seguros hogar

Cómo evitar el infraseguro y sobreseguro en tu hogar

Ahorra un 70% en tu seguro de hogar

Llámanos al 91 122 14 05

  • El refranero español dice que “más vale que sobre a que falte”. Sin embargo, en el campo de los seguros tan malo es pasarse como no llegar, dándose una situación de lo que llamamos infraseguro y sobreseguro. A continuación te contamos los inconvenientes que pueden surgirte si estás en alguna de estas circunstancias.

El 72% de las familias españolas aseguran su vivienda, por lo que eso nos dice que, según los datos de UNESPA, el 27,8% de los hogares del país no tienen una póliza para protegerlos de cualquier daño o perjuicio. Esto nos deja con la certeza de que en España hay hogares que no cuentan con ningún tipo de seguro, algo muy poco recomendable. Sin embargo, el tener contratado un seguro de hogar no es sinónimo de estar haciendo lo correcto, puesto que es posible que esas familias estén pagando de más por coberturas que no necesitan.

Cuando se dan alguna de estas dos situaciones, significa que puedes incurrir en un infraseguro o sobreseguro: puedes estar asegurado de menos o asegurado de más.

El peligro de tener un sobreseguro

¿Qué ocurre si calculas al alza el valor de, por ejemplo, la mesa que heredaste de tu querida abuela? Pongamos que estimas un precio de 25.000 euros y el perito, al comprobar el siniestro, la tasa en 8.000 euros. Ésta última cifra es con la que te van a indemnizar, puesto que estás incurriendo en una situación de “sobreseguro”, o lo que es lo mismo:

  • Estarás pagando una prima más cara para nada
  • En caso de siniestro no te van a compensar por encima de la valoración que finalmente haga la compañía
  • Y en el peor de los casos, el perito puede incluso establecer un intento de fraude

El otro riesgo de los inmuebles sobreasegurados es que no te leas con detenimiento la infinidad de cláusulas que algunas compañías barajan a la hora de contratar los riesgos de una póliza y descubras un buen día que tu casa de la playa está perfectamente cubierta ante la posibilidad de nevadas, por ejemplo.

El peligro de tener un infraseguro

El caso contrario es el del “infraseguro”, que te expone igualmente a la indefensión en caso de siniestro. Si la mesa de la abuela que el perito tasó en 8.000 euros la aseguras por 4.000 euros y una reparación te cuesta 2.000 euros, la compañía sólo te abonará 1.000 euros. Este cálculo se basa en la regla de proporcionalidad que incluyen por defecto todas las pólizas.

Para evitar estar “infraasegurado”, sigue estas recomendaciones:

  • No trates de ahorrar en la prima valorando a la baja tus enseres
  • No descartes coberturas que, aunque sean algo remotas, existe la posibilidad de que ocurran

Si incurres en el infraseguro, al igual que en el caso anterior, estarás pagando por un seguro que a la hora de la verdad no te compensará adecuadamente por los daños que hayas sufrido, o peor: no se te reconocerá ninguna indemnización por no haber incluido en el contrato una cobertura con un riesgo razonable de suceder.

Incluso en situaciones límite, la compañía está autorizada a anular el seguro en vigor si advierte que la valoración aportada por el tomador no se corresponde con la realidad en infraseguro y sobreseguro. Lo importante es valorar de manera objetiva tus propiedades y establecer qué coberturas puedes llegar a necesitar, sin exageraciones ni tampoco tacañerías.

Consejos a la hora de valorar el infraseguro y sobreseguro

  • El valor del continente normalmente lo calcula la aseguradora con un perito tasador.
  • Las joyas son difíciles de valorar. Haz un inventario detallado con fotografías de las piezas y una descripción de los materiales. Puedes pedir asesoramiento a un profesional para valorar nuestras alhajas a precio de mercado y además, en caso de robo, puedes utilizarlo para ayudar a la Policía a recuperarlas acreditando así que son de tu propiedad. 
  •  Elabora una check list por estancias de la casa para asegurar tu continente. Por ejemplo: 
  • Cocina: electrodomésticos, mobiliario de cocina, vajilla 
  • Salón: muebles, alfombras, cortinas, ropa de mesa, cristalería, vajillas, adornos, biblioteca, electrodomésticos, equipos electrónicos
  • Dormitorios: muebles, cortinas, alfombras, ropa de cama, ajuar personal, equipos electrónicos
  • Garaje y/o trastero: muebles, herramientas
  • Bodega: vinos y licores valiosos

En todo caso, casi todas las aseguradoras, en el momento de formalizar la póliza y dependiendo de la información facilitada por cada cliente sobre sus circunstancias y características, sugieren una cantidad a asegurar calculada a partir de una estimación basada en sus estadísticas. La experiencia les avala, por lo que este cálculo, si has sido honesto con la información suministrada, no suele fallar. Además tiene la ventaja de que, si te adhieres a estos capitales, se deroga la cláusula de aplicación de regla de proporcionalidad.

Infraseguro y sobreseguro: más vale prevenir que curar

¿Qué puedes hacer si descubres que estás ante alguno de estos casos? Una vez que el siniestro haya ocurrido hay poco que hacer. Lo mejor es prevenir.

  • Revisa tu póliza periódicamente para asegurarte de que se ajusta a tus necesidades y a tus circunstancias del momento y, en caso de duda, busca el consejo de un profesional experto para negociar con tu compañía un reajuste de las coberturas y las primas. 
  • Merece la pena que pierdas un rato al año revisando tu póliza o comparando, dado que el asegurador es un sector muy dinámico y cada poco tiempo oferta coberturas nuevas que pueden ser muy interesantes. Tienes que tener en cuenta que en muchos casos la cláusula de revalorización automática no es suficiente. Además, los consumidores también son bastante activos y es muy probable que hayas adquirido nuevo patrimonio que tendrás que comunicar a la compañía aseguradora si quieres tenerlo cubierto. 
  • La Unión Española de Entidades Aseguradoras (UNESPA) aconseja, por ejemplo, reclamar en todos los contratos la revisión del IPC, de manera que tus bienes, vayan actualizando su valor en función de las estadísticas oficiales de consumo. Además, hay que recordar que la Ley de Contratos de Seguros admite eliminar la aplicación de la regla proporcional, siempre que se haga de manera consensuada entre la compañía y el tomador del seguro.
  • Como en todos los contratos, es fundamental atender a las cláusulas con suma atención y concienciarse de que lo mejor es concertar un seguro a la medida, ponderado y acorde con tus necesidades. No caigas en el error de minusvalorar las coberturas para conseguir una prima más económica o trates de engañar al seguro con cifras exageradas sobre tus bienes que encarecerán la factura de la póliza y seguramente no te servirán para cobrar la indemnización en caso de suceso. 

Los mejores seguros

Cada uno sabe mejor que nadie cuáles son sus prioridades a la hora de contratar un seguro de hogar. Para ayudarte a encontrar los seguros de hogar más baratosKelisto pone a tu disposición un comparador online que te permite simular en cuestión de minutos cuánto tendrás que pagar por tu prima y cuáles serán tus coberturas. Las aseguradoras han flexibilizado sus ofertas comerciales y disponen de “trajes a medida” para cada tipo de cliente.

Puedes encontrar coberturas básicas que no pueden faltar en tu seguro de hogar, tales como:

  • Inundación
  • Incendio
  • Rotura de cristales 
  • Robo 
  • Responsabilidad civil

También podrás contratar otras prestaciones adicionales para tener el seguro más completo, aunque algunas de estas coberturas también pueden suponer un incremento en tu prima anual.

  • Servicio de “manitas” o reparaciones básicas a domicilio
  • Reparaciones técnicas de electrodomésticos
  • Asistencia informática y multimedia
  • Orientación médica telefónica
  • Reservas, cambios y anulaciones de billetes de avión o tren

Las opciones son prácticamente ilimitadas y las coberturas ya no se asocian tanto a un siniestro como a la mejora de la calidad de vida del asegurado. El rango de precios también es ilimitado y el mejor seguro será el que mejor se adapte a tus necesidades.

Otros artículos que te pueden interesar

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

Ahorra un 70% en tu seguro de hogar

Llámanos al 91 122 14 05