Los mejores préstamos para pagar el IRPF

¿Necesitas un préstamo?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata

Imagen de banner
Si la declaración de la renta de 2019 te ha salido a pagar y necesitas una ayuda extra para saldar tu deuda con Hacienda, en Kelisto te contamos cuáles son los mejores préstamos para pagar el IRPF

Hasta el próximo 30 de junio, más de 21 millones de contribuyentes presentarán su declaración de la renta a Hacienda. Según los cálculos de la Agencia Tributaria, del total de declaraciones presentadas, cerca del 26% tendrá un resultado positivo, con un pago medio por ciudadano que ascenderá a 2.320 euros. Si necesitas ayuda para abonar esta cantidad y te preguntas qué entidades disponen de préstamos para pagar el IRPF, en Kelisto queremos ayudarte.

Por eso hemos explorado la letra pequeña de las ofertas de financiación especialmente diseñadas para la campaña de la renta de 2019, así como la de otros préstamos cuya finalidad no es específica, pero que también podrían servirte para saldar tus deudas con Hacienda, y te contamos sus claves a continuación. Además, recuerda que tienes a tu disposición nuestro comparador de préstamos personales, en el que puedes buscar por ti mismo la oferta que más se ajuste a tus necesidades, cotejar las características de todas las propuestas de las entidades y contratar la que más te interese.

¿Qué préstamos para pagar el IRPF ofrecen los bancos?

Los préstamos para pagar el IRPF son productos de financiación especialmente diseñados por las entidades financieras y empresas especializadas para ayudarte a financiar el pago del IRPF, si tu declaración de la renta ha tenido un resultado positivo -es decir, si te ha salido a pagar en vez de a devolver-. También se puede dar el caso de que encuentres préstamos enfocados al pago de impuestos en general, que también pueden utilizarse para el IRPF.

En concreto, a día de hoy existen cinco ofertas en el mercado que encajarían en estas categorías: el Préstamo Fiscal y el Préstamo Devolución de Ibercaja, el Préstamo para el pago o el anticipo de devolución del IRPF de Liberbank, el CrediRenta de Banco Sabadell y el Crédito Puedes Más de Bankia. De estos, tan solo Banco Sabadell y Bankia proporcionan información estandarizada respecto a las condiciones de sus préstamos:

  • El préstamo CrediRenta de Banco Sabadell te ofrece financiación para el pago de tus impuestos a un tipo de interés nominal (TIN) del 0%. Sin embargo, esto no quiere decir que sea gratuito, ya que tiene una comisión de apertura del 3% y una comisión de estudio del 1%, por lo que, dependiendo de la cantidad que solicites, podría resultarte más o menos costoso.
  • El Crédito Puedes Más de Bankia, por otro lado, es un crédito al consumo que la entidad recomienda a los clientes que necesiten una ayuda extra para hacer frente al pago de sus impuestos. El tipo de interés puede ser fijo o variable, y se acordará con el cliente en función de sus necesidades.

Al cierre de este artículo, el resto de bancos no habían especificado a Kelisto las características de sus préstamos, por lo que, si te interesa alguna de estas ofertas, tendrás que preguntar directamente a cada entidad

Alternativas a los préstamos para pagar el IRPF: los préstamos personales

Los préstamos personales son productos de financiación en los que una entidad entrega a un cliente una cantidad fija de dinero, con la condición de que este la devuelva, junto con los intereses pactados, en un plazo determinado. Si consultas nuestro top 10 de los mejores préstamos personales del mercado, verás que con este tipo de ofertas de financiación  puedes conseguir cantidades de dinero muy superiores a los 2.320 euros que el contribuyente medio con una declaración de la renta positiva tendrá que abonar a Hacienda. Además, en algunos casos, como sucede, por ejemplo, con el Préstamo 24 horas de Abanca, tendrás que solicitar una cantidad mínima, que suele rondar los 6.000 euros.

Sin embargo, algunas de las ofertas de nuestro ranking ofrecen condiciones que podrían interesarte si necesitas un préstamo para pagar el IRPF. A continuación te mostramos los tres préstamos más baratos con los que podrás pedir una cantidad similar a la cifra media que pagarán los contribuyentes por el IRPF:

  • El Préstamo Expansión Puntual de Banco Sabadell te permitirá solicitar entre 1.000 y 3.000 euros a cambio de un 0% TIN, ya que se trata de un préstamo sin intereses. Sin embargo, esto no significa que ofrezca financiación gratis, ya que sí que cobra una comisión de apertura que varía en función del plazo de amortización que elija cada usuario. De esta forma, para un mes, tendrás que pagar 20 euros; para tres meses, 40 euros, para seis meses, 80 euros y para 10 meses, 100 euros.
  • El Préstamo Dispón de Laboral Kutxa te ofrece financiación a cambio de un interés del 6,5%. Con este préstamo pedir entre 500 y 35.000 euros, en un plazo de entre 12 y 84 meses. La entidad vasca no te cobrará comisión de apertura ni de estudio.
  • Con el Préstamo Personal de Openbank, especialmente diseñado para clientes de la entidad, podrás conseguir entre 300 y 24.000 euros, a devolver en un plazo de entre 12 y 60 meses, siempre que devuelvas tu deuda junto a un 6,95% de interés. No tendrás que pagar comisión por la apertura ni por el estudio del préstamo.
Imagen de banco Banc Sabadell

Préstamo Expansión Puntual

Imagen de banco Laboral Kutxa

Préstamo Dispón

Imagen de banco Openbank

Préstamo personal

Alternativas a los préstamos para pagar el IRPF: los anticipos de nómina

Tu siguiente opción para hacer frente al pago del IRPF es solicitar un anticipo de nómina. Este tipo de préstamos, como su propio nombre indica, consisten en un adelanto de una de tus nóminas (o de varias de ellas) facilitado por una entidad financiera a la que luego habrá que devolverle la cantidad prestada junto a las comisiones e intereses oportunos.

La principal ventaja de los anticipos de nómina es que normalmente pueden solicitarse cómodamente a través de Internet, y que sus intereses suelen ser reducidos. Por ejemplo, las ofertas de Bankia, Banco Santander y BBVA tienen un TIN del 0%, aunque, eso sí, los dos últimos cobran comisiones de apertura-del 3,5% y el 1,5% respectivamente-. Además, tendrás que ser cliente de estas entidades y tener domiciliada tu nómina con ellos en  para poder acceder a estas ofertas.

Imagen de banco BBVA

Cuenta Nómina Va Contigo

Imagen de banco Bankia

Cuenta ON

Imagen de banco Banco Santander

Cuenta Zero 123

Alternativas a los préstamos para pagar el IRPF: las tarjetas de crédito

Tu cuarta alternativa para conseguir financiación para el pago del IRPF es solicitar una tarjeta de crédito, es decir, uno de los plásticos ofertados por las entidades bancarias y empresas especializadas con los que podrás realizar pagos a crédito a cambio de abonar un interés por ello. Aunque los intereses de estas tarjetas suelen ser bastante superiores a los de los préstamos personales, conseguir que te las concedan es mucho más sencillo, por lo que puede convenirte contratarlas y utilizarlas para salir de un apuro.

Eso sí, a la hora de solicitar una tarjeta de crédito, has de tener en cuenta que estos plásticos se dividen en dos grandes categorías: con vinculación -tendrás que ser cliente de la entidad en cuestión para conseguirlas- y sin vinculación -puedes solicitarlas y domiciliar los pagos en cualquier cuenta bancaria de la que seas titular-.

Las tarjetas sin vinculación te conceden más flexibilidad, pero los intereses que cobran suelen ser más altos que los de las tarjetas vinculadas. Por ejemplo, si comparamos el TIN de las tres tarjetas que lideran nuestro ranking de mejores tarjetas de crédito sin cambiar de banco (la Visa Cetelem Opción + de Cetelem, al 0% TIN, la Tarjeta Motor + Crédito de BBVA, al 12% y la Visa Kymco Genius CaixaBank, al 14,95%) veremos que, por regla general, son superiores a los de las mejores tarjetas de crédito con vinculación (la Visa Medicus Mundi de Laboral Kutxa, al 0%, Tarjeta de crédito Visa Proyecta Abanca, al 11,25%, y la Tarjeta Crédito Premium Openbank, al 11,39%).

Imagen de banco Banco Cetelem

Cetelem Opción+

Crédito
Imagen de banco BBVA

Tarjeta Motor + Crédito BBVA

Crédito-Débito
Imagen de banco Caixabank

Visa Kymco Genius CaixaBank

Crédito
Imagen de banco Laboral Kutxa

Visa Medicus Mundi

Crédito
Imagen de banco Abanca

Tarjeta de crédito Visa Proyecta Abanca

Crédito
Imagen de banco Openbank

Tarjeta Crédito Premium Openbank

Crédito

Además, es importante que tengas en cuenta que, más allá del interés, las tarjetas de crédito tienen costes adicionales, como la comisión de emisión y de mantenimiento, que pueden encarecer tu deuda.

Entonces, ¿cuál es la mejor opción si necesitas financiación para el IRPF?

Como te hemos explicado a lo largo del artículo, si necesitas un préstamo para pagar el IRPF, en el mercado podrás encontrar multitud de ofertas con características muy diversas. No podemos afirmar que algunas sean mejor que otras, ya que, en última instancia, la mejor opción para ti dependerá de tus circunstancias personales, la cantidad de dinero que necesites devolver y la prisa que te corra hacerlo. En cualquier caso, es importante que, como siempre te recomendamos en Kelisto, antes de aceptar cualquier oferta de financiación analices bien su letra pequeña para poder calcular los intereses que acabarás pagando.

Recuerda que, si lo que necesitas es un producto de financiación para adelantarte la devolución de este impuesto, en Kelisto también hemos analizado cuáles son los mejores préstamos para adelantar la devolución del IRPF.

¿Necesitas un préstamo?

Te ayudamos a conseguirlo de forma inmediata

Imagen de banner

Noticias relacionadas

Descubre más noticias de
Finanzas
Te contamos la última hora
Consejos y Análisis

Comentarios