Los robos en los hogares caen cerca de un 5% en 2014

Shutterstock 202718092

Tu opinión nos importa:

Puntúa y deja tu comentario.
Ahorra hasta un 60% en tu seguro de hogar
COMPARA AHORA
  • Se estima que en 2014 los robos en los hogares se situarán cerca de los 121.200 delitos, un 4,8% menos que en 2013
  • Según el Ministerio del Interior, los robos con fuerza en domicilios han descendido un 4,4% de enero a noviembre de 2014 con respecto a 2013
  • El coste medio del siniestro de robo alcanzó los 769,48 euros el pasado año, lo que supuso un gasto de 98 millones de euros para las aseguradoras
  • Orense fue la provincia donde más cayeron los robos en los nueve primeros meses de 2014 (un 39,5%) y Burgos en la que más crecieron (28,2%)

El número de robos en los hogares españoles podría empezar a descender después de encadenar casi siete años de subidas. Según las estimaciones de Kelisto, 2014 cerrará con una cifra cercana a los 121.200 robos, un 4,8% menos que en 2013 cuando se produjeron 127.380 delitos de estas características.

En los nueve primeros meses del pasado año se produjeron 92.055 robos con fuerza en domicilios, lo que supone un descenso de un 4,5% con relación al mismo periodo de 2013. Esta reducción ya se manifestó a mitad de 2014 cuando se registraron 62.244 delitos, frente a los casi 65.500 del ejercicio anterior (un 4,9% menos). La mayor actuación de las fuerzas de seguridad y la mejora en los sistemas de prevención de estos delitos se encuentran, entre otras, entre las principales causas de esta moderación.

Los datos se desprenden del Balance de Criminalidad del Ministerio del Interior, que aún no ha publicado datos oficiales a cierre de 2014. Sin embargo, se prevé que en el último trimestre se haya mantenido la tendencia a la baja del resto del año. “Si bien las fechas navideñas suele ser un  periodo en el que aumentan este tipo de incidencias, las cifras son muy similares durante todo el año”, explica Carlos Moreno, product manager de Riesgos Diversos de Liberty Seguros.

De confirmarse este descenso, podría producirse un nuevo paréntesis en el número de robos, que alcanzó el pasado año su máximo histórico con un incremento del 60% desde 2007, al pasar desde los 81.309 de hace siete años a los 127.380 de 2013. Este incremento se detuvo únicamente en 2011 cuando se registraron 100.780 robos, un 10% menos que durante el ejercicio anterior.

“Hemos detectado un ligero descenso en este tipo de siniestros en los últimos años. Sin embargo, creemos que  han aumentado más otras tipologías distintas tales como los daños eléctricos o las filtraciones, derivados de la falta de presupuesto en los hogares para mantenimiento y renovación de instalaciones”, afirma Carlos Moreno.

Distribución geográfica de los robos en los hogares

La reducción de los robos en los domicilios es una tendencia que también se muestra en el desglose por provincias. En más de la mitad de ellas se produjeron descensos en lo que respecta a este tipo de siniestros, un hecho que fue especialmente notable en Orense (donde cayeron un 39,5% hasta los 300 delitos), en Lugo (un 33% hasta los 248) y en Palencia (un 32,4% hasta los 92).

En el otro lado de la tabla, es decir, entre las provincias en donde más crecieron estas actuaciones, destaca Burgos, provincia en la que los robos aumentaron un 28,2% hasta alcanzar los 477 delitos de estas características. Le siguen Zamora, donde se incrementaron un 25,3% hasta los 188, y Guipúzcoa, con subida del 21,8% hasta los 1.537.

Madrid y Barcelona se mantienen como las provincias donde mayor número de robos en los hogares se produjeron y, aunque crecieron, el aumento no fue especialmente destacado si se compara con el de otras. Así, en la capital de España se registraron 12.077 delitos (un 2,9% más que en 2013) mientras que en Barcelona la cifra fue de 11.292 (un 3% más).

Provincias donde más se redujo el número de robos

PROVINCIA 2013 2014 Var. % 14/13
Ourense 496 300 -39,5
Lugo 370 248 -33
Palencia 136 92 -32,4
Las Palmas 1.503 1.069 -28,9
La Rioja 638 454 -28,8
Lleida 757 539 -28,8
Soria 90 68 -24,4
Huesca 193 146 -24,4
Ciudad Real 731 595 -18,6
Málaga 4.014 3.283 -18,2

Provincias donde más creció el número de robos

PROVINCIA 2013 2014 Var. % 14/13
Burgos 372 477 28,2
Zamora 150 188 25,3
Guipúzcoa  1262 1537 21,8
A Coruña 1252 1458 16,5
Vizcaya 2434 2828 16,2
Navarra 776 884 13,9
Salamanca 244 273 11,9
Santa Cruz de Tenerife 1587 1683 6
Cantabria 610 646 5,9
Álava 443 466 5,2

Fuente: Balance de Criminalidad del Ministerio del Interior. Datos enero - septiembre de 2014

Los robos son uno de los siniestros de mayor coste, pero no los más comunes

A pesar de lo que pudiera parecer, los robos en los hogares no constituyen el siniestro más común al que se enfrentan las compañías de seguros. Según el informe Siniestralidad del Multirriesgo de Hogar, de Investigación Cooperativa entre entidades Aseguradoras (ICEA), la primera posición la ocupan los daños por agua (un 32,9%), seguidos de las roturas de cristales (un 19,3%). El apartado de robo (o de daños por robo) aparece en sexta posición entre los siniestros más habituales en el seguro de hogar, ya que supone tan sólo el 6,6% de los casos.

Sin embargo, en lo que respecta al coste siniestral –es decir, el precio medio que tuvieron que abonar las compañías al cliente para cubrir el siniestro de robo–, los robos se muestran en segunda posición, superados únicamente por los incendios. Así, el valor medio de un siniestro por robo alcanzó los 769,48 euros en 2013, un 5% más del que marcó en 2012 (732,65 euros).

Si tenemos en cuenta que en 2014 se registrarán cerca de 121.200 robos, en total las perdidas por este tipo de delitos para las compañías se situarán en torno a los 93 millones de euros.

Cuándo y cómo se producen los robos

Las viviendas unifamiliares son las preferidas por los ladrones, que las asaltan en su mayoría en fin de semana y a plena luz del día, según los datos del informe “El seguro de hogar en España: accidentalidad y no aseguramiento” de Línea Directa. Aunque estos delitos también se cometen de madrugada, ya que “aunque haya personas en la vivienda, los delincuentes pueden aprovechar el factor sorpresa e intimidarlos con mayor facilidad”, señalan los expertos de Génesis.

Para entrar en el domicilio, los atacantes suelen recurrir a forzar las ventanas (lo hacen en un 40% de los casos), a extraer el bombín de la cerradura (un 19,2%) o a la apertura de la puerta utilizando una radiografía o una tarjeta de crédito (un 14%).

Lo más habitual son los asaltos rápidos a viviendas y a estancias anexas como, por ejemplo, los trasteros. Los objetivos preferidos por los ladrones suelen ser el dinero (64%), las joyas (un 57%) y los equipos electrónicos (un 54%). “Una curiosidad es el incremento de robos en segundas viviendas, con el objeto de sustraer, incluso, cables de luz, enchufes, elementos de la calefacción o inodoros, aprovechando las largas ausencias de sus propietarios”, destacan desde Pelayo.

El perfil del ladrón

Aunque resulta difícil establecer un perfil concreto del tipo de persona que comete este tipo de delitos, las aseguradoras coinciden en destacar que la recesión económica ha fomentado el robo entre delincuentes menos profesionales. “Antes de la crisis, la autoría de estos delitos se concentraba en grupos organizados, especializados en robos de esta índole. Sin embargo, este perfil ha cambiado hacia personas motivadas más por la necesidad que por el simple lucro”, señala Carlos Moreno, de Liberty Seguros.

Además, el mayor conocimiento sobre técnicas de robos –cuyos “trucos” se difunden por Internet– facilita que cualquier persona pueda encontrar información sobre cómo forzar y acceder a una vivienda. “Así, nos encontramos bandas organizadas, pero también con merodeadores y oportunistas”, subrayan profesionales de Multiasistencia.

Problemas al declarar un siniestro

Uno de los problemas o errores más comunes al contratar una póliza de hogar es el denominado infraseguro, que consiste en contratar un seguro por un valor inferior al de la vivienda que queremos proteger, con la intención de ahorrar en el importe de la prima.

La consecuencia, sin embargo, puede resultar cara: las indemnizaciones que se percibirán en caso de robo únicamente se ajustarán al importe declarado y, si se produce un  siniestro, no recibiremos el valor real del objeto, si este es mayor al que hemos indicado a la compañía. 

No obstante, la mayoría de las aseguradoras contempla en sus pólizas una cláusula de margen de tolerancia o de error, porque resulta complicado valorar con exactitud el valor del contenido de la vivienda. “De esta manera, y hasta un límite –que puede oscilar entre el 12% y el 30%–, se protege al asegurado ante los casos leves de infraseguro”, explica Francisco Lucena, director del Área Técnica – Patrimoniales de FiatC Seguros.

Resulta clave, además, diferenciar entre robo y hurto y conocer las limitaciones de la póliza contratada al respecto, porque no siempre se cubren en las mismas condiciones. Las compañías consideran que se ha cometido un robo cuando el delito se produce con violencia en casas o personas y hurto si se trata de una apropiación indebida sin agresividad o debido a un descuido. Todas las compañías cubren los robos pero no así los hurtos y, las que lo hacen, suelen añadir limitaciones o exclusiones en dinero en efectivo o en joyas, por ejemplo.

Consejos para evitar los robos

Para evitar pasar por la desagradable experiencia de un robo en nuestra vivienda podemos seguir una serie de recomendaciones que se lo pondrán más difícil a los ladrones.

1. Contratar un seguro de hogar. Asegurar el continente y el contenido de nuestra vivienda no evita el robo, pero al menos permite que el seguro nos cubra los desperfectos causados por el mismo y nos indemnicen por los objetos robados.

2. Instalar todas las medidas de seguridad posibles. Si tienen que elegir robar una casa, es más probable que roben aquella que no tiene alarma o rejas que aquella que sí las tiene. Estas medidas, además, abaratan un poco el precio de nuestro seguro de hogar. Entre las medidas indispensables están: alarma, rejas, caja fuerte y puertas blindadas.

3. Tomar un mínimo de precauciones cuando estemos de vacaciones. Un momento muy apetecible para los ladrones es la época en la que nos vamos de viaje. Por ello, debemos seguir las siguientes recomendaciones para que nuestra ausencia pase lo más desapercibida posible:

  • No comunicar a desconocidos nuestra marcha. No es recomendable comentar abiertamente cuándo estaremos fuera, especialmente en redes sociales, ya que la información estará disponible para mucha gente.
  • Encargar a algún vecino de confianza que dé una vuelta por nuestra casa. Podrá llamar a la Policía en caso de que detecte algún movimiento extraño en nuestra vivienda e incluso avisarnos si se producen siniestros como fugas de agua.
  • Dar señales de vida. No bajar todas las persianas de las ventanas, dejar ropa tendida, luces encendidas etc. Para simplificar esta labor, existen dispositivos electrónicos en el mercado que programan, por ejemplo, el encendido de las luces.

Fuentes: Ministerio del Interior; ICEA (Investigación Cooperativa entre entidades aseguradoras);  Lapoliza.com; Multiasistencia.

¿Qué te parece? Otros usuarios ya están comentando este artículo. Deja tu opinión aquí
Ahorra hasta 200 euros en tu seguro de hogar con Kelisto
COMPARA AHORA
Seguros hogar