MENU

avería coche

¿Qué cosas no cubre tu seguro de coche?

Ahorra un 80% en tu seguro de coche

  • En algunas situaciones, ni la póliza más completa nos garantiza que la aseguradora vaya a hacerse responsable de los daños de un siniestro.

A día de hoy, la Responsabilidad Civil Obligatoria es la única cobertura necesaria para circular legalmente con tu coche, pero a partir de ahí el resto de coberturas que incluye cada póliza depende de cada aseguradora y de las condiciones que decida contratar cada usuario.

Es común, sin embargo, creer que por contar con una póliza, estamos protegidos ante cualquier problema que surja. Ojo, porque hay varias situaciones ante las que las aseguradoras pueden no asumir los gastos de un siniestro, por lo que será el tomador quien tendrá que acabar pagando los daños de su propio bolsillo.

Para que no te confíes y sepas qué servicios puedes reclamar al Consorcio de Compensación de seguros y que otras quedan excluidas, respondemos a las preguntas más frecuentes sobre qué incluye y qué servicios quedan fuera de la cobertura de los seguros de coche:

¿Qué incluye la cobertura de responsabilidad civil?

A día de hoy, incluso los seguros de coche más baratos incluyen la responsabilidad civil obligatoria (RC), necesaria para poder circular con tu vehículo. En caso de siniestro, esta cobertura sirve para que la aseguradora se haga cargo de los daños a terceros: es decir, los que sufren otros conductores, vehículos, o los propios ocupantes. Por otro lado, cada compañía complementa esta cobertura con diferentes servicios: asistencia mecánica, cobertura por pérdida de puntos, asesoría y gestoría legal...

Sin embargo, si se produce un accidente por tu culpa y tu coche resulta dañado, contar con un seguro con RC no te ofrece ninguna garantía de indemnización.

¿Qué servicios incluye un seguro de coche a todo riesgo?

Si quieres un seguro de coche que sí te cubra ante daños propios, tendrás que optar por la modalidad de todo riesgo. Aunque este tipo de pólizas son las más caras, la mayoría de compañías de seguros cubren el valor a precio de nuevo del vehículo en caso de siniestro durante los dos primeros años, pero después los límites se rebajan y solo se asume el valor venal del coche (es decir, su coste de venta en el mercado).

Eso sí, un seguro de coche a todo riesgo no garantiza que tengas acceso a todas las coberturas. De hecho, algunos de estos productos están muy limitados y no ofrecen servicios como la asistencia en carretera en caso de avería, el derecho a tener un vehículo de sustitución o a recibir indemnizaciones en caso de invalidez permanente o temporal.

Por eso, antes de contratar un seguro de coche es recomendable analizar sus condiciones y valorar si su prima merece la pena según los servicios que ofrece a cambio.

¿Cubre el seguro de coche a los conductores ocasionales?

Entre los factores que suben la prima del seguro de coche está el compartir el vehículo con varios conductores, lo que hace que la póliza tenga que cubrir a tomadores que pueden tener diferentes perfiles.

Para intentar ahorrar en el seguro de coche, muchos usuarios optan por no incluir todos los conductores ocasionales en la póliza, especialmente cuando uno de ellos es menor de 25 años, otro elemento que tiende a disparar la prima. En caso de accidente, si la culpa es de un conductor que no aparece reflejado en el contrato y, además, su perfil se aleja mucho de las características del asegurado, la compañía puede negarse a hacerse cargo de los gastos.

Si eres un conductor joven y tienes problemas para encontrar una aseguradora que asuma el riesgo de protegerte, puedes acudir al  el Consorcio de Compensación de Seguros, que se encargará de ofrecerte la cobertura de responsabilidad civil obligatoria.

¿Están incluidos en la póliza los extras del coche?

Antes de firmar el contrato de tu seguro de coche, revisa que todos los añadidos que quieras proteger aparecen reflejados en la póliza. Aunque es posible que contar con prestaciones de gama alta suba la prima, si tienes un accidente y estos extras no estén incluidos quedan fuera de la protección de tu seguro.

Otras exclusiones de los seguros de coche: ilegalidades

Por muy completa que sea tu póliza y muchas coberturas que incluya, si durante el siniestro estás cometiendo una ilegalidad la aseguradora puede evitar asumir los daños. En caso de que, por ejemplo, estés conduciendo en estado de embriaguez o bajo los efectos de las drogas, además de hacerte cargo de la sanción que te impongas, tendrás que asumir el coste del siniestro.

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

Ahorra un 80% en tu seguro de coche