Un Consumidor Paga Con Tarjeta

Todo sobre las comisiones de las tarjetas de crédito

Encuentra las mejores tarjetas

  • Los bancos pueden llegar a cobrar más de 10 comisiones en las tarjetas de crédito, lo que puede hacer que el coste final de usarlas se dispare.

Las tarjetas de crédito son herramientas de financiación útiles, pero que pueden resultar muy caras si no se usan correctamente. ¿Los motivos? Primero, porque aplazar las compras con este medio de pago está sujeto al cobro de unos intereses y, segundo, porque los bancos pueden aplicar comisiones de las tarjetas de crédito que pueden hacer que el coste final de usarlas se dispare.

En cualquier caso, a la hora de entender las comisiones de las tarjetas de crédito debes tener en cuenta varias cuestiones:

  • Si usas la tarjeta de crédito para pagar a principios del mes siguiente, la mayoría de los bancos no te cobrarán intereses.
  • Los intereses por pagar con tarjeta de crédito suelen ser mucho más elevados que los que se cobran con un préstamo personal.
  • Algunas tarjetas de crédito cobran un interés distinto dependiendo del plazo de devolución que decidas fijar.

Para ayudarte a entender cuáles son las comisiones de las tarjetas de crédito, en Kelisto te damos todas las claves. Además, ponemos a tu disposición nuestro comparador de tarjetas de crédito, una herramienta donde podrás cotejar las características de todas las ofertas del mercado –incluidas, por supuesto, sus comisiones- y contratar la que más te interese a golpe de ratón.

Comisiones por tener una tarjeta de crédito

1. Comisión por emisión y mantenimiento

Es una de las comisiones de las tarjetas de crédito más conocidas. Se trata de una cantidad fija que deberás pagar cuando te entreguen una tarjeta de crédito (comisión de emisión) y, posteriormente, de forma periódica (comisión de mantenimiento): por ejemplo, una vez al año o una vez al semestre. Algunas ofertas permiten librarse de este gasto si se domicilia la nómina y se cumplen con ciertos requisitos de vinculación, como ocurre con la Cuenta Nómina de Bankinter, que además ocupa el primer puesto de nuestro ranking de mejores cuentas nómina del mercado. 

Cuenta Nómina

Producto Cuenta Nómina de

Cuenta Nómina

Interés

5,0 %

Comisiones

No

Valoración Kelisto

  • Contarás con un gestor personal gratuito

2. Comisión por segundo beneficiario

Algunos bancos ofrecen la posibilidad de que dos personas puedan beneficiarse de una misma  tarjeta de crédito. Sin embargo, esta facilidad tiene un precio: la comisión por segundo beneficiario o titular. Ahora bien, este tipo de comisiones de las tarjetas de crédito puede variar mucho dependiendo de la entidad y del modelo de tarjeta. Por ejemplo, con la Tarjeta Después de BBVA tendrías que pagar 35 euros por disponer de un plástico adicional, mientras que con la Tarjeta de Crédito Open Credit de Openbank no pagarías nada.

Tarjeta de Crédito Open Credit Openbank

Producto Tarjeta de Crédito Open Credit Openbank de

Tarjeta de Crédito Open Credit Openbank

Cuota

Gratis

Primer año

Pago aplazado

Valoración Kelisto

  • Cuota de alta gratuita
  • Ahorra hasta 50,0 % en tus compras
  • Sin cuota de renovación

Comisiones por usar la tarjeta de crédito en cajeros

1. Comisión por retirada de efectivo en cajeros

Al contrario de lo que sucede con las tarjetas de débito, con las tarjetas de crédito nunca se puede sacar gratis de un cajero, ni siquiera en los del propio banco del cliente. ¿El motivo? Que al sacar dinero estarás pidiendo que el banco te preste efectivo, una operación por la que siempre tendrás que abonar intereses.

Lo habitual es que este tipo de comisiones de las tarjetas de crédito se expresen de dos maneras: como un porcentaje de la cantidad que sacar y con un mínimo en euros. Por ejemplo, un 4% con un mínimo de tres euros. Con estas condiciones, si desearas sacar 20 euros, tendrías que pagar 0,80 euros (un 4% del dinero que extraes) pero como el mínimo establecido es de tres euros, esa será la cifra que finalmente pagarías por la operación.

2. Comisión por consultar el saldo en cajeros o realizar movimientos

Si deseas consultar los movimientos de tu tarjeta de crédito en un cajero, lo normal es que la operación sea gratuita en dispensadores de tu propio banco. Sin embargo, si utilizas uno de otra entidad, tendrás que pagar una comisión, que suele ser una cantidad fija en euros. Por ejemplo, la Tarjeta Classic de Banco Sabadell cobra 0,90 euros por este tipo de operaciones.

Comisiones por pagar con una tarjeta de crédito

1. Comisiones por pagar en el extranjero

Si realizas compras  cuando estás en un país de la Zona Euro, los intereses y comisiones de las tarjetas de crédito que tendrás que pagar son los mismos que te tocaría abonar si estuvieras en España. Sin embargo, la cosa cambia si decides viajar fuera de la Eurozona, ya que la mayoría de los bancos cobran una comisión por cambio de divisa. Como todo, eso sí, existen algunas excepciones, como la Tarjeta You de Advanzia Bank, un plástico que, además, no tiene comisión de emisión ni de renovación, no te exige cambiar de banco para poder pedirlo y que se puede contratar sin ni siquiera moverte de Kelisto.

Tarjeta YOU Advanzia Bank

Producto Tarjeta YOU Advanzia Bank de

Tarjeta YOU Advanzia Bank

Cuota

Gratis

Primer año

Pago aplazado

Valoración Kelisto

  • ¡Crédito gratuito de hasta 7 semanas!
  • Cuota de alta gratuita
  • Sin cuota de renovación

2. Comisión por pago aplazado

En lugar de cobrar intereses (en forma de TIN), algunas tarjetas de crédito cobran un comisión por pago aplazado que varía en función del período de devolución elegido.  Es lo que sucede, por ejemplo, con la Visa Dual, de Ibercaja. Este plástico permite devolver el dinero en distintos plazos (tres, seis, nueve y 12 meses), y cobra una comisión mensual por aplazamiento en función del período de devolución seleccionado:

  • 2,5 euros al mes para tres meses
  • 5 euros al mes para seis meses
  • 7,5 euros al mes para nueve meses
  • 9 euros al mes para 12 meses

3. Comisión por transferencia de fondos

Algunos bancos te permiten hacer una transferencia desde tu tarjeta de crédito a tu cuenta bancaria en caso de que necesites efectivo para realizar algún pago. Por ejemplo, Abanca dispone del “Servicio Dinero Express”, Unicaja cuenta con el “Servicio Dinero al Momento” y Banco Santander con “Efectivo al Instante”. Obviamente, estos servicios tienen un coste, ya que la entidad te estará prestando dinero, como sucede cuando pagas a crédito con tu tarjeta.  Eso sí, en este caso se suele pagar una comisión fija. Por ejemplo, Banco Santander cobra un 3% de la cantidad que traspases, salvo que lo hagas usando las tarjetas Mi Otra 123, Mi Otra Día a Día, Mi Otra Zero 123 o LaLiga Santander, entre otras.

Comisiones por devolver (o deber) dinero de la tarjeta de crédito

1. Comisión o compensación por cancelación anticipada:

Al igual que sucede con los préstamos personales, las tarjetas de crédito también pueden cobrarte una comisión si devuelves tu deuda antes de tiempo. Este tipo de comisiones de las tarjetas de crédito se llama comisión por amortización o cancelación anticipada y tiene unos límites fijados por ley: un 1% si queda más de un año para que termine el plazo que hubieras acordado con tu banco para devolver la deuda y un 0,5% si el plazo restante es inferior a 12 meses.

2. Comisión por excedido:

Todas las tarjetas de crédito se emiten con un tope máximo: es decir, según las características del propio plástico y de tu perfil como cliente, la entidad accederá a que puedas gastar con tu tarjeta una determinada cantidad de dinero.

Cuando superas esa cifra, los bancos pueden cobrarte una comisión por excedido, que puede expresarse en forma de porcentaje, de cantidad fija en euros o como una mezcla de ambas opciones. 

3. Comisión por reclamación de posiciones deudoras:

Si tu banco tiene que reclamarte una deuda pendiente de tu tarjeta de crédito, no solo te podría cobrar unos intereses de demora, sino que también te puede aplicar una comisión extra: la comisión por reclamación de posiciones deudoras. Eso sí, solo podrá hacerlo si realmente el banco realiza una serie de gestiones para reclamarte al deuda, no si únicamente te envía una carta, en cuyo caso podrías reclamar la devolución de este cargo.

En cuanto al importe de este tipo de comisiones de las tarjetas de crédito, varía mucho en función de la entidad e, incluso, del plástico del que se trate: por ejemplo, BBVA cobra 35 euros por estas comisiones de las tarjetas de crédito, mientras que en Openbank la cantidad sube hasta 39.

Las comisiones menos conocidas de las tarjetas de crédito

Además de las comisiones habituales, algunas tarjetas de crédito pueden cobrarte comisiones por servicios algo menos convencionales:

  • Unicaja aplica un cargo de tres euros si el cliente quiere que se le envíe la tarjeta a casa, en lugar de recogerla en una oficina del banco.
  • Activobank ofrece la posibilidad de personalizar sus tarjetas con la foto que elija el cliente. Este servicio tiene un coste de 10 euros.
  • Wizink ofrece un servicio de alertas para que el cliente conozca los movimientos que realiza con su tarjeta de crédito que tiene un precio de 3 euros.

Otros artículos que te pueden interesar:

Tu opinión nos importa

Puntúa y deja tu comentario

Encuentra las mejores tarjetas