distinto casi para cada usuario, dependiendo del uso que vaya a dar al terminal.

Disponibilidad

Como hemos visto, la gran mayoría de los usuarios utiliza teléfonos con sistema operativo Android y esto se explica por la primera diferencia que vamos a comentar: la disponibilidad. Mientras que iOS sólo podrás utilizarlo si adquieres un teléfono fabricado por Apple –lo que supone poder elegir entre sólo un par de modelos-, Android podrás encontrarlo en la mayor parte de los teléfonos desarrollados por otros fabricantes de dispositivos. En el mercado existen centenares de teléfonos que funcionan con Android, lo que implica que, por lógica, haya más usuarios con ellos.

Código abierto/cerrado

¿Por qué la mayor parte de los fabricantes de teléfonos móviles han decidido crear teléfonos móviles basados en Android? Básicamente, porque no tenían otra opción. El sistema operativo desarrollado por Apple es cerrado y no permite que sea utilizado en otro dispositivo que no haya salido de la factoría de Cupertino.

Sin embargo, Android es un sistema operativo abierto, cuyo código puede ser modificado por cualquier desarrollador. Esto supone que una empresa puede hacer cambios en él y, con su base, crear su propio sistema operativo “tuneado” para ofrecer una experiencia personalizada a sus clientes.

Con todo esto, se explica que tengas muchas más posibilidades en el mercado para elegir un teléfono Android: contarás con más variedad en cuanto a modelos, diseños, precios…

Interfaz de usuario

Ambos sistemas operativos son bastante intuitivos y fáciles de configurar. Con los dos podrás modificar la interfaz de usuario a tu gusto para satisfacer tus necesidades, configurando los menús y distintas pantallas de acceso según necesites.

Con iOS, lo bueno es que como el sistema operativo está diseñado para funcionar con un modelo del teléfono concreto, éste está totalmente adaptado al dispositivo. La experiencia de usuario es completa, algo que en algunos teléfonos Android puede verse afectado si el fabricante no se adapta totalmente al dispositivo.

Aplicaciones

Es una de las dudas más recurrentes que tienen los usuarios al plantearse elegir sistema operativo: ¿cuál tiene más aplicaciones que se puedan instalar? ¿Estará la app que quiero disponible para este sistema?

Android, al ser un sistema abierto, permite que muchos usuarios desarrollen sus propias aplicaciones para Android y que éstas se instalen desde la tienda oficial, Google Play, o cualquier otra fuente. En la tienda de aplicaciones el proceso de aprobación de las mismas es más rápido que el de Apple, aunque hay algunas categorías que no están disponibles, como por ejemplo, las apps de loterías (que podrán utilizarse descargando un archivo apk en el móvil Android).

Por el contrario, con iOS sólo podrás utilizar las aplicaciones que estén disponibles en su tienda oficial, Apple Store. De todas maneras, y aunque el proceso de aprobación de una app para iOS suele demorarse algo más desde que se solicita su inclusión en la tienda de aplicaciones oficial, cuentas con millones de ellas. No echarás en falta ninguna app popular, tanto gratuita como de pago, en ninguno de los dos sistemas.

Actualizaciones

El principal problema al que se enfrenta Google es al de la fragmentación de las distintas versiones de su sistema operativo. La compañía suele ir lanzando distintas versiones, que ofrecen mejoras en cuanto a rendimiento y seguridad, nuevas funciones… pero no llegan las actualizaciones al mismo tiempo a todos los usuarios, sino que depende del fabricante y el modelo de teléfono móvil.

Apple, sin embargo, cuando lanza una actualización de su sistema operativo éste está disponible a la vez para todos sus usuarios, siempre y cuando posean un modelo de teléfono que no sea demasiado antiguo y al que, por tanto, no se le ofrece soporte (como podría ocurrir con un iPhone original, lanzado en 2009, que no soportara iOS 10).

Rendimiento y batería

Se trata de un aspecto difícil de analizar, puesto que depende de muchos factores como el procesador que tenga cada dispositivo o el uso que realice cada usuario del teléfono móvil. En líneas generales, se puede afirmar que los teléfonos Apple gozan de un rendimiento de batería muy optimizado, al estar pensado el sistema operativo para funcionar con un dispositivo en concreto. Esto les permite tener más autonomía (en teoría) que otros teléfonos Android con prestaciones similares o incluso superiores.

De la misma manera, es justo mencionar que esto no quiere decir que los dispositivos con sistema operativo de Google posean un rendimiento menor. Android también optimiza el uso de la batería para que el rendimiento sea óptimo en todo momento. Además se pueden utilizar aplicaciones externas que ayudan en este propósito.

Precio

A pesar de todo lo escrito anteriormente, es posible que el precio sea tu principal motivación a la hora de comprar un nuevo teléfono móvil. Si es así, cuando compares el importe de los diferentes terminales existentes en el mercado te darás cuenta que la mayor variedad de modelos que funcionan con Android también redunda en el coste. En el mercado podrás encontrar terminales con la última versión de este sistema operativo por poco más de 100 euros o incluso menos.

Sin embargo, si quieres tener en tus manos un dispositivo iOS ahora mismo tendrás que abonar los más de 450 euros que cuesta el iPhone 5s, el teléfono de gama “más baja” entre los iPhone. Si quieres el último lanzado al mercado, el iPhone 7, dependiendo del tamaño de su pantalla (iPhone 7 Plus) y de su capacidad de almacenamiento el precio puede superar los 1.000 euros.

Ahorra hasta un 75% en tu tarifa móvil

Compara las mejores ofertas de telefonía móvil