El precio del seguro de coche puede incrementarse hasta un 60% tras un siniestro

Kel 085

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 65% en tu seguro de coche
COMPARA AHORA
  • La mayor parte de las compañías no informan sobre su sistema de bonificación y penalización.
  • Los siniestros por responsabilidad civil son los que más penalizan: el seguro puede hasta triplicar su precio con tres partes.
  • En algunos casos extremos, la compañía puede decidir no renovar la póliza del asegurado.

Tener un accidente puede salir muy caro, tanto que la prima del seguro puede incrementarse hasta un 60% tras presentar un parte de responsabilidad civil y hasta un 17% si el parte es de daños. Además, los siniestros acumulados en el historial marcarán el precio del seguro en el futuro.

No importa que lleves varios años en la misma aseguradora o que hasta ese momento hayas tenido un historial limpio de siniestros; si presentas uno o varios partes en un mismo año tu póliza puede encarecerse notablemente, e incluso llegar a triplicar su precio. Por este motivo, a la hora de contratar un seguro de coche, además de su coste, hay que valorar las penalizaciones que cada compañía impone por cada parte y cómo se aplican. En algunos casos extremos, puede incluso ocurrir que el usuario sea expulsado de la aseguradora y, ante esa situación, deberá buscar otra compañía que tendrá muy en cuenta sus antecedentes para establecer el precio de la póliza.

Incremento de la prima del seguro con cada parte

El siguiente ejemplo muestra en qué medida las compañías incrementan la prima del seguro en la renovación después de haber presentado uno, dos y tres partes al año. El perfil analizado es el de un seguro de coche todo riesgo sin franquicia, en su primer año en la compañía, con una prima de 1.000 euros. El tipo de parte también condiciona la penalización aplicada, por eso, se distingue entre partes por responsabilidad civil voluntaria y de daños.

Kelisto se ha puesto en contacto con 16 de las 25 principales aseguradoras del mercado; sin embargo, la mayor parte de las compañías no son transparentes sobre su sistema de bonificación y penalización (la cláusula conocida como bonus/malus) y, por ello, solo se ofrecen datos de las únicas cuatro entidades (Allianz, Reale, Generali y Direct Seguros) que nos han facilitado información sobre cómo ajustan la prima al perfil de cada conductor.

 Partes Responsabilidad Civil voluntaria 
  0 partes 1 parte 2 partes 3 partes
Allianz 950,00 € 1.400,00 € 2.250,00 € 3.000,00 €
Reale 950,00 € 1.100,00 € 1.200,00 € 1.300,00 €
Generali 940,00 € 1.500,00 € 2.500,00 € 2.500,00 €
Direct Seguros 950 € 1.500,00 € 2.500,00 € 2.500,00 €

 

Partes Daños
  0 partes 1 parte 2 partes 3 partes
Allianz 950,00 € 950,00 € 1.100,00 € 1.100,00 €
Reale 950,00 € 1.100,00 € 1.200,00 € 1.300,00 €
Generali 940,00 € 1.100,00 € 1.250,00 € 1.500,00 €
Direct Seguros 950 € 1.100,00 € 1.250,00 € 1.500,00 €

 Fuentes: condicionados aseguradoras, Kelisto.es

Según los datos de estas tablas, Allianz es la única que no castiga a los asegurados que presentan un parte de daños, cosa que sí ocurre en Reale, Generali y Direct Seguros, que incrementan la prima en 150 euros. Estas dos últimas son especialmente duras, ya que con tres partes de daños el seguro se encarece en 350, 560 y 550 euros respectivamente.

Pero el incremento todavía es mayor si el parte corresponde a Responsabilidad Civil Voluntaria. En este caso, Allianz es la más dura, triplicando el coste de la prima si se presentan tres partes (hasta 3.000 euros). Generali y Direct Seguros incrementan el coste algo en más de 1.500 euros y 350 euros en el caso de Reale, por lo que las diferencias son considerables.

Estos incrementos pueden suponer una importante suma si tenemos en cuenta que durante el pasado año se contabilizaron en España más de 9 millones de partes, según la Investigación Corporativa entre Entidades Aseguradoras (ICEA). En cuanto a la frecuencia con la que se produce cada siniestro, los daños propios (con un 47%) representan casi la mitad de los percances, seguidos de lejos por los de Responsabilidad Civil (que en conjunto suman el 24,3%) o la rotura de lunas (con el 6,24%).

El lado más oscuro de las aseguradoras

La mayoría de las compañías se muestran opacas si se les pregunta por el sistema de recompensas o castigos que aplican a sus clientes por sus siniestros. Ni siquiera en el contrato del seguro aparece reflejado de qué forma puede aumentar la prima si presentamos varios partes, por lo que el asegurado deberá estar atento al aviso de renovación de la compañía para poder reaccionar si no está de acuerdo con el nuevo precio y quiere cambiar de aseguradora.

Según Javier Fernández, director de Comunicación de la patronal del seguro, Unespa, “cada entidad tiene su propia política comercial y sus criterios de evolución de la prima en función de la siniestralidad: hay aseguradoras que aceptan un número de partes al año sin incrementar la prima, otras en las que depende del coste de las reparaciones, etc.”. Para el portavoz de la patronal, “la única forma de que el precio baje es tener una siniestralidad baja (o nula)”. 

Se trata de una información básica que debería estar a disposición del asegurado, ya que no sólo es importante conocer el precio inicial del seguro sino cómo evolucionará esa prima en caso de que suframos un siniestro.

La letra pequeña de las ofertas

Mutua Madrileña es una de las compañías más permisivas con los partes de sus asegurados. Esta entidad tiene sus propios sistemas de corrección en la tarifa, permitiendo al asegurado declarar hasta tres partes anuales sin penalización, lo que resulta una gran ventaja frente a otras compañías. Sin embargo, al igual que ocurre en otras aseguradoras, en esta entidad un mismo siniestro puede constituir varios partes y, lo que es más importante, se tienen en cuenta también los partes de los siniestros en los que el asegurado no es el culpable.  

Cada compañía elabora su sistema de premios y castigos en función de distintos factores pero, por lo general, existen siniestros que todas penalizan con más dureza, como los de responsabilidad civil, y otros que no afectan al precio, como la rotura de lunas.

En algunas aseguradoras las penalizaciones pueden aplicarse solo al precio de la cobertura afectada por el siniestro y no a toda la póliza, lo que resultará siempre más interesante porque el recargo solo se aplicará en esas garantías.

Cuando la aseguradora te enseña la puerta de salida

Dentro del periodo de vigencia del contrato, las aseguradoras no pueden cancelar el seguro por presentar un determinado número de partes. Lo que sí pueden hacer es expulsar al conductor de la póliza no renovando el contrato para el año siguiente; aunque se trata de casos extremos y siempre deben avisar con dos meses de antelación.

No hay un número exacto de partes a partir del cual las aseguradoras puedan echar a un conductor del seguro. En esta decisión influye también el importe de los siniestros (a veces, un parte es suficiente para que no renueven la póliza, por ejemplo, cuando la indemnización supera el doble de la prima que hemos pagado por el seguro), el tipo de accidente, la antigüedad en la aseguradora, el historial de siniestralidad, etc. En ese caso, no quedará más remedio que buscar otra compañía para proteger nuestro vehículo.

Con antecedentes: el peso del historial de siniestralidad

En la búsqueda de un seguro, el historial de siniestralidad nos puede jugar una mala pasada ya que, además de las tasas que aplican las compañías a cada cobertura, los antecedentes como conductor también tendrán un peso importante en el cálculo de la nueva tarifa.

De nada sirve ocultar estos antecedentes a la compañía porque estos datos están registrados en el SINCO, un fichero al que están adscritas la mayoría de las aseguradoras de coches y en el que se registran las cifras de los siniestros declarados en los últimos cinco años (es decir, si llevamos más de 5 años sin dar un parte es como si no hubiéramos tenido ninguno). La nueva compañía consultará la siniestralidad del conductor antes de firmar la póliza.

En caso de que ninguna compañía quiera asegurar a un usuario debido a su historial de  siniestralidad, la única opción que queda es acudir al Consorcio de Compensación de Seguros para que ellos tramiten el seguro obligatorio que necesita el coche para circular.

Algunos consejos para evitar que dar partes te salga caro

En Kelisto te ofrecemos una serie de consejos para no llevarte sorpresas con los partes:

  • Antes de contratar tu seguro, infórmate bien sobre qué partes penalizan y cuáles no, de forma que seas consciente de lo que estás contratando y cómo puede variar el precio de la prima en las futuras renovaciones en función de tu siniestralidad.
  • También debes saber si hay límites para el uso de ciertas coberturas (por ejemplo, asistencia en viaje), porque a partir de ese tope tendrás que pagar por el servicio.
  • Elige un seguro en el que las penalizaciones en caso de siniestro no se apliquen a toda la póliza, sino solo sobre el precio de la cobertura afectada.
  • Pide por escrito toda la información sobre recargos y bonificaciones para que no haya problemas y puedas exigir lo que te corresponde.

Es importante tener todo esto en cuenta y antes de contratar un seguro valorar tanto las posibles subidas de prima como el precio inicial. Kelisto te permite comparar la prima de diferentes compañías de seguros, con ahorros de hasta 183 euros de media al año. Compruébalo.

¿Hay tenido problemas al dar partes en tu seguro de coche ¿Te han “echado” de alguna compañía y en la nueva aseguradora han incrementado notablemente el precio por tu historial? Cuéntanoslo en nuestro Foro y comparte tu experiencia con el resto de miembros de la comunidad.

Fuentes: ICEA / Lapoliza / aseguradoras

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra 120 euros en tu seguro de coche con Kelisto
COMPARA AHORA
Logo seguros home